sábado, 29 de noviembre de 2014

¿Estamos exterminando el arte de caminar?

Mar Abad - Yorokobu

«Quiero decir unas palabras en favor de la Naturaleza, de la libertad total y el estado salvaje, en contraposición a una libertad y una cultura simplemente civiles. Considerar al hombre como habitante o parte constitutiva de la Naturaleza, más que como miembro de la sociedad. Desearía hacer una declaración radical, si se me permite el énfasis, porque ya hay suficientes campeones de la civilización: el clérigo, el consejo escolar y cada uno de vosotros os encargaréis de defenderla».

Empezaba así Henry David Thoreau (1817-1862) un ensayo sobre Caminar. Decía el filósofo en este texto, publicado en 1862, que apenas había encontrado en su vida a una o dos personas que entendiesen el arte de caminar. Esto significaba «andar a pie» o, dicho de otro modo, «deambular: término de hermosa etimología que proviene de ‘persona ociosa que vagaba en la Edad Media por el campo y pedía limosna so pretexto de encaminarse a la Tierra Santa».
Para el estadounidense el arte de caminar nada tiene que ver con un paseo, ese modo de callejear, en un ir y venir, que apenas dura una hora. «Nuestras expediciones consisten solo en dar una vuelta, y al atardecer volvemos otra vez al lugar familiar del que salimos, donde tenemos el corazón. La mitad del camino no es otra cosa que desandar lo andado.Tal vez tuviéramos que prolongar el más breve de los paseos, con imperecedero espíritu de aventura, para no volver nunca, dispuestos a que solo regresasen a nuestros afligidos reinos, como reliquias, nuestros corazones embalsamados»
Thoreau insistía en la diferencia. Caminar, el verdadero arte de caminar, no es desplazarse, ni tomar el fresco, ni hacer un poco de cardio. «El caminar al que me refiero nada tiene en común con lo que suele decirse hacer ejercicio, al modo en que el enfermo toma su medicina a unas horas fijas o como el subir y bajar de las pesas o los columpios, sino que es en sí mismo la empresa y la aventura del día».
Thoreau no entendía la vida atada a unos pocos metros cuadrados. El naturalista decía que «no podría mantener la salud ni el ánimo sin dedicar al menos cuatro horas diarias, y habitualmente más, a deambular por bosques, colinas y praderas, libre por completo de toda atadura mundana».
El sedentarismo le horrorizaba. No podía entender los oficios que requerían un encierro permanente. «Cuando recuerdo a veces que los artesanos y los comerciantes se quedan en sus establecimientos no solo la mañana entera, sino también toda la tarde, sin moverse, tantos de ellos con las piernas cruzadas, como si las piernas se hubieran hecho para sentarse y no para estar de pie o caminar,pienso que son dignos de admiración por no haberse suicidado hace mucho tiempo».
Mucho. El inmovilismo le horrorizaba mucho. «A mí, que no puedo quedarme en mi habitación ni un solo día sin empezar a entumecerme y que cuando alguna vez he robado tiempo para un paseo a última hora, me he sentido como si hubiese cometido un pecado que debiera expiar, confieso que me asombra la capacidad de resistencia, por no mencionar la insensibilidad moral de mis vecinos, que se confinan todo el día en sus talleres y sus oficinas durante semanas y meses, incluso años y años».
Esas rutinas no iban a cambiar en absoluto, para disgusto de Thoreau. Al contrario. Los siglos siguientes serían aún más sedentarios.Los coches, los ascensores, los ordenadores y las oficinas han hecho la vida más  aún más inmóvil. «No sé de qué pasta están hechos, sentados ahí ahora, a las tres de la tarde, como si fueran las tres de la mañana», escribió. «Bonaparte puede hablar del valor de las tres de la madrugada, pero eso no es nada comparado con el valor necesario para quedarse sentado alegremente a la misma hora de la tarde, cara a cara con uno mismo, con quien se ha estado tratando toda la mañana».
Thoreau creía también, como muchos de los grandes pensadores de la Historia, que las ideas surgen mejor en un espacio abierto que en un espacio cerrado. En su ensayo, cuenta que un viajero pidió a la criada de William Wordsworth que le mostrase el estudio del poeta inglés. La sirvienta contestó: «Esta es su biblioteca, pero su estudio está al aire libre».
