miércoles, 31 de octubre de 2012

Instrucciones ante naufragios: los banqueros primero



Giorgio Mosangini

Ante un desastre en la mar y según establecerían las leyes de salvamento marítimo, son las mujeres y los niños quienes tienen preferencia. El naufragio actual del Titanic financiero global invierte perversamente estas reglas. Se instalan cómodamente en lujosos botes salvavidas los banqueros y las élites económicas, mientras se echa al agua a la gran mayoría de la población y en particular a las personas más débiles y desprotegidas.
Viendo más allá del naufragio financiero, estamos atravesando una crisis sistémica multidimensional (ecológica, sociocultural y económica) que posiblemente marque el fin del sistema capitalista tal y como lo hemos conocido en los últimos tres siglos. Dicha crisis ha sido provocada por un sistema económico de crecimiento ilimitado alimentado por la ilusión de que era posible crecer de manera infinita en un planeta finito. En las últimas décadas, la prevalencia de las finanzas ha agravado el proceso. Así, los activos financieros, un eufemismo para llamar a deudas futuras, han crecido de manera exponencial hasta superar en 20 veces el volumen de la economía productiva real. Esta colosal burbuja financiera nunca se podrá materializar. Esas deudas acumuladas no se podrán pagar. No habrá un futuro en el que la economía real se multiplique por 20 para respaldar los espejismos de las finanzas. Más bien todo lo contrario. El escenario de crisis ecológica y escasez de recursos nos obligará a adaptarnos a realidades económicas radicalmente más reducidas y modestas. Las sociedades humanas futuras deberán volver a situarse por debajo de las capacidades máximas de carga de la biosfera que el capitalismo ha vulnerado comprometiendo el futuro de la humanidad y del planeta.
Ciegas ante esta realidad, las élites económicas y políticas siguen poniendo en el centro del sistema global al sector financiero y sus alucinaciones. Un ejemplo más de ello es lo que se ha llamado la crisis de la deuda soberana que están atravesando diversos países europeos. En el caso español, todavía en el año 2007 la deuda pública suponía aproximadamente un tercio del PIB y los intereses sobre la misma se mantenían relativamente bajos. Hasta que especular sobre la misma se convirtió en un mecanismo tremendamente eficaz de transferencia de recursos públicos hacia los bancos y el sector financiero. Así, en lugar de financiar directamente a los estados a través del Banco Central Europeo (BCE), damos dinero público a bancos privados (españoles, alemanes, franceses, etc.) a través del BCE a menos de un 1% de interés para que nos lo vuelvan a prestar mediante la adquisición de títulos de deuda pública española a un 6% de interés o más. Una estafa redonda que ha permitido trasvasar inmensas riquezas públicas hacia el sector financiero disparando la deuda pública (que en 2013 ya representará el 90% del PIB) bajo el peso de intereses usureros e insostenibles.
La deuda pública se ha convertido de esta manera en un excelente bote salvavidas para los bancos españoles y extranjeros que crearon la tormenta financiera ganando colosales sumas de dinero a costa de generar una burbuja inmobiliaria que ha puesto en riesgo al conjunto de la economía española. Mientras acumulaban capital, la regla era no intervenir y dejar que la mano invisible del mercado actuara sin frenos. En cuanto ha explotado la burbuja y los bancos se han encontrado con un sinfín de activos inflados y sin valor, el sector público ha intervenido masivamente para salvarles y aportarles liquidez. Una única entidad bancaria (Bankia) ha recibido ayudas por un importe (33.000 millones de euros) que triplica los recortes anunciados en educación y salud. Más allá de las ayudas directas, invertir dinero público cedido por el BCE prácticamente gratis en deuda pública a intereses elevados es otro de los principales mecanismos que permiten a los bancos sanear sus cuentas.
Muchas personas de mi generación empezamos a involucrarnos en movimientos sociales ante los devastadores impactos sociales del ajuste estructural que los países del Norte impusieron en los años 1990 a la mayoría de los países de la periferia ante la crisis de la deuda soberana que enfrentaban. Renegociar los pagos de una deuda (en realidad ilegítima) implicó reducir drásticamente el gasto público y por tanto el acceso de la población a los servicios básicos así como la privatización generalizada de recursos y servicios. Casi veinte años después, vemos cómo en España y otros países europeos la voracidad de los intereses financieros vuelve a instrumentalizar la deuda pública para arrebatarnos derechos esenciales como la educación o la salud y amenaza el futuro de nuestros/as hijos/as. No sin un cierto humor negro, la realidad del capitalismo nos devuelve en carne propia injusticias que hace dos décadas animaron nuestra solidaridad y rebeldía.
El precio a pagar para que los banqueros se aseguren un lugar en los botes salvavidas es increíblemente alto y cruento. En el año 2012 España habrá destinado 28.000 millones de euros para pagar los intereses de la deuda pública al precio de recortar casi cualquier otra necesidad y política. En 2013, se prevé que el gasto se siga disparando y que paguemos 38.000 millones de euros para el pago de los intereses de la deuda, aproximadamente un 10% del presupuesto del estado. Es la partida de gasto más importante, solamente superada por el pago de las pensiones. Más allá de las imprecisiones y la falta de transparencia que presentan las cuentas y presupuestos públicos, podemos intentar comparar el gasto en pago de intereses con otros desembolsos y necesidades públicas. El año que viene pagaremos en intereses de la deuda una cantidad casi equivalente al gasto de todos los ministerios juntos (39.000 millones). Más que el importe destinado a cubrir todo el personal público contratado por el estado (33.000 millones). Prácticamente una vez y media el monto destinado a prestaciones de desempleo (27.000 millones). Casi cuatro veces los recortes anunciados del sistema de salud y educación (10.000 millones). Los intereses también representarán 30 veces la cantidad que destinaremos a Ayuda Oficial al Desarrollo (1.300 millones), un sector que se ha desmantelado, acumulando un recorte del 75% desde el año 2009 (y que, en un cambio cualitativo aún más preocupante, se está alejando cada vez más de una agenda de justicia Norte-Sur y sometiendo a intereses económicos).
Existe un sinfín de alternativas para no rendirse a la ley capitalista aplicada ante el naufragio financiero. De ninguna manera tenemos que resignarnos a financiar botes salvavidas a los banqueros mientras se ahoga la mayoría de la población. En la España de los recortes, debemos recordar que las reformas fiscales regresivas de 2006 nos han hecho perder casi 20.000 millones de euros, que la lucha contra el fraude fiscal permitiría recaudar como mínimo 44.000 millones de euros anuales o que los gastos militares se han disparado al tiempo que se generalizaban los recortes en servicios públicos básicos (llegando a más de 18.000 millones de euros en 2012 según cálculos del Centre d’Estudis per la Pau).
Podemos y debemos frenar el mecanismo de socialización de las pérdidas y privatización de beneficios que los bancos están aplicando con la complicidad de los gobiernos. Es urgente que la reivindicación de la ilegitimidad de la deuda aglutine a sectores mayoritarios de la población para frenar los abusos del sector financiero. Debemos exigir que el dinero público administrado por el BCE se destine a financiar directamente a los estados y no a alimentar beneficios privados. Tenemos que cancelar parte de la deuda llevando a cabo auditorías de la misma que evidencien su ilegitimidad. Los bancos privados responsables de la crisis que eventualmente colapsarían podrían sustituirse por bancos públicos y cooperativas de crédito al servicio de la sociedad y de las necesidades de la población.
Los naufragios capitalistas tienen sus propias reglas, por encima de las del mar. Los banqueros primero. La gente y su futuro no cuentan. Más que en España o ante Rajoy, parece que estamos embarcados en el crucero Costa Concordia, en manos del grotesco capitán Schettino, ahora imputado por un naufragio que costó la vida a más de 30 personas. La regla inhumana de “los banqueros primero” hasta ha sido plasmada en la Constitución española en el año 2011: el pago de la deuda tiene prioridad sobre los otros gastos y se prohíbe su repudio. Ante una deuda que erosiona el conjunto de derechos y servicios públicos de la población y la priva de futuro, debemos decir basta: ¡No debemos – No pagamos! (www.auditoria15m.org; http://auditoriaciudadana.net).

