viernes, 30 de noviembre de 2012

Regar con lágrimas




Le Monde Diplomatique

Que la agricultura industrial está detrás del uso intensivo del agua es una realidad no suficientemente conocida ni denunciada, sobretodo cuando sabemos que usa más agua de ríos, lagos y acuíferos que la que reponen las lluvias o las nieves. Y ahora, como están divulgando los informes de la organización GRAIN, se puede concluir que los mismos intereses comerciales que la mueven están detrás del agua del continente que más sed pasa: África.
1. La agricultura que no piensa en el agua
Si analizamos las agriculturas tradicionales de los mil y un ecosistemas del Planeta tendremos una obviedad: ha evolucionado adaptándose a la disponibilidad de agua. Sólo recorriendo el estado español, como ejemplo, veremos el cultivo del arroz en los deltas o territorios más húmedos, los cereales de secano de las mesetas áridas o semiáridas, y los cultivos de regadío junto a las riberas de los ríos. Incluso en las islas volcánicas como Lanzarote descubrimos un sorprendente caso de tal coevolución, el cultivo de vides en conos excavados entre las pequeñas piedras de la zona, el lapilli, que aprovecha cada una de las gotas del rocío.
Los pueblos que las diseñaron tenían presente que el agua no es sólo un recurso fundamental para la producción de alimentos, también tenían claro que es un re-curso, un curso que tiene que volver, preciado y ‘caído del cielo’. Será por eso que en todas las culturas y religiones el agua aparece como elemento sagrado. En todas menos una, la cultura capitalista del negocio, que ha desarrollado una agricultura industrializada que no piensa en el agua y la usa hasta el derroche por encima de las capacidades de la Naturaleza de reponerla.
El caso más paradigmático lo denunciaba el poeta uzbeko Muhammed Salikh, «No se puede rellenar el mar de Aral con lágrimas», refiriéndose a la destrucción de la cuarta masa de agua dulce más grande del mundo, el Mar de Aral en el Asia Central. En pocas décadas una agricultura de regadío de algodón a muchos kilómetros de este lago interior le robó tanta agua, que si bien las cosechas fueron exitosas, hoy apenas se mantiene el 10% del volumen de agua que contenía, está contaminada y la pesca y quienes vivían de ella ha desaparecido.
Sí efectivamente, observar la foto del Mar de Aral antes y después te hace sentir vergüenza de un ser humano torpe donde los haya, donde la avaricia se hace evidente e insoportable, pero una situación similar tenemos a nivel global escondida bajo el disfraz del ‘rendimiento’ agrario, con la etiqueta de muchas universidades avalando el sistema y con la marca de muchas empresas de dudoso prestigio. Se ha impuesto su discurso, el de la industrialización de la agricultura para producir más alimentos cuando sabemos que es el discurso de quienes sacan tajada económica, no de la lucha contra el hambre ni la defensa de la biodiversidad. Las semillas de alto rendimiento, los pozos y motores de bombeo, las canalizaciones excesivas y desde luego la ganadería intensiva, en un sistema de mercadeo sin regulaciones, son los actuales y velados sistemas derrochadores de agua dulce.
El gobierno Saudí durante los años 80 invirtió miles de millones de dólares para bombear el agua de sus acuíferos para regar millones de hectáreas de trigo y posteriormente de alfalfa para la ganadería estabulada. Apenas les queda agua subterránea. Las plantaciones frutales de California, en Estados Unidos, son un éxito comercial pero se calcula utilizan un 15% más del agua que reponen las lluvias. No podrá continuar mucho tiempo. En la India los cálculos cifran que la agricultura industrial que reemplazó los sistemas y cultivos tradicionales es posible gracias a un uso del agua subterránea de 250 km3 por año, alrededor de 100 km3 por encima de la restitución que garantizan las lluvias. De entre los cultivos comerciales impuestos en algunos estados de la India destaca la caña de azúcar, uno de los cultivos que [además de desplazar cultivos alimenticios] más agua consumen, igual que en otras regiones del mundo los intereses económicos han impuesto – mutilando muchos bosques y selvas- las plantaciones de sedientos eucaliptos para la industria papelera. La industria animal que ha impuesto el sobreconsumo de carne en el mundo es también un claro responsable del agotamiento del agua potable. Las necesidades de agua para la producción de alimentos de origen animal es lógicamente mucho más alta que la dedicada en alimentos vegetales, pero si además hablamos de ganadería intensiva, alimentada en establos con granos producidos intensivamente e importados de otros continentes, y su carne es comercializada en otros países, el consumo de agua se dispara hasta la insostenibilidad. Promover este modelo de agricultura industrial tiene consecuencias muy peligrosas, como ya saben en China, donde actualmente más de 100 millones de su población depende de alimentos producidos mediante un uso excesivo de agua, es decir, un modelo sin futuro.
Cualquiera de los casos comentados, supone a medio plazo un grave problema de sobreuso del agua dulce y de inmediato una vulneración de la Soberanía Alimentaria de los pueblos afectados. Son ejemplos de unos intereses comerciales que pisotean medios de vida de comunidades campesinas; de desplazamientos forzados de sus regiones; de desertización, salinización o encharcamiento de sus tierras; de contaminación de las aguas de riego o de boca; y claro de mucha menos agua disponible para la producción de sus alimentos.
Son en definitiva, y como escribió Vandana Shiva, «las guerras del agua». No es una gran guerra abierta con misiles y cañones, con invasiones y soldados; es un sutil pero dramático avance de una modelo agrícola que saca agua de donde sea -con graves costes ecológicos y sociales- para producir su mercancía a vender. Un terrorismo empresarial con la connivencia de las instituciones políticas y su violencia de despacho. Las guerras del agua ya causan muchas bajas, y parece no tienen freno.