El padre de la desobediencia civil creía que «vivir mucho al aire libre, al sol y al viento, produce, sin duda, cierta dureza de carácter. (…) Quedarse en casa, en cambio, puede producir en la piel suavidad y finura, por no decir debilidad, acompañadas de una sensibilidad mayor ante ciertas impresiones».
Pensaba, además, que la naturaleza era un destino sin billete de vuelta. «Los que han pasado mucho tiempo viajando por las estepas de la Tartaria dicen: ‘Al volver a tierras cultivadas nos agobiaba y nos sofocada la agitación, el aturdimiento y el tumulto de la civilización. El aire nos parecía insuficiente y nos sentíamos a cada momento a punto de morir de asfixia’».
La vitalidad y la energía de las personas se robustecen en los espacios naturales, según Thoreau. «La salud de un hombre requiere tantos acres de prado a la vista como cargas de estiércol una granja.Son las poderosas sustancias de las que se alimenta. Una ciudad se salva tanto por sus hombres dignos como por los bosques y los pantanos que la rodean. Un municipio con un bosque primitivo meciéndose a un lado, y otro pudriéndose al lado contrario, está en condiciones de producir no solo maíz y patatas, sino también poetas y filósofos para las épocas venideras. En tierras así crecieron Homero, Confucio y los demás, y de una zona inculta semejante llegó el Reformador que se alimentaba de langostas y miel silvestre».
Pensaba Thoreau que los bosques primitivos sustentaron las naciones civilizadas (Grecia, Roma e Inglaterra). Eran arboledas que se pudrían en el mismo lugar que se levantaban. Y sus poblaciones sobrevivían mientras no se agotaba la tierra. «Poco se puede esperar de una nación cuando agota el suelo vegetal y se ve obligada a hacer abono con los huesos de sus padres», escribió. «Entonces el poeta solo se mantiene de sus grasas sobrantes y el filósofo se queda en los huesos».
Lo que ya se intuía como una incipiente globalización y la urbanización masiva del planeta atormentaba al naturalista. En la realidad y en la ficción. «En literatura, lo salvaje nos atrae», aseguró. «El aburrimiento no es sino otro nombre de la domesticación.Lo que nos deleita de Hamlety la IIíada, de todas las Escrituras y las mitologías, es la visión del mundo incivilizada, libre y natural, que no se aprende en las escuelas. Así como el ganso silvestre es más rápido y más bello que el doméstico, también lo es el pensamiento salvaje (…). Un libro verdaderamente bueno es algo tan natural y tan inesperado, inexplicablemente bello y perfecto, como una flor silvestre descubierta en las praderas del Oeste o en las junglas orientales. El genio es una luz que hace visible la oscuridad como el resplandor del relámpago que tal vez haga añicos el templo mismo de la sabiduría, no de una vela encendida en el hogar de la raza que empalidece ante la luz del día ordinario».
Thoreau llevó muy lejos su idea del arte de caminar. Tanto que llegó a hacer del concepto una especie de cruzada. «Hay que estar dispuesto a abandonar padre y madre, hermano y hermana, esposa, hijo y amigos, y a no volver a verlos nunca», escribió. Era imprescindible pagar las deudas antes, hacer testamento, poner en orden los asuntos administrativos y económicos, y ser hombre libre. Solo entonces un individuo estaba «listo para una caminata».
El naturalista creía que «ninguna riqueza es capaz de comprar el necesario tiempo libre, la libertad y la independencia que constituyen el capital en esta profesión» de caminante.
Y un día de medidados del siglo XIX, uno cualquiera antes de escribir este ensayo, Thoreau salió a caminar. Sintió estar envuelto en una «luz pura y brillante, que doraba la hierba y las hojas marchitas», «tan dulce y serenamente viva» que pensó que se había bañado en «un torrente dorado» como jamás había visto antes. Y así, cuenta, «deambulamos hacia Tierra Santa, hasta que un día el sol brille más que nunca, tal vez en nuestras mentes y en nuestros corazones, e ilumine la totalidad de nuestras vidas con una intensa luz que nos despierte, tan cálida, serena y dorada como la de una ribera en otoño».
Fuente: decrecimiento.info