Giorgio Mosangini es miembro del “Col•lectiu d'Estudis sobre Cooperació i Desenvolupament” y autor del libro “Decrecimiento y justicia Norte-Sur. O cómo evitar que el Norte-Global condene a la humanidad al colapso”, Icaria, Barcelona, 2012. Imagenes: alterglobalizacion.wordpress.com-http://www.lacasadelarcerojo.es-http://www.club-libro.com.ar

La noticia más censurada N° 10: Nueva ley criminaliza protestas Occupy


Ernesto Carmona

El Presidente Obama firmó -en marzo de 2012- la ley HR 347 que considera “ofensa criminal” participar en manifestaciones en áreas definidas como “restringidas”, tales como alrededores de edificios federales y ciertos parques. La ley fue aprobada por unanimidad en el Senado, mientras en la Cámara de Representantes (388-3) sólo Ron Paul más otros dos republicanos votaron en contra y ni un solo demócrata se opuso.
La ley tuerce derechos consagrados por la Primera Enmienda y abre camino para criminalizar protestas como la Occupy en Wall Street, Manhattan, NY, y otras ciudades, que resultan amenazantes para la superclase del 1% controladora de la economía de Estados Unidos. El servicio secreto (SS), que custodia al presidente y al vicepresidente (VP) ahora tiene facultades para arrestar a los manifestantes legales y no violentos para acusarlos de actividad criminal.
Esta noticia N° 10 más ocultada del año, divulgada por el Proyecto Censurado, fue debatida en silencio por el Congreso durante 2011 y el llamado "cuarto poder" de los grandes medios no mostró mayor interés en informar y mucho menos en promover un debate público sobre este nuevo atentado a la libertad de expresión. La ley se llama "Perfeccionamiento de Restricciones para Edificios y Terrenos Federales" (Federal Restricted Buildings and Grounds Improvement Act).
La HR 347 “perfecciona” otra ley promulgada en 1971, durante la época cumbre de las protestas pacíficas contra la invasión en Vietnam, que restringía el acceso a las áreas que rodean al presidente, VP o cualquier otro funcionario protegido por el SS. La nueva norma convierte técnicamente en “crimen” protestar en cualquier sitio en que esté presente el SS.
La ley define las áreas "restringidas" de manera extremadamente vaga y en términos ambiguos pero muy amplios. Por un lado, sustituye el lenguaje que prohíbe entrar "a sabiendas" a un "área restringida" por otra expresión que meramente prohíbe ingresar "voluntariamente" a un "área restringida". Este cambio aparentemente menor aumenta dramáticamente el alcance de la ley.
En otro ejemplo ofrecido por el abogado Danny Weil, las zonas restringidas pueden incluir "un edificio o terreno, donde esté el presidente u otra persona protegida por el SS, o se encuentren temporalmente de visita" y "un edificio o terreno restringido, en relación a un acontecimiento designado como evento especial de significado nacional".
Weil, abogado de derecho público con más de 20 años de práctica y autor de 7 libros, estima que la ley convertiría en delito participar de muchas maneras en protestas relacionadas con el movimiento Occupy Wall Street del año pasado. Varios comentaristas han denominado "anti-Ocuppy" a la ley, pero sus implicaciones son mucho más amplias, dijo Weil en Daily Censored del 5 de marzo 2012.
La aprobación -prácticamente unánime- de la HR 347 demuestra que, a pesar de todas sus posturas, los demócratas y los republicanos están hombro con hombro, “tolete a tolete”, con la oligarquía empresarial y financiera, y no con quienes trabajan. La idea central de la HR 347 es convertir en ofensa criminal "entrar o permanecer" en un área designada como "restringida", dijo Weil.
El castigo estándar es una multa y hasta un año de prisión. Si están implicadas un arma o una lesión física grave -la ley no define qué es un arma-, la pena podrá ser aumentada hasta a 10 años. También la ley criminaliza una conducta "que impida o perturbe el desarrollo normal de las funciones oficiales del gobierno" y/o "obstaculice o impida la entrada o salida hacia o desde cualquier edificio o recinto restringido". Estas disposiciones amenazan una amplia gama de protestas que antes eran perfectamente legales.
(Estados Unidos es campeón mundial en encarcelar gente pobre: tiene la tasa de presos más alta del mundo. Con 5% de la población mundial mantiene encerradas a 2,3 millones de personas, el 25% de todos los presos del planeta. Más del 60% de los cautivos son negros. El 39% son varones afro-estadounidenses de alrededor de 20 años: están en prisión, libertad bajo palabra o libertad condicional. Estados Unidos encarcela más gente que Sudáfrica bajo el apartheid, describió Linn Washington en “Incarceration Nation”).
Una disposición relativa a acontecimientos de "importancia nacional" es aún más onerosa. ¿Qué circunstancias constituyen acontecimientos de "importancia nacional"?, preguntó Weil. Quedan a la discreción arbitraria y caprichosa del departamento de Seguridad Nacional, explicó el abogado. Cualquier protesta importante podría ser calificada como evento de "importancia nacional" por el departamento de Seguridad Nacional.
De cara al futuro, la nueva ley gravitará en coyunturas políticas como las convenciones nacionales demócratas y republicanas, clasificadas como Eventos Especiales Nacionales de Seguridad (NSSE, en inglés) en virtud de una categoría creada por la administración Clinton (demócrata, 1993-2001). Estas convenciones motivaron grandes protestas que fueron usadas como justificación de la creciente militarización y represión policial. Hoy, la ley HR 347 podría criminalizar cualquier protesta futura similar en este tipo de eventos.
Entre los precedentes históricos de criminalización, el abogado Weil recordó que bajo el ancien regime de Francia, antes de la revolución de 1789, se dispuso que las "masas sin lavarse" estuvieran siempre fuera del alcance de la vista cuando pasara algún carruaje con algún funcionario real importante, un aristócrata o jerarca de la iglesia. “Del mismo modo, la ley HR 347 se creó para que el presidente de Estados Unidos y otros altos funcionarios permanezcan en su burbuja, o ‘zona restringida de no-libertad de expresión’, sin protestas que los sigan dondequiera que vayan, asegurándose de mantener fuera del alcance de sus ojos el descontento del hoi polloi”, expresión griega que significa la mayoría, pero en inglés identifica a la clase trabajadora.