1. El saqueo hídrico de África
Arabia Saudí, China y algunos magnates indios son junto a algunos fondos de inversión y empresas del sector agroalimentario, los sujetos que más tierras están adquiriendo en África, desde principios de siglo, en lo que se conoce como ‘acaparamiento de tierras’. ¿Sólo buscan el valor de la tierra? No. Es la escasez de agua que padecen sus sistemas de cultivos agroindustriales la que en buena medida les está llevando a tales adquisiciones.
GRAIN ha analizado un buen número de las adquisiciones de tierra en regiones africanas y afirma que «casi todos ellos están ubicados en la cuencas de los ríos más grandes con acceso al riego, ocupan tierras fértiles en los humedales o se ubican en áreas más áridas donde puede llegar agua de los grandes ríos o de aguas subterráneas mediante bombeo». Las aguas del Nilo, el Níger o el Congo son, no hay duda, una nueva mercancía para controlar por parte de estos capitales pues saben les representará muchos dividendos con la comercialización de las materias primas ahí producidas, en su caso, alimentos o agrocombustibles para la exportación.
Se calcula que en tierras etíopes se han ‘entregado’ a inversionistas extranjeros un total de 3.6 millones de hectáreas para ser puestas en producción de regadío (como Karuturi Global Ltd de India que obtuvo una concesión de 50 años renovables, por 100 mil hectáreas con opción para otras 200 mil hectáreas; Saudi Star de Arabia Saudita que obtuvo 140 mil hectáreas y está tratando de obtener más; o Ruchi Group de India que firmó un contrato por 25 años por 25 mil hectáreas). En el Sudan del Sur y en Sudan la cifra asciende a 4.9 millones de hectáreas entregadas a corporaciones extranjeras como Citadel Capital (Egipto), Pinosso Group (Brazil), ZTE (China), Hassad Food (Qatar), Foras (Arabia Saudita), Pharos (EAU) y otros, que proyectan también ponerlas a producir. Lo mismo está ocurriendo en Egipto, con más de 140 mil hectáreas entregadas a inversionistas saudís.
¿Podrá entonces la frágil cuenca del Nilo asumir el riego para estos 8 millones de nuevas hectáreas puestas en producción agroindustrial? ¿Tendrán en cuenta, como siempre han tenido las comunidades locales, que la disponibilidad de agua del rio es estacional o cultivaran en ciclos continuos año tras año? Si el acaparamiento de tierras no se detiene y se devuelve el manejo comunal de las aguas del Nilo a la población local, la finitud del recurso agua se hará presente. Tengamos presente que según la FAO la cantidad máxima de tierras de riego que puede asumir el Nilo en el total de estos cuatro países señalados es de poco más de 8 millones de hectáreas. Actualmente se riegan ya unos 5 millones, con lo que añadir estos nuevos 8 millones generarían un sobre uso de más de 5 millones de hectáreas de tierra, es decir, una cantidad enorme de déficit hídrico para una cuenca cuya función principal sería regar los cultivos campesinos de la población local de los diez países a los que entrega aguas.
1. Una guerra de mal perder
Las guerras por el agua de la mano del acaparamiento de tierras está afectando a millones de personas africanas y a su medio de vida, la agricultura, la ganadería o el pastoreo. Citando de nuevo a Vandana Shiva es un combate entre dos culturas muy distintas: «una cultura que entiende el agua como un elemento sagrado cuyo suministro es un deber para el mantenimiento de la vida, y otra que considera el agua una mercancía, y su propiedad y comercio un derecho fundamental de las empresas».
En cada nueva compra o adquisición de tierras en África tenemos una victoria de la cultura de la mercantilización del agua que deja a miles de personas, respetuosas y sensibles con su entorno, sin el acceso adecuado al agua para su sustento. En cada nuevo acaparamiento la cultura de la agricultura industrial, del derroche del agua dulce y de su contaminación avanza posiciones sobre las culturas de los suelos vivos, llevando a tal extremo el uso del agua que esquilmará el futuro de nuevas generaciones. Quién sabe si en realidad detrás de cada parcela de tierra fértil robada no hay previsto el peor de sus usos, la especulación financiera, muy propio de los protagonistas de la cultura que destruye los bienes comunitarios.
«Los defensores de los acuerdos de cesión de tierras y de los mega sistemas de riego –explica GRAIN en referencia a estos abanderados de la cultura de la mercantilización- argumentan que estas grandes inversiones deben ser bienvenidas como una oportunidad para combatir el hambre y la pobreza en el continente. Pero utilizar excavadoras para darle lugar a los cultivos de exportación que requieren uso intensivo de agua no es y no puede ser una solución al hambre y la pobreza. Si la meta es aumentar la producción de alimentos, entonces hay amplia evidencia de que esto puede ser logrado en forma mucho más efectiva, construyéndola sobre los sistemas tradicionales de manejo de aguas y de conservación de suelos de las comunidades locales. Sus derechos colectivos y tradicionales sobre la tierra y las fuentes de agua deben ser fortalecidos y no pisoteados».
Más de un tercio de personas africanas hoy viven con escasez de agua; muchos millones tienen enormes dificultades para asegurar su alimentación que se agravarán con el encarecimiento de la materia prima derivado de la especulación; y los efectos del cambio climático ya están afectando a su agricultura. No añadamos a tales dificultades un robo a gran escala de sus recursos –tierra y agua– que solo «las personas y comunidades de África deben administrar y controlar para enfrentar los inmensos desafíos que tienen por delante en este siglo».
Imagenes: gustavoduch.wordpress.com - biowashmexico.com - 