Argentina: Escándalo en la Legislatura de Chubut





La Legislatura de Chubut cambió radicalmente el proyecto de ley que prohibía la megaminería (presentado por asambleas socioambientales y pueblos indígenas) y aprobó una norma que posibilita la cuestionada actividad. “Es como si se hubiese presentado un proyecto de ley contra la trata de personas y los diputados hubiesen cambiado el texto habilitando los prostíbulos”, denunció Fernanda Rojas, de la Asamblea de Vecinos de Esquel. El escándalo se incrementó al difundirse una foto en la que, en plena sesión, el diputado Gustavo Muñiz (PJ) recibe instrucciones por parte de una de las mineras más grandes que opera en Argentina (Yamana Gold). El Frente para la Victoria y el PJ votaron a favor de la megaminería. Las empresas se mostraron satisfechas.
El martes se aprestaba a ser un día histórico. Por primera vez se trataría en la Legislatura un proyecto llegado por “iniciativa popular”, una acción de democracia semidirecta contemplada por la Constitución provincial. Consiste en presentar una propuesta de ley respaldada con la firma del tres por ciento del padrón electoral y los diputados tienen la obligación de tratarlo. Luego de un año de recolección de adhesiones, las asambleas socioambientales, organizaciones sociales y comunidades indígenas reunieron en abril 13000 firmas. El proyecto prohíbe la megaminería metalífera y la minería nuclear (uranio y torio) y protege las fuentes de agua. La propuesta amplía los límites que ya establece la Ley 5001 (que prohíbe la explotación con uso de cianuro).
Desde temprano se movilizaron a la Legislatura asambleas de toda la provincia y comunidades mapuche-tehuelches.
La sorpresa fue el cambio de proyecto (aunque con el mismo nombre de “iniciativa popular”) que hizo el Frente para la Victoria (FpV). La jefa de bancada, Argentina Noemí Martínez, argumentó que el proyecto de las 13.000 firmas era inconstitucional y que la nueva propuesta proponía un “debate serio” para los próximos cuatro meses. Desde las tribunas de la Legislatura le gritaban que desde 2002 Chubut debate sobe megaminería. En las escalinatas del Congreso la policía avanzó con palos y perros sobre los asambleístas. Enfrente, sonreían y cantaban los grupos de la Uocra, petroleros y mineros.
Luego de seis horas de debate, quince votos apoyaron el proyecto prominero (trece del Frente para la Victoria y dos del PJ) y doce fueron por la negativa (el bloque de Chubut Somos Todos –dasnevismo–, UCR, Polo Social y un voto del PJ y un voto del FpV). La ley aprobada suspende la minería durante cuatro meses, pero faculta al gobernador, Martín Buzzi, a llamar a plebiscito vinculante sólo en las zonas donde se hará minería (llamadas “zonas de sacrificio”).
Pablo Lada, del Foro Ambiental Social de Trelew, recordó que era la primera vez en veinte años de vigencia de la Constitución de Chubut que se implementaba la “iniciativa popular”. Sabía que estaba entre las posibilidades el rechazo, la aprobación o la modificación. “Lo que sucedió fue vergonzoso. Nuestro proyecto no se trató. Manipularon el proyecto de la ciudadanía, legislaron a pedir de las transnacionales y nos robaron una herramienta de democracia semidirecta”, afirmó Lada.
El gobierno impulsa la minería de plata, plomo y uranio en la meseta (localidades de Gan Gan, Gastre, Paso de Indios). Zona de pequeños pueblos y donde las empresas mineras ya están presentes desde hace una década con programas de “responsabilidad social empresaria” (proveen de insumos a las escuelas y postas sanitarias, entregan materiales y alimentos). “La explotación minera en la meseta puede contaminar toda la provincia. Tenemos que votar todos los chubutenses, pero los diputados desprecian la democracia directa, saben que Chubut no quiere megaminería”, explicó Rojas, de Esquel.
Ayer al mediodía, una foto mostró al diputado del PJ Gustavo Muñiz durante la sesión. Se observa su celular y un intercambio de mensajes con el gerente de la minera canadiense Yamana Gold, Gastón Berardi, quien lo instruye a modificar el artículo 4 para permitir el extractivismo en el oeste provincial. El diputado le responde que eso se incluirá en la reglamentación, que hará el gobernador Martín Buzzi. Muñiz, que votó por la ley prominera, reconoció el hecho ante las radios de Chubut. La Asamblea de Vecinos de Esquel difundió la foto en las redes sociales: “La Legislatura de Chubut tiene legisladores que responden a las corporaciones mineras y no al pueblo”.
Lada señaló que todas las asambleas de Chubut y los pueblos originarios se encuentran en estado de alerta y movilización y evaluando los pasos a seguir. “Fue tan alevoso lo que hicieron los legisladores, burlándose de la ciudadanía, que les jugará en contra”, advirtió.
El presidente de la Cámara Minera de Chubut, Néstor Alvarez, se mostró satisfecho por la nueva ley. “Es muy importante. Se modificó el texto de la iniciativa popular y el proyecto antiminero se transformó en algo distinto. Nos abre una perspectiva. Es factible (el avance de la minería)”.
Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-260727-2014-11-27.html - Imagenes: www.diariojornada.com.ar

Chile: Tribunal Ambiental acoge reclamación de vecinos contra proyecto inmobiliario Costa Laguna



El Segundo Tribunal Ambiental acogió a trámite la reclamación interpuesta por la Junta de Vecinos nº 11 de Maitencillo, comuna de Puchuncaví, contra el proyecto inmobiliario Costa Laguna, que pretende construir una laguna de más de 2 hectáreas y 305 departamentos, en una zona donde el agua potable es prácticamente un lujo.