Fuentes y referencias ● Danny Weil, “Many Forms of Occupy Protests Subjected to New Bill Making Protests Illegal,” The Daily Censored (blog), March 5, 2012, http://dailycensored.com/2012/03/05/many-forms-of-occupy-protests-subjected-to-new-bill-making-protests-illegal. ● Oskar Mosquito, “Enacting the NDAA: Limiting Protesters’ Rights,” Media Roots, March 5, 2012, http://mediaroots.org/enacting-the-ndaa-limiting-protesters-rights. ● Brian Doherty, “Bill Passes House: Protests Near Secret Service Protected Folk Effectively Outlawed,” Reason (blog), March 1, 2012, http://reason.com/blog/2012/03/01/bill-passes-house-protests-near-secret-s.
Fuente foto: elblog-informativo.blogspot.com-cubadebate.cu. especial para ARGENPRESS.info

Japón lucha por almacenar agua nuclear



DOHA (IPS/Al Jazeera) - Japón busca desesperadamente lugar para almacenar decenas de miles de toneladas de agua altamente contaminada y usada para enfriar los accidentados reactores de la central nuclear de Fukushima Daiichi.
Unas 200.000 toneladas de agua radiactiva, suficientes para llenar más de 50 piscinas olímpicas, están siendo acopiadas en tanques gigantes construidos en torno a la planta, ahora clausurada.
La corporación privada Tokyo Electric Power Company (Tepco), responsable de la central, taló varios árboles para hacer lugar a más tanques, y pronosticó que la cantidad de agua se más que triplicará en los próximos tres años.
"Es un tema apremiante porque el almacenamiento de agua tiene sus límites, hay un espacio limitado", dijo el gerente japonés de tratamiento de aguas Yuichi Okamura, en entrevista exclusiva con la agencia de noticias AP.
Volcar enormes cantidades de agua para enfriar los reactores fue la única forma de evitar una catástrofe aún mayor luego de que estos se vieran afectados por un tsunami y un terremoto el 11 de marzo de 2011.
Okamura recuerda cuán desesperadamente buscó formas de derivar el agua a las piscinas de combustible usado ubicadas en el piso más alto de la central, de 50 metros de alto.
Sin agua, el combustible usado probablemente se habría sobrecalentado y derretido, causando nubes de humo radiactivo de varios kilómetros de alcance y posiblemente afectando a millones de personas.
Pero las medidas tomadas para mantener la planta bajo control causaron otro dolor de cabeza para la compañía a cargo: ¿qué hacer con toda el agua radiactiva que se filtró de los reactores dañados y que fue recolectada en sótanos de la central y en instalaciones cercanas?
"Por entonces, nunca esperábamos que agua altamente contaminada fuera a parar en la sala de turbinas", admitió Okamura.
Al funcionario se le encargó la creación de un sistema de tratamiento que limpiara el agua para poder volver a usarla como refrigerante, además de reducir los riesgos de salud para los trabajadores y los daños ambientales.
Al principio, la compañía desvió el agua a tanques de almacenamiento ya existentes cerca de los reactores.
Agua contaminada
El equipo de Okamura, de 55 miembros, trabajó rápidamente para instalar una unidad de tratamiento en pocos meses, siendo un proyecto que normalmente toma dos años, indicó.
Con ese equipamiento, Tepco pudo hacer circular el agua reprocesada nuevamente en los núcleos de los reactores.
A pesar de que estos están siendo enfriados hoy exclusivamente con agua reciclada, el volumen total del agua radiactiva sigue creciendo, sobre todo debido a que las grietas en los reactores y en los sótanos de las salas de turbinas están permitiendo que se contaminen los recursos hídricos subterráneos.
El mes próximo, el grupo de Okamura pretende activar un nuevo equipamiento purificador usando tecnología de la empresa Toshiba Corp.
"Usando el sistema ALPS, teóricamente, todos los productos radiactivos pueden ser purificados hasta ubicarse por debajo de los niveles de detección", señaló.
Pero, mientras tanto, los tanques se van llenando.
Masashi Goto, ingeniero nuclear y conferencista universitario, alertó que el agua contaminada suponía una gran amenaza a largo plazo para la salud y el ambiente.
Dijo estar especialmente preocupado porque el agua radiactiva en los sótanos estaría infiltrándose en el sistema hídrico subterráneo, por cuyos canales podría llegar mucho más lejos y posiblemente alcanzar el océano o suministros de agua públicos.
"Hay piscinas con unas 10.000 o 20.000 toneladas de agua contaminada en cada planta, y hay muchas de esas. Trasladar todo eso a un solo lugar significaría tratar cientos de miles de toneladas de agua, lo cual es una locura en sí", dijo Goto.
"Es una cantidad escandalosa, realmente escandalosa", añadió. La planta tendrá que manejar el agua contaminada hasta que todo el combustible derretido y otros escombros sean removidos, proceso que tomará fácilmente más de una década.
IPS http://ipsnoticias.net - Imagen: politica-venezuela.com

