lunes, 26 de mayo de 2014

Pequeño resuello momentáneo

Estimados lectores llegó la hora de tomarnos un breve descanso en esta tarea diaria, voluntaria... aunque, muchas veces: agotadora.

En consecuencia: Este Blog permanecerá sin renovaciones hasta el 1 de Julio (2014).

Un saludo para todos ustedes.
Proyecto Lemu - Epuyen - Patagonia Argentina

Sobrepoblación de Consumistas: Una conjunción fatal para la sobrevivencia de la biodiversidad planetaria



Por: Lucas Chiappe
Proyecto Lemu - Epuyen
Si la economía y la población crecen exponencialmente mientras nuestros bienes comunes disminuyen de una manera dramática (agua, bosques, suelos, peces etc)
eso no significa crecimiento, si no inflar otra burbuja que pronto nos va a explotar en la cara.. y cuanto más grande la burbuja, peor las consecuencias de su explosión... (Carl Safina)

Si bien es evidente que la enorme diferencia en la huella ambiental que imprime un ser humano nacido y crecido en el Hemisferio Norte puede llegar a ser cien o mil veces más destructiva que su contraparte nacido y crecido en el Hemisferio Sur, tampoco podemos olvidar que estamos llegando a un riesgoso número de consumidores "voraces", consumidores "medios" y consumidores "nuevos" y "ávidos" por ponerse al día, prácticamente en todo el Planeta Tierra.
Sin embargo, esta simple realidad tan discutida e incluso temida, en los años '60 por personajes celebres, aunque políticamente incorrectos, como el explorador oceánico francés Jacque Cousteau, han sido silenciada por completo e incluso censuradas por distintas razones en el discurso mediático mundial a partir de los '80...(algunas de ellas, como ya mencioné arriba son absolutamente correctas, ya que el hiperconsumo frenético que ocurre en el Hemisferio Norte tiene consecuencias absolutamente desproporcionadas respecto al consumo promedio en los países con menos poder adquisitivo) 
De hecho la sola mención del problema ambiental que acarrea la explosión demográfica inédita que ha ocurrido en poco más de un siglo, ha sido demonizado hasta tal punto en los estudios de investigaciones sociales políticas y ambientales realizados en los últimos 30 años, que pasó a ser considerada una blasfemia de la ultra derecha para reivindicar proyectos de eugenesis, limpiezas étnicas y demás atrocidades ideológicamente superadas (sobretodo gracias al avance de los bienvenidos "Derechos Humanos").
Llegados a este punto a menudo me pregunto si no estamos delante del típico caso de que "el árbol nos está tapando el bosque"... ya que, mal que le pese a la mayoría de los dirigentes mundiales, estamos comprendiendo de la peor manera posible, que el absurdo concepto de los recursos infinitos en el que se basó el capitalismo desde su "nacimiento" (aumentar el consumo para mantener la economía) es un disparate imposible de sostener en un mundo que ya está dando claros signos de agotamiento y que desde hace unos pocos años no alcanza a equilibrar la balanza entre lo que la biodiversidad es capaz de brindarnos, frente al saqueo a la que la sometemos...
Hoy la humanidad utiliza el equivalente de 1.4 planetas cada año. Esto significa que ahora la Tierra tarda un año y cinco meses para regenerar lo que nosotros utilizamos en un año, mientras que las proyecciones más moderados de la ONU sugieren que si las tendencias actuales del crecimiento de la población y del consumo continúan o se van acrecentando como indican las estadísticas, a mediados de la próxima década necesitaremos el equivalente a dos tierras para abastecernos. Y ...  sólo tenemos una.
El patrón de consumismo desmedido sumado a la explosión demográfica, son obviamente factores primordiales que inciden sobre la pérdida de biodiversidad, la deforestación y la emisión de gases que producen un cambio climático cada vez más evidente y dañino. En consecuencia, es fácil comprender que debemos consumir menos.
Sin embargo parecería ser más dificil para la mayoría de las personas reconocer el efecto que tiene el crecimiento poblacional sobre el entorno y las conexiones directas que provoca el consumo que se proyecta sin excepciones en cada continente, como un hábito "lógico, espontáneo y natural".
Recordemos que los humanos, aparecimos como especie hace unos 200 mil años; hace 10 mil éramos un millón. En 1800 éramos ya mil millones y hace 50 años éramos 3 mil millones. Superamos actualmente los 7 mil. En 2050, según cálculos demográficos usualmente aceptados, viviremos en un planeta habitado cuanto menos por 9 mil millones. Antes de entrar en el siglo XX, superaremos los 10 mil millones.
Simultáneamente la cantidad de pescados capturados en ese período se incrementó 35 veces, se consumieron 275 millones de Toneladas de carne, 30 millones de Toneladas de papel y entre 1950 y 2005 la producción de metal aumento 600%, el consumo de petróleo 800%, el consumo de gas 1.400%... y cada año se cortan 16 millones de hectáreas de bosques, mientras la demanda de agua aumentará un 25% en los próximos 10 años (hace cien años, la humanidad gastaba 600 km3 de agua por año; actualmente gastamos más de 4.000 km3, 3.400 más, un incremento de casi el 600%. En 2025 se calcula que llegaremos a gastar 6.000 km3, quince veces más en algo más de un siglo.
O revirtiendo los cálculos, si uno visualizara una "panorámica" a partir de 1950, habría dos tercios menos personas de las que habitan hoy la Tierra. Más de un millón de plantas y animales no se habrían extinguido, habría el 90 % más de peces, un billón menos de toneladas de plástico y un 40 % más de fitoplankton en los océanos. También subsistiría el doble de los bosques que van quedando y tres veces más agua potable en los acuíferos... por no hablar del 80 % más de hielo cubriendo el Polo Norte en Verano y 30 % menos de CO2 y Metano en la atmósfera... sólo por mencionar algunos items de un listado que da vértigo y al que habría que agregar algunas crisis climatológicas imposibles de subestimar, como el derretimiento del "permafrost" en los bosques boreales y un aumento de la temperatura que la Onu estimaba en los '90 de un máximo de 2 grados Cº para el fin del Siglo XXI... y que ahora, mal que le pese a los expertos en la materia, se prevé sería de: 4º C, 5º C o incluso 6º C...
Vale a decir que procesos ambientales que tardaron siglos en ocurrir, hoy empeoran drásticamente en pocas décadas. De hecho el Artico podría quedar libre de hielo en 2015, una situación que no ocurría en el Planeta desde hace 3 millones de años, antes que la especie "Homo" caminara sobre él.
En consecuencia la pregunta que uno debería plantearse con suma urgencia debería ser la misma que muchos ecologistas, ambientalistas, biólogos o ecoactivistas nos hacemos, cada vez que detectamos una probable catástrofe ambiental en nombre del "crecimiento" y del supuesto progreso, llámese la construcción de una represa hidroeléctrica o la tala de un antiguo bosque nativo: ¿Cuánta agua podemos utilizar de ese río sin destruir su cauce? o ¿Cuántos árboles podemos cosechar sin afectar definitivamente la biodiversidad de ese hábitat?...
O en el caso de nuestra expansión demográfica exponencial, lo que habria que preguntarse sería: ¿Si durante los últimos 50 años, los seres humanos consumimos la misma cantidad de los mal llamados "recursos" (bienes naturales) que todas las generaciones antecedentes juntas... cuántas personas puede sostener nuestro Planeta sin colapsar o degradarse irremediablemente?
Vale a decir: Utilizar el factor básico y primordial que hay que tener en cuenta en cualquier estudio de impacto ambiental: ¿Cuál es la "capacidad de carga" de un determinado ecosistema?

Epílogo
Quizás (ojalá) no sea tarde para apostar a una sociedad global que, voluntariamente o a causa de algún imprevisto de los que está plagada la historia de este Planeta, modifique drásticamente nuestros patrones básicos de reproducción y de consumo... pero para que esto ocurra no dejemos que nos hechicen las sirenas que anuncian la estabilización demográfica "espontánea" (?) o la absurda teoría que pregonan los des-informadores públicos al servicio de lo que se comienza a vsilumbrarse como"el nuevo ambientalismo mundial", una suerte de anestesia generalizada impulsada por las mega-organizaciones ambientales como Nature Conservancy-WWF- y tantas otras que son financiadas por corporaciones petroleras-mineras-sojeras: "- No presten atención a los catastrofistas de siempre, nuestro planeta no está sobrepoblado, hay un montón de lugar para expandirse... dejen de preocuparse por el cambio climático, la bioingeniería se hará cargo del problema, como lo hará con la escasez de comida, de agua dulce y de energía... El hombre siempre ha superado los enormes desafíos que nos ha planteado la naturaleza para dominar este Planeta y al final logrará resolver de la mejor manera estos inconvenientes... Seamos optimistas y tengamos fe en nuestros expertos.. Y si para lograr nuestros propósitos, debemos sacrificar gran parte de la biodiversidad de nuestro entorno, preguntense: ¿Para qué queremos elefantes o jirafas destruyendo las selvas y ocupando espacios altamente productivos para la especie humana, si a esos animalitos los podemos observar de manera segura en los zoológicos?...
El único fin de estos discursos es lograr desaparecer la indignación espontánea ante tanta injusticia ambiental y tanto desenfreno consumista... y de paso criminalizar la protesta y el eco-activismo que vendrían a ser los últimos revulsivos que nos quedan para evitar un suicidio masivo como especie.
La explosión demográfica que estamos experimentando evidentemente afecta todo el Planeta.... sin embargo, en la percepción de la mayor parte de de sus habitantes, parece no ser casi nunca responsable de este proceso de degradación peligrosísimo para su propia subsistencia 
 (Kenneth Small)
-------------------------------------------------------------------------
Bibliografía: Carl Safina (Lazy Point)
Michael Soulé (The Faith-based, Trickle-down Model of Conservation 4.0)
Eileen Crist and Philip Cafaro (Human Population Growth as If the Rest of Life Mattered)
Ilustración: cambioclimaticochiapas.org
-------------------------------------------------------------------------