El nivel del mar sube un 60% más rápido que lo previsto



Así, mientras la temperatura aumenta y parecen ser consistentes las proyecciones realizadas en el cuarto informe de evaluación del IPCC (AR4)
El nivel del mar está subiendo un 60 por ciento más rápido que las proyecciones del cuarto informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) de la ONU, según una investigación de expertos del Instituto Potsdam de Investigación del Impacto Climático, Tempo Analytics y el Laboratorio de Estudios en Geofísica y Oceanografía Espaciales, publicada este miércoles en 'Environmental Research Letters'. Así, mientras la temperatura aumenta y parecen ser consistentes las proyecciones realizadas en el cuarto informe de evaluación del IPCC (AR4), las mediciones por satélite indican que los niveles del mar están aumentando realmente a un ritmo de 3,2 milímetros al año, frente a la mejor estimación de 2 milímetros anuales. El estudio realizó un análisis de las temperaturas globales y los datos del nivel del mar durante las últimas dos décadas y comparó ambas proyecciones con las hechas en el informe tercero y cuarto del IPCC. Los resultados se obtienen tomando los promedios de los cinco terrenos disponibles y la serie mundial de la temperatura del océano. Después de eliminar los tres fenómenos que causan variabilidad a corto plazo en las temperaturas globales (variaciones solares, aerosoles volcánicos y El Niño/Oscilación del Sur), los científicos descubrieron que la tendencia al calentamiento global en este momento es de 0,16 ° C por década, conclusión que sigue de cerca las proyecciones del IPCC. Pero las mediciones satelitales de los niveles del mar mostraron una imagen diferente, con unas tasas de aumento de un 60 por ciento más rápido que las proyecciones en el AR4. Las mediciones satelitales del nivel del mar suben por el rebote de las ondas de radar detrás de la superficie del mar, pero estos aparatos son mucho más precisos que los medidores de mareas, ya que tienen cobertura casi global, mientras que estos últimos sólo muestran mediciones a lo largo de la costa. Los mareógrafos también incluyen la variabilidad que no tiene nada que ver con los cambios en el nivel del mar global, sino más bien con la forma en la que el agua se mueve en los océanos, por ejemplo, bajo los efectos del viento. El estudio también muestra que es muy poco probable que el aumento de la tasa se deba a la variabilidad interna del sistema climático y concluye que los componentes no climáticos de la subida del nivel del mar, como el almacenamiento de agua en los embalses y la extracción de aguas subterráneas, no tienen un efecto en las comparaciones realizadas. "Este estudio demuestra una vez más que el IPCC está lejos de ser alarmista, pero en realidad tiene subestimado el problema del cambio climático, que se aplica no sólo en el aumento del nivel del mar, sino también a eventos extremos y la pérdida de hielo marino en el Ártico", afirmó el autor principal de la investigación, Stefan Rahmstorf. (ECOticias.com – ep)
---------------------------
Cambio climático
El aumento de los mares supera todas las previsiones de las Naciones Unidas


Un estudio demuestra la gravedad de la situación. Refugiados y conflictos climáticos en perspectiva.
Las aguas de los mares en el planeta crecen aceleradamente. Con un avance 60 por ciento más rápido de lo proyectado por los expertos de las Naciones Unidas en su informe del 2007.
Así la sostiene un estudio que acaba de ser publicado en “Environmental Researchs Letters”, revista británica especializada en la materia, y que fue retomado en las últimas horas por diversos medios internacionales de información.
Las preocupantes revelaciones coinciden con la realización en Doha, capital de Catar, de las 18 Conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático. Allí, representantes de 190 países reunidos desde el lunes 26 de noviembre hasta el 7 de diciembre, deben evaluar el futuro del Protocolo de Kioto y avanzar los contenidos de lo que debería ser un acuerdo amplio sobre el clima previsto para 2015.
Crecen las aguas
El estudio de la publicación especializada sostiene que los mares podrían crecer en torno a 1 metro hasta el fin del siglo, superando significativamente las cifras de entre 18 y 59 centímetros anticipadas por el Grupo de Expertos de la ONU sobre el Clima (GIEC) en su informe del 2007.
De perpetuarse el actual nivel de calentamiento global y de crecimiento de las aguas, regiones enteras del globo, ubicadas a menos de un metro por sobre el nivel del mar, como por ejemplo Bangladesh, estarían condenadas a desaparecer. Concentraciones urbanas como la ciudad de Nueva York podrían confrontarse a una situación semejante a la recientemente vivida con el huracán Sandy.
Desastre ecológico, conflictos crecientes por los recursos naturales y millones de refugiados climáticos, serían parte de ese catastrófico escenario anticipado por el estudio de la revista británica.
Conferencia de Doha
Las señales de alerta se multiplican en las dos primeras jornadas de la Conferencia sobre el Cambio Climática de Catar, inaugurada el pasado lunes 26 de noviembre.
Las voces más realistas subrayan la preocupación creciente en no lograr controlar el calentamiento climático en 2 grados, máxima soportable según hipótesis de especialistas.
De mantenerse el ritmo creciente actual de calentamiento sin tomarse medidas drásticas de control de la emisión de gases, se baraja la hipótesis de un aumento de entre 3 y 5 grados hasta el final del siglo.
Entre calentamiento global y crecida acelerada del nivel del mar, la Conferencia de Catar se confronta a decisiones radicales. La apuesta es intentar un nuevo acuerdo global que se firmaría en 2015 y que entraría en vigor a partir del 2020. Actualizando y reemplazando el Protocolo de Kioto (1997) y Kioto 2.

Violencia enmascara pugna por minerales en este congoleño


Julio Morejón Tartabull (PL)

Los combates entre guerrilleros y el Ejército en el oriente de la República Democrática del Congo (RDC) reflejan una pugna histórica por la posesión de las riquezas, mayormente minerales, de ese país de África central.
Si bien la violencia empaña el lente con el cual se observa el desarrollo del conflicto, que ahora preocupa a los países de la región de los Grandes Lagos, el trasfondo del asunto trasciende las fronteras y apunta hacia las arcas de las firmas trasnacionales.
El evento bélico enfrenta a los efectivos del Movimiento 23 de Marzo (M23) con las Fuerzas Armadas de Kinshasa. Tal situación generó el desplazamiento de miles de residentes de Kivu Norte, escenario de la actuación guerrillera, pero también un importante asiento de materias primas estratégicas como el coltán (columbio y tantalio).
En la RDC se halla alrededor del 80 por ciento de las reservas mundiales de esa combinación que tras ser elaborada se emplea en la confección de medios con tecnologías de las más recientes generaciones, por ejemplo en microprocesadores, medios de transmisión y el teléfono móvil, de uso rutinario.
La explotación del coltán es parte de la competencia global entre las trasnacionales que prefieren -con menores inversiones y el sacrificio de muchos seres humanos- lograr multimillonarias ganancias con el tráfico de lo que se considera uno de los minerales de sangre, por las guerras que causa.
Entre las trasnacionales implicadas en el comercio ilegal del material están las belgas Trademet, Cogecom, Sogem; las norteamericanas Cabot Corporation, Kemet Electronics, Speciality Metals Company, Trinitechinternational Inc. y Vishay Sprague, y las alemanas H.C. Starck GmbH & Co y SLC Germany GMBH.
"El verdadero problema de la guerra en África no es porque los africanos amen matarse. Es por las riquezas que se quieren sacar. Había que desestabilizar para poder saquear las riquezas del Congo", dijo en una entrevista Victor Nzuzi, coordinador del movimiento Nueva Alternativa para el Desarrollo.
En Naciones Unidas se presentaron informes en los que se acusaba a determinadas trasnacionales por el tráfico y explotación ilegal de los minerales congoleños, pero ninguna fue presionada o perseguida.
"Es verdad que tenemos conflictos territoriales entre nosotros, los africanos. Pero también tenemos que responsabilizar a las trasnacionales que promovieron invasiones y guerras para sacar minerales que eran transportados a Europa por compañías suizas o belgas como SABENA o Swissair", añadió Nzuzi.
Los combates en el oriente de la RDC están relacionados con la distribución de áreas físicas, las minas en las provincias de los Kivu, y de zonas de influencias favorables para el más de un centenar de trasnacionales que explotan esa región de donde generalmente extraen superganancias.
En ocasiones los grupos armados antigubernamentales se benefician con esas acciones de las firmas, pues actúan como ejércitos privados (mercenarios) o porque operan garantes de las operaciones ilegales y, en casos, para asegurar que los trabajadores permanezcan laborando en condiciones de semiesclavitud.
El Movimiento 23 de Marzo y otros grupos armados actúan en ese ámbito, pero el más sobresaliente es el M23, del que el Congo Democrático indica que recibe apoyo de Ruanda, lo cual rechazan las autoridades de Kigali, participantes activos en la recién concluida Conferencia Internacional de los Grandes Lagos que se pronunció por la paz.