Impacto de alimentos transgénicos aún desconocido




Los alimentos genéticamente modificados aparecieron por primera vez en los comercios de Estados Unidos en 1994. Desde entonces, su consumo se ha vuelto habitual. Pero como el fenómeno es tan reciente, los efectos a largo plazo de su ingesta son todavía inciertos.
Una amplia gama de temas en torno a los transgénicos preocupan a Estados Unidos, incluyendo su consumo excesivo, las débiles leyes sobre etiquetado y la falta de estudios a largo plazo sobre sus efectos en la salud y respecto de cuál debe ser la intervención del gobierno. Sobre estos aspectos dialogó con IPS la científica Renee Sharp, directora para el occidental estado estadounidense de California del independiente Environmental Working Group y autora del estudio "Americans Eat Their Weight in Genetically Engineered Food" ("Los estadounidenses comen su peso en comida genéticamente manipulada").
En la investigación, el Environmental Working Group analizó información del Departamento de Agricultura y concluyó que cada estadounidense come unos 87 kilogramos de alimentos genéticamente modificados al año. Por comparación, el adulto típico en Estados Unidos pesa 81 kilogramos.
IPS: Ahora que el informe ha sido divulgado, ¿qué espera que haga el gobierno?
RENE SHARP: Los estadounidenses comen su peso cada año en productos genéticamente modificados. Los cálculos de Environmental Working Group muestran que, en promedio, las personas ingieren al año unos 87 kilogramos estimados de comida transgénica. Sin embargo, el adulto típico pesa 81 kilogramos.
Estas cifras nos llevan a hacer la pregunta: si uno pretende comer su peso en determinados alimentos, ¿no quisiera asegurarse de que lo que consume es seguro?
Sorprendentemente, casi no se han realizado estudios a largo plazo sobre el consumo de alimentos genéticamente modificados.
Queremos ver que el gobierno realice esos estudios, y que permita a científicos independientes tener el poder para hacer lo mismo, poder que no tienen ahora porque las empresas que hacen las semillas transgénicas deciden cuáles son los estudios que se pueden hacer.
Entonces, ¿qué pueden hacer los consumidores mientras tanto? No mucho, a menos que exijan el etiquetado de los transgénicos. Al menos allí los consumidores sabrán si su alimento contiene o no ingredientes manipulados y podrán decidir por ellos mismos si eso es lo que quieren para ellos y sus familias.
El derecho básico a saber será más importante en el futuro, ya que se espera que el consumo de alimentos transgénicos crezca sustancialmente.
Estamos instando a los californianos a que voten Sí a la Propuesta 37: la Iniciativa para el Etiquetado Obligatorio de los Alimentos Genéticamente Modificados. De esa forma pueden decidir si quieren comprarlos o no.
IPS: ¿Por qué Estados Unidos está tan rezagado respecto del resto del mundo sobre el tema del etiquetado? ¿Y qué acciones deben hacer el gobierno y los líderes políticos para cambiar esto?
RS: Monsanto, Dow y otras compañías que fabrican y venden semillas transgénicas tienen un increíble poder e influencia sobre el gobierno de Estados Unidos.
El gobierno y los políticos deben escuchar a los millones de ciudadanos que han pedido que se etiqueten los alimentos genéticamente modificados y que se le dé al pueblo el derecho saber qué están comiendo.
IPS: ¿Por qué la industria de los alimentos transgénicos emergió tan rápidamente en la última década?
RS: Los fabricantes de semillas modificadas genéticamente han hecho muchas promesas falsas: alimentar al mundo, disminuir el uso de pesticidas y salvar el dinero de los agricultores, pero no han hecho nada de esto.
La cantidad de alimentos no ha aumentado, el uso de pesticidas incrementó y los pequeños productores se están arruinando, mientras crecen enormes "súper malezas" que hacen imposibles las prácticas agrícolas tradicionales.
Como no hay obligatoriedad de hacer estudios, las semillas ingresaron relativamente rápido al mercado.
IPS: ¿Podría brevemente hablar sobre la Propuesta 37 en California, que será votada en noviembre? ¿Qué significará para el resto del país si es aprobada?
RS: Significará que las personas en California tendrán el derecho a saber qué hay en sus alimentos y podrán elegir si quieren darles a sus familias comida que tiene ingredientes genéticamente modificados.
Si la Propuesta 37 es aprobada, ayudará al resto del país, porque California representa alrededor de 12 por ciento del mercado de alimentos en Estados Unidos y es poco probable que las compañías creen una etiqueta para California y otra diferente para el resto del país.
Fuente: IPS Noticias - Imagen: noticidiario.wordpress.com-ecosistemas.cl