El Ecoson y la sobrepoblación de la Tierra:
 
El economista chileno Manfred Max-Neef, propuso el concepto del Ecoson. El Ecoson es un acrónimo de “Ecological Person”(persona ecológica en castellano), y es una medida de la resistencia del planeta a la manipulción antrópica (por la acción del hombre), expresada en términos de energía per capita. Esta cuota, calculada en base a la población mundial y a la capacidad de la Tierra de asimilar la degradación antrópica, es de 1.5 kWh por hora por persona (13.000 kWh/año/persona). Esta cuota de energía per capita considera, por supuesto, no sólo el consumo eléctrico, sino las recursos utilizados, el costo energético para el planeta, de degradar los desechos que generamos, etc. Así, el Ecoson es la cuota energética que a cada uno nos corresponde como seres humanos, y la persona sustentable es la que consume 1 Ecoson o menos. Ahora bien, es evidente que existen diferencias grotescas en el consumo de Ecosones. Max-Neef calculó que Estados Unidos, por ejemplo, con una población superior a los 300 millones, consume más de 2 mil millones de Ecosones, unos 7 por habitante. La India, en cambio, con 1.100 millones de habitantes, consume 200 millones de Ecosones, que equivalen a sólo 0.2 por persona, 35 veces menos que el habitante promedio norteamericano. Este dato arroja a primera vista una conclusión asombrosa: que los países sobrepoblados no son los pobres sino los ricos.

La población urbana creció en en los últimos 20 años un 45% (de 2.400 millones a 3.500 millones), representado hoy el 50% de la población del planeta. Dicha población consume el 75% de la energía mundial, y produce el 80% de la emisiones de carbono a nivel global.La cobertura de bosques en el mismo período ha disminuido en 300 millones de hectáreas, superficie equivalente a la de Argentina.

El Manifiesto de la Montaña Oscura


El fin de la raza humana será que
eventualmente morirá de civilización.

Ralph Waldo Emerson

Los ocho principios de incivilización

1.    Vivimos en un tiempo de desmoronamiento social, económico y ecológico. A nuestro alrededor todo indica que nuestro tipo de vida ya está pasando a la historia. Enfrentaremos esta realidad honestamente y aprenderemos a vivir con ella.
2.    Rechazaremos la fe que propone que las crisis convergentes de nuestro tiempo pueden ser reducidas a un numero de “problemas” que necesitan “soluciones” tecnológicas o políticas.
3.    Creemos que en la raíz de estas crisis se encuentran los cuentos que nos hemos estado contando. Nos proponemos desafiar los cuentos que definen a nuestra civilización: el mito del progreso, el mito de la centralidad humana y el mito de nuestra separación de la “naturaleza”. Estos mitos son aun mas peligrosos por el hecho de habernos olvidado que son mitos.
4.    Reafirmaremos el rol de los cuentistas como algo mas que mero entretenimiento. Es a través de las historias que tejemos la realidad.
5.    Los humanos no son el punto principal ni el sentido final del planeta. Nuestro arte comenzará con el intento de salirnos de la burbuja humana. Prestando especial atención, volveremos a relacionarnos con el mundo no-humano.
6.    Celebraremos la escritura y el arte que esté anclado en la conciencia de lugar y de tiempo. Nuestra literatura ha sido dominada durante demasiado tiempo por aquellos que habitan las ciudadelas cosmopolitanas.
7.    No nos perderemos en la elaboración de teorías ni ideologías. Nuestras palabras serán elementales. Escribimos con tierra debajo de nuestras uñas.
8.    El fin del mundo como lo conocemos no es el fin del mundo como tal. Juntos, encontraremos la esperanza mas allá de la esperanza y los senderos que llevan al mundo desconocido que nos espera.


--------
El proyecto de la Montaña Oscura: más allá del ecologismo
 
Uno de los más reputados ecologistas de los últimos años, ex-editor de la revista de vanguardia The Ecologist, Paul Kingsnorth, ha dejado de ser ecologista. Considera que un comportamiento "verde" no conseguirá frenar lo que nos espera en el futuro: el fín de la civilización industrializada como la conocemos, el comienzo de una nueva era.
"Por qué he dejado de creer en el ecologismo y he comenzado el Proyecto de la Montaña Negra"
El ex-editor de The Ecologist, una revista de referencia absoluta dentro del ecologismo mundial, explica por qué se ha apeado del movimiento verde.
Esta es la historia del Proyecto de la Montaña Negra, un nuevo movimiento cultural en esta nueva era que está a punto de comenzar, y de cual soy uno de los fundadores. Fue hace sólo un año, pero parece mucho más tiempo. Han pasado muchas cosas desde entonces.
Durante 50 años, he sido un ecologista convencido y escritor especializado en el tema. Durante dos años, fue editor de El Ecologista (The Ecologist). Desde sus páginas, luché contra el cambio climático, contra la deforestación, contra la sobrepesca, la destrucción de los ecosistemas, la extinción de las especies, etc. Escribí sobre cómo el sistema económico global estaba afectando al sistema ecológico. Hice todo lo que hacen los ecologistas. Pero después de un tiempo, dejé de hacerlo.
Hay dos causas para haber llegado a ese punto. Una es que ninguna de las campañas ha tenido éxito, excepto a un nivel muy local. A nivel global, todo va a peor. la segunda es que los ecologistas, me parece a mí, no están siendo honestos consigo mismos. Cada día se hace más obvio que el cambio climático es imparable, que la sociedad actual no es coherente con las necesidades del planeta, y que el crecimiento económico es parte del problema. Que el futuro no va a ser verde, confortable y sostenible para 10.000 millones de personas. Que va a ser lo contrario. Y todos los ecologistas hemos estado realizando nuestra labor propia, haciendo como que lo imposible va a ocurrir. Yo ya no me trago ese cuento, y creo que no soy el único.
Cuando conocí a Dougald Hine, otro ex-periodista como yo, descubrí a alguien igualmente excéptico con la visión rosa del futuro que prima actualmente en la socidad. Y no sólo hemos descubierto que el movimiento ecologista está teñido de esa visión optimista, sino que ésta ha penetrado en sectores de la sociedad que deberían tener más conocimiento sobre el futuro real: el mundo de la cultura, que también se engaña sobre nuestras posibilidades de gestionar el futuro.
Del encuentro con Dougald Hine nació un panfleto llamado Incivilización: el Manifiesto de la Montaña Negra. Es una llamada a aquellos que, como nosotros, no creemos que el futuro será una evolución del presente; una llamada a aquellos que quieran forjar una nueva respuesta cultural a la situación. Busca una visión realista de la verdadera posición de la Humanidad en el mundo.
No teníamos ni idea de la respuesta que podría tener esto, pero la tuvo... en todo el mundo. Hemos atraído a miles de personas, y se ha comenzado a formar un nuevo movimiento. Y lo más fascinante es el hilo conductor de la misma. La mayor parte de las personas que se pusieron en contacto con nosotros transmitían un profundo alivio. Ellos también habían pasado por la fase de "Salvemos el planeta", pero ya no creían en ello. Y muchos estaban interesados en encontrarse con gente que comparten su opinión y que están dispuestos a crear una nueva forma de mirar al futuro.
Para mí, esto es lo más emocionante en el Proyecto de la Montaña Negra. Ha puesto en contacto a gente de todo el mundo, de muy variada circunstancia: poetas, escritores, ingenieros, científicos, músicos, granjeros... todos unidos por una misma visión. Es una visión que hace sólo unos pocos años le habría parecido una herejía a cualquier ecologista, pero que está ganando apoyo a medida que se hace más obvia la incapacidad de la Humanidad para afrontar la crisis que ella misma ha creado. Podemos decirlo alto y claro: no vamos a salvar el planeta. El planeta no se está muriendo, es nuestra civilización la que lo hace, y ni la tecnología sostenible ni el comercio justo va a evitar que nos la demos.
Curiosamente, aceptar esta realidad no lleva a la deseperación, como algunos sugieren, sino a la esperanza. Una vez que dejamos de hacer como que lo imposible puede suceder, nos sentimos libres para pensar seriamente en el futuro. Esto es lo que el movimiento del Festival de la Montaña Negra va a hacer. En parte un Festival, en parte un fín de semana musical, en parte una forma de afrontar un futuro inciero. Reunirá a muchas personas coordinadas por gente práctica con ideas para construir la era post-petróleo en el siglo del caos.
Fuentes: The Guardian y el site de Dark Mountain Projetc
---------------------------
ORIGEN DEL NOMBRE DARK MOUNTAIN.


El poeta Norteamericano Robinson Jeffers rápidamente se volvió una especie de faro para el proyecto Dark Mountain, (Montaña Oscura).
Hoy en día Jeffers es poco leído, pero era uno de los escritores mas reconocidos en los años 1930 y 1940. Amigo de Edward Weston y DH Lawrence, vivió, como dijo un critico, “recluido como un mago-estrella de cine” en una torre de piedra sobre el Pacifico, escribiendo cientos de poemas dotados con el espíritu que él llegó a llamar in-humanismo, “un desplazamiento del énfasis y significado del hombre al no-hombre”. En un tiempo en el que la Gran Depresión estaba destruyendo millones de vidas y Europa se estaba militarizando para una nueva guerra, Jefferson vio la historia humana como una fuerza inexorable, con una naturaleza casi destructiva. “La belleza del Hombre/moderno no está en las personas,” escribió en “Rearme”, un poema que se volvió un epígrafe para “Incivilización”, “sino en el/Desastroso ritmo, las móviles y pesadas masas, la danza de/las masas guiadas por un Sueño bajando por la montaña oscura”.      