-----------------------------


PL

Una concentración promovida por organizaciones sociales y no gubernamentales rechazó hoy en la Plaza de Armas, de esta capital, el apoyo ofrecido por el gobierno a la instalación en Paraguay de la multinacional Río Tinto Alcán.
El acto, efectuado frente a la sede del Parlamento, coincidió con demostraciones similares efectuadas en las ciudades de Encarnación, Itapúa, Ciudad del Este y otras, así como las realizadas por paraguayos residentes en Buenos Aires, París y Madrid, según se informó.
Ostentando telas y carteles con letreros en español y guaraní, llegaron a la plaza los grupos de participantes, especialmente jóvenes, que expresaron a viva voz su oposición a la entrega pretendida de parte de la soberanía nacional a la transnacional canadiense.
La reacción popular fue provocada por el anuncio gubernamental de que se iniciará una nueva fase de las negociaciones reservadas mantenidas para la instalación en territorio paraguayo de una planta gigante de fabricación de aluminio.
La campaña denominada No al golpe de Río Tinto se refiere a las concesiones pedidas por la multinacional que incluyen el suministro del servicio eléctrico, por un espacio de 30 a 50 años, subsidiado por el Estado a precios señalados por opositores como menores al real costo de la energía.
Igualmente, Río Tinto aspira a facilidades aduanales para las importaciones y exportaciones necesarias, instalaría la planta cerca de ríos que podrían ver contaminadas sus aguas y amenazaría a zonas del país con las perjudiciales lluvias ácidas causadas por su modelo de producción.
Un vocero de la campaña señaló que las movilizaciones se multiplicarán ahora por la certeza del apuro del gobierno de Federico Franco para materializar el polémico acuerdo.
Personalidades de la izquierda paraguaya asistieron al acto en apoyo al movimiento contra Río Tinto, entre ellas, Aníbal Carrillo, candidato presidencial del Frente Guasú, coalición de partidos y movimientos populares y el senador Sixto Pereira. (Imagen: unenoticias.com - elcatalejoaldia.blogspot.com)