Ayudar a crear nuevos Parques Nacionales en América Latina... de una manera inédita





El matrimonio estadounidense Douglas y Kristine Tompkins, que en los últimos 20 años ha adquirido tierras a gran escala en Argentina y Chile para convertirlas en Parques Nacionales, busca colaboración y apoyo financiero en Europa para sus nuevos proyectos, tarea de la que se ocupará la española Astrid Vargas. 
Vargas, experta internacional en carnívoros en riesgo de extinción y que en 2005 logró la primera reproducción en cautividad del lince ibérico en España, asesorará además la reintroducción del Yaguareté en la reserva natural de Iberá (Argentina), iniciativa impulsada también por los Tompkins a través de su fundación The Conservation Land Trust. El objetivo, explica Vargas en una entrevista con Efe, es mostrar en Europa el trabajo realizados por ellos en Argentina y Chile, países en los que se han enfrentado al escepticismo y el recelo de algunos sectores sociales y a la oposición política. En las dos últimas décadas, los multimillonarios norteamericanos han comprado 880.000 hectáreas en Argentina y Chile para convertirlas en Parques privados, restaurarlas como eran en su origenes y después cederlas o donarlas bajo ciertas cláusulas para que ese territorio esté dedicado a la conservación a perpetuidad, para "evitar que se pierda el intenso trabajo de restauración que se realizó en cada una de las propiedades adquiridas", añade Vargas, quien reconoce la dificultad, en un principio, de entender este concepto inédito de conservación en manos privadas con el objetivo final de donarlas a ambos Estados.
Hasta la fecha, el matrimonio ha creado los que hoy se conocen como dos Parques Nacionales, uno en Chile: Corcovado (70.000 Has.) y otro en la costa aAtlántica Argentina: Monte León (60.000 Has.). 
Que se añadieron perfectamente a la Red de Areas Protegidas de cada país, y otros tres "están a punto se ser donados": Los futuros Parques Nacionales son: El Parque Pumalín (medio millón de hectáreas repletos de biodiversidad y selva Valdiviana chilena que linda con el Parque Nacional Lago Puelo y e Parque Provincial Río Turbio en Argentina; el Parque Patagonia (70.000 has) en Chile y el Parque Iberá para adosarlo al Area Protegida ya existente en Argentina. Este último, es donde luego del éxito obtenido al reintroducir en ese hábitat el Oso Hormiguero, se desarrollará el siguiente proyecto de reintroducción del Yaguarete. Su superificie abarcará 700.000 hectáreas, transformándola en la mayor extensión protegido en Argentina, mientras que el conjunto de la cuenca del Iberá -uno de los grandes complejos de agua dulce del planeta- ocupa en su totalidad: 1,3 millones de Has.
El de Patagonia, cercano al Parque Nacional de Torres del Paine, "será único, porque va a funcionar 100% con energías renovables y las casas que están construyendo generarán su propia energía y los vehículos de manutención funcionarán con hidrógeno".
A juicio de los Tompkins, la creación de nuevos parques adquiridos a privados, es el modo "más rápido y eficaz de salvaguardar la biodiversidad que se está extinguiendo a un ritmo jamás visto en la Tierra . 
Ellos por lo pronto, muy a pesar de la mala fama creada por los medios de ambos países respecto a este método insólito de añadir nuevos Parques Nacionales a los Estados Chileno y Argentino, ya han protegido de forma permanente un millón de hectáreas y su ideal sería llegar a donar 5 millones de Has" en sus vidas, explica Vargas.
Imagenes: eldiariodeturismo.com.ar-parquemonteleon.blogspot.com-patagoniasinrepresas.cl - Boletin de Ecosistemas.cl

"El exceso de CO2 hará que el mar en el Artico sea corrosivo en 2050"