Maitencillo no se vende, Maitencillo se defiende

El Segundo Tribunal Ambiental acogió a tramitación la reclamación interpuesta por la Junta de Vecinos nº11 de Maitencillo (Puchuncaví) contra la Declaración de Impacto Ambiental aprobada por el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) al millonario proyecto inmobiliario Costa Laguna, propiedad de Besalco, que pretende construir una laguna artificial de más de 2 hectáreas y 305 departamentos.
La reclamación alude a graves irregularidades en el proceso de aprobación, entre las que cabe señalar la instalación de una planta de tratamientos de aguas en zona prohibida,  la aprobación del proyecto por la Dirección General de Aguas (DGA), a pesar de no contar con el estudio hídrico final solicitado y la inexistencia de un punto de extracción de agua en el terreno.
Otro de los cuestionamientos que los vecinos hacen al proyecto está realacionado con la falta de agua potable que enfrenta la comunidad; Mientras que estos no cuentan con un sistema de alcantarillado que permita el abastecimiento óptimo, el proyecto  pretende tomar aguas subterráneas para llenar los más de 50.000 metros cúbicos que necesita para su funcionamiento, además de los 30.000 que requiere para su mantención durante el verano.
“Después de presentar una serie de recursos ante tribunales, contraloría y otros entes sectoriales de los cuales no obtuvimos respuesta alguna, apelamos a la institucionalidad ambiental, como nos sugirió la Corte Suprema en su fallo. Esperamos que en esta instancia de una vez por todas se vea el fondo del asunto y se falle con criterios técnicos”, sostuvo Michael Oettinger, vocero del movimiento  “No a Costa Laguna”.
Cabe recordar que los vecinos ya reclamaron ante la Tercera Sala Constitucional, quien rechazó el fallo por considerar que era competencia de un Tribunal Ambiental.
“Creemos fuertemente en nuestros argumentos y en la fuerza de nuestras ideas, que no tienen otro objetivo que el bien común y el desarrollo de un Maitencillo sustentable, armónico y respetuoso con su historia”, señala el movimiento.
El Ciudadano
-------------------------------------
Región de Valparaíso
Proyecto Inmobiliario Tunquén tendrá que someterse al SEA
“Un fallo esperable, que no ahonda en el fondo del tema discutido, que es la falta de fundamentación de la opinión del SEA en una cuestión que puede traer efectos muy graves para un ecosistema muy delicado como es el del humedal de Tunquén", señaló Christian Lucero, abogado de Tunquén Sustentable.
Finalmente la Corte Suprema se pronunció sobre la necesidad de que el proyecto de la inmobiliaria Punta de Gallo, Arenas de Tunquén, que contempla la construcción de 198 casas, sea sometido al Servicio de Evaluación Ambiental, ratificando la sentencia de la Corte de Apelaciones de Valparaíso.
Dicho fallo corresponde al recurso interpuesto por los vecinos después de que, tras una consulta de la empresa al SEA, este señalara que el proyecto no requería ser sometido a estudios de impacto ambiental.
Así, la Corte Suprema señaló que lo manifestado no fija derechos en favor de la inmobiliaria, tal y como dictaminara en su momento la Corte de Apelaciones:  “…la resolución del SEA ni confiere a su titular ningún derecho, ni lo autoriza en modo alguno, ni lo exime de ingresar al Servicio de Evaluación Ambiental, ni lo exime de obtener las autorizaciones que correspondan para llevar adelante el proyecto, debiendo para ello una serie de permisos de diversos órganos atendida su naturaleza”.
“Un fallo esperable, que no ahonda en el fondo del tema discutido (la falta de fundamentación de la opinión del SEA en una cuestión que puede traer efectos muy graves para un ecosistema muy delicado como es el del humedal de Tunquén), fallo que en todo caso no nos desmotiva para nada en nuestra lucha en defensa de la playa de Tunquén”, señaló a El Dínamo, el abogado de Tunquén Sustentable, Christian Lucero.
Entre los motivos que condicionan la necesidad de su sometimiento al SEA, cabe señalar la cercanía del proyecto al Humedal de Tunquén,  uno de los cincos humedales costeros presentes en Chile, zona recientemente reconocida como Santuario de la Naturaleza por el Consejo de Ministros que presenta un elevado número de especies endémicas de flora y fauna.
Asimismo, se ha constatado la presencia de 19 sitios arqueológicos  en la zona, entre los que destaca un extenso terreno que pertenecería al pleistoceno tardío, con más de 10 mil años de antigûedad, lo que amerita una investigacióna arqueológica en la zona.
El Ciudadano

Un nuevo informe ‘desguaza’ el falso mito del consenso científico sobre la seguridad de los transgénicos


David Sánchez, coordinador de campañas de Food & Water Europe [2] ha asegurado: “Durante años la industria de los transgénicos ha utilizado su poder económico y su influencia política para distorsionar el debate público y científico sobre los transgénicos. 