Repudio a la Violencia minera en Chubut



Ante el silencio tanto de la prensa corporativa como de la oficialista, unas 300 personas llevadas hasta Rawson emboscaron y golpearon con gomas, cadenas y entusiasmo, a vecinas y vecinos que defienden la vigencia de la Ley 5001 de Chubut, que prohíbe la minería a cielo abierto en la provincia.  
“Es muy triste ver a gente cobarde, grandotes armados con palos, pegándoles a las mujeres. Pero vamos a seguir sin entrar en provocaciones”. Al cierre de esta crónica continuaban hospitalizados un chico de 15 años, una joven y una mujer mayor. El periodismo enjaulado en el debate sobre el 7 de diciembre guarda similar silencio sobre estos hechos en los que se juega uno de los principales conflictos del presente: la disputa por los territorios, los recursos naturales, los modelos económicos, los derechos y la cabeza de las personas.
 Encuesta, cadenazos y SIDE
Los vecinos (menos de 100 personas, muchas mujeres y niños) se dirigían a la sesión de la Legislatura cuando fueron emboscados por patotas de la UOCRA (Unión Obrera de la Construcción) y barras bravas futboleras trasladadas desde distintos puntos de Chubut. El hecho confirma en qué consiste el apoyo público del dirigente de la UOCRA y ex agente de la SIDE Gerardo Martínez al “marco regulatorio” que impulsa el gobernador Martín Buzzi, que en realidad busca habilitar la actividad que la sociedad rechaza: hasta un diario proclive a la minería como Jornada, publicó el lunes último una encuesta de la multinacional Aresto Instant Research que confirma que la mayor parte de los chubutenses -55% contra 35%- rechaza la minería.
¿Qué es democracia?
Tal vez por esa percepción sumada a las encuestas, el gobierno provincial descartó la idea de realizar un plebiscito para que la sociedad se exprese. El argumento fue un tanto lisérgico y novedoso: “El pueblo no gobierna sino a través de sus representantes, que son los diputados”, manifestó alguien a quien nadie siquiera votó, el ministro de Gobierno Javier Touriñan según lo reflejaron el diario El Chubut y la página Contacto Minero.  Pablo Palicio: “Lo increíble es que mientras las patotas nos pegaban se veía a algunos diputados en las ventanas de la Legislatura mirando todo, sin hacer nada”. La legislatura y las patotas quedaron custodiadas por el GEOP (Grupo Especial de Operaciones Policiales). Restan tres sesiones en la Legislatura (el próximo jueves, el martes 11 y jueves 13 de diciembre) y el enigma es si votarán en un clásico entre gallos y medianoche, o si se escuchará lo que la sociedad plantea: que se respete la Ley.
Lo que se juega
El gobierno provincial intenta aprobar legislativamente un “marco regulatorio” que permita lo que prohíbe la ley 5001: la actividad minera a cielo abierto, y el uso del cianuro. Las asambleas de Rawson, Trelew, Dolavon y otras localidades en las que se ha contagiado el rechazo a la minería, concurren a las sesiones en las que el tema aún no ha sido tratado. Esta vez, desde el lunes a la noche, camiones y camionetas instalaron junto al parlamento una enorme carpa, baños químicos y toda la gastronomía requerida para simular una “movilización” pertrechada de paso con gomas y cadenas para ahuyentar vecinos.
Lucas Fossati dijo a lavaca desde Rawson: “Agradecemos que alguien se comunique. Los vecinos han sido reprimidos. Esta semana vinieron Amado Boudou y el ministro Norberto Yahuar a la provincia. Antes habían estado con Gerardo Martínez en Buenos Aires y con el diputado del FPV Carlos Eliceche. Nosotros estamos contra la megaminería, y trajeron patotas para que no hagamos nada. Pedimos el orden del día en la Legislatura, y cuando estábamos saliendo del edificio empezaron a corrernos, pegar, tirar piedras, le pegaron a mujeres, a todos”.
Pablo Palicio: “Es muy triste ver a gente cobarde, grandotes armados con palos, pegándoles a las mujeres. El contingente era enorme. Trajeron unos 30 o 40 colectivos de toda la provincia y con grupos de trabajadores de la construcción contratados para la minera. Por eso los que salieron a pegar no fueron los trabajadores, sino la patota que vino especialmente a eso. Nosotros como asambleas vecinales seguiremos con nuestro reclamo que es pacífico, y ahora se ha sumado mucha gente, todos indignados con esta violencia, que es la violencia de los que quieren imponer por la fuerza algo que la sociedad no quiere”.
Fuente: Agencia La Vaca
REPUDIO PROVINCIAL Y NACIONAL
Por Sindicato de Trabajadores de Prensa del Oeste del Chubut
El sindicato de trabajadores de Prensa del Oeste del Chubut expresa su enérgico repudio por los actos de violencia y agresión generados ayer en Rawson, frente a la Legislatura por sectores que responden a la UOCRA, a la empresa minera Yamana Gold-Minas Argentinas y al propio gobierno provincial, quienes atacaron salvajemente y con total impunidad a un minúsculo grupo de vecinos que pretendían ingresar a la Legislatura provincial para presenciar y defender los intereses de la gran mayoría de quienes conformamos el pueblo del Chubut que le esta diciendo en forma categórica y desde hace 10 años NO A LA MINA – SI A LA VIDA. Hacemos responsable de lo sucedido a la empresa Yamana Gold-Minas Argentinas que pretende a los golpes imponer la explotación minera en Esquel, dejando en claro que su presencia en nuestra ciudad y en la provincia solo ha servido para alterar la paz social y llevarnos a una confrontación. Asimismo hacemos responsables de lo ocurrido en Rawson y de lo que a futuro pudiera ocurrir, al gobierno provincial, el gobernador Buzzi, sus funcionarios y los intendentes de cada municipio, que deben principalmente y por sobre todas las cosas velar por la seguridad y tranquilidad  de los chubutenses y no ser marionetas que respondan a los ambiciosos intereses de las empresas mineras. Por último, esperamos que las empresas periodísticas estén a la altura de la circunstancias en estos difíciles momentos que vive la ciudadanía de Chubut, dejando al menos por una vez sus también ambiciosos intereses económicos, privilegiando su objetivo o razón de ser que es o debería ser, el de informar realmente lo que pasa, ya que creemos que un pueblo bien informado nos hará un pueblo libre.
NO A LA MINA – SI A LA VIDA - COMISIÓN DIRECTIVA DEL SINDICATO DE TRABAJADORES DE PRENSA DEL OESTE DEL CHUBUT

Por Partido Socialista Auténtico del Chubut
El Partido Socialista Auténtico del Chubut, integrante del Frente para la Victoria,  repudia el atentado contra el ejercicio de opinión pacífica y democrática producido por un grupo de inadaptados al servicio de los intereses políticos, económicos y sindicales que apoyan la minería en condiciones de saqueo y contaminación y solicita que se arbitren inmediatas medidas que permitan crear un contexto de libre participación para todos los sectores. Es inadmisible que se impida a los ciudadanos expresar sus opiniones en libertad, agrediendo impunemente a hombres, mujeres y niños, siguiendo prácticas violentas que creíamos desaparecidas,  así como favorecerlo no creando condiciones de seguridad mínimas ante lo previsible. Estas prácticas políticas constituyen un obstáculo más hacía quienes planteamos el desarrollo de un proyecto político nacional y provincial en beneficio de las mayorías, demostrando una vez más que una mala fotocopia política nunca será igual a un buen original. Desde nuestra posición política sostenemos una vez más que no puede existir proyecto económico que perjudique los intereses sociales y ambientales del conjunto, que no debe aprobarse ninguna modificación a la normativa actual en la provincia respecto de la cuestión minera y que es necesario crear las condiciones políticas para la modificación inmediata de la normativa nacional referida a la materia. Decirlo, como lo hacemos,  es el mejor ejemplo de nuestra solidaridad con el proyecto nacional y popular que encabeza la doctora Cristina Fernández de Kirchner.- 
MESA EJECUTIVA PSA DEL CHUBUT.-

Por MEDH regional Trelew
Desde el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos-Regional Trelew, repudiamos los hechos ocurridos en la tarde del martes 27 de Noviembre, frente a la legislatura de la provincia de Chubut, donde grupos identificados con el SI a la MINERIA, agredieron a manifestantes de las asambleas que vienen militando en nuestra provincia en contra de ella.
Ante la ausencia total del Estado, que debía garantizar las expresiones de cada uno de los sectores, la violencia ganó la calle, hiriendo y lastimando, no sólo a los manifestantes, sino a la DEMOCRACIA Y esto se genera por un gobierno provincial que busca imponer sin el adecuado tratamiento e información a la población, un marco regulatorio para una actividad que genera muchas dudas sobre sus potenciales beneficios al conjunto de la sociedad, e impactando sobre el principal recurso de la provincia, que es el AGUA.
Desde el MEDH-Reg. Trelew, lamentamos que quienes tienen que velar por el bien común pongan en peligro la paz social de la comunidad y exigimos el esclarecimiento y  castigo institucional a los responsables. A su vez, solicitamos a los representantes del pueblo en la legislatura, que garanticen un adecuado tratamiento del tema, clarificando la información y legislando para todos los chubutenses, los de hoy y los de mañana. Que el Dios de la Vida nos ayude a encontrar la verdad, a construir la justicia y a garantizar la paz, que es VIDA en abundancia para todos.
Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos-Regional Trelew