Traducción : Uberto Sagramoso - Foto: Lucas Chiappe Imagen: newwritingcumbria.org.uk

La revolución de las hojas

Por Carlos Poblete Ávila*

La vorágine diaria que, por decirlo de algún modo, nos lleva y nos trae, en el agitado mundo social que todos de alguna forma hemos construido, nos afecta o condiciona en nuestro quehacer de cada día. La sensibilidad humana es una bella facultad que nos permite apreciar, constatar, lo que en nuestros entornos sucede, ella impide la indiferencia, la indolencia.

Lo que sucede en el país y en el mundo tiene causas y efectos o consecuencias, y todo es por obra o cometido humano, ninguno escapa a esa situación o responsabilidad, ni el que recién nace - de él se dice que cuando llega este mundo ya tiene deudas -, y menos quienes ya cursamos mayores plazos de existencia.
Es común escuchar, también leer, que la vida se ha tornado difícil para millones de seres humanos en el planeta, pero no escapan a esas complejidades todos los demás seres que ocupan un lugar en la tierra. ¿Qué mundo hemos creado? Seremos, y serán en breve tiempo 8 mil millones de habitantes sobre la faz de la tierra. Se pronostica que miles de millones de personas carecerán de los sustentos básicos para vivir con alguna dignidad, sin alimentos, sin agua, sin viviendas, y sin los servicios elementales como educación y salud y otros. Tres países de Asia ya casi tienen la mitad de la actual población mundial.
El mágico supuesto desarrollo del sistema capitalista ya deja afuera, excluye, a ingentes masas de personas de los bienes y derechos señalados.
Las grandes urbes del mundo cada día ven saturadas, y sobrepasadas sus capacidades para contener el tráfico de vehículos y de personas, con el funesto agregado de la contaminación aérea y acústica.
En medio de todo...no se trata de salvarse cada uno individualmente. Lo humano, lo positivo, lo sensible, lo moral y solidario es pensar que hay que salvar para salvarnos. Esa actitud requiere de una condición: un estado de toma de conciencia de todos.
Señalar que no vamos bien como sociedad humana no es ser pesimista, es partir de una realidad que hay que transformar. Una exigencia es vencer los obstáculos subjetivos, por ejemplo mutar en nosotros el tener por el ser. Es muy cierto que una transformación social revolucionaria se inicia en cada sujeto, si queremos que ese cambio sea verdadero. Hablo de una revolución ética.
La naturaleza es revolucionaria. La simiente al nacer rompe la tierra, y la planta luego se nutre de la ubérrima faena de las hojas, el humus es transformación absoluta, es energía vital. Nuestro buen Heráclito, el gran observador del mundo y de la vida, el pensador del fluir de las aguas del río, dijo hace 2500 años qué ley era ésa.
A los humanos que somos nos hace falta escrutar con mayor rigor el vuelo de los pájaros, la organización y la faena de las abejas, el rodar milenario de las piedras, y, en nuestro otoño chileno, descubrir la revolución de las hojas.
*Director del Centro de Estudios Conciencia Crítica. - Fotos: Lucas Chiappe