 Amigos de la Tierra y Food & Water Europe publican hoy un nuevo informe que expone cómo la industria manipula la información sobre los cultivos y alimentos transgénicos para generar la idea de que existe un “consenso científico” en torno a la seguridad de sus productos. El informe, “El falso ‘consenso científico’: El debate en torno a los transgénicos no ha terminado” [1], muestra cómo la industria de los transgénicos y sus defensores eligen de forma interesada la información y manipulan citas, incluyendo interpretar a su manera a la Organización Mundial de la Salud, para promover la idea de que el debate sobre la seguridad de los cultivos y alimentos transgénicos está superado. David Sánchez, coordinador de campañas de Food & Water Europe [2] ha asegurado: “Durante años la industria de los transgénicos ha utilizado su poder económico y su influencia política para distorsionar el debate público y científico sobre los transgénicos. Ni las instituciones, ni la literatura científica ni la ciencia independiente apoya que haya un ‘consenso’ sobre la seguridad de los alimentos y cultivos modificados genéticamente". Blanca Ruibal, responsable del área de agricultura y alimentación de Amigos de la Tierra ha afirmado: “La estrategia tanto a nivel internacional como estatal es utilizar organizaciones teóricamente neutras, financiadas por la propia industria, y científicos afines para repetir de forma insistente en medios de comunicación y blogs los mismos argumentos y citas manipuladas o convenientemente adaptadas. El verdadero debate no es si hay ‘consenso’ o no, el verdadero debate es si los cultivos y alimentos transgénicos son seguros, si son necesarios, a quién benefician, a quién perjudican y si son más convenientes para la sociedad que el resto de opciones”. La industria de los transgénicos, a través de esta campaña para promocionar la existencia de un supuesto ‘consenso’ sobre la seguridad de los cultivos y alimentos transgénicos, no menciona los hechos citados por cientos de científicos que niegan este consenso, incluyendo que: · Se han realizado muy pocos ensayos de alimentación con animales sobre transgénicos y varios de ellos muestran o sugieren efectos tóxicos. · La industria de los transgénicos es la responsable de la gran mayoría de los estudios de alimentación disponible que muestran que los cultivos transgénicos son seguros. Un número similar de grupos de investigación que trabajan con estos estudios de alimentación han expresado “preocupaciones serias” sobre su seguridad. · No existen estudios epidemiológicos sobre seguridad en alimentación humana. · Hay evidencias de problemas de seguridad para el medio ambiente, entre ellos impactos adversos e inesperados en organismos no diana y la generación de malas hierbas resistentes a herbicidas. · Hay evidencias de efectos potenciales negativos sobre la salud humana y animal de la exposición al Roundup, el herbicida utilizado con la mayor parte de los cultivos transgénicos. · Varios acuerdos internacionales reconocen problemas de seguridad con los organismos modificados genéticamente 
[1] El informe “El falso ‘consenso científico’: El debate en torno a los transgénicos no ha terminado” puede descargarse en castellano y en inglés 
[2] Food & Water Europe es el proyecto europeo de Food & Water Watch, organización de consumidores con sede en EEUU que trabaja para garantizar que la comida, el agua y el pescado que consumimos son seguros, accesibles y sostenibles. Para que todos y todas podamos disfrutar y confiar en lo que comemos y bebemos, ayudamos a la ciudadanía a asumir el control sobre el origen de sus alimentos; a mantener un suministro de agua de grifo limpia, asequible y pública; a proteger el medio ambiente y la salud de los océanos; a forzar a los gobiernos a cumplir con su obligación de proteger a la ciudadanía, y a educar sobre la importancia de mantener los bienes comunes bajo el control público. 
Fuente: www.foodandwatereurope.org


El Polo Norte hace 4 millones de años apenas tenía hielo


Investigadores de la UAB, de la Universidad de Tromsø, en Noruega y de la Universidad de Plymouth en el Reino Unido, han estudiado la tendencia en la extensión del hielo del Océano Glacial Ártico hace entre 5,3 y 2,6 millones de años. 