Jean Pierre Gattusso, uno de los mayores expertos en cambio climático, visitará Chile este lunes para hablar sobre acidificación del mar, un proceso que la era industrial aceleró en los últimos 200 años y que ya está poniendo en peligro a millones de especies, incluido el hombre
La contaminación generalmente se asocia a las cosas que podemos ver: el esmog, el derretimiento de los hielos, la muerte masiva de especies. Pero también tiene efectos que no siempre se observan a simple vista.
Tal es el caso de la acidificación de los océanos, un proceso que si bien se ha producido naturalmente hace millones de años, hoy vuelve a acecharnos de manera más violenta.
En los últimos 200 años, el nivel de acidificación ha aumentado 30%, el alza más veloz que se ha registrado de manera histórica. Un hecho que preocupa a Jean Pierre Gattusso, oceanógrafo francés que viene a Chile, al seminario “Un desafío frente al cambio climático global”, en la U. Santo Tomás. El experto habló con La Tercera sobre la importancia de estudiar el fenómeno y sobre cómo la contaminación por CO2 no sólo afecta el aire, sino que podría volver al océano un lugar inhóspito y hasta peligroso para las futuras generaciones.
“Tenemos suerte de tener nuestro océano”, dice Gattusso. “Sin él habría un 25% más de partículas de CO2 en el aire y la vida sería imposible”. Esto, porque el océano, que cubre el 70% de la superficie de la Tierra, cumple una labor de absorción de gases que protegen al ambiente.
Pero con el aumento explosivo de las emisiones de CO2 por parte de las industrias y la generación energética, el mar está teniendo una carga que nunca antes había recibido. “Si seguimos al ritmo actual, se piensa que para el año 2100 los niveles de acidificación del océano habrán aumentado un 150%”, dice.
¿Y cuáles son las consecuencias? Básicamente, al aumentar el nivel de ácido en el mar, este se comienza a volver corrosivo y a afectar a las especies que en él habitan. Este efecto daña, sobre todo, a las aguas más heladas, donde el PH es más elevado.
Así, dice Gattusso, en los mares del Artico podrían empezar a verse pronto los primeros efectos. “A este ritmo, para el año 2050 el agua en el Artico se volverá tan corrosiva que las conchas y esqueletos del fondo marino comenzarán a deshacerse”. Esto es importante, dado que hay muchas especies que utilizan estos recursos como protección o para anidar, por lo que su desaparición afectaría el hábitat submarino.
Ahora bien, si se sabe que este proceso también ocurrió hace 55 millones de años, ¿cuál es la diferencia? La principal es la velocidad con la cual se está generando, la que impide que se genere la evolución necesaria en las especies para sobrevivir. “Además, ese proceso terminó con la extinción de muchas especies, por lo que si lo aceleramos, el resultado podría ser aún más devastador”.
Si bien los factores que causan la acidificación de los océanos son variadas, la que más debe atacarse -según Gattusso- es la generación energética a través de recursos fósiles, como el gas, el petróleo y el carbón.
El principal problema de estos métodos de generación de energía, dice el experto, es que sus desechos no pueden ser controlados, ya que simplemente se van al aire de manera difusa.
Pero reemplazarlos no es fácil y el dilema se complica. En su momento consideró que la energía nuclear era una opción, dado que sus desechos pueden controlarse, pero tras el accidente en Fukushima se demostró que no son confiables. Su opción es clara: la masificación de las tecnologías de energías renovables, como la solar.
Por lo mismo, su labor ahora está en viajar por el mundo para discutir el tema y llegar a consensos que se puedan adoptar en políticas, sobre todo cuando se acerca el fin del Protocolo de Kyoto.
¿Qué tan importante es actuar? Gattusso dice que hay casos de empresas que cultivan moluscos en la costa este de EE.UU. que han debido cambiarse a Hawai, porque el agua ya no les permite seguir con su actividad. Está muy ácida. Algo que deberían tomar en cuenta los chilenos, donde se cultivan varios de estos productos, así como los cerca de mil millones de personas en el mundo que viven del mar.
Fuente-Imagen: La Tercera.- Publicado en Boletin de Ecosistemas.cl -  

martes, 30 de octubre de 2012

El despertar de los amerindios




La “revolución dentro de la revolución” llevada a cabo por el movimiento neozapatista fue decisiva. Abre el camino a toda una serie de cambios en América del Sur que, en las próximas décadas, podrían marcar el destino de la humanidad. 
Así piensan también los líderes aymaras, que llevaron a cabo la guerra del agua en abril del 2000 en Cochabamba, en Bolivia. Según Oscar Olivera, “la experiencia de Cochabamba demuestra que podemos cambiar el mundo en el que vivimos, partiendo de la base, sin fundar un partido, sin ganar las elecciones y sin tomar el poder, sino recuperando nuestra propia ‘voz’ y superando nuestro ‘miedo’...” También es la lección que nos da Chiapas: “Después de todo, si hay algo que el zapatismo ha demostrado es que muchas cosas que parecían imposibles se vuelven posibles Con imaginación, ingeniosidad y audacia...” “De un movimiento Que pretendía utilizar a las masas, a los proletarios, a los  campesinos, a los estudiantes para acceder al poder y conducirlos a la felicidad suprema, nos convertimos poco a poco en un ejército que había de servir a las comunidades. El contacto con los pueblos indígenas significa  un proceso de reeducación más potente y más temible que los electrochoques que se infligen en las clínicas psiquiátricas”, contaba el subcomandante Marcos.
Desde su primera declaración de la Selva Lacandona, el EZLN (Ejército Zapatista de Liberación Nacional) rechaza la toma de poder por parte del ejército revolucionario. He aquí lo que marca una primera ruptura con la tradición latinoamericana, ruptura que se irá haciendo más abrupta, como lo confirman las numerosas declaraciones de los zapatistas. El 2 de febrero de 1994, por ejemplo, preguntan a Marcos por el objetivo del movimiento:.. “¿La toma de poder? No. Algo un poco mas difícil: un mundo nuevo...” Y: “construir un mundo donde quepan muchos mundos...” El Frente zapatista se considera una .fuerza política que no aspire a la toma del poder. Una fuerza política que no sea un partido político. Una fuerza política que pueda organizar las demandas y propuestas de los ciudadanos […]. Una fuerza política que no luche por la toma del poder político, sino por una democracia en la que quien mande, mande obedeciendo. (1 de enero de 1996). “En suma, se trata de construir una organización política no electoral, sino que se esfuerce en organizar la sociedad de manera que tenga la fuerza suficiente para ejercer un control sobre el poder y exigir la satisfacción de sus demandas...” Sin duda, comenta Jerome Baschet, “los zapatistas se preocupan por construir nuevas estructuras de poder político. Si esto no contradice su rechazo a la toma del poder es porque se trata para ellos de construir ese nuevo poder desde abajo, evitando caer en la trampa ya percibida por Marx tras la experiencia de la Comuna de Paris […] de la conquista del poder político...” “Puesto que con la globalización económica” el lugar del poder está hoy en día vacio.”, Marcos concluye: “No sirve de nada, por lo tanto, conquistar el poder...”
El rechazo zapatista a considerarse como una vanguardia, estrechamente relacionado con el rechazo a la toma del poder de Estado, traduce una crítica radical de la herencia leninista e incluso marxista. “Queremos participar directamente de las decisiones que nos incumben, controlar a nuestros dirigentes, sea cual sea su filiación política, y obligarlos a mandar obedeciendo. No luchamos por la toma del poder, luchamos por la democracia, la libertad y la justicia.” (30 de agosto de 1996). “Concretamente, se nos acusa de no haber sucumbido a la seducción del poder, la misma que ha conseguido que personas de izquierda muy brillantes hayan dicho y hecho cosas que avergonzarían a cualquiera…”
En este nuevo enfoque, que coincide con las preocupaciones del movimiento del decrecimiento en torno de la autonomía, la tarea de la sociedad civil en general consiste en controlar el poder y en ejercer sobre él las presiones necesarias para obtener la satisfacción de las reivindicaciones populares. Se trata pues de replantearse la organización política y construirla desde la misma sociedad. “No costara admitir que la autonomía en sí es un marco más o menos vacio, cuyo uso está por definir, y, por consecuencia, es portador tanto de amenazas como de esperanzas, según si prevalece el caciquismo y el conservadurismo sectario o el deseo de una comunidad democrática, abierta y con ganas de transformarse. La autonomía es finalmente un espacio de libertad y de reconocimiento para los pueblos indígenas, que ellos mismos decidirán utilizar para bien o para mal, en función del proyecto político y social que predomine entre ellos. La cuestión fundamental no es pues tanto la de los derechos jurídicamente definidos en una reforma constitucional relativa a la autonomía, sino más bien: respecto a qué y para qué la autonomía.” puntualiza Baschet.
“La reivindicación de la autonomía es un intento de escapar del modelo planetario impuesto por las fuerzas de la mercantilización, en nombre de una especificidad cultural e histórica...” Y finalmente concluye: “La idea de autonomía no significa otra cosa que esta lógica de automatización y de autoorganización de la sociedad, lo cual no quiere decir que ella misma tome el poder del Estado ni que este desaparezca completamente […] significa, por un lado, mantener un aparato de Estado que la sociedad controle desde el exterior obligándolo a obedecer; y por otro, la autoorganización de la sociedad que reconstruye por ella misma y desde abajo nuevas formas de poder...”
El proyecto de autoorganización de pueblos autónomos ya era una reivindicación de Emiliano Zapata, y el movimiento neozapatista puede unirse legítimamente al gran ancestro asesinado y a su traicionada revolución. En febrero de 1996, durante la reunión del Fórum indígena, fueron enunciadas una serie de reglas del buen gobierno: “servir y no servirse”, “representar y no suplantar”, “construir y no destruir”, “obedecer y no mandar [mandar obedeciendo]”, “proponer y no imponer”, “convencer y no vencer...” El lema mandar obedeciendo, que no deja de recordar la concepción aristotélica de la democracia, articula en su mismo seno, según la formulación de Jerome Baschet, “la verticalidad del mando y la horizontalidad del consenso...”.
Extraído del libro de Serge Latouche: Salir de la sociedad de consumo. Editorial Octaedro. 2012
Imagenes: decrecimiento.info-maestroviejo.wordpress.com-cybertours.com-http://www.opcescuela.org