La Era Resilienthus: 10 formas de prepararse para una sociedad post-petróleo


 James Howard Kunstler -  
Centro de Resilencia de Aranjuez

Hace alrededor de unos 7,0 – 4,5 millones de años, vivieron en África un conjunto de primates, antepasados de especies ancestrales de los humanos, eran los Ardipethecus. Hace unos 4 millones de años, condiciones climáticas con menor régimen de lluvias, dieron lugar a espacios más abiertos y menos arbolados, la evolución dió lugar a un nuevo tipo de homínido, el Australopithecus. Desde entonces los homínidos se han diversificado en no menos de 8 especies, que empezaron a caminar para poblar el mundo. La Creatividad, la Capacidad de planificación y la Cooperatividad, fué la característica fundamental de estos homínidos. Hace 100.000 años exitían al menos 5 linajes humanos, los “Neanderthalensis“ en Europa, el Homo erectus en Asia y nuestra especie, el Homo sapiens, que empezó a caminar desde África. Una nueva característica incorpora el Homo sapiens, la tecnología de la Comunicación, que permite mostrar en imágenes las ideas y pensamientos de la mente humana. La interrelación de estas carácteristicas, constituyen el fundamento de la nueva base social, que permite formar grupos por un número muy elevado de individuos, que comparten ideas y valores, dispuestos a cooperar estrechamente, hasta el punto de sacrificar sus intereses, por el bien común. Estas características, Creatividad, Cooperación y Comunicación, han dado origen a una criatura asombrosa, capaz de soñar con realidades inexistentes y convertirlas en realidad, en la biosfera sólamente hay un primate “capaz de volar”, nuestra especie el Homo sapiens.
La estabilización climática durante los últimos 12.000 años, posibilitó el desarrollo de la agricultura, el asentamiento de las civilizaciones y el crecimiento de la biodiversidad, tal y como la hemos conocido.
Hace apenas 200 años, el hombre “soñó” conquistar la Tierra. En el uso contínuo de la utilización de la riqueza Natural, descubrió el origen de todo: la energía, procedente de los combustibles fósiles. Este hecho catapultó al hombre a disponer a la Tierra a sus pies. Su éxito fue tal, que en apenas 100 años pasamos de 1.000 a 7.000 millones, constituyendo la era del “ser Antropoceno”. Esta era, de abundacia y éxito infinito nunca jamás antes conocida, ha transformado al hombre en un ser individual, egocéntrico y desconectado con la Naturaleza. Este modelo se está topando con los límites finitos de la biosfera, que están poniendo en entredicho, las bases fundamentales de la INSOSTENIBILIDAD del éxito perpétuo.
La inestabilidad climática, causada por el ser antropoceno en tan corto periodo de tiempo, el agotamiento de recursos naturales, del agua, de los combustibles fósiles, de suelo fértil, de las posibilidades para producir alimentos, tendrán consecuencias imprevisibles sobre la vida, tal y como la conocemos.
Todo apunta a, “que toca bajar a tierra”, entramos en la Era de la Adaptación, del “ser Resilienthus”.
____________________
La mejor manera de ser optimista y prepararse para nuestra inminente crisis energética, es sentirse activo y prepararse para una sociedad post-petrolera, que viene.
Afuera, en el ámbito público, la gente con mucha frecuencia no son conscientes  a nuestra inminente crisis energética” y a sus consecuencias sobre las sociedades. Para aquellos de ustedes que son conscientes y que están preparados para el camino a la acción, que les gustaría hacer algo, o enfocar sus fuerzas de una manera decidida, aquí están mis sugerencias:
1. Amplíe su visión, más allá de la cuestión de cómo vamos a mover todos los coches, por medios distintos al de los derivados de los combustibles fósiles.
Esta obsesión por mantener y aumentar el parque automovilístico mundial a toda costa, es una bomba de relogería. Es especialmente inútil, como tantos autoproclamados como “verdes ” y ” progresistas”, de muchas esferas, políticos, sociales y economicos, se cuelgan las correspondientes medallas, sobre este tema monomaníatico. Escucha esto: los coches no son parte de la solución (tanto si utilizan combustibles fósiles, vodka, frymax utilizados ™ aceite, o mierda de vaca). Estos son el corazón del problema. Por tratar de salvar todo el sistema, en el Feliz Viaje, de la sustitución de la gasolina por otros combustibles alternativos, sólo hará que las cosas vayan mucho peor. La visión final de todo esto debiera ser: empezar a pensar más allá del coche. Tenemos que establecer otros  medios de movilidad, caminar, bicicleta, para casi todas las actividades comunes de la vida diaria.
2. Tenemos que producir alimentos de manera diferente.
El modelo Monsanto/Cargill de la agroindustria se dirige hacia su Waterloo. Cuando dejemos de producir derivados de combustibles a precios baratos y asequibles para todos, como el petróleo y el gas, nos quedaremos con suelos estériles y cultivos organizados a una escala, totalmente inviable. Muchas vidas dependen de nuestra capacidad para solucionar este problema. La Agricultura pronto volverá a ser el centro de la vida económica estadounidense y en el resto del mundo. Tendrá que hacerse necesariamente más a nivel local, a una escala menor -y con más “músculo”, requerirá de más mano de obra. Las actividades de valor añadido asociados a la agricultura – por ejemplo, la fabricación de productos como el queso, el vino, los aceites – también tendrán que hacerse – más a nivel local. Esta situación presenta excelentes oportunidades de trabajo y de formación profesional para los jóvenes de los Estados Unidos (si pueden desconectar su iPod, el tiempo suficiente para prestar atención). También presentará enormes retos en la reforma del uso del suelo. Por no mencionar el hecho, de que el conocimiento y la habilidad para hacer estas cosas tienen que ser cuidadosamente recuperadas del basurero de la historia. Ponte a trabajar la tierra con las manos.
3. Tenemos que habitar el terreno de manera diferente.
Prácticamente todos los lugares de nuestro país, organizados por /para la dependencia del automóvil, van a fallar en algún grado. Muchos lugares (Phoenix, Las Vegas, Miami …) se quedarán con una fracción de sus actuales poblaciones. Vamos a tener que volver a las ecologías humanas tradicionales en una escala más pequeña: aldeas, pueblos y ciudades (junto con un paisaje rural productivo). Nuestros pequeños pueblos  volverán nuevamente a ser habitados. Nuestras ciudades están obligadas a claudicar. Las ciudades que están constituidas en mayor proporción de tejido suburbano (por ejemplo, Atlanta, Houston) tendrán problemas especialmente de difícil solución. La mayoría de relacionado con el dinero. La pérdida de valor monetario de las propiedades suburbanas, tendrá consecuiencias de largo alcance. Las cosas que construyamos en las próximas décadas tendrán que ser hechas de materiales de la región que se encuentren en la naturaleza – en contraposición a las construcciones modulares, componentes pre-fabricados, a escala global. Estos procesos implican enormes cambios demográficos y, son susceptibles de ser episodios turbulentos. Al igual que en la agricultura, requerirá la recuperación del conjuntos de habilidades y metodologías tradicionales, que han sido abandonadas. Las escuelas de postgrado y de arquitectura, están tremendamente preocupadas por la enseñanza narcisista que fomentan. Las facultades y escuelas de ensañanza sistémicas, serán finalmente derrotadas. Nuestras actitudes sobre el uso de la tierra tendrán que cambiar radicalmente. Los códigos y normas de construcción y las leyes que regulan, siempre hacia los poderosos eso sí, serán abandonados y tendrán que ser reemplazados con la sabiduría vernácula. Ponte a trabajar, la construcción con las manos.
4. Tenemos que mover las cosas y a las personas, de manera diferente.
Se trata del ocaso del Happy Motoring (incluyendo todo el sistema de transporte por carretera en los EE.UU.) Hay que acostumbrarse a ello. No pierda el resto de los recursos naturales y de su sociedad, tratando de mantener el sistema con la dependencia del automóvil y de los vehículos a motor. Moviendo a las cosas y a las personas con el ferrocarril es mucho más eficiente en energía y ahorra mucha agua. ¿Necesitas saber que hacer ? Involúcrate en la remodelación del transporte público. Vamos a empezar con los ferrocarriles, vamos a utilizar la electridad como “fuente energética” para que se puedan mover, aunque en muchos casos ésta electricidad procede de plantas de ciclos combinados carbón/agua, nos permite centralizar las emisiones de CO2 y poder actuar en consecuencia para intentar secuestrar las emisiones de este gas de efecto invernadero, como sea posible. También tenemos que preparar a nuestras sociedades, para el traslado de personas y cosas por el agua, utilizando la ancestral energía del viento. Esto implica la reestructuración de las infraestructuras de nuestros puertos y para nuestros sistemas de canales de los ríos – incluyendo las ciudades que disponen de ellos. Las grandes ciudades portuarias, como Baltimore, Boston y Nueva York, ya pueden dedicar sus infraestructuras asociadas al agua, a su adaptación a las cercanías. De hecho, tenemos que adaptar los muelles y los almacenes más cercanos a las infraestucturas portuarias (por no hablar de los alojamientos de mala calidad para los marineros). Ahora mismo, los programas están en marcha para restaurar la navegación marítima sobre la base del viento – sí, los barcos de vela. Es de verdad. Hay mucho que hacer aquí. Deja tu iPod y ponte a trabajar, con las manos.
5. Tenemos que transformar el comercio minorista.
Las corporaciones nacionales que han utilizado la irrepetible energía de los combustibles fósiles para idear economías de escala totalmente depredadoras (y matar a las economías locales), se encuentran en el lado de bajada de la montaña. La poderosa WalMart y otras muchas “grandes corporaciones”, no van a sobrevivir a la próxima era de escasez de aceites baratos. No habrá capacidad por mantener (porque los recursos naturales escasearán) los “almacenes – sobre ruedas” de 18 ruedas de “tractor” con remolque, que circulan sin cesar a lo largo de las carreteras interestatales. Sus líneas de suministro a 12.000 millas de las esclavistas fábricas asiáticas también están en peligro de extinción, con el concurso de EE.UU. y de China y la expoliación del petróleo de Oriente Medio y el de Africa. Las redes locales de interdependencia comercial que estas cadenas de tiendas han establecido, sistemáticamente serán destruidas (con la aquiescencia del público) y tendrán que ser reconstruidas, ladrillo a ladrillo y músculo a músculo. Esto requerirá un esfuerzo minimalista,  con redes multi-capas de personas que fabrican, distribuyen y venden cosas (incluyendo a los “intermediarios”, tan vilipendiados). No se deje engañar, y pensar que Internet sustituirá a las economías locales  de venta al por menor. Las compras por Internet son totalmente dependientes ahora mismo de las entregas baratas, y las entregas ya no serás baratas. También se basa en sistemas de energía eléctrica, que son completamente fiables, ante la escasez de fuentes primarias energéticas con la que producir electricidad. Esto es algo, que será todo un lujo, al alcance de unos pocos como siempre, que se pueda utilizar en los próximos años. ¿Tienes una cierta inclinación para el comercio minorista y no quieres trabajar para una gran empresa totalmente depredadora? Hay mucho que hacer aquí en el reino de los pequeños, de los negocios locales. Salir a la calle y ponerse a trabajar, en el comercio minorista, con las manos.
6. Vamos a tener que hacer las cosas de nuevo en los Estados Unidos.
Sin embargo, vamos a hacer menos cosas. Vamos a tener menos cosas que comprar, muchas menos opciones. El telón está bajando en el interminable frenesí de compras sobre la especial luz de azules neones, que ha ocupado el primer plano de la vida cotidiana en los Estados Unidos durante las últimas décadas. Pero seguiremos necesitando artículos para el hogar y para alimentarnos, fundamentalmente. Como visión práctica, no volveremos a vivir el pasado siglo XX. Las fábricas, de la época dorada de producción de los Estados Unidos (1900 – 1970) fueron diseñadas por la entrada masiva de combustibles fósiles baratos, muchas de ellas ya han pasado a la historia. Vamos a tener que hacer las cosas en una escala más pequeña, con otros medios, con más músculo. Tal vez tendremos que usar más la energía del agua. La verdad es que no sabemos aún cómo lo vamos a tener que hacer. Esto es algo que las generaciones más jóvenes, tendrán que poner a pensarse a pensar y a hacer cons sus músculos. Ponte a trabajar, con las manos.
7. La era del entretenimiento en lata, está llegando a su fin.
Fue divertido por un tiempo. Nos gustó mucho el “Ciudadano Kane” y los Beatles. Pero vamos a tener que hacer nuestra propia música y nuestro propio drama, caminando. Vamos a necesitar teatros y salas de espectáculos en vivo y en directo. Vamos a necesitar violines, banjos, dramaturgos, cantantes que poblaran el paisaje. Necesitaremos directores de teatro y tramoyistas. Internet no será la salvación del entretenimiento “enlatado”. Internet no funciona tan bien si la electricidad sufre continuos cortes, a cada momento. Ponte a trabajar, con las manos.
8. Vamos a tener que reorganizar el sistema educativo.
Los sistemas de educación secundaria centralizados, basados en interminables flotas de autobuses escolares amarillos, no sobrevivirán a las próximas décadas. Las enormes inversiones que hemos hecho en estas infraestructuras no podrán mantenerse, y colapsaran de todos modos. Dado que vamos hacia sociedades con menos recursos, es probable que no seamos capaces de sustituir estas instalaciones centralizadas, por escuelas más pequeñas y distribuidas equitativamente, por lo menos, no de forma inmediata. Personalmente, creo que las próximas generaciones educativas, van a crecer fuera del movimiento de educación tradicional de las escuelas, muchos de ellos crecerán educandose en el hogar, con los esfuerzos familiares y con el intento de integración en la educación local. Los dioses dirán, que ocurrirá con el resto de la educación. Las grandes universidades, tanto públicas como privadas, pueden que se extingan. Este proceso puede generar enorme resentimiento, para aquellos excluidos. Pero cualquier persona que aprenda a hacer largas divisiones  y a escribir un párrafo coherente – será una gran ventaja – y, en todo caso, llevará una formación aprendida a la media de muchos grados de la universidad de hoy en día. Una cosa es segura: la enseñanza de los niños no es susceptible de convertirse en una línea de trabajo obsoleto, en comparación con las relaciones públicas y el marketing deportivo. Hay mucho por hacer aquí, y mucho en que pensar. Ponte a trabajar, para los futuros maestros de América.
9. Tenemos que reorganizar el sistema sanitario.
La madeja actual de hilos entrelazados sobre la base de un sinfín de Ponzi y las continuas estafas pasajeras, no sobrevivirán a las discontinuidades en el futuro. Probablemente vamos a tener que volver a un modelo de servicios sanitarios mucho más cercano, lo que solía llamarse “policlínico”. La formación médica también puede tener que cambiar a medida que las grandes universidades se encuentren con los problemas para funcionamiento. Los médicos del siglo XXI sin duda, utilizarán menos coches de procedencia alemana, y habrá menos oportunidades en el campo de la cirugía estética. Esperemos que no nos deslizamos tanto en el tiempo, como para olvidarnos de la teoría microbiana sobre las enfermedades, o la necesidad de lavarse las manos, o los fundamentos de la ciencia farmacéutica. Hay mucho que hacer aquí, ponte a trabajar.
10. La vida en los EE.UU, tendrá que ser mucho más local, y prácticamente todas las actividades de la vida cotidiana tendrá que ser re- escaladas.
Usted debería aprender categóricamente, que cualquier empresa existente ahora y considerada como “supergigante”, es probable que falle – y fallará todo lo grande-, desde el gobierno federal, a las grandes instituciones. Si puedes encontrar una manera de hacer algo práctico y útil a una escala menor de lo que se está haciendo actualmente, producción de alimentos más cercanos a la alacena. Una infraestructura social entera de asociaciones voluntarias, que actualmente están narcótizados por la televisión, tienen que ser reconstruidas. Las instituciones locales para el cuidado de los desamparados tendrán que ser reorganizadas. La política local será mucho más significativa, ya que los gobiernos estatales y las agencias federales, se deslizaran por la pendiente de la montaña de la impotencia completa. Aquí hay muchos puestos de trabajo para los héroes anónimos y locales.
Esta puede ser una lista de tareas. Disculpas, por si hay algunas cosas que se pudieran salir de la linea. Dejar de desear y empezar a hacer. La mejor manera de sentirse optimista y preparse para el futuro, es que bajar a tierra, empezar a trabajar con las manos y demostrar a ti mismo, que eres un individuo competente, capaz de enfrentarse a las nuevas circunstancias.
James Howard Kunstler, es escritora especializada en el tema del cenit del petróleo y a las consecuencias a las que ha de enfrentarse las sociedades futuras y, especialmente a los lugares denominados como suburbios en los Estados Unidos. La esperanza de una nueva Era: Antes/Despues ejemplos de Permacultura para la restauración de la Tierra – la solución de nuestros problemas desde la base (Hope for a New Era: Before/After Examples of Permaculture Earth Restoration – Solving Our Problems From the Ground Up)

 ¿El observatorio astronómico más antiguo del mundo,  data de hace 16.000 años?.