 La investigación reafirma las predicciones que auguran la desaparición del hielo a lo largo de este siglo. Una investigación internacional en la que han participado investigadores de la UAB muestra que el casquete de hielo en el Ártico no ocupó su extensión actual hasta hace unos 2,6 millones de años. La investigación, publicada en Nature Communications, apoya las actuales predicciones, que apuntan a la desaparición del hielo en el Océano Ártico a lo largo de este siglo. Investigadores de la UAB, de la Universidad de Tromsø, en Noruega y de la Universidad de Plymouth en el Reino Unido, han estudiado la tendencia en la extensión del hielo del Océano Glacial Ártico hace entre 5,3 y 2,6 millones de años. Se trata de la última vez en que la Tierra ha experimentado un periodo de tiempo prolongado con un clima, en promedio, cálido, antes de que las edades de hielo comenzaran a alternar con períodos interglaciales suaves como el actual. Los investigadores han descubierto que el casquete polar ártico en su máximo, en invierno, no ocupó su extensión actual hasta hace unos 2.6 millones de años. La extensión de la cubierta de hielo en el Ártico era mucho menor a la actual hace entre cuatro y cinco millones de años. "El objetivo del trabajo es entender cómo será nuestro planeta en las condiciones de calentamiento global que se prevén para finales del siglo XXI, por lo que estudiamos el clima de la Tierra en el Plioceno, un período geológico de hace entre 2.5 y 5 millones de años" explica el profesor de la UAB Antoni Rosell, co-autor del estudio e investigador de la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados, ICREA. “Al estudiar moléculas de fósiles de organismos microscópicos marinos en los sedimentos del fondo del océano hemos descubierto que una buena parte del océano Ártico estaba libre de hielo hasta hace 4 millones de años”, destaca el primer firmante del artículo, Jochen Knies, investigador en el NGU y el Center of Excellence CAGE (Centre for Arctic Gas Hydrate, Environment and Climate de la Universidad de Tromsø, la Arctic University of Norway). La evolución de la extensión del hielo del Ártico ha sido siempre muy incierta. En este trabajo se muestra por primera vez como el hielo del Océano Ártico se formó antes de que se establecieran las masas de hielo continentales del hemisferio norte. Los datos son de gran interés, ya que el calentamiento actual está ligado a la desaparición de la cubierta de hielo del Océano Ártico. Los resultados se pueden utilizar como una herramienta en la modelización del clima para mostrar qué tipo de clima podemos esperar a finales del siglo XXI y mejorar los modelos climáticos de predicción actuales, que apuntan a que al final de este siglo, el Océano Ártico estará totalmente libre de hielo en verano. Para los investigadores, no hay ninguna duda de que esta investigación será una de las herramientas de trabajo para elaborar los próximos informes del IPCC (el Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas). La investigación se ha basado en los datos extraídos de los sedimentos de un pozo excavado en el fondo marino en el noroeste de Spitsbergen, la isla más grande del archipiélago de Svalbard. Se perforó gracias al proyecto IODP (International Ocean Drilling Program) que desde hace décadas que estudia los sedimentos de los fondos marinos con fines científicos. A partir del análisis químico de los restos fósiles de unas algas microscópicas que viven en el hielo, y de microorganismos del agua, los investigadores pudieron seguir las variaciones en las condiciones ambientales a lo largo del tiempo y conocer con precisión cuándo llegó el hielo a esa zona concreta. Los investigadores piensan que el crecimiento de la capa de hielo hasta hace 2,6 millones de años se debió, en parte, a cambios en las corrientes oceánicas y al ascenso de grandes masas continentales producido en ese periodo. Los cambios en las altitudes en muchas partes del Ártico, incluyendo Svalbard y Groenlandia, y la acumulación de hielo, estimularon la distribución del hielo también en la superficie del mar. Además, se abrió el estrecho de Bering entre América y Rusia y se cerró el Canal de Panamá en América central, lo que supuso un gran incremento de agua fría en el Ártico que también facilitó la formación de más hielo en el océano. La investigación, publicada en Nature Communications, es fruto de una colaboración internacional de la UNG, la Universidad de Tromsø (Arctic University of Norway), la Universidad de Plymouth, y la Universitat Autònoma de Barcelona. 
Referencia: Nature Communications: The emergence of modern sea ice cover in the Arctic Ocean. Jochen Knies, Patricia Cabedo-Sanz, Simon T. Belt, Soma Baranwal, Susanne Fietz, Antoni Rosell-Melé. 

Wwoofing: una nueva, y muy distinta, manera de viajar



Una organización internacional con presencia en más de 100 países propone recorrer el mundo intercambiando trabajo en granjas orgánicas por alojamiento y comida; en la Argentina ya hay más de 160 chacras que brindan este tipo de experiencia.

