sábado, 30 de junio de 2012

Ceguera latente, peligro inminente




Por Juan Pablo Orrego
Dos recientes estudios científicos del más alto nivel vuelven a mostrarnos la alarmante situación de deterioro de la biosfera en nuestro planeta Tierra.Son el “Panorama Ambiental Global 5” divulgado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), y “Acercándonos a una Inflexión en el Estado de la Biosfera Terrestre”, publicado por la revista científica Nature.

En el primero participaron 300 especialistas, y en el segundo 22, entre ellos el chileno Pablo Marquet, de la facultad de Ciencias Biológicas de la U. Católica. Las conclusiones son semejantes y lapidarias.
El PNUMA revisó las 90 metas medioambientales prioritarias que se autoimpuso la comunidad internacional en 1992, en la Conferencia de Medio Ambiente y Desarrollo en Rio de Janeiro, y concluyó que los avances son escasos, que sólo en cuatro metas se ha logrado un avance significativo, en 40 se logró algún progreso, en 24 los avances fueron casi nulos, entre las cuales nada menos que cambio climático, desertificación y sequía , y en 8 se retrocedió, tal como en la reducción de los arrecifes de coral y de las poblaciones de peces en los océanos.
Los especialistas afirman que 12% de la biodiversidad del mundo, y 30% de los trópicos se ha perdido en estas dos décadas.
Además indican que los 7 mil millones de seres humanos actuales hemos ocupado el 43% de la superficie planetaria, entre ciudades y agricultura, y que esto representa una destrucción cuasi-letal de ecosistemas claves para la sustentación del equilibrio ecológico.
Así, su conclusión es que la biosfera está alcanzando su límite sostenible, que los tiempos se acortan considerablemente, ya que de no mediar una modificación radical en los hábitos de la humanidad, ésta llegará a un punto de inflexión con cambios drásticos irreversibles para el año 2020: ¡sólo en 8 años más!
James Lovelock advirtió hace décadas que el cambio climático inducido por nosotros estaba ya cruzando el umbral del no retorno.
Lovelock, padre intelectual de la teoría Gaia, que desde la ciencia ‘occidental’ abre los ojos al hecho que la biosfera es un macro-ecosistema integrado, del cual la humanidad forma parte, postula que los gases invernadero de origen antropogénico ya emitidos, cambiarán en forma irreversible los equilibrios planetarios.
Desde entonces Lovelock advertía que de seguir en el curso del desarrollismo habrá un colapso de la biosfera con imprevisibles consecuencias para todo lo viviente, y particularmente para la humanidad, porque paradójicamente, es probable que de toda la actual comunidad ecológica planetaria, seamos uno de los integrantes más vulnerables, que más dependemos del estado óptimo de la biosfera presente.
Otro reconocido académico, Jared Diamond, en su investigación, bajo el sugerente título “Colapso”, reflexiona sobre este ‘punto ciego’ casi endémico de los humanos de todos los tiempos, razas y continentes, que incluso en el contexto de culturas sofisticadas y llenas de logros en diversos ámbitos, no ha permitido que percibamos las normativas ecológicas fundamentales.
Así, muchos pueblos han colapsado estrepitosamente junto con su entorno, viéndose finalmente reducidos a practicar la antropofagia.
Justamente, Diamond dedica un capítulo entero a tratar de entender lo acaecido hace siglos en Rapa Nui, revisando las acuciosas investigaciones científicas realizadas por diversos especialistas. Los hallazgos son dramáticos. Estudios de pólenes en sedimentos demostró que incluso al comenzar a ser poblada por humanos la isla contaba con vastos bosques subtropicales con varias especies de grandes árboles.
Estos fueron arrasados en forma inmisericorde hasta el colapso eco sistémico y social, y la hambruna. Diamond se pregunta qué habrá estado pensando el antiguo pascuense mientras cortaba el último árbol de la isla.
¿Qué es lo que estamos pensando ahora mientras claramente la biosfera, en esta acotada ‘isla’ planetaria, se está desmoronando alrededor nuestro, y por nuestra propia obra y mano?
En Río+20 el llamado –ya casi un grito- es ¡a salvar la Tierra! ¿Qué estamos haciendo todos y todas, y cada uno de nosotros cada día para disipar la ceguera y detener juntos este innecesario colapso anunciado?
Publicado en radio Cooperativa y diarios La Nación, El Divisadero y El Ciudadano.     -  Imagenes: Ecosistemas.cl - nuevodesordenmundial.blogspot.com

En medio de la controversia de la Ley Forestal de Brasil, ¿los vetos presidenciales beneficiarán a los bosques?