Por Cátedra Libre de Derechos Humanos de la UNPSJB
La Cátedra Libre de Derechos Humanos de la UNPSJB repudia enérgicamente la represión sufrida ayer por un grupo de vecinos que se manifestaban pacíficamente en la Legislatura de la Provincia del Chubut oponiéndose al tratamiento del Marco Regulatorio y a la instalación de las megamineras en la provincia.  Estos vecinos/as y sus hijos/as fueron emboscados y golpeados salvajemente, por alrededor de 300 personas llevadas especialmente a Rawson para reprimir la protesta de los vecinos, en un marco donde la policía no actuó dejando la "zona liberada" para que se produzca enmascaradamente la represión.  Claramente estos hechos muestran el contexto de violación a los Derechos Humanos de los ciudadanos/as, cuyo principal responsable es el actual gobierno provincial. Lamentablemente días atrás en la ciudad de Comodoro Rivadavia presenciamos, también, la represión a los Trabajadores de ATE que se encontraban reclamando por salarios y condiciones de trabajo dignos por parte de la policía chubutense. Denunciamos que la represión a las manifestaciones de trabajadores/as y/o vecinos y protestas sociales se han convertido en Política de Estado. Repudiamos el accionar de las patotas y mafias contratadas especialmente para reprimir Exigimos a las autoridades, se respeten las garantías constitucionales que como ciudadanos y ciudadanas nos fueron otorgadas en nuestra carta magna. Exigimos se esclarezcan las responsabilidades y se aplique el marco de justicia que debe primar en un estado democrático. En el marco del respeto a los Derechos Humanos, Exigimos que no se vuelvan a repetir estas acciones violatorias de los mismos.

Por SERPAJ
Ante los terribles hechos ocurridos en Provincia de Chubut el martes 27 de noviembre en horas de la tarde, donde asambleístas no a la mina fueron gravemente heridos por patoteros que actuaron ante la inacción de la policía que permitió la brutal paliza.
Hemos recibido la siguiente información por parte de quienes han sufrido esta terrible agresión: Los hechos ocurridos se desarrollaron cuando militantes de las organizaciones socio-ambientales que conforman la Unión de Asambleas Patagónicas (UAP) se autoconvocaron en la legislatura chubutense de manera pacífica como habitualmente hacen, para defender la ley 5001 que prohíbe la mega minería. El Gobierno provincial mediante un marco regulatorio que debe emitir la Legislatura de Chubut quiere anular esta prohibición. En ese momento fueron violentamente reprimidos por un  contingente, contratado en la ocasión, que se desplazó con palos y cadenas, ubicándose detrás de emplazamientos de doble vallado colocados por la policía provincial. Otro grupo represor con carteles pro mineros había ingresado a Rawson desde la localidad de Paso del Sapo. Son muchos los heridos, algunos de suma gravedad y conforme a explicaciones de los compañeros movilizados hacía tiempo que no se veía en la provincia del Chubut semejante represión. Ministros y funcionarios del gobierno de Buzzi habían descartado realizar una consulta popular considerando que una legislatura leal a sus fines haría las reformas del marco regulatorio minero, después de todo –dicen para negar la consulta- “el pueblo gobierna a través de sus representantes”. Con las fuerzas de choque el gobierno de la provincia del Chubut pretende demostrar que hay una parte importante de la población que desea la mega minería contaminante y tal como se aprecia, la violencia es el camino que utilizan para aprobar un marco regulatoria propicio.  Ante estos hechos que, una vez más pretenden reprimir la legitima protesta social, expresamos nuestra preocupación y repudio. Esta forma de “disuasión” viene dándose a lo largo y ancho del territorio de nuestro país y no debemos permitirla. Exigimos a las autoridades, que se respete la voluntad popular expresada en la ley 5001 que prohíbe la mega minería en el Chubut, que identifique de los agresores y que se aplique sobre ellos las leyes correspondientes a estos graves hechos de violencia.
Adolfo Pérez Esquivel

Por Piuke
Tenemos un límite
Le pegaron a nuestros amigos, amigos noviolentos, amigos y amigas y sus familias. Vecinos y vecinas que reclamaban por un futuro sin cianuro, que pacíficamente quisieron presenciar la sesión de la Legislatura de Chubut, fueron apaleados, golpeados, reprimidos, por un grupo de sindicalistas de la UOCRA que, llevados por el gobierno, en más de 25 micros, los emboscaron cobardemente con palos y cadenas. 
Queremos que se vayan los corruptos y los traidores. Queremos que se vayan los que en la Patagonia, con el cartel de la lucha del 70, hoy sostienen la entrada de las corporaciones a fuerza de cadenas y palos contra los vecinos. De esta traición no hay retorno. 
Esperamos que no sigan callando cobardemente los que estando en el gobierno rechazan esta entrega. Es quizás la última oportunidad de recuperar la dignidad. 
Esperamos los repudios públicos de los sindicatos que no aceptan esta indigna conducta. Esperamos que se revierta este camino de violencia, saqueo y contaminación. Esperamos porque tenemos esperanza.  No se hace militancia ni se gobierna pegándole a los hombres, a las mujeres y a los niños. No les tenemos miedo. 
Queremos un mundo mejor y una Patagonia sin megaminería con Agua y Vida.
Asociación Ecologista Piuke
Imagenes: Kavellido - Fuente: Puerta E