Del Terrae Antiqvae. Caso de los Cobos.

      Sunduki es llamado el Stonehenge de Siberia, pero su enclave es más antiguo que las verticales piedras británicas, y podría decirse que "más misterioso". Nuestras imágenes muestran la impresionante belleza primitiva de este lugar, lejos de la vida urbana moderna, pero hace muchos milenios estaba quizá en la cúspide de la civilización.
       Algunos han especulado que la región de Hiperbórea, conocida desde la mitología griega, pudo haber estado aquí en la moderna República de Khakassia. Sea o no verdad, la opinión de respetables científicos sostiene que Sunduki es un lugar singular para comprender a nuestros antepasados, y tiene muchos secretos aún por divulgar.
       Ellos creen que en tiempos remotos se trataba de un centro de observación de las estrellas del mundo antiguo y un lugar de culto devoto. En total, Sunduki comprende ocho fantásticos montes de piedra arenisca que se elevan incongruentemente sobre una llanura aluvial a orillas del rio Bely Iyus. Paralelos entre sí, y casi iguales en tamaño, los montes están coronados por extrañas rocas que parecen cajas o cofres gigantes.
       La palabra 'Sunduk' significa en ruso "pecho" o "tronco", lo que explica cómo el lugar consiguió su nombre moderno.
       "Durante muchos años he tratado de desentrañar estos misteriosos 'pechos'", dice el profesor Vitaly Larichev, del Instituto de Arqueología y Etnografía de la rama siberiana de la Academia de Ciencias de Rusia.
       Decidido a descifrar algunos de los misterios de Sunduki, admite que se convirtió en un "astro-arqueólogo". "Nosotoros no cavamos en el suelo, sino que estudiamos lo que los antiguos sabían de astronomía", adujo.
       "Lo que descubrí fue una sorpresa incluso para mí mismo. Comparando los mapas acumulados durante muchos años de observaciones astronómicas, llegué a entender que aquí, en Sunduki, podemos ver el observatorio astronómico más antiguo, sin duda, de Asia. Su antigüedad es de unos 16.000 años. Los antiguos habitantes de este valle observaban diariamente la puesta de sol, el amanecer y la luna".
       Y así lo hicieron durante muchos miles de años desde entonces, sostiene Larichev.
       Hace 3.500 años los primeros relojes de sol conocidos existían, hallados por los arqueólogos en el antiguo Egipto. Sin embargo, sin ningún tipo de instrumentos y aparatos, estos antiguos astrónomos siberianos utilizaron las rocas gigantes y los resquicios en la arquitectura de piedra de este paisaje siberiano para sus cálculos y observaciones.
       Él afirma haber encontrado "numerosos observatorios solares y lunares antiguos alrededor de Sunduki".
       "Este patrón cuadrado de piedras en el suelo te muestra el lugar", dijo la autora visitante Kira Van Deusen. "Yo sabía que era un punto de orientación, pero antes tuvimos que buscar a través de la hierba durante mucho tiempo para encontrarlo".
       "Ahora mire a la cima de esa colina. ¿Usted ve un lugar donde hay una grieta entre las rocas? Si usted estuviera aquí, en el solsticio de verano, vería el sol allí. O lo vería si estuviera aquí hace 2000 años, pues ahora el momento temporal es un poco diferente".
       En lo alto de una de las paredes del acantilado hay una roca grabada que muestra cabezas de dragones dirigidas en una dirección, y cabezas de serpientes en la otra.
       "Si el sol estuviera brillando, podríamos decir el tiempo. Por la mañana la sombra se mueve a lo largo del cuerpo de las serpientes, desde la cabeza a la cola, y por la tarde va en la otra dirección a lo largo de los dragones. Desde el mismo punto de observación usted puede determinar el norte geográfico y el sur mirando a lo largo de las montañas".
       Hay una galería de arte rupestre. Algunos grabados se remontan a varios siglos antes de Cristo, y en este sentido son relativamente modernos.
       Pero un misterioso caballo blanco se halla no muy lejos del primer 'pecho', en la Montaña Negra; fue grabado en la roca y está bien conservado. Sin embargo, los científicos sugieren que este petroglifo apareció hace 16.000 años, durante la Edad del Hielo, estableciéndose este sitio como un lugar de actividad humana durante muchos milenios.
       Fue "el hogar de los dioses, de grandes artistas y observadores del cielo", dice el profesor.
 Y fue más que eso, también.
       Hay también túmulos y otras construcciones hechas por el hombre, incluyendo canales de riego, los cuales aún no han sido plenamente investigados.

* The Siberian Times da sinceramente las gracias a Alexander Leonidovich Zaika, Jefe del Museo de Arq.
Fuente: The Siberian Times | Natalya Kukonen y Kate Baklitskaya| Mail Online | 19 de abril de 2013 (Traducción de G.C.C. para Terrae Antiqvae)
Publicado en: http://astrologosdelmundo.ning.com/profiles/blogs/lugar-para-ver-estrellas-desde-hace-16-000-a-os - Imagenes: http://squitel.blogspot.com.ar

sábado, 24 de mayo de 2014

La barbarie nos domina: Los intereses de las corporaciones y la destrucción del planeta

Miguel Guaglianone

Más allá de los necesarios análisis socio-políticos (tanto de coyuntura como generales) que nos ayudan a comprender nuestro complejo mundo actual, es necesario no perder de vista que la gran crisis que podamos detectar en éstas áreas, es solo una de las facetas de la crisis general que atraviesa nuestra contemporánea Civilización Occidental.
Tanto la forma como está estructurado el sistema de poder que conduce hoy los destinos de la humanidad, como sus intereses particulares, están dejando como saldo nefasto -con consecuencias a muy largo plazo- lo que se ha llamado la crisis ecológica.
El sistema industrial de producción capitalista, universalizado y globalizado, deja con sus acciones y en forma totalmente impune un “efecto colateral” de agotamiento de recursos no renovables, de contaminación ambiental y de alteraciones en el ecosistema, de consecuencias graves para todo el planeta.
A la fecha está bastante claro que:
1) Nuestra civilización industrial viene produciendo desde hace casi dos siglos como subproducto del uso de maquinarias y factorías, contaminación industrial. A esa contaminación producida directamente por el proceso de producción (hollín, ácidos, CO2 y otros elementos física y químicamente agresivos) se ha ido agregando progresivamente la acumulación de desechos no biodegradables (no posibles de reabsorber por la naturaleza) resultado de un sistema productivo basado en el consumo creciente de bienes y servicios desechables, que se van acumulando en lugares concretos del planeta (los inmensos bolsones de plástico en el Océano Pacífico por ejemplo).
2) La expansión de la especie humana, sobre todo en el último siglo y medio, ha incrementado notablemente la extinción de muchas especies vivas. Sin tomar como primer ejemplo la depredación de los mares, o la destrucción sistemática de hábitats naturales provocada por la expansión urbana, en los últimos tiempos la proliferación de los organismos modificados genéticamente (los transgénicos) ha acelerado notablemente la desaparición de especies vegetales y animales.
3) La producción industrial incontrolada genera directamente el progresivo agotamiento de los recursos no renovables (y finitos) del planeta. Además, se está haciendo evidente que el sistema económico imperante produce también la escasez de recursos mucho más vitales, como los alimentos y el agua. Ya el hambre constituye un sistema global de devastación crónica. Las cifras de la FAO son terribles cuando hablan de la muerte diaria de niños en el planeta por hambre. La falta de agua potable para abastecer las necesidades de la humanidad es la otra espada de Damocles que está pendiente sobre nuestras cabezas.
Sin embargo, estas verdades evidentes no son parte de las realidades consideradas por el sistema-mundo para su funcionamiento. La loca carrera de la producción industrial se mantiene, enviando sistemáticamente a la atmósfera millones de toneladas de gases contaminantes generadores del “efecto invernadero” que está provocando un aumento de la temperatura global del planeta de efectos a mediano y largo plazo que pueden ser devastadores.
Aquí podemos apreciar hasta que punto, el control de los grandes medios de comunicación sirve de eficaz herramienta para mantener la dominación mundial, controlando la “opinión pública” global.
Los hechos ecológicos que enunciamos están científicamente probados, por experimentación científica seria que demuestra la validez de las señales de alarma.
Sin embargo la realidad política es que alrededor de cuatrocientos grupos corporativos, controlan el 80% del capital mundial, y son quienes realmente detentan el poder mundial (ocultos tras la fachada de los gobiernos de los estados-nación). A estos grupos corporativos sólo les interesa su lucro inmediato. Tomar medidas para intentar contrarrestar los efectos del sistema industrial afectaría directamente sus ganancias a corto plazo. Entonces no solamente no están dispuestos a permitir que el problema se enfrente, sino que ponen en juego sus inmensos recursos para lograrlo. Así por ejemplo, publicitan masivamente a través de las cadenas mediáticas corporativas, opiniones de los científicos que son sus empleados (y que dependen de ellos para su sustento) que descalifican o desvían la atención de aquellos estudios que muestran los graves peligros ecológicos (el efecto invernadero, el derretimiento de los hielos de ambos polos terrestres, la contaminación y sus efectos en la salud humana, las impredecibles consecuencias del uso de los transgénicos, etc.). Un paradigma de ello es la página web de Monsanto, la mayor corporación contaminante y productora de transgénicos del mundo, que allí aparece como adalid de “la salud del planeta”.
Las grandes corporaciones producen así un “ruido comunicacional” que mantiene a las grandes masas de población en la imposibilidad de tomar conciencia de la gravedad de los hechos. Igualmente presionan sobre los gobiernos (sobre todo los centrales, como Estados Unidos y China, los mayores contaminadores del planeta) para que no tomen ningún tipo de decisión política al respecto.
Mantener el status quo, aunque sea suicida para toda la humanidad, es la actitud de los grandes poderes fácticos que controlan hoy nuestro mundo. En un recorrido de autodestrucción (que siempre nos recuerda a los lemmings, esos animalitos nórdicos que todos los años se suicidan en masa arrojándose al mar) los siete mil millones de seres humanos que habitamos el planeta nos vemos empujados hacia un futuro que parece no tener salida.
El fracking
La última innovación en este sistema alucinante, es el intento de masificar la extracción de hidrocarburos a través de la técnica del “fracking” (fractura). El progresivo agotamiento, sobre todo en los Estados Unidos y Arabia Saudí de los pozos tradicionales está llevando (a las corporaciones y al gobierno) hacia la utilización masiva de esta nueva forma de extracción. Inevitablemente, las necesidades inmediatas hacen que se pongan en juego acciones de consecuencias imprevisibles.
La extracción normal de los hidrocarburos consiste en perforar y llevar a la superficie los “bolsones” creados por la naturaleza, que generalmente son líquidos, gaseosos o en algunos casos (como parte de nuestra Franja Petrolífera del Orinoco) en forma de bitúmenes oleosos. El vacío que deja la extracción, generalmente se compensa con las presiones normales de las capas geológicas, ya que se extraen materiales “blandos” o fluidos.
En el caso del fracking, la técnica consiste en perforar lateralmente, y a partir de inmensas cantidades de agua a alta presión, fracturar las rocas donde se encuentran fusionados los hidrocarburos. No se tienen en cuenta en absoluto para aplicarlo, que efectos producirá sobre la solidez de los terrenos más superficiales la desaparición brusca de estamentos completos de roca sólida y por supuesto tampoco se tiene en cuenta el uso de las inmensas cantidades de agua (líquido vital y cada vez más escaso en el planeta) que esta técnica derrocha sin limitaciones. Por supuesto que tampoco se menciona que los subproductos tóxicos de la técnica (benceno, metano, etc.) quedan libres en los estratos geológicos y contaminan acuíferos y ríos subterráneos con susbstancias altamente cancerígenas
Frente a la crisis de Ucrania y la posible presión de Rusia sobre la Unión Europea, por la dependencia que ella tiene del petróleo y el gas rusos, el propio presidente Obama viajó al viejo continente y ofreció sustituir los abastecimientos de hidrocarburos de Moscú por los de Estados Unidos que por supuesto serían extraídos por fracking, dando de esa manera un espaldarazo final a la universalización de esta técnica (primero en los Estados Unidos y luego en el resto del mundo).
No sólo tenemos entonces los métodos tradicionales de contaminar y devastar al planeta, sino que la capacidad “creativa” del sistema está siempre sorprendiéndonos con la implantación de tecnologías y acciones que aportan siempre más a la destrucción de nuestro entorno.
La única manera que tenemos de enfrentar estos hechos consumados, es profundizar la denuncia a través de las redes de comunicación alternativa, y participar, apoyar y alentar a los movimientos sociales que se enfrentan a la situación.
Fuente:
(BARÓMETRO INTERNACIONAL)