Hace un mes la presidenta de Brasil Dilma Rousseff vetó elementos críticos de una propuesta para reformar la Ley Forestal de Brasil que había sido aprobada por el Congreso brasileño. Los cambios tendrán repercusiones entre los agricultores a lo largo del país, y en particular en las grandes extensiones de bosques tropicales en la región Amazónica.
La Ley Forestal publicada por primera vez en 1965, regula el uso de la tierra en propiedades privadas y desde entonces ha sido tema de debates acalorados entre los grupos agrícolas y ambientalistas. Ahora se están proponiendo cambios en la así llamada “reserva legal” que requiere que los ranchos en la Amazonía mantengan 80% de los mismos bajo cubierta forestal.
La nueva versión del Código Forestal permitiría a los ranchos en estados que cumplen las normas mínimas de conservación que mantengan hasta 50% del terreno total bajo cubierta no forestal, es decir, que se les permita legalmente desmontar más bosques que antes.
La presidenta Rousseff objetó 12 artículos y párrafos en la propuesta de reforma y emitió una ley provisional para reemplazarlos. Los tres vetos clave con implicaciones a gran escala para los bosques son:
    Exoneración de multas: Las multas y las leyes obligatorias de reforestación habrían sido exoneradas para infractores anteriores que habían deforestado ilegalmente la vegetación de la ribera del río antes de julio de 2008. Bajo la ley provisional de la Presidenta Rouseff, los infractores del pasado pueden librarse de la multa bajo la condición de cumplir con un conjunto de normas mínimas de reforestación.
    Pequeños agricultores: La propuesta de reforma no fue específica sobre las excepciones que se podrían hacer para los pequeños agricultores y sus requerimientos de reforestación después de infracciones pasadas. La ley provisional ahora especifica normas mínimas de reforestación para diferenciar entre tierras de pequeños y grandes propietarios.
    Acceso a Crédito: La propuesta de reforma habría permitido que los infractores del pasado obtengan acceso a crédito rural sin reforestar las áreas deforestadas ilegalmente. La ley provisional propone cortar el acceso al crédito si los infractores no reforestan dentro de los cinco años de la publicación de la misma.
Estas medidas provisionales podrían dar como resultado costos de reforestación considerablemente más altos para quienes hayan propiciado la deforestación en el pasado y que se están beneficiando con la dispensa de multas propuesta en el texto original de reforma. Sin embargo, más allá de la demostración de voluntad del Estado de hacer un seguimiento serio de los delitos ambientales del pasado, estas medidas tendrán un impacto limitado en la conservación de los bosques naturales que aún existen. Notablemente, la reducción controversial de las “reservas legales” de bosques Amazónicos, de 80 a 50%, no fue vetada.
Aun así, en el calor del debate, muchos pueden olvidar que la principal causa de la deforestación en el pasado en la Amazonía brasileña no ha sido la falta de una legislación ambiciosa, sino más bien la falta de voluntad política para hacerla cumplir. Esto ha cambiado gradualmente en la última década, con la consecuente caída de las tasas de deforestación de cerca de 30 mil kilómetros cuadrados por año a menos de 10 mil desde 2009. Aun después de los vetos dela Sra. Rousseff, el nuevo Código Forestal puede aumentar las amenazas a los bosques en términos legales. Sin embargo, el grado de implementación eficaz de las nuevas leyes será todavía más importante para el destino del bosque Amazónico.


POR: ECOTICIAS.COM blog.cifor.org  Imagenes: observadorglobal.com

Los riesgos de expandir la producción petrolera




Por Shakuntala Makhijani

WASHINGTON, jun (IPS) - Con los precios del petróleo nuevamente al alza y la agitación política que tiene lugar en algunas de las principales regiones petroleras, muchos países recurren a nuevas fuentes de crudo, con frecuencia perjudiciales para el ambiente.
Entre ellas, las arenas alquitranadas, las perforaciones en alta mar y el combustible pesado. 
En Estados Unidos, la presión política debida a las continuas dificultades económicas y a la carestía del petróleo llevó a una renovada puja por las perforaciones en aguas del Golfo de México y en el norteño estado estadounidense de Alaska. 
Esta expansión, que incluye más operaciones de este tipo en alta mar, sobreviene pese a investigaciones, demandas y reformas regulatorias posteriores a la explosión, en abril de 2010, de la plataforma de exploración Deepwater Horizon, que British Petroleum arrendaba a la firma suiza Transocean. Sólo en julio de ese año se pudo detener el derrame de crudo en el Golfo de México. 
A causa de la menor producción a partir de las existentes reservas en alta mar, se espera que las perforaciones en esas aguas contribuyan con una cuota cada vez mayor de la elaboración mundial de petróleo, pese a sus demostrados riesgos para el ambiente y los seres humanos. 
La controversia en torno al desarrollo de otra fuente petrolera dañina para el ambiente -las arenas alquitranadas de Canadá- estalló el año pasado. Organizaciones ecologistas lideraron las protestas contra el propuesto oleoducto Keystone XL. De concretarse, este transportará el petróleo desde el norte de Canadá hasta la costa estadounidense del Golfo de México. 
Las preocupaciones en torno a la posible contaminación de las vitales napas subterráneas en el acuífero de Ogallala y la alteración de la delicada región de Sandhills, en el central estado estadounidense de Nebraska, hicieron que el gobierno de Barack Obama rechazara la ruta del ducto originalmente propuesta por la firma TransCanada. Pero el Departamento de Estado (cancillería) revisa actualmente esa ruta. 
Sin embargo, la revisión de la ruta no abordará preocupaciones ambientales clave sobre la explotación de las arenas empetroladas. Entre ellas, los impactos climáticos que conlleva, el hecho de que requiere grandes cantidades de agua, los riesgos de derrames de crudo a lo largo de la cañería, y la alteración del paisaje y corrientes de desechos tóxicos derivados de esas operaciones. 
Otra fuente de combustible en desarrollo que genera importantes preocupaciones climáticas y ecológicas es el petróleo pesado del cinturón del Orinoco, en Venezuela, que casi duplica las grandes reservas de crudo de ese país. 
Aunque Estados Unidos y Canadá asumen importantes riesgos ambientales para expandir la producción petrolera, el aumento en la producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) superó el de los estados que no integran esa entidad, principalmente gracias a la gran expansión de Arabia Saudita en 2011. 
Medio Oriente sigue siendo la mayor región exportadora de crudo, capturando una cuota cada vez mayor del mercado mundial. Pese a los grandes esfuerzos de Estados Unidos por impulsar las exportaciones petroleras, en 2011 el país todavía representó una porción relativamente menor de ese mercado. 
Estos esfuerzos de expansión tuvieron lugar pese a la desaceleración del consumo mundial de petróleo, pautado por un menor consumo en el mundo industrializado, incluidos Estados Unidos y la Unión Europea, en parte a consecuencia del aumento de precios. 
Mientras, el consumo petrolero se incrementó rápidamente en China y en los países que conformaron otroa la hoy disuelta Unión Soviética. La brecha de consumo entre los países ricos y pobres se está volviendo más estrecha. El año pasado, países que no integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) representaron casi la mitad del consumo mundial de crudo. 
También en 2011, el petróleo constituyó un tercio del consumo primario mundial de energía, todavía la mayor fracción de cualquier fuente energética. Sin embargo, esta cuota sigue en declive, dado que la producción de carbón y de gas natural sobrepasan el crecimiento de la producción petrolera. 
En todo el mundo, la generación de energía a partir de fuentes renovables como el viento y el sol continúan aumentando más rápidamente que la derivada de los combustibles fósiles, lo que contribuye con una mayor porción del consumo energético final. 
No obstante, los esfuerzos por expandir la extracción de combustibles fósiles de recursos potencialmente dañinos para el ambiente en muchos países industrializados -incluido el desarrollo de las arenas alquitranadas y la producción de gas de esquisto- señalan una falta de voluntad política para acelerar la muy necesaria transición hacia una economía mundial basada en las energías renovables. 
Países industrializados como Estados Unidos y Canadá deberían estar liderando el camino hacia un futuro de energías renovables, bajo en carbono, en vez de invertir recursos en la explotación de petróleo en alta mar y de las arenas alquitranadas. 
Aunque la merma del consumo petrolero de la OCDE es promisoria, se necesita un viraje mucho más rápido hacia fuentes de energía renovable para evitar el catastrófico cambio climático y los efectos perjudiciales para el ambiente y la salud humana de una economía que continúe basandose en los combustibles fósiles. 
Imagenes: crisisplanetaria.blogspot.com - cubadebate.cu