La Pachamama no es una propiedad privada



"La tierra es nuestra vida", consigna uno de los carteles

En la tercera entrega de la serie, Diario Judicial analiza la inclusión de la propiedad comunitaria indígena en la reforma, la falta de consulta a los pueblos originarios, tierra y territorio así como cosmovisión diversa y la inclusión en un Código Civil "privado" de una figura pública. La opinión de Silvina Ramírez, titular de la Asociación de Abogados de Derecho Indígena.


Por Gustavo Ahumada

La propuesta de reforma y unificación de los Códigos Civil y Comercial de la Nación presenta aspectos problemáticos y que complicarán, de aprobarse las modificaciones como estás, la aplicación y efectivización de derechos. Tal es el caso de la propiedad comunitaria indígena incluida en el proyecto y que plantea varios cuestionamientos.
DiarioJudicial.com habló con Silvina Ramírez, presidente de la Asociación de Abogados de Derecho Indígena (AADI) quien sostuvo que “se incorpora esta figura con un carácter eminentemente privatista, en general la propiedad indígena es de índole público porque tiene que ver con la relación que se establece entre el Estado y los Pueblos Originarios”.
En concreto, el proyecto en análisis en el Congreso de la Nación se califica en el artículo 148 a las “comunidades indígenas” como “personas jurídicas privadas” lo que posee un punto esencial de crítica.
Tal y como lo explica Ramírez: “cuando se incorpora con este criterio privatista, se está colocando a la propiedad comunitaria indígena como un derecho real más, como si fuera la propiedad privada pero de otra índole, pero le adjudica los mismos atributos, con lo cual se está distorsionando el concepto mismo de propiedad comunitaria indígena”.
El artículo 2029 del proyecto explica claramente las pretensiones de las modificaciones ya que consigna que “el titular de este derecho es la comunidad indígena registrada como persona jurídica” y “la muerte o abandono de la propiedad por algunos o muchos de sus integrantes no provoca la extinción de este derecho real, excepto que se produzca la extinción de la propia comunidad”.
Es interesante notar la clara contradicción incluso con jurisprudencia internacional en este término ya que teniendo en cuenta por ejemplo el caso de la CorteIDH que en uno de sus fallos, Comunidad Indígena Yakye Axa vs. Paraguay, consigna claramente que “la Corte considera que el otorgamiento de personería jurídica sirve para hacer operativos los derechos ya existentes de las comunidades indígenas, que los vienen ejerciendo históricamente y no a partir de su nacimiento como personas jurídicas”.
Y agrega para clarificar esta concepción que “sus sistemas de organización política, social, económica, cultural y religiosa, y los derechos que ello apareja, como la designación de sus propios líderes y el derecho a reclamar sus tierras tradicionales, son reconocidos no a la persona jurídica que debe inscribirse para cumplir con un formalismo legal, sino a la comunidad en sí misma que la propia Constitución paraguaya reconoce como preexistente al Estado”.
Lo mismo pasa en el caso argentino puesto que la Constitución Nacional en su reforma de 1994 reconoce en el artículo 75 inciso 17 “la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos”, por lo que no requeriría la inscripción en ningún registro.
“El derecho que tienen los pueblos indígenas es a la tierra y al territorio” explica Silvina Ramírez, lo que significa “no sólo la superficie geográfica de la tierra sino el contexto en general, todo el hábitat, incluyendo aire, bosques, etc; territorio es un concepto mucho más abarcativo”, dice.
En ocasión de la celebración Día Internacional de los Pueblos Indígenas la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sostuvo claramente que “para el goce efectivo del derecho a la propiedad comunal de los pueblos indígenas y tribales sobre las tierras que han usado y ocupado tradicionalmente, resulta fundamental que los Estados garanticen el derecho de los pueblos indígenas y tribales a la consulta previa, libre e informada con respecto a las medidas administrativas o legislativas susceptibles de afectarlos, implementada de acuerdo a sus costumbres y tradiciones”.
Este es otro punto en el que hace hincapié Ramírez ya que “la falta de consulta” es notoria en la elaboración del proyecto algo que “a partir del convenio 169 de la OIT, vigente hace más de una década, se estipula que cualquier medida que afecte a los Pueblos Originarios debe ser consultada”, dice Ramírez.
“Sería más correcto, desde una postura principista, hacerlo en una ley especial que articule la reivindicación territorial indígena que ya esta contenida en la Constitución Nacional y en tratados internacionales a los que la Argentina ha adherido”, dijo Ramírez.
Al tiempo que explicó que actualmente, con respecto a los pueblos originarios, “hay una situación grave que tiende a agravarse en la Argentina” ya que “la judicialización no es beneficiosa” y hay un “déficit del Estado, la falta de una política destinada a dar respuestas a los derechos de los pueblos originarios”. “El estado, y el gobierno como cara visible, ha tomado la decisión muy clara de abrir las puertas a la explotación de los recursos naturales desconociendo los derechos de los pueblos indígenas”, agrega.
Fuente: www.diariojudicial.com - Imagen: terceracultura.cl- Foto: Télam