Chevron: 50 años de impunidad

 
 
Toni Martínez 
(LA MAREA)

En 1964, la petrolera Texaco (que años después sería absorbida por Chevron) llegaba a Ecuador. Allí firmó con el gobierno un contrato de concesión para la extracción de petróleo. Empezaba la contaminación de la Amazonía de ese país que culminó con la expulsión de la compañía a principios de los años 90. Años más tarde, el 12 de noviembre de 2013, la Corte Suprema ecuatoriana, en una sentencia histórica, confirmó definitivamente (tras 20 años de litigios) la condena a Chevron, que le obliga a pagar 9.500 millones de dólares por los daños medioambientales que ha ocasionado en la región.

Pese a esa sentencia, el pueblo ecuatoriano no ha recibido ni un solo dólar. De ahí que, este año, coincidiendo con la celebración de la Asamblea General de Accionistas de la compañía, cientos de entidades de todo el mundo hayan convocado actos para rechazar las prácticas dañinas para el Medio Ambiente de la compañía petrolera.
Desde el Comité Español en Defensa de la Amazonía Ecuatoriana (CEDAEC), recuerdan que Chevron-Texaco “ha devastado la naturaleza en los países donde opera, ha llenado de muerte y enfermedades a los habitantes de dichas zonas, ha violado los derechos personales y colectivos de las personas y los pueblos, y explota, daña y se enriquece pero nunca responde por sus actos que violan los Derechos Humanos”.
Es el caso de Ecuador, donde la empresa perforó y operó 356 pozos de petróleo en la zona, abriendo para ello 1.000 fosas, sin ningún tipo de recubrimiento. En ellas, arrojó residuos de todo tipo -principalmente petróleo, lodos de perforación y aguas tóxicas- que causaron daños ambientales inconmensurables y deterioraron la calidad de vida de los miembros de las comunidades locales. De hecho, se calcula que se vertieron aproximadamente 80.000 toneladas de residuos tóxicos en la selva amazónica ecuatoriana, uno de los lugares con mayor biodiversidad del planeta. Por estos daños ambientales y por las afectaciones a más de 30.000 personas pertenecientes a varias comunidades amazónicas, la empresa fue sentenciada judicialmente.
Sin activos en Ecuador
Pese a que hay una sentencia firme, esa sentencia no se ejecuta porque Chevron-Texaco “no tiene activos en Ecuador”, explica el abogado Pablo Fajardo. Ahora su lucha se plantea en otros países donde la empresa sí tiene activos: Estados Unidos, Canadá, Brasil…
Pero no es fácil. De hecho, en marzo de este mismo año, un tribunal norteamericano decretó que la sentencia dictada en Ecuador es “corrupta y fraudulenta”. Según el auto, el abogado neoyorquino Steven Dozinger y los abogados ecuatorianos “redactaron ellos mismos la sentencia” e incluso se afirma que prometieron 500.000 dólares al juez si al final la firmaba.
La sentencia del tribunal norteamericano ha conseguido el efecto contrario, la demandada ha pasado a ser demandante y Chevron ha conseguido ganar una doble batalla. Por un lado, paraliza el proceso judicial contra ella y por otro ha obligado a la firma de abogados Patton Boggs, con sede en Washington, a pagarle 15 millones de euros a la compañía por fraude, engaño y acusación maliciosa.
Cerrada la puerta de Estados Unidos y de Venezuela o Argentina, según denuncian activistas como Donald Moncayo, “porque pesan más los intereses económicos y petroleros que la justicia”, sólo les queda confiar en Canadá o Brasil, donde el proceso judicial para embargar las cuentas de Chevron sigue adelante.
Desde CEDAEC exigen que Chevron-Texaco cumpla con la sentencia de la justicia ecuatoriana y pague los montos fijados para reparar colectivamente a las personas damnificadas. En el mismo sentido, rechazan las demandas de arbitraje internacional ante la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya contra el Estado ecuatoriano, por atentar contra la seguridad jurídica y la soberanía ecuatoriana.
---------------------------
21-M: Declaración de los pueblos argentinos en contra de Chevron