¿Una serpiente de cascabel puede volar?



Río+20 y la "economía verde"


Traducido para Rebelión por Catherine Bryan

Hace veinte años, en junio de 1992, se celebró en Río de Janeiro, Brasil, la "Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo" (Río-92) a que asistieron cientos de gobiernos y jefes de estado del planeta. Desde la Río-92 (también conocida como la "Cumbre de la Tierra"), comenzó a circular entre la gente la noción de "desarrollo sostenible" que ha sido discutido y definido como "un desarrollo que satisfaga las necesidades actuales sin comprometer los recursos para las generaciones futuras".

Muchos de los que celebraban los resultados "positivos" de la Río-92 (como la preparación de los documentos oficiales que establecen las convenciones de biodiversidad, la desertificación y el cambio climático), tuvieron sus esperanzas desvanecidas cuando, en estado de shock, vieron que el presidente George W. Bush (hijo del expresidente George Bush, quien participó en la Río-92) se había retirado del Protocolo de Kioto (y los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero que intensifican el efecto invernadero).
Cuando tomó esa decisión irracional, George W. Bush declaró, con arrogancia, que no iba a someter el avance de la economía de los EE.UU. a los sacrificios necesarios para poner en práctica las medidas propuestas, justificativa por no haber ratificado el Protocolo que se había preparado con bases en la convención de cambio climático en Río-92.
Por lo tanto, el Presidente del país más poderoso del sistema capitalista imperialista rechazó el Protocolo de Kioto de 1997 (la joya de la corona de Río-92) para, a cambio, invadir el Irak, y durante el asesinato de millones de iraquíes, hacer la apropiación ilegal del petróleo del país.
Después de colocar en la circulación la noción de "desarrollo sostenible", los países capitalistas ricos acaban de regresar a Río de Janeiro (Río + 20), con otra trampa conceptual llamada "economía verde" que propaga un disfraz de color verde para ocultar la continuidad ideológica de la explotación y la dominación de la economía capitalista de los países y las clases sociales del tercer mundo.
Por lo anterior se puede decir que uno de los objetivos centrales de los países ricos en la Conferencia Río +20 fue obtener una autorización (un mandato) de las Naciones Unidas para continuar con el monopolio para desarrollar el marco teórico, metodológico e institucional del "desarrollo sostenible" que les sea conveniente y funcional.
De esta forma, uno de los aspectos centrales de la agenda de la conferencia es la creación de un marco institucional que garantice la legitimación de la "economía verde" como el modelo ideal de “desarrollo sostenible”. Es, en esencia, como algunos críticos ya han denunciado, un modo de institucionalizar nuevas formas de explotación mercantilista de la naturaleza (por ejemplo la apropiación privada del agua para venderla en el mercado capitalista) y de fortalecer la acumulación de capital con el objetivo de, entre otras cosas, superar la crisis actual del sistema.
Pero aquí aparece la cuestión fundamental que debe ser discutida con prioridad en la Río +20: ¿Puede haber “desarrollo sostenible” dentro del sistema capitalista? O poniendo esta cuestión en términos metafóricos: ¿Puede la serpiente de cascabel volar?
No es difícil demostrar que la serpiente de cascabel no puede volar por sus propios medios, ya que no tiene, ni tendrá las características estructurales de las aves que la naturaleza ha criado para transportarse por el aire.
Tampoco es difícil argumentar que (teniendo en cuenta las características objetivas de este sistema), no hay posibilidad de "desarrollo sostenible" dentro del capitalismo.
El capitalismo, como uno de los modos de producción de sociedad, tiene, desde hace más de dos siglos, las mismas características estructurales, las cuales anulan cualquier posibilidad de “desarrollo sostenible”: la explotación económica y la dominación, la concentración de la riqueza, la desigualdad y la injusticia social, el consumo depredador, la extracción irracional de las riquezas naturales, la contaminación y la destrucción de los bosques, de los ríos, de las especies animales, y la producción de guerras sin fin. Son todas características inherentes del sistema capitalista, que actualmente se agrava aún más durante esta etapa de la globalización neoliberal y de su crisis financiera, económica, política y social a escala mundial.
Este conjunto de rasgos negativos del sistema capitalista demuestra su inviabilidad futura y revela la imposibilidad de lograr un "desarrollo sostenible" dentro del capitalismo. Esta es, pues, repito, la pregunta fundamental que los países pobres no deberían perder de vista y que los países ricos tratarán siempre de evitar, de escaparse a través del truco de “la economía verde”.
Pero nada de eso es realmente una novedad. Sabemos que desde la Revolución Francesa, la burguesía victoriosa estableció los valores de la "libertad", de la "igualdad" y de la "fraternidad" y los convirtió en derechos humanos en el planeta; derechos que (para poner en práctica entre las diferentes naciones) requerían, entre otras cosas, la creación de un organismo, como las Naciones Unidas (ONU), que debería ayudar al proceso de desarrollo social y humano.
