miércoles, 4 de marzo de 2009

Fiebre minera en territorio mapuche




El gobierno de Neuquén otorgó permiso de exploración a una empresa minera
de accionistas chinos y californianos en territorio Mapuche. La futura mina de
cobre se ubicará a 12 km al sur de la ciudad de Loncopué, a orillas del Río
Agrio y al pie del Cerro Tres Puntas, en territorio de la comunidad Mellao
Morales. La Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Campana Mahuida
resiste este proyecto y también le dice: "“No a la Mina"”. *

La localidad de Loncopué se ubica en zona cordillerana y la separan 376 km
de la ciudad capital de la provincia de Neuquén. Con poca vegetación y
especies en riesgo de extinción, se encuentra atravesada por el Río Agrio,
cauce que nace del volcán Copahue. Una geografía provincial cuyos nombres
remiten de modo permanente a la cultura mapuche, a cuyas comunidades los
gobiernos locales se empeñan en avasallar de modo sistemático.

Las recientes noticias de la fiebre minera también llegan desde Neuquén, que
se suma a la política de “volar montañas” que tiene a José Luis Gioja y Mario
Das Neves como adalides.

Emprendimientos Mineros S.A. es una empresa constituida principalmente con
capitales chinos, presidida por Jihuan Wo. La otra accionista es “A Grade *
Trading”,* una compañía con base en Los Ángeles, California. En Argentina
estos capitales ya se encuentran explotando la mina de hierro de Sierra
Grande (Río Negro).

Campana Mahuida es un paraje que está 15 km al sur de la localidad de
Loncopué. Allí viven tanto criollos como mapuche y en este lugar se
instalará precisamente la mina. En el año 2007 la empresa CorMiNe
(Corporación Minera de Neuquén, una sociedad del estado provincial) hizo un
contrato de exploración con opción a compra por parte de la empresa
Emprendimientos Mineros S.A. La compañía china compró los derechos en abril
de 2007 y a partir de allí comenzó a proyectar su mina de cobre. Ni gobierno
ni empresa consultaron a los pobladores y productores de la zona, que además
se ven amenazados por otras nueve minas en la comarca (emprendimientos que
involucran la propiedad de ex legisladores y a la familia Sapag).

La población de Loncopué ha tomado conocimiento que -por ahora- el principal
mineral a explorar y explotar será el cobre. También saben que el método de
extracción será el que ya han hecho tristemente célebre en Argentina las
empresas mineras Barrick Gold (Veladero, San Juan) y Xstrata (La Alumbrera,
Catamarca): volado de montañas con dinamita y lixiviación de roca con ácido
sulfúrico, el método de la “minería a cielo abierto”.

Se dinamitarán diariamente 28 mil toneladas del cerro Tres Puntas. Las
voladuras generan levantamiento de polvo contaminante en la atmósfera, algo
que afecta la salud de los habitantes, de los animales y de los vegetales de
vastas zonas dependiendo del viento. Este tipo de minería utiliza camiones
de gran altura y tamaño, que destruyen los caminos y contribuyen a esparcir
el polvo que permanecía oculto en las montañas. El ácido sulfúrico con el
que se rocía la roca se filtra tanto en las capas de agua superficiales como
en las subterráneas. Además, como Emprendimientos Mineros S.A. estima que no
puede adquirir suficiente ácido sulfúrico en Neuquén, establecerá una planta
en el territorio de la Comunidad Mapuche Mellao Morales. Las nubes tóxicas
que generan estas plantas precipitan como lluvia ácida y no sólo pueden
afectar la zona, sino que, si se tienen en cuenta las características de la
patagonia estas nubes pueden llegar a recorrer hasta mil kilómetros, según
afirman los vecinos de la asamblea de Campana Mahuida.

Hay dos insumos fundamentales para la minería a cielo abierto: agua y
electricidad. Según pudo averiguar la asamblea, como la electricidad de la
zona no es suficiente, ni es posible hacer un tendido de alta tensión por
los campos (pues hay fuertes negativas de la población), la empresa evalua
producir electricidad mediante un generador diesel, o sea mediante la
constante quema de combustible fósil. A todo esto se suma el más grave de
los puntos: el agua necesaria para rociar las pilas de roca triturada. Una
de las fuentes de agua en esta zona es el Río Agrio, que también será el
lugar donde se volcará parte de los residuos. Y el problema entonces pasará
a ser de gran parte de la provincia, desde Zapala y Cutral-Có hasta Neuquén
capital, adonde llegará el ácido sulfúrico y el gasoil que derramen en el
Río Agrio. Toda la cuenca se verá afectada porque el Agrio es uno de los
afluentes del Río Neuquén.