"Hace dos años, mi prima Terry me habló de una forma diferente de conocer un país, trabajando en establecimientos de agricultura orgánica en muchos lugares del mundo. Cuando me gradué en la universidad, entré en la página de Wwoof International y elegí la Argentina. Quería conocer América del Sur, amo la naturaleza y algún día quiero tener mi propio establecimiento en Connecticut, donde vivo, para dedicarme a la producción de miel. Aprendí muchísimo durante estos meses acá", cuenta la norteamericana Lauren O'Neill, de 23 años, que viajó con una amiga y desde octubre recorre la Argentina, Uruguay y Chile siguiendo una ruta de granjas y chacras que las reciben como voluntarias.
Wwoof viene de World Wide Opportunities in Organic Farms (Oportunidades internacionales en granjas orgánicas), una organización internacional que abarca más de 100 países, y que invita a trabajar y vivir en establecimientos que desarrollen actividades sustentables: permacultura, construcción viva, alimentos orgánicos y un estilo de vida en armonía con el entorno natural que los rodea.
El intercambio es trabajo en la granja por casa y comida, no hay dinero de por medio. La idea nació en Londres, en 1971, cuando Sue Coppard, una secretaria, invitó a unos compañeros a una granja orgánica en las afueras de la ciudad. La pasaron tan bien que repitieron la experiencia y más personas quisieron participar. Armaron una organización que llamaron Working Weekends on Organic Farms (Trabajando los fines de semana en granjas orgánicas) y con el tiempo cambiaron su acrónimo al actual, que los identifica mejor.
La mayoría de los voluntarios son jóvenes, graduados universitarios, que quieren hacer una experiencia viajera diferente de la de los mochileros que paran en hostels y se mueven con paquetes turísticos diseñados para ellos. Los que lo eligen buscan conocer las culturas de las sociedades que visitan en forma más profunda, en una convivencia en la que se construyen lazos más sólidos y en donde el intercambio es más espiritual que monetario.
Nyasha Weinberg es británica, tiene 24 años y trabaja como empleada gubernamental en Londres. Quería visitar el país de Borges y Sabato, y aprender el español en contacto con la gente. Está muy comprometida con el estilo de vida sustentable y en Yporá, un establecimiento en la segunda sección de las islas del Delta, pudo aprender sobre construcción en adobe y agricultura orgánica.
"Como Wwoofer uno se queda por largos períodos y hay oportunidad para desarrollar relaciones humanas más profundas y duraderas. Los hostels generalmente están ubicados en el centro de grandes ciudades y no permiten conocer el país por dentro, como yo lo conocí. Estuve en una isla en el Delta, uno de los lugares más hermosos que haya visitado, y nunca lo hubiera encontrado si no hubiera sido por Wwoofing, ya que no está en la lista de las «10 cosas para hacer» que presentan las guías de turismo", reflexiona.
En marzo retornará a Londres para seguir trabajando como maestra, pero desea volver a la Argentina cada dos años, visitar Yporá y ver cómo avanzan las obras que se realizan allá. Sueña con construir un lugar parecido en su país.
El sistema de Wwoofing funciona de manera muy simple: el voluntario accede a la página web de la organización, completa un formulario y paga anualmente una suma cercana a los 38 dólares para acceder a toda la información que cada país le ofrece para contactar a sus granjeros y agricultores asociados. Una vez que se pone en contacto con el que elige, acuerda libremente cuándo y cuánto tiempo establecerse y qué deberá llevar, así como las condiciones del lugar y las reglas de convivencia que tengan.
Los voluntarios deberán trabajar de 4 a 6 horas en el establecimiento a cambio de casa y comida. Andrew Strange es el Director de Wwoof Internacional, tiene una pequeña oficina en Nueva Zelanda y trabaja solamente con tres personas más. Es granjero orgánico, igual que su mujer, que fue criada en una chacra Wwoof. Ambos desean que todos conozcan el estilo de vida en lugares así. Él describe una relación de mucha libertad de acción entre las partes, lo que les permite alargar o acortar los tiempos de estadía. Pero no deja de remarcar que en caso de mala conducta les llega la denuncia por la página web y comienzan una investigación que puede llevar a la desvinculación de algunas de las partes. "Hay cerca de 11.000 granjas alrededor del mundo, la mayoría autosustentables. Algunas hacen mucho esfuerzo para sostenerse económicamente y este tipo de intercambio es muy bueno para ellas", aclara. En el país no hay oficina, sólo se contactan por la página web y allí se establece la comunicación con los anfitriones.