Si evaluamos (después de décadas y décadas de existencia) el desarrollo histórico del capitalismo y de la ONU desde la perspectiva de la distribución de los derechos humanos entre las naciones ricas y pobres, llegaremos a la triste conclusión de que el resultado es sumamente negativo: nunca la situación de los derechos humanos (resultante de los valores burgueses de la "libertad" "igualdad" y "fraternidad") estuvo en peor situación histórica dentro del sistema y la ONU se ha convertido predominantemente en una gran herramienta de apoyo a la globalización imperialista que no respeta los derechos humanos de los pobres. Día tras día, somos testigos del ascenso de la falta de empleo, ingreso, educación, salud y vivienda de miles de millones de seres humanos que habitan miserablemente este planeta. Desde esta perspectiva no hay una luz al final del túnel y, por la locura de los capitalistas para obtener altas tasas de ganancia, nos conduce inexorablemente hacia el colapso total, hacia la decadencia y la destrucción de la civilización occidental.
Pero no hay novedad en este proceso. Desde el siglo XIX, Karl Marx escribió en el libro I de El Capital que la explotación extensiva e intensiva de la clase obrera ("la gallina de los huevos de oro") por los capitalistas ingleses para obtener ganancias (plusvalía absoluta y relativa) fue de tal magnitud que dio lugar a deformaciones y reducción del tamaño físico de los trabajadores. Esta y otras deformidades físicas obligaron al gobierno británico a poner inspectores en las fábricas para supervisar el asombroso número de horas de la jornada de trabajo que se estaba utilizando para la sobreexplotación de los trabajadores. Fue a través de la ley de la jornada de trabajo que el Estado burgués ha logrado evitar la depredación absoluta y la muerte total y completa de la "gallina de los huevos de oro". Marx puso de manifiesto que:
“La producción capitalista, que es esencialmente producción de plusvalía, absorción de plustrabajo, produce, pues, con el alargamiento de la jornada de trabajo, no sólo la atrofia de la fuerza de trabajo humana -a la que se arrebatan sus condiciones normales, morales y físicas, de desarrollo y actuación-, sino también el agotamiento y la muerte de la misma fuerza de trabajo. Prolonga el tiempo de producción del trabajador durante un plazo dado mediante el acortamiento de su tiempo de vida” (El Capital, I. Cap. VIII, 287; OME 40) (1)
Marx también escribió en el libro I de El Capital que todo el desarrollo (progreso) capitalista se basa en la depredación del trabajador, de la tierra y de sus fuentes de vida. Él demostró que:
"…todo progreso de la agricultura capitalista es un progreso no sólo del arte de depredar al trabajador, sino también y al mismo tiempo del arte de depredar el suelo; todo progreso en el aumento de su fecundidad para un plazo determinado es al mismo tiempo un progreso en la ruina de las fuentes duraderas de esa fecundidad".
"La producción capitalista no desarrolla la técnica y la combinación del proceso social de la producción más que minando al mismo tiempo las fuentes de las que emana toda riqueza: la tierra y el trabajador." (El Capital, I. Cap. XIII, sección 10 ; OME 40) (2)
Desde este punto de vista, no debemos olvidar que en la primera Conferencia Río-92 el expresidente George Bush (que invadió Panamá y realizó la primera guerra contra Irak), trató de difundir el "Nuevo Orden Mundial" capitalista, afirmando arrogantemente que "El estilo de vida de EE.UU. (the American way of life) no está abierto a negociaciones".
Durante esta conferencia, Fidel Castro, en nombre de Cuba y de las naciones pobres en vías de desarrollo, se enfrentó con Bush cuestionando y denunciando el modelo imperialista de desarrollo del "Nuevo Orden Mundial, advirtiéndonos de los peligros de las interminables guerras imperiales. El dijo: “Si se quiere salvar a la humanidad de esa autodestrucción, hay que distribuir mejor las riquezas y tecnologías disponibles en el planeta. Menos lujo y menos despilfarro en unos pocos países para que haya menos pobreza y menos hambre en gran parte de la Tierra. No más transferencias al Tercer Mundo de estilos de vida y hábitos de consumo que arruinan el medio ambiente. Hágase más racional la vida humana. Aplíquese un orden económico internacional justo. Utilícese toda la ciencia necesaria para un desarrollo sostenido sin contaminación. Páguese la deuda ecológica y no la deuda externa. Desaparezca el hambre y no el hombre.”
Hoy, 20 años después de la Río-92, quedó demostrado que Fidel Castro tenía razón cuando denunció que el "Nuevo Orden Mundial", (basado en la expansión del capitalismo neoliberal), era un modelo aún más opresivo y predatorio que antes ya que colocó a la especie humana (y las otras especies) en peligro de extinción.
Afortunadamente, hoy existe un conjunto de movimientos y organizaciones políticas de resistencia al capitalismo global que lucha para presentar propuestas alternativas que sirvan para invalidar la propuesta burguesa de la "economía verde". Esos movimientos y organizaciones se reunieron en Río de Janeiro para la realización de la "Cumbre de los Pueblos" (3) (una conferencia paralela a la conferencia oficial Río +20; la conferencia de los jefes de Estado y las empresas transnacionales) buscando presentar propuestas de soluciones democráticas y anticapitalistas para resolver los problemas que agobian a la humanidad y su medio ambiente.
Por lo tanto, contra el discurso de la “economía verde”, los movimientos de la sociedad civil en su conjunto, se enfrentan con el reto de mostrar al mundo las salidas reales y efectivas que están siendo construidas por las comunidades y varias organizaciones políticas de resistencia en América Latina y el Caribe, África y Asia, Europa y los Estados Unidos. Las alternativas productivas, sociales y de gestiones económicas que se crearon, están siendo realizadas con éxito por las cooperativas, asociaciones de vecinos, movimientos sociales, pueblos indígenas y las minorías étnicas, sexuales y religiosas. Todos estos modos de construcción colectiva apuntan, en la "Cumbre de los Pueblos", para la construcción de un mundo nuevo, de una nueva sociedad (anti-capitalista, realmente democrática y revolucionaria) que esperamos que sea factible en un futuro próximo. ¡Qué sean bienvenidos!