__._,_.___

Uruguay: Como te digo una cosa, te digo la otra.(Abordando eso gris, que parece la teoría)


Jorge Aniceto Molinari

“En estos últimos años hemos sufrido la acción de organizaciones delictivas trasnacionales peores que las del tráfico de drogas, armas, terrorismo, personas, órganos, desechos tóxicos, aunque esta organización delictiva a la que me estoy refiriendo disfruta y trafica también con todos esos crímenes, especialmente mediante el tráfico de dinero y el lavado de dinero. Nos referimos a una buena parte del sistema financiero que mediante rapiñas, robos y estafas, ha hecho estragos hasta en los países más ricos del mundo y especialmente en sus poblaciones. Están increíblemente libres. Deambulan sueltos. Y no son hemisféricos, son esféricos, ruedan. No podemos omitir a esta banda trasnacional altísimamente peligrosa de nuestra lista de amenazas y de riesgos primordiales”.
La frase pertenece al Sr. Ministro de Defensa Nacional don Eleuterio Fernández Huidrobo en la conferencia de Ministros del ramo en Punta del Este Uruguay y ante la presencia entre otros del Ministro de EE.UU. León Panetta.
Como era de esperar la reflexión no ha merecido ningún tipo de comentario de parte de la cátedra y afines, especializada en el tema. El Presidente de la República mencionó que estaba de acuerdo y nada más.
Es normal en este tipo de eventos la emisión de palabras que luego el viento (fuerte en esta época) se encarga de disipar. Pero lo dicho, dicho está y no en vano en Europa sometida a una terrible crisis, el debate sobre los paraísos fiscales y el impuesto a las transacciones financieras está inexorablemente presente en el menú de todos los debates.
Claro está que en la praxis del Ministro no ha estado, no quiere decir que no esté en el futuro, la posibilidad de proponer ideas de cómo solucionar el problema. Su praxis, primero guerrillera, ahora de militante político tiene que ver con el mecanismo de cómo acceder al poder, y la verdad es que si bien primero fracasó, en lo segundo le ha ido bien. Además en esta oportunidad sus interlocutores por otros caminos de acceso ahora están en la misma y además curados de espanto para asombrarse de que algunas verdades se digan, mientras no se proponga nada que altere su rutina.
De todos modos una enseñanza: todos comienzan a ser concientes de cual es el problema, unos lo dicen de una manera otros de otra, pero todos comienzan a ver el quid de la crisis actual que inexorablemente en corto plazo se dilucidará.
Estamos asistiendo al fin de la predominancia en la economía, del modo de producción capitalista, por las buenas, si logramos que se disponga a morir en paz, por las malas con las armas nucleares y el fin de la humanidad.
De todos modos una precisión de importancia, que en su momento había advertido don Carlos Marx; no se puede analizar lo financiero como una entelequia separada del aparato productivo. Las crisis que pueden tener su expresión más patente en lo financiero, lo son en última instancia del aparato productivo de la humanidad. Es el agostamiento de la tasa de ganancia que estimula la liquidez y hace que se inventen miles y miles de formas financieras de estirar la crisis. Por lo general y el Ministro parece presa de ese razonamiento equivocado, se llega interesadamente a la conclusión inversa.
Por otra parte en este Uruguay tan particular, un senador, don José Amorin Batlle del batllismo, Partido Colorado, se dispone a convocar a economistas a efectos de proyectar para su futuro gobierno, si así lo decide el soberano, la eliminación de los impuestos al trabajo y a las pensiones (IRPF e IASS).
Se nos ocurre que sería de interés nacional juntar las dos cosas, el planteo de Amorín y el de Fernández Huidobro, e incluir el análisis de los impuestos al consumo.
Somos de los que pensamos que está crisis solo se supera eliminando los paraísos fiscales, los impuestos al consumo, al trabajo y a las pensiones. Pero principio quieren las cosas. 
(especial para ARGENPRESS.info) Imagen: preparemonosparaelcambio.blogspot.com