OPSUR
Como organizaciones sociales, partidos políticos, organismos de derechos humanos, organizaciones indígenas, feministas, asambleas; venimos hoy, en este Día Internacional Anti Chevron, a pronunciarnos desde Argentina en contra de esta empresa que ha ingresado a nuestro territorio de la mano del Gobierno Nacional y el Gobierno Provincial de Neuquén, violando nuestros derechos y reprimiendo nuestra justa protesta social.
Este Día Mundial Antichevron es muy significativo, pues nos permite mostrar al mundo la violación de nuestra soberanía en favor de intereses norteamericanos, y al mismo tiempo demostrar que es una empresa que ha dejado una estela de contaminación ambiental y social en los distintos países donde ha operado, no solo en Argentina, Estados Unidos, Nigeria, Ecuador y Rumania, sino también en una decena de otros países. Por esto hacemos un llamado a todo el mundo para tomar conciencia sobre lo que implica esta empresa, la tercera corporación más grande de Estados Unidos, y a impedir que se siga perpetuando su política de devastación de nuestros territorios en función de sus propios intereses.
A pesar de que Chevron ya operaba en el territorio nacional desde hace más de una década, el año pasado se asoció con YPF para realizar el primer desarrollo masivo de yacimientos no convencionales en Latinoamérica. Para que se hiciera el acuerdo, Chevron impuso sus términos, que eran dos: que se destrabara el embargo interpuesto por los afectados por Chevron en Ecuador para el pago de la remediación ambiental de su territorio, cosa que hizo en junio la Corte Suprema; y una serie de beneficios: exenciones fiscales y promoción productiva para la exportación. Esta última fue cumplida con la firma por parte del Gobierno Nacional por medio del decreto 929/13. La semana pasada la Cámara Federal ratificó que la Presidenta Cristina Fernández puede ser investigada por la firma de este decreto, por presunto beneficio directo a Chevron y por la posibilidad de impacto ambiental a partir de la utilización de la técnica de fractura hidráulica o fracking. Este es un avance importante ya que va en la misma línea de lo que venimos denunciando: la firma del acuerdo Chevron YPF implicó una pérdida de soberanía para el país, al legislar el Ejecutivo de acuerdo a los intereses de la empresa y no el interés nacional.
La provincia de Neuquén a través del poder ejecutivo y legislativo, allanó el camino para el convenio, reprimiendo a las miles de personas que protestaban en contra de él. La firma entre Neuquén-YPF , ademas implicó la violación de los derechos colectivos de la comunidad mapuche Campo Maripe, cuyo territorio fue concesionado para el plan piloto de explotación, sin consentimiento libre, previo e informado, en los términos establecidos por la legislación nacional e internacional vigente. Posteriormente tres casas de la comunidad fueron quemadas por desconocidos.
Chevron viene a nuestro país a impulsar la política del fracking, una nociva técnica de explotación de hidrocarburos no convencionales, que multiplica los riesgos de contaminación de nuestro territorio. Ésta es principalmente una estrategia impulsada por el Departamento de Estado de EEUU, política de la cual Chevron ha sido uno de los principales beneficiarios. Consideramos que la alianza con Chevron va absolutamente en contra de la supuesta política de soberanía energética, y creemos que una transición hacía una matriz energética más sustentables debe comenzar con la disminución de la dependencia de nuestro país de los hidrocarburos.
Así como Chevron llegó de la mano del gobierno nacional para desarrollar el fracking en Argentina con Latinoamérica en perspectiva; también lo hizo en otros países, como Rumania con el objetivo de avanzar sobre Europa del este y de esta manera disminuir la influencia tanto de los países de la OPEP (que incluye a Venezuela) como de Rusia. La férrea defensa del pueblo rumano impidió el avance de Chevron, sin embargo la amenaza de que la petrolera norteamericana fracture el suelo de Rumania aún sigue latente. Es por esto que nos unimos a una convocatoria mundial contra Chevron, porque consideramos que así como se quiere romper con la soberanía de nuestro pueblo, lo mismo se busca hacer en otros países, con un libreto repetido, como es el caso de Rumania.
También nos solidarizamos con los hermanos de Ecuador que han sufrido por el accionar del Chevron el peor desastre petrolero de la historia que tras 20 años de litigio ha negado, y evadido su obligación a pagar la justa remediación ambiental del territorio amazónico a pesar de estar condenada por todas las instancias judiciales ecuatorianas. Exigimos la indemnización al pueblo ecuatoriano y somos conscientes de que buena parte de la suerte judicial de nuestros hermanos depende de que los tribunales argentinos se ajusten a derecho, aplicando los tratados bilaterales firmados en la materia y reconozcan así la sentencia emanada desde Ecuador.
¡Por una verdadera soberanía energética: fuera Chevron y todas las empresas que saquean nuestros bienes comunes!
¡No al fracking. Ni en Argentina ni en Rumania ni en ningún lugar del mundo!
------------------
Exigen a la Junta de Andalucía la prohibición del fracking

Ante el compromiso público firmado en el Congreso de los Diputados por 20 partidos políticos de prohibir la fracturación hidráulica en investigación y en explotación de yacimientos de hidrocarburos no convencionales
La Plataforma Andalucía Libre de Fracking (PALF) exige a la Junta de Andalucía la prohibición del fracking en Andalucía, en base al compromiso firmado ayer en el Congreso por PSOE e IU.
Ante el compromiso público firmado en el Congreso de los Diputados por 20 partidos políticos de prohibir la fracturación hidráulica en investigación y en explotación de yacimientos de hidrocarburos no convencionales, así como paralizar inmediatamente cualquier proyecto de investigación o de explotación de hidrocarburos no convencionales autorizados en el estado español, la Plataforma Andalucía Libre de Fracking exige coherencia a estos dos partidos y que materialicen una ley de prohibición en Andalucía, así como una revocación inmediata de los permisos de investigación ya otorgados y de los que están actualmente en tramitación.
El 14 de Mayo se producía en el Congreso de los Diputados la firma del compromiso frente al fracking, contrayendo voluntariamente la obligación de prohibir esta técnica de extracción de gas natural del subsuelo con graves impactos ambientales. Este compromiso fue firmado por 20 partidos políticos, entre ellos, PSOE, PCE, EQUO, Podemos, Partido X y PACMA.
Andalucía cuenta con permisos de investigación en estado de desarrollo donde ya se podría empezar a realizar fracking. La superficie total que se encuentra afectada por este tipo de permisos otorgados suponen 82.700 hectáreas en Cádiz, 27.200 hectáreas en Sevilla y 68.000 hectáreas en Jaén. A esta superficie hemos de sumar una cantidad equivalente en permisos de investigación que actualmente están en tramitación, afectando también a Córdoba y otras 61.000 hectáreas de antiguos permisos de explotación cuya reactivación se está tramitando en Sevilla.
Desde la Plataforma PALF solicitamos al gobierno de PSOE e IU de la Junta de Andalucía que sea coherente con lo firmado ayer a nivel estatal y lo ya aprobado por el Parlamento Andaluz en sendas Proposiciones No de Ley en junio y septiembre del año pasado y, en consecuencia, materialice una prohibición del fracking en Andalucía, como ya han hecho otras Comunidades Autónomas, así como ejecute la revocación sin demoras de los permisos vigentes, en tramitación y en reactivación.
En caso de no proceder coherentemente en Andalucía estos partidos estarían demostrando su hipócrita oportunismo político a la hora de firmar compromisos emanados la sociedad en periodo de elecciones. Teniendo en cuenta el avanzado estado de desarrollo de los permisos de investigación vigentes, la no actuación por parte de la Junta puede significar que Andalucía sea una de las primeras comunidades autónomas donde se desarrolle el fracking y por lo tanto donde empecemos a sufrir las graves consecuencias ambientales y sociales de esta actividad Exigimos a PSOE-A y a IU que ratifiquen públicamente a la sociedad andaluza los compromisos adquiridos en Madrid por los grupos estatales a los que pertenecen, comprometiéndose a actuar consecuentemente en los órganos de gobierno de la Junta de Andalucía.
http://www.ecologistasenaccion.org/



Freeganos y la cultura anticonsumo


Ana Wajszczuk 
 
Algunas cosas en perfecto estado que pueden encontrarse en las calles de una ciudad como Buenos Aires son: frazadas, platos, tazas, cuadernos enteros con hojas en blanco, ropa interior nueva en su envoltorio, descartada porque (por ejemplo) tiene descosida la florcita que adorna una bombacha, impresoras y monitores que funcionan, libros, maquillaje que solo tiene rajada la tapa, tupperwares, macetas, sillones, mucha comida –incluso gourmet– en buenas condiciones… 
Este es apenas el comienzo de la lista de lo que Analía López –porteña, 33 años, asesora nutricional– viene encontrando tirado en la calle cuando sale a freeganear: una muestra mínima del despilfarro de las sociedades de consumo, incluso acá donde el Primer Mundo queda lejos. Analía y varios de sus amigos y conocidos son la pata local de una subcultura anticonsumo en crecimiento en todo el mundo, especialmente en los grandes centros urbanos, ahí donde las calles desbordan lo que el mercado necesita reemplazar cada vez más rápido: el freeganismo, acrónimo de los términos free más vegan (aquellos que no utilizan ni comen ningún producto animal). Más una corriente ética de pensamiento que un movimiento, según el sitio freegan.info, que nuclea varios de sus lineamientos principales, los freeganos son “personas que emplean estrategias alternativas de sustento basadas en una participación limitada en la economía tradicional y en el mínimo consumo de recursos”.
Renunciando a las tecnologías del confort y evitando comprar hasta el máximo nivel posible, el freeganismo “es un boicot total a un sistema donde la ganancia eclipsa las consideraciones éticas”. La idea es exhibir las contradicciones del sistema y la posibilidad de puntos de fuga políticos. Detrás de cada objeto de consumo diario, los freeganos ven trabajo esclavo, contaminación, intereses corporativos en los gobiernos, pobreza, calentamiento global, colapso de los recursos naturales, vidas sin sentido en “trabajos que se detestan para comprar cosas que no se necesitan”.
Pero los freeganos no son nada nuevo: vienen de una intensa tradición cultural anticonsumo que se puede rastrear incluso hasta en los orígenes de la Revolución Industrial misma, muy lejos de la caricatura que los “informes” de los medios se empecinaron en mostrar cuando descubrieron que su existencia era una buena nota de color: chicos excéntricos de buen pasar que “comen de la basura” cuando podrían perfectamente gastar su dinero y comprar. Nacido como “freeganismo” principalmente entre los Estados Unidos y Londres a mediados de los años ‘90, al calor de los movimientos antiglobalización y ecologistas, sus principios rectores como recuperar comida y bienes de los residuos y reducir lo que se desecha son prácticas que se remontan a los orígenes del campesinado, cuando los espigadores recogían lo que quedaba tirado luego de la cosecha, un paralelo que la cineasta Agnés Varda mostró en su documental Los espigadores y la espigadora (2000).
Otros antecedentes freeganos pueden rastrearse desde los anarquistas europeos a los trascendentalistas norteamericanos del siglo XIX, desencantados con el materialismo de la sociedad, entre ellos muy especialmente el escritor Henry David Thoreau y su Walden o la vida en los bosques (1854), mezcla de tratado filosófico con manual práctico de la vida autosustentable que llevó por dos años en su cabaña del lago Walden. Ya en el siglo XX, estas posturas anticonsumo alimentaron los movimientos juveniles que, de los Wandervögel alemanes de principios de siglo a los hippies de los años sesenta –como los Diggers, un grupo de teatro anarquista que servía comida gratuita en Haight Ashbury– proclamaban la vida sencilla y la vuelta a la naturaleza. Postulados que vuelven a cobrar fuerza ante un contexto de crisis económica sostenida y descalabro ecológico: no es casual que se haya reeditado Possum Living (Vida de zarigüeyas – Como vivir sin empleo y (casi) sin dinero, en su flamante edición al español), una suerte de Walden moderno publicado originalmente en 1978, escrito por Dolly Freed, una adolescente estadounidense que junto a su padre vivieron con setecientos dólares anuales por casi cinco años: “Agua, comida, refugio, buena salud, seguridad y libertad. Eso es todo. Todo lo demás es mental”, escribía Freed. Más combativo, otro clásico de la literatura anticonsumo como antecedente freegano es Steal this book (Roba este libro), escrito en 1971 por el activista Abbie Hoffman, una guía para vivir fuera del sistema que se convirtió rápidamente en un best-seller.
Con este mismo espíritu, el freegano y activista inglés Mark Boyle, que empezó contando sus experiencias de una vida sin dinero para The Guardian, escribió en 2010 The Moneyless Man (El hombre sin dinero) y acaba de publicar The Moneyless Manifesto, que pueden bajarse gratuitamente de la Web. Porque a algo los freeganos no renuncian por más capitalista que sea el medio, y es a difundir sus ideas y experiencias a través de foros y comunidades online: justforthelovefit.org, fundada por Boyle, tiene más de 50 mil miembros, y comparte una filosofía de colaboración con otras como freecycle.org. También están los blogs como Freegan Kitchen, con recetas gourmet hechas con comida “recuperada” de la calle o noimpact.typepad.com, del freegano estadounidense Colin Beavan. En la Argentina, el referente es arcoirisuniversal.org, la fundación del freegano Ariel Rodríguez Bosio –35 años, técnico en evaluación ambiental y ex campeón de kung fu– creador también de las Gratiferias, ferias donde todo es gratuito que se hacen en casi todas las provincias y ya también en varios países. Rodríguez Bosio también impulsa otros proyectos de ideario freegano como Ciudad Frutal y Economía Viva: “La figura del prosumidor (productor/consumidor) funciona, esa es la experiencia que tenemos que rescatar. Hoy en día se tiran a la basura millones de toneladas de alimento en buen estado por año mientras permitimos que mueran de hambre dos personas por segundo. Recuperar, evitar que se tiren alimentos, ropa y objetos que aún pueden usarse es una emancipación económica, a la vez que un acto de conciencia medioambiental y ética profunda”. Para los freeganos no existen cambios globales sino personales: minimizar el consumo se convierte en un acto político al alcance de cualquiera.
Fuente: decrecimiento.info - Imagenes: http://freegan.info/ taringa.net -