NOTAS
1) Karl Marx, El Capital, traducido al español por Manuel Sacristán Luzón, para el Editorial Grijabo.
2) Karl Marx, El Capital, traducido al español por Manuel Sacristán Luzón para el Editorial Grijabo.
Vean los escritos de Manuel Sacristán Luzón sobre temas marxistas, ecológicos, pacifistas y feministas en la revista española Mientras Tanto fundada por él, su esposa Giulia Adinolfi y un colectivo de pensadores marxistas españoles contemporáneos.
Sobre estos temas, vean también los escritos de Manuel Sacristán que se encuentran en los libros El pacifismo, la ecología y política alternativa, de 1987, Icaria, Barcelona; y, Seis conferencias sobre la tradición marxista y los viejos problemas, de 2005, El Viejo Topo, Barcelona.
3) Para obtener más información (auditiva, escrita, visual) sobre la "Cumbre de los Pueblos”, vean el siguiente link: http://cupuladospovos.org.br/.
Debido a la realidad de que los medios de información oficiales (la gran prensa y la media corporativa) excluyeron las informaciones y las voces de sus representantes, la "Cumbre de los Pueblos", ha creado esta nueva forma alternativa de comunicación para informar a la sociedad. Debemos destacar que no sólo la media oficial ha tratado de sabotear la “Cumbre de los Pueblos” sino que la policía brasileña utilizó la violencia constante para reprimir las innúmeras demostraciones de protesta que hubo en contra de la Conferencia Río+20.
Fuente: http://novaspensatas.blogspot.com/2012/06/pensatas-de-domingo_24.html   Imagenes: http://www.escalofrio.com/n/crip_tesoro_ecuador/06.jpg - ecoticias.es

MERCOSUR: ¿INTEGRACIÓN DE LOS PUEBLOS O DE LAS EMPRESAS TRANSNACIONALES?



Comunicado de Prensa de la Asamblea Popular por el Agua

Los días 28 y 29 de junio se realizó en Mendoza el encuentro de los países miembros del Mercosur, el cual tiene el objetivo de seguir manteniendo los lazos actuales de comercio y profundizar el actual desarrollo económico.
Más allá de la integración latinoamericana, con la cual estamos en total acuerdo, no podemos dejar de mencionar la profundización de políticas económicas que atentan contra nuestros pueblos. Estas políticas no son en beneficio de la sociedad en su conjunto sino de las corporaciones extractivistas, favoreciendo a inversores extranjeros y a un apuñado de acomodados de cada país.
Podemos ver este tipo de políticas en muchos de los países de América del Sur, algunos de ellos miembros del Mercosur. Tal es el caso de Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Uruguay, Brasil y Argentina, en donde se postula a la megaminería como solución a todos los problemas económicos que nos aquejan. Megaminería significa: leyes blandas, compra de voluntades, promesas mentirosas sobre un supuesto progreso, atropello de comunidades, discursos extorsivos sobre la necesidad de aún más metales (siendo que en América Latina se está extrayendo el triple de lo que en ella se usa), lavado de imagen de las empresas mineras y extractivas en general, leyes antiterroristas para la represión de la protesta social. 
El agronegocio, que trae consigo monocultivo, fumigaciones, desmontes, pérdida de biodiversidad, expulsión de campesinos y empobrecimiento del ámbito rural, entre otras maravillas, forma parte también de este paradigma extractivista. En estos días el negocio sojero, a través de la empresa Monsanto, ha mostrado su poder de derribar gobiernos en el golpe parlamentario cometido en contra de las instituciones democráticas en el Paraguay (http://www.atilioboron.com.ar/2012/06/lugo-y-la-conexion-del-agronegocios.html). Esto nos hace preguntarnos: ¿es posible la integración latinoamericana bajo la conducción de las corporaciones del extractivismo, como las mineras y Monsanto? Creemos que no.
Las políticas extractivistas y depredatorias tienen nombre en Latinoamérica: IIRSA (Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana), que es el proyecto impuesto por los grandes poderes en Sudamérica para el saqueo y la contaminación. Muchas de las obras que parecen traer desarrollo y bienestar (rutas, tendidos eléctricos, puertos, ferrocarriles) y algunas otras que ni eso aparentan (centrales nucleares, hidrovías, represas en llanos), son verdaderas venas por donde se desangra nuestro continente, rutas del saqueo, reguero de contaminación y corrupción(http://www.proteger.org.ar/iirsa/pagina.php?id=2).
Este modelo geopolítico tiene un fin: seguir ofreciéndole materias primas a un sistema mundial que devora combustibles fósiles y emite contaminación, que fumiga a las personas y produce alimento balanceado a base de soja, que contamina el agua y almacena oro en los bancos de los países centrales. La verdadera distribución de los ingresos, la sustentabilidad ambiental, el bienestar de los pueblos jamás será llevado a cabo bajo un sistema y un gobierno que alienta a las transnacionales del extractivismo a venir a saquearnos (http://www.youtube.com/watch?v=N0UGR_UvcGA&feature=share).
Los pueblos se integran en sus sentires, en sus culturas, en su diversidad. El siglo XXI no será el de los grandes desarrollos, porque el planeta no da más. Fracasarán Cumbres, encuentros, foros, economías si no nos damos cuenta de que el único desarrollo posible es el desarrollo a escala humana, el buen vivir, la solidaridad. Desde la Asamblea Popular por el Agua le decimos NO A LA INTEGRACION CAPITALISTA DEL MERCOSUR, SÍ A LA INTEGRACIÓN PARA LA DEFENSA DE LOS BIENES COMUNES.