Argentina: La minera que se viene




La megaminera Vale, una de las más grandes del mundo, está próxima a radicarse en Mendoza. Aunque es muy poco lo que se sabe acerca del proyecto ya se puede calcular el impacto ambiental que significará para el país: "El consumo de agua previsto por el yacimiento equivale al de un millón de personas", además la actividad dejará menos del 1.5% de regalías en el país, "se producirán 2,4 millones de toneladas de potasio por año para exportar a los agronegocios brasileros que están desforestando la selva Amazónica".
Según el sitio web de la empresa Vale, se trata de un proyecto de extracción y procesamiento de cloruro de potasio, en un yacimiento cuya bocamina está a 200 kilómetros de Malargüe, en Mendoza. “Para la extracción del mineral se utilizará una tecnología innovadora denominada ’minería por disolución’. El proceso consiste en perforar un par de pozos hasta encontrar el potasio, que será disuelto mediante el uso de agua caliente a una profundidad promedio de 1.200 metros”. Una vez extraído, el potasio será trasladado por vía férrea hasta el puerto de Ingeniero White, en Bahía Blanca. “El proyecto prevé la construcción de un nuevo tramo de ferrocarril de aproximadamente 360 Km. y la renovación de más de 500 Km. de vías existentes entre las ciudades de Cervantes y Bahía Blanca, lo que representa un total de 860 Km”. Para el suministro de energía eléctrica del proceso se construirán nuevas líneas de transmisión de alta tensión, con una extensión aproximada de 120 Km. Y el gas, provendrá de la exploración de gas no convencional, lo que -dice la empresa- “no afectará el consumo industrial ni residencial”. Se producirán 2,4 millones de toneladas de potasio por año para exportar a los agronegocios brasileros que están desforestando la selva Amazónica.
Para el Foro Permanente por el Medio Ambiente (Foperma), la empresa Vale “vendió espejitos de colores”.
La defensoría del Pueblo de la Nación emitió la Resolución 108/2010 “que recomienda hacer los estudios de impacto ambiental en forma integral, acumulativa e interjurisdiccional. Es decir todo junto, hasta el puerto de Bahía Blanca, entre Nación y las cinco provincias: Neuquén, Mendoza, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires”.
Es muy poca la información que se tiene del proyecto. “No sabemos si hay estudio de impacto ambiental, no sólo por el tren sino por todo el proyecto. Hay mucha falta de información. Además hemos denunciado que aquí lo que hace falta es que se hagan los estudios”, explican desde el Foro. El 70 por ciento del yacimiento está en Neuquén. De modo que en algún momento habrá pozos en Neuquén. La defensoría del Pueblo de Nación dice que la salinización del río es posible, porque habrá una pila de sal que equivale a 210 hectáreas de ancho por 50 metros de alto. Por lo que la explotación pone en riesgo 150 mil hectáreas de producción. También afecta la provisión de agua y gas ya que necesita un millón de metros cúbicos de gas, todo el consumo de Mendoza y un tercio de la importación de Bolivia. De modo que la Defensoría dice que la falta de gas y la importación seguirán aumentando afectando a todos los argentinos. De este modo, el impacto es tan grande que supera a la zona de Malargüe y alcanza a todo el pueblo argentino. El consumo de agua previsto por el yacimiento equivale al de un millón de personas. Esta actividad deja menos del 1,5 por ciento (de regalías en el país) porque esto está por ley de minería hecha en la época de Menem. Anuncian que generará miles de empleo, pero según la propia información empresarial una vez que funcione empleará a 350 personas. La minera Vale es una de las más grande del mundo y tiene denuncias de violaciones a los derechos humanos, ambientales y laborales por su accionar en muchos lugares del mundo. 
COB - LA BRECHA - ANRED - Imagenes: urgente24.com - infosur.info

JAPÓN: Fukushima, una mancha difícil de limpiar


Por Kim-Jenna Jurriaans

NACIONES UNIDAS, nov (IPS) - El ingeniero industrial jubilado Yastel Yamada tiene 73 años. Este japonés, junto con otros 700 coetáneos, está ansioso por trabajar como voluntario en la limpieza de la central nuclear de Fukushima Daiichi, para librar a los más jóvenes de los efectos de la radiación extrema.
Esa planta de energía, ubicada en el nororiente de Japón, fue dañada por un poderoso terremoto y posterior tsunami el 11 de marzo de 2011. 
Yamada y su ejército de samaritanos de la radiación son algunos de los cada vez más grupos de la sociedad civil en todo Japón que adoptan medidas para informar al público sobre los peligros de la radiación, promoviendo una respuesta gubernamental más fuerte al mayor desastre nuclear ocurrido desde el estallido de la central ucraniana de Chernobyl, en 1986. 
"Para cuando hayamos desarrollado cáncer, ya estaremos muertos en cualquier caso", dijo Yamada a IPS, tras una gira por Estados Unidos para promover los esfuerzos de su organización, llamada Cuerpo de Veteranos Calificados para Fukushima, por acceder al sitio, que hasta ahora han sido infructuosos. 
Uno de los objetivos de su agrupación es generar presión política internacional para obligar al gobierno japonés a hacerse cargo del desastre y dar participación a expertos mundiales en el proceso de recuperación de la planta que, se estima, insumirá 20 años de limpieza y 40 de controles. 
"Chernobyl fue mayor, pero mucho menos complicado", observó Yamada. 
Sin embargo, hasta ahora la responsabilidad sobre la central sigue en manos de la privada Compañía de Electricidad de Tokio (Tepco), una empresa con poca pericia en materia de limpieza, alertó. 
Son alrededor de 400 las firmas que actualmente realizan tareas de limpieza en Fukushima Daiichi, según el ingeniero, que explicó que la elaborada y compleja estructura de las subcontrataciones se interpone en el camino de los veteranos que quieren trabajar en el sitio. 
Yamada culpó al íntimo vínculo entre las autoridades japonesas y el sector empresarial de la negativa gubernamental de quitar el proceso de limpieza de la órbita de Tepco. El éxito o el fracaso de esa limpieza afectará a las generaciones futuras en todo el planeta. 
Abunda la desconfianza 
Los cercanos lazos con la industria, la cambiante información sobre seguridad, los dudosos conteos sobre la radiación y las contradictorias actualizaciones sobre la situación de Fukushima Daiichi contribuyen a acrecentar la desconfianza hacia la voluntad del gobierno japonés de proteger a sus propios ciudadanos. 
Mientras los médicos continúan desestimando problemas sanitarios emergentes y altos investigadores se niegan a atribuir las anormalidades a la radiación, el sistema médico japonés también ha perdido la confianza de un sector cada vez más consciente de la población japonesa. 
Este mes, la prefectura de Fukushima presentó las conclusiones de su última investigación sobre salud, según las cuales 42 por ciento de los 47.000 menores examinados tienen nódulos o quistes en la glándula tiroides. Ese guarismo es muy superior al 1,6 por ciento registrado en otro estudio de su tipo realizado en 2001 en Nagasaki. 
Pero cuando se le preguntó sobre el vínculo con la exposición a la radiactividad, Shinichi Suzuki, investigador de la Universidad Médica de Fukushima que dirigió la investigación, sugirió al canal alemán de televisión ZDF que las conclusiones pueden ser un reflejo de la dieta de las niñas y niños japoneses, rica en mariscos. 
"Suzuki le está mintiendo al pueblo japonés", dijo a IPS la pediatra Yurika Hashimoto, que tiene 15 años de experiencia. "La gente ya no les cree más", agregó. 
Hashimoto no ocultó su desconfianza hacia buena parte de la información divulgada por el gobierno y las altas esferas del sistema médico. Hace poco, para limitar su propia exposición a la radiación, se mudó de Tokio a Osaka. 
Diarrea, hemorragias nasales, infecciones de la piel y conjuntivitis son algunos de los muchos síntomas que vio en sus pacientes, tanto dentro como fuera de la prefectura de Fukushima, desde el desastre de marzo de 2011. 
Sin embargo, cuando los pacientes presentan estos síntomas a otros médicos, con frecuencia estos los ridiculizan o ignoran, dijo Hashimoto. 
Los ciudadanos se vuelven activistas 
A Kazko Kawai, residente en Shizuoka, le lleva cinco horas llegar a Fukushima. Se sintió ajena a la crisis nuclear hasta que funcionarios del gobierno local decidieron empezar a quemar escombros contaminados que habían inundado su región, relató a IPS durante una visita a Nueva York. 
Kawai se contactó con varios médicos internacionales para invitarlos a una recorrida de cinco ciudades que funcionaría como clínica ambulante y centro de información para ciudadanos comprometidos. 
"En todas partes a las que íbamos había los mismos síntomas", dijo Dörte Siedentopf, médica alemana retirada que durante 20 años trabajó con niños sobrevivientes del desastre de Chernobyl, en una entrevista filmada con Kawai. 
En esa entrevista, Siedentopf, hablando a la par de su colega estadounidense Jeffrey Peterson, profesor del Departamento de Medicina Familiar en la estadounidense Universidad de Wisconsin, desplegó una lista de conclusiones que coinciden ampliamente con las de Hashimoto. 
Aunque es demasiado pronto para decir cuáles de los síntomas son causados por la radiación nuclear, estos demuestran la necesidad de realizar investigaciones epidemiológicas más amplias, así como de una mayor empatía por parte de los médicos que brindan atención primaria, dijo Peterson. 
"A la gente no le hace ningún bien decirle que no debería preocuparse. Estas ansiedades y preocupaciones son muy reales", enfatizó, agregando que, en cambio, los médicos japoneses tienen la oportunidad única de definir verdaderamente los efectos de la radiación de modos que no eran posibles luego de Chernobyl, hace 26 años. 
En un comunicado emitido el lunes 26, el relator especial de las Naciones Unidas sobre el derecho a la salud, Anand Grover, quien hace poco regresó de una misión de 11 días a Japón, urgió al gobierno de ese país a controlar a un sector más amplio de la población. 
Grover, cuyo informe independiente completo se presentará ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en junio de 2013, se reunió con distintos actores, entre ellos el gobierno, médicos, representantes de la sociedad civil y habitantes de las zonas afectadas. 
Se mostró preocupado porque los residentes implicados no hayan tenido injerencia "en las decisiones que los afectan", y enfatizó que esas personas deberían participar en los procesos de toma de decisiones, lo que incluye "procedimientos de implementación, control y responsabilización". 
Mientras, ciudadanos escépticos continúan protegiendose lo mejor que pueden, en lo que se ha vuelto la nueva normalidad desde marzo del año pasado. 
Ante la pregunta de cómo cambió su vida cotidiana desde el desastre, Kawai extrajo de su bolso un dispositivo digital con forma de vara. "Mide los rayos gama. Ahora todos tienen uno", explicó con total naturalidad. 
Imagenes: revelacionesmarianas.com - yahel.wordpress.com
-----------------------------------------------------