Animales en peligro de extinción en España



 
El tigre, el elefante asiático y el oso polar son algunos de los animales que corren este peligro en todo el mundo, pero, ¿cuáles son las especies que se encuentran en esta situación en nuestro país y qué medidas se pueden tomar para frenarla?
   El cambio climático, la introducción de nuevos depredadores, la caza y la destrucción del hábitat de la especie son algunos de los factores que provocan que en todo el mundo existan multitud de especies en peligro de extinción. El tigre, el elefante asiático y el oso polar son algunos de los animales que corren este peligro en todo el mundo, según la organización WWF pero, ¿cuáles son las especies que se encuentran en esta situación en nuestro país y qué medidas se pueden tomar para frenarla?
ANIMALES IBÉRICOS EN PELIGRO
- El lince ibérico
Es el ejemplo por excelencia de animal ibérico en peligro de extinción. El "último gran felino de Europa" ha sufrido una disminución alarmante en el número de ejemplares en los últimos 50 años. Se trata del felino más amenazado del planeta.
En el primer censo realizado en la década de los 80 se contabilizaron 1.200 ejemplares repartidos por toda la península. En la actualidad, la destrucción de su habitat, la disminución de la población de conejo, y en los últimos años los atropellos, han supuesto la catalogación de la especie como "crítica".
Los últimos censos han contabilizado unos 300 ejemplares repartidos en dos poblaciones: Sierra Morena y Doñana. También hay que agregar las poblaciones recientes de Guadalmellato (Córdoba) y Guarrizas (Jaén) en las que se han reintroducido linces criados en cautividad. En lo que va de año, han muerto atropellados cerca de una decena de ejemplares.
- El Oso Pardo
En la actualidad quedan en España unos 200 osos pardos, según estimaciones de la Fundación Oso Pardo. En la Cordillera Cantábrica habita una población estable formada por 180 ejemplares mientras que algo más de una veintena lucha por su supervivencia en Los Pirineos.
La construcción de estaciones de esquí, las minas a cielo abierto y las autovías han supuesto la destrucción de los bosques donde éstos habitan. Además, la utilización de cebos envenenados es una causa a añadir a la lista ya que ha provocado el fallecimiento de siete osos desde 1998.
- El Águila Imperial Ibérica
Esta especie endémica de la península vivía una situación crítica durante los años 70 cuando solo habitaban en España unas 50 parejas de ejemplares. Desde entonces, los diferentes proyectos de conservación de la especie han logrado una recuperación y, según el último censo de 2013, el número actual de parejas es de 400. Sin embargo, pese al crecimiento en el número de ejemplares, el Águila Imperial continúa clasificada como "en peligro de extinción".
Su habitat se registra en el centro y en el suroeste de la península, concretamente en las comunidades de Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Madrid y Castilla y León, así como en Portugal.
La electrocución, la persecución humana y la disminución de la población de conejo, su principal presa, son algunas de las amenazas con las que esta especie se encuentra en la actualidad.
- El Urogallo
También conocido como Gallo de monte, es un ave que se encuentra en los Pirineos y en la Cordillera Cantábrica. Es una de las especies más amenazadas de España con solo 500 - 600 ejemplares en la actualidad, lo que supone una reducción de su población a la mitad en las últimas dos décadas, según los últimos censos publicados.
La principal causa de su extinción es la deforestación de los bosques y la destrucción de su habitat así como el urbanismo que dificulta su bajo vuelo. La caza indiscriminada es también otra de las amenazas a las que el Urogallo ha de enfrentarse, sobre todo en época de celo, ya que en este momento pierde absolutamente el sentido del oído, lo que la convierte en una presa muy fácil.
- El Quebrantahuesos
Relacionadas
    •    Comienza la cita previa en las Jefaturas de Tráfico de Cantabria, La Rioja y Castilla
    •    Los precios de los viajes organizados aumentaron un 0,8 por ciento en abril en Extremadura
    •    Las temperaturas bajan este domingo en el tercio sur y suben en el norte
Esta ave recibe este nombre debido a su costumbre de remontar huesos hasta grandes alturas para soltarlos y romperlos así contra las rocas para luego ingerirlos. Según los expertos, actualmente solo habita en Los Pirineos y solo sobreviven unos 300 ejemplares, de los cuales se reproducen unas 100 parejas, dato que las hace considerar en peligro de extinción.
Las amenazas a las que se enfrenta el Quebrantahuesos son la electrocución en tendidos eléctricos, la ingesta de tóxicos a través de cebos envenenados, el abatimiento por disparos y la destrucción de su habitat.
- El Atún rojo
El desarrollo descontrolado de la industria de la pesca al cerco y engorde de atún en el Mediterráneo han puesto a este especie en peligro. Su situación es una de las más polémicas ya que diferentes organizaciones denuncian que desde las instituciones de la Unión Europea ni desde sus estados miembros se toman medidas para frenarla.
Según los científicos, la población de atún rojo en el mundo ha descendido un 50% en las últimas décadas debido, en gran medida, a la pesca ilegal y a la sobrepesca, aunque el ICCAT ha apuntado recientemente a una ligera recuperación del stock de poblaciones.
- El lobo ibérico
Hasta principios de los años 70, el lobo era considerado una plaga en España por lo que el Gobierno llegó a pagar recompensas a quienes les diesen caza. La superstición sobre su especie y el miedo al carácter "feroz" del lobo hicieron que durante siglos se ideasen trampas para atraparlos hasta casi erradicar la subespecie en la península.
En la actualidad se han tomado medidas para impedir que esta persecución continúe y el número de lobos ha aumentado a 2.000, según los últimos censos. Sin embargo, cazar lobos es legal en España. Según dice la ley, la especie debe ser respetada siempre que no entre en conflicto con los intereses humanos. En 1992 la Unión Europea fijó que al sur del Duero el lobo se sujetaba a "estricta protección" y al norte de éste se podía cazar con cupos.
La situación sigue siendo polémica todavía en la actualidad. En el año 2012, el exministro de Agricultura y Medioambiente Miguel Arias Cañete pidió a Bruselas que retirase parte de la protección de la especie en el sur porque estaba ocasionando pérdidas en la ganadería, algo que la Comisión Europea rechazó
- La Foca monje
El área de distribución original de este mamífero abarcaba todas las aguas del mar Mediterráneo y sus inmediaciones atlánticas. En la actualidad la población está muy mermada y sobrevive en zonas del Mediterráneo oriental, occidental y del Sáhara occidental.
De los miles de ejemplares que existían hace décadas, aproximadamente 400 quedan con vida hoy en día, según la Fundación CBD-Habitat. Esto es debido, en primer lugar, a la persecución humana seguida de la contaminación del Mediterráneo y la sobrepesca.
- El Ferretet
Este anfibio endémico de las Islas Baleares solo sobrevive en Mallorca en un área de menos de 10km cuadrados en la Sierra de Tramontana.
El 30% de las especies conocidas de anfibios se encuentran en peligro de extinción y la mayoría de ellos, como el Ferretet, debido a la destrucción de los humedales, la introducción de depredadores por el hombre y el cambio climático.
MEDIDAS PARA FRENAR LA EXTINCIÓN DE ESPECIES
La ONGs vienen denunciando la situación de estas especies durante años y promoviendo una serie de medidas que podrían frenarla y mejorar las condiciones de vida de éstas:
- Evitar la deforestación indiscriminada de los bosques.
- Perseguir el tráfico y el comercio ilegal de especies.
- Promover la creación de reservas naturales.
- Fomentar el uso de técnicas de inseminación artificial en animales en peligro de extinción.
- Condenar y luchar contra el uso de cebos envenenados.
- Restringir la caza deportiva en la temporada de veda.
- Concienciar a la población sobre la explotación y evitar la modificación de los habitats naturales.
Imagenes: http://www.animalesenextincion.es - Fuente: Ecoticias.com