¡NO al saqueo y la contaminación de los bienes comunes en Latinoamérica!
¡NO a la megaminería, los agronegocios, las pasteras y el extractivismo!
¡SÍ a la solidaridad, a la diversidad, a la hermandad de los pueblos para el buen vivir!

Contactos de Prensa: Gabriel: 261-5337151 Matías: 261-5073690
Publicado por Norberto Costa http://boletinmovidaambiental.blogspot.com.ar/2012/06/mercosur-integracion-de-los-pueblos-o.html  Imagenes: oid-ido.org - laguarura.net

Venezuela: Alto a los asesinatos de indígenas en Perijá



Contra la impunidad y en solidaridad con las comunidades Yukpa

Marea Socialista denuncia que en el último año se ha recrudecido el sicariato promovido por los ganaderos de Perijá en contra de las comunidades Yukpa, quienes desde hace años vienen reclamando sus derechos legítimos y constitucionales a la tierra: territorios que les fueron arrebatados por los mismos ganaderos y compañías petroleras en décadas y siglos anteriores.
El sábado 23 de junio fueron asesinados Alexander Fernández Fernández, José Luis Fernández Fernández y Leonel Romero, indígenas de la etnia Yukpa, en el parcelamiento Las Flores, en la Sierra de Perijá, Estado Zulia. Alexander había estado detenido junto con el cacique Yukpa Sabino Romero entre 2010 y 2011, debido a los conflictos suscitados en la lucha por las tierras indígenas.
Estos crímenes se unen a otros asesinatos de indígenas Yukpa como los ocurridos contra Wilfrido Romero y Lorenzo Romero Ramos (primo de la funcionaria del MINPI Amalia Pérez), el 14 de abril de 2012, ocurrido en el sector ganadero Gil Blas aledaño al parcelamiento La Estrella.
De igual manera, el 19 de diciembre de 2011 fue asesinado el indígena Yukpa Darío Segundo García Fernández (32 años), primo de Alexander Fernández Fernández, hecho en el cual resultaron heridos los hermanos mestizos Yukpa-Wayuu de Alexander Fernández Fernández: Alberto Fernández Fernández (20 años) y Gerardo Fernández Fernández (19 años), uno de los cuales ha quedado inválido a causa de las heridas recibidas ese día. El lugar del hecho fue el Parcelamiento Las Flores, Sector La Estrella, mismo lugar en el cual acaban de ocurrir los asesinatos del 23 de junio de 2012.
En otro ataque ocurrido el 20 de agosto de 2011, resultaron heridos Abraham Romero (60 años), Rodrina Romero (60 años), Luz Marina Romero, Redrina Romero y Juan Carlos Montiel Montiel (28 años). Miembros de la Comunidad indígena de Toromo. Lugar: hacienda El Rincón.
En menos de un año han sido asesinados 6 indígenas y heridos otros 7, sin que hasta el momento se hayan determinado judicialmente los responsables de dichos asesinatos y ataques contra comunidades Yukpa. Todos estos crímenes han sido perpetrados por personas hasta ahora desconocidas, portando armas cortas y largas (incluso fusiles kalashnikov), en algunos casos encapuchadas, que se presumen son sicarios contratados por los ganaderos de la región de Perijá.
Estos crímenes vienen ocurriendo ante la mirada impasible de las autoridades nacionales. La causa de fondo que están originando estos ataques criminales contra los Yukpa es la lucha por la tierra que diversas comunidades indígenas han mantenido desde hace bastante tiempo en esta región de Perijá. Se ha producido una especie de alianza silenciosa entre ganaderos, medios de comunicación (periódicos regionales como el diario La Verdad), autoridades del Ministerio Indígena y representantes policiales y militares de la región, para acabar violentamente con la lucha indígena por la tierra, asesinando indiscriminadamente a miembros de dichas comunidades y sembrando el terror entre los indígenas y las organizaciones sociales que los respaldan.
En cierta forma lo que está ocurriendo es una especie de reto que los ganaderos y sus aliados desarrollan en contra del Gobierno Bolivariano y directamente contra el Presidente Chávez. Es de todos sabido que en diciembre pasado Chávez entregó Títulos Colectivos a las comunidades Yukpa de Perijá. Los asesinatos de indígenas Yukpa es una forma de responder los ganaderos a esos títulos de tierras otorgados por el presidente Chávez.
Lamentablemente, en el gobierno bolivariano no hay hasta ahora funcionarios que respondan contundentemente a estos asesinatos contra los Yukpa. Estamos regresando a décadas anteriores en las cuales se asesinaba indígenas impunemente y se les arrebataban sus territorios. Esa fue la historia de Perijá desde inicios del siglo XX, cuando las compañías petroleras y los ganaderos comenzaron un verdadero exterminio contra los Yukpa y los Barí, campaña paramilitar que condujo a que dichas etnias perdieran más del 90 % de sus territorios originales y sus comunidades fueran casi totalmente exterminadas.
Marea Socialista exige del gobierno bolivariano una rápida y oportuna acción de los órganos competentes para determinar los responsables de estos crímenes y para que reciban el castigo legal correspondiente. Al mismo tiempo hacemos un llamado a todas las organizaciones populares y revolucionarias de Venezuela y de Nuestra América para desarrollar la mayor solidaridad hacia las comunidades Yukpa y hacia sus dirigentes, como Sabino Romero, cuyas vidas corren hoy grave riesgo.
¡NO MÁS CRÍMENES CONTRA LOS YUKPAS EN PERIJÁ!
¡CASTIGO A LOS ASESINOS DE ALEXANDER FERNÁNDEZ Y OTROS CINCO INDÍGENAS YUKPA!
¡CUMPLIMIENTO ESTRICTO DEL DERECHO CONSTITUCIONAL DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS A POSEER SUS TIERRAS ANCESTRALES!
¡NO HAY PUEBLO VENCIDO!
Fuente: http://aporrea.org/ddhh/a146000.html   Imagenes: venezueladeverdad.gob.ve - radiomundial.com.ve