Japón promete reducir a cero la energía nuclear

En una rueda de prensa, el primer ministro, Yoshihiko Noda, ha leído el programa electoral, destacando un plan para eliminar la energía nuclear de Japón de cara a 2030, que contempla un límite de vida de 40 años para las centrales nucleares.
El gobernante Partido Democrático de Japón (PDJ) ha presentado este martes sus promesas electorales de cara a los comicios generales del próximo 16 de diciembre, que incluyen reducir a cero la dependencia del país asiático de la energía nuclear para 2030.
   En una rueda de prensa, el primer ministro, Yoshihiko Noda, ha leído el programa electoral, destacando un plan para eliminar la energía nuclear de Japón de cara a 2030, que contempla un límite de vida de 40 años para las centrales nucleares.
   El debate de la energía nuclear cobró actualidad tras el terremoto y el tsunami del 11 de marzo de 2011, que azotaron la central nuclear de Fukushima-1, liberando una gran cantidad de partículas radiactivas a la atmósfera que todavía hoy impiden el regreso de los habitantes y la explotación de los recursos naturales.
   Además, el DPJ ha anunciado que los ingresos que obtenga como resultado de duplicar los impuestos sobre el consumo hasta el 10 por ciento de cara a 2015, una medida sumamente impopular, incluso en las filas del partido gobernante, se invertirán en programas sociales.
   Así, Noda ha expresado su intención de reformar el sistema de seguridad social, tras la conferencia nacional del próximo año. En concreto, ha propuesto crear una pensión mínima y aumentar las ayudas a la infancia y a los trabajadores.
   En materia económica, el primer ministro ha anunciado un presupuesto adicional para el próximo año con la finalidad de acabar con la deflación y de crear cuatro millones de puestos de trabajo, sobre todo en sanidad y energías renovables.
   Sobre el Tratado de Libre Comercio de la Alianza Transpacífica (TPP), que ha generado una división en la opinión pública y en la clase política, ha dicho que el Gobierno seguirá promoviendo las conversaciones, aunque no ha revelado si Japón se sumará finalmente al acuerdo económico.
   En política exterior, Noda ha indicado que el país fortalecerá la Guardia Costera para garantizar la seguridad de las islas y aguas japonesas, incluidas las Senkaku/Diaoyu, cuya soberanía reivindican China y Taiwán, y las Takeshima/Dokdo, disputadas por Corea del Sur.
   Además, el primer ministro ha adelantado que Japón promoverá la firma de un acuerdo con Estados Unidos para reubicar las bases militares del país norteamericano en el asiático con la finalidad de aliviar la carga de la prefectura de Okinawa.
   Tokio y Washington acordaron en 2006 la reubicación de la base aérea de Futenma en otro lugar menos poblado de Okinawa, pero los distintos gobiernos que ha tenido Japón desde entonces no han logrado el apoyo de los residentes locales, que asocian dichas instalaciones con el ruido, la contaminación y el crimen.