viernes, 29 de junio de 2012

Perú: ¿Como va lo de Conga? Depende de a quien uno escuche…




¿Existe realmente un compromiso de Yanacocha (Newmont & Buenaventura) de implementar las 4 recomendaciones planteadas por el Presidente de la República a fines de abril? ¿Anunció el Presidente Humala un acuerdo que realmente no existe? ¿Está Benavides expresando un desacuerdo de Minas Buenaventura con un acuerdo al que Newmont habría llegado con el Gobierno?
El Sábado 23 de Junio el Presidente de la República anunció al país que “Para que el crecimiento se convierta en desarrollo inclusivo y sostenible, lideraremos una nueva relación con las actividades e industrias extractivas”, y que “Para materializar este compromiso, constituiremos una Comisión Multisectorial que en 30 días entregará la propuesta de normas que nos permitan avanzar en el camino de desarrollo sostenible. Esta Comisión será liderada por la Presidencia del Consejo de Ministros y contará con una secretaría técnica que estará a cargo del Ministerio del Ambiente.”
En relación con Cajamarca y Mina Conga, el Presidente Humala recalcó que ya el Gobierno Central ha comprometido inversiones en esa región por 5 mil millones de soles y que “Hemos recibido la comunicación de la empresa minera Yanacocha, expresando la voluntad de implementar las recomendaciones del dictamen pericial internacional y dar cumplimiento a todas las condiciones formuladas por mi gobierno en el mensaje a la nación del 20 de abril.”
Como se recordará, en esa fecha el Presidente anunció cuatro condiciones para la viabilidad del Proyecto Conga: respetar 2 de las 4 lagunas amenazadas; aumentar por 4 la oferta de agua programada en el EIA; constituir un fondo social; y generar 10 mil puestos de trabajo.
Sin embargo, en entrevista publicada al día siguiente en La República, RM Palacios entrevista al Ing. Roque Benavides de Mina Buenaventura, socia de Newmont en la Empresa Yanacocha, dueña de Conga. Le pregunta: “¿Ustedes ya mandaron una carta y aceptaron los términos del gobierno luego del peritaje?” La respuesta se puede resumir así: a) sí se incrementará por 4 la oferta de agua contenida en el EIA, b) no se garantizan los 10 mil puestos de trabajo, c) no se garantiza que se respetaran las 2 lagunas, d) ni una palabra sobre el fondo social. Yanacocha estaría pues dispuesta a cumplir plenamente con solamente 1 de las 4 condiciones planteadas por el Presidente a fines de Abril y ratificadas el sábado pasado.
¿Existe realmente un compromiso de Yanacocha (Newmont & Buenaventura) de implementar las 4 recomendaciones planteadas por el Presidente de la República a fines de abril? ¿Anunció el Presidente Humala un acuerdo que realmente no existe? ¿Está Benavides expresando un desacuerdo de Minas Buenaventura con un acuerdo al que Newmont habría llegado con el Gobierno?
La única manera de aclarar este enredo es hacer pública la carta de la Empresa Yanacocha (Newmont y Buenaventura) suscribiendo formalmente las cuatro condiciones establecidas. Si esto no se hace, la población de Cajamarca tendrá una razón más para creer que no es el Presidente sino los empresarios los que definen qué se hace y qué no hace en Cajamarca y el país.
Celedin Libre http://celendinlibre.wordpress.com  Imagenes: revistaideele.com

Mexico: Imperativo frenar el uso de maíz para etanol: informe de Action Aid



La elaboración de agrocombustibles (etanol) consume ya el 15 por ciento de las cosechas mundiales de maíz, y el 40 por ciento en el caso particular de Estados Unidos (EU) –país fundamental en la definición de los precios del grano–. Tal situación es una de las causas principales del encarecimiento de los precios internacionales del maíz y en general de los alimentos, fenómeno iniciado en 2006/07 y vigente hoy con consecuencias fatales como el hambre y la inseguridad alimentaria.
En el caso de México, donde a diferencia de la mayor parte del mundo usamos el maíz para consumo humano directo, el efecto es evidente en la escalada de precios de la tortilla; en el malestar social derivado; en inseguridad alimentaria sobre todo en las zonas pobres del país, las rurales, y en el aumento en las erogaciones por importación de maíz, afirman Timothy A. Wise, director de Investigación y Políticas del Instituto de Desarrollo Global y del Medio Ambiente (GDAE) de la Universidad de Tufts, y Marie Brill, analista principal de políticas de Action Aid-Estados Unidos.
Ambos son autores del informe de Action Aid Agrocombustibles: fogoneros del hambre, presentado el pasado mayo con el subtítulo Cómo las políticas de Estados Unidos para el etanol de maíz aumentan el precio de los alimentos en México.
El informe tenía la intención de que siendo actual presidente del G-20 (que reúne a las economías más avanzadas y a las emergentes más importantes), México influyera en la reunión que realizó en Los Cabos, Baja California, del 18 al 20 de junio. Ello, considerando que en nuestro país hasta ahora hay un freno al uso del maíz para etanol, por la fuerza social que implica el que el grano sea nuestro básico principal y que debemos importar altos volúmenes desde Estados Unidos para cubrir nuestras necesidades. El boom del etanol afecta drásticamente la seguridad alimentaria de México.
Cabe mencionar que el secretario de Agricultura, Francisco Mayorga, reconoció el 13 de junio, durante un seminario sobre nuevos paradigmas para la agricultura, que el documento que se analizará en la cumbre “no es muy explícito ni categórico en el tema de biocombustibles”, pues el tema es “controvertido”.
Durante la presentación del informe en cuestión, Wise recordó que en 2008 los precios de la tortilla en México prácticamente se duplicaron respecto de 2006, y la tónica de encarecimiento persiste en términos generales en los alimentos, “con efectos de hambre, inseguridad alimentaria y pobreza”.
El efecto que tiene el uso de maíz para etanol sobre el precio de este grano representó costos de entre mil 500 millones y tres mil 200 millones de dólares entre 2006-11, esto es costos que hubieran sido nulos si no se utilizara el maíz para fines energéticos.
El informe detalla que en 1990 las importaciones mexicanas de alimentos desde Estados Unidos sumaban dos mil 600 millones de dólares. Para el año 2000 subieron a seis mil 400 millones y en 2011 llegaron aun récord de 18 mil 400 millones. No obstante la expansión de las exportaciones agroalimentarias, el déficit de la balanza comercial ha empeorado. De hecho en 1990 lo que se registró fue un pequeño superávit, pero en 2000 el saldo negativo fue de mil 300 millones de dólares; en medio de la crisis alimentaria global, alcanzó “una cifra desastrosa” de cuatro mil 600 millones de dólares, y en 2011 sumó dos mil 600 millones.
En los dos años recientes, dijo Wise, los gastos por importación de maíz equivalieron al déficit comercial agroalimentario total.
Y es que la dependencia de México en importaciones de maíz se ha acentuado, sobre todo desde que entró en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), dijo Wise. El informe muestra que en 1990-92 las compras foráneas del maíz representaban siete por ciento del consumo; hoy son 35 por ciento. Y lo mismo ocurre en los otros granos. En trigo antes era 18 y ahora casi 60 por ciento; en arroz antes 60 y ahora casi 80 por ciento; en soya antes 75 y ahora casi cien por ciento.
Tim Wise señaló que la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos estima que entre 20 y 40 por ciento del encarecimiento de los precios globales de alimentos es atribuible al consumo de maíz para etanol. El análisis calcula que en 2006 el uso de maíz para etanol en el mundo y particularmente en EU representó un encarecimiento de las importaciones mexicanas de maíz de 2.5 por ciento, esto es 23 millones de dólares, pero en 2010-11 las cifras llegan a 20 por ciento y 422 millones de dólares. En todo el periodo 2006-11 el costo acumulado por esta razón fue de mil 260 millones de dólares. Y la tendencia es que se profundice la situación. “Estamos haciendo estimaciones conservadoras, porque hay otros cálculos que hablan de 20 a 40 por ciento” como efecto de encarecimiento del maíz por causa de la demanda del cereal por parte de la industria del etanol.
De acuerdo con Marie Brill, el uso del maíz para etanol ha sido impulsado en Estados Unidos por tres políticas: una protección arancelaria, subsidios y un mandato (leyes) para ordenar la mezcla del etanol con gasolinas. El objetivo de esto ha sido convertir la dependencia de combustibles fósiles a una “bioeconomía”. Otro incentivo han sido los altos precios del petróleo. De allí la “dramática” situación de que 40 por ciento de las cosechas maiceras de EU se utilicen para etanol, con los consecuentes efectos globales en los precios. Este país es el líder mundial en exportación del grano.
La especialista comentó que en el mundo ya 203 millones de hectáreas de tierra, esto es equivalente al tamaño de todo México, están siendo utilizadas con fines de producción de cultivos para agrocombustibles (sobre todo maíz, soya, otras oleaginosas y jatropha), y más de 60 por ciento de esa superficie está en el continente africano con inversiones de empresas extranjeras. En África, paradójicamente, la hambruna llega a grado extremo y afecta a un gran número de personas. Esto indica que más allá de los efectos meteorológicos, políticas públicas de países influyentes están induciendo un descontrol en la oferta alimentaria, y “esto debe cambiar; Estados Unidos debe cambiar”.
La carestía alimentaria va unida a otros fenómenos sociales de desgaste. Brill comentó, con base en experiencia propia como representante de Action Aid, que ha visto cómo en África la gente ha agotado todos sus recursos por sobrevivir: trabaja más, cuida menos su salud, y aun así, los ingresos son insuficientes para cubrir sus necesidades alimentarias.
En la presentación del informe de Action Aid participó Olga Alcaraz Andrade, directora de Agricultores Unidos Región Guayangareo, de Michoacán, miembro de la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (ANEC), consideró que el maíz “es el grano más especulado del mundo”.
Explicó la situación actual con el grano en México –que es una reedición de lo que ha ocurrido en los años recientes–: corporaciones reciben apoyo gubernamental para importar maíz, mientras que las bodegas de los productores en el país están repletas del grano. Las empresas así especulan –generan la idea de escasez del grano; reciben subsidios, y a la vez presionan a los productores para que les vendan más barato su grano, pues si no lo hacen el maíz quedará en las bodegas generando costos de almacenamiento–. “Dependemos que los monopolios compren nuestras cosechas; tenemos que cambiar esto. Las grandes empresas recibieron en 2011 un total de mil 400 millones de pesos para apoyar la comercialización de granos (…) el país pierde soberanía alimentaria”.
Por su lado, Víctor Suárez, director general de la ANEC, afirmó que el encarecimiento de los precios del maíz y demás alimentos –propiciado por la especulación financiera y por el uso de materias primas agrícolas para agrocombustibles– no se refleja en mejores ingresos para los campesinos, porque la situación genera especulación también en los precios de los insumos. Se han encarecido los procesos de producción. Entonces, los únicos beneficiarios de la carestía y la especulación alimentaria internacional son los monopolios (comercializadores, agroindustriales, productores de semillas y de fertilizantes). Y no hay lógica en las decisiones del gobierno de México, porque, en lugar de impulsar una mayor producción interna, la orden ha sido importar. Estas decisiones además han encarecido aún más los alimentos, porque, al ser anunciadas al mundo, generan especulación (máxime cuando México busca importar maíz blanco, de consumo humano y muy escaso globalmente).
La Jornada del Campo www.jornada.unam.mx