El espíritu que une a todos los wwoofers entrevistados por LA NACION es el mismo: conocer la Argentina en profundidad, compartiendo con la gente su día a día, aprendiendo nuestro idioma y nuestra cultura. Hay 160 granjas y chacras desparramadas por todo el territorio e invitan a las más diversas experiencias. La Patagonia concentra la mayor cantidad de lugares, seguida por Mendoza, Salta y Buenos Aires. La pampa húmeda no deja de deslumbrar a aquellos que vienen con la mítica imagen de los infinitos amaneceres y atardeceres en llanuras sin fin, así como la sorpresa de encontrarse con uno de los deltas más bellos del planeta. Estas imágenes abundan de a miles en las redes sociales de todos los que quieren mostrarle al mundo estos paraísos que descubren viajando y que no están en las clásicas fotos de las agencias de turismo.
En Chascomús, provincia de Buenos Aires, Gabriel Logarzo, junto con su compañera y otros amigos más, construyó Apakacha ("la tierra de acá"), un espacio de formación holística, con cabañas de construcción natural y donde se dictan talleres de diferentes saberes y religiones. Tienen constantes visitas de wwoofers que vienen a aprender sobre huerta orgánica, cocina vegana y construcción viva. Muchos de ellos se han quedado más de lo planeado porque disfrutan de la cotidianeidad como una celebración diaria, cuyo momento más importante es el almuerzo y el intercambio de experiencias. La gente de la ciudad también se va acercando lentamente a esta nueva propuesta cultural.
"El pueblo de Chascomús nos recibió muy bien. La presencia de los wwoofers en la vida social de la comunidad es llamativa y enriquecedora. Ellos aprenden nuestro idioma y nosotros aprendemos lo que ellos nos vienen a mostrar. La actividad empieza temprano con yoga y meditación a las 7 AM, desayuno a las 8 y luego comienza el trabajo, coordinado semanalmente por alguno de nosotros, hasta las 13, cuando nos reunimos a almorzar. Luego de una siesta, trabajamos unas horas más y, luego, el descanso. No he tenido problemas jamás porque si hacemos las cosas desde la intención positiva, desde el amor, todo se va integrando", describe Gabriel, que en este momento cuenta con 4 wwoofers: Luigi Galiazzo, de Italia, Bruno y Mónica Figueiredo, de Brasil, y Charlie Thäsler, de Alemania.
La filosofía Wwoof está claramente unida a una filosofía que se opone al consumismo, no sólo porque la base económica que lo sustenta es un trueque de trabajo físico y enriquecimiento espiritual, sino porque los lugares en los que los anfitriones los albergan están construidos con valores que defienden un estilo de vida sustentable, en el que la relación entre el hombre y la naturaleza sea de respeto y agradecimiento, no de utilitarismo y abuso.
El consumo de alimentos se realiza de acuerdo con su época de producción y la geografía del lugar. Su elaboración es en forma natural (la mayoría de los granjeros son vegetarianos, veganos o crudiveganos). Todo esto busca alejar lo tóxico de nuestra alimentación diaria y la idea es propagarlo para que se haga hábito en todos los que quieran aprender a alimentarse en forma más natural y sana.
"Creo que la gente de las ciudades tendría que estar más cerca del trabajo agrícola y no sólo conectarse con la naturaleza cuando está de vacaciones. Este tipo de experiencias tendrían que ser más frecuentes y deberían estar abiertas a cualquiera, debería haber más granjas en los suburbios de las ciudades y así la gente estaría mejor informada sobre el origen de sus alimentos. (De acuerdo con una investigación de la British Nutrition Foundation, del año 2013, el 30% de los niños británicos creen que el queso viene de las plantas.) Además, otra de las razones por las que los granjeros necesitan a los wwoofers es porque sus ingresos son muy malos y no pueden pagar empleados. Si el Wwoofing ayuda a que una mayor cantidad de gente entienda la importancia que tiene la agricultura orgánica para el mundo, es el camino para la sustentabilidad", dijo el economista y profesor universitario inglés Raj Patel a LA NACION. El autor deObesos y famélicos hizo un amplio estudio sobre la crisis alimentaria mundial y con mucha firmeza aconseja a todos que nos informemos sobre lo que consumimos así como de su proceso de producción.
César, Inés y Juan tienen diferentes proyectos, pero un mismo objetivo: llevar un estilo de vida familiar y comunitario, en contacto con la naturaleza y con los afectos. A su vez, abrir a los demás esos espacios que construyen, compartir experiencias y conocimientos, y ayudarse mutuamente.
Junto con amigos, César Rodríguez inició Teshuva hace 5 años, en Verónica, provincia de Buenos Aires. Recibe wwoofers todo el tiempo y con su ayuda va construyendo la casa donde vive él y también sus húespedes. Diariamente, también trabajan la huerta y preparan pan casero para vender en el pueblo. Ya pasaron por su establecimiento más de 25 wwoofers y hay lista de espera.
Diferente es el caso de Juan Laso, fundador de Las Tierras de Avalon, en Canning, provincia de Buenos Aires. Con una familia en "construcción" (cuatro niños que van de los 6 años al mes de vida), el espacio construido se va ampliando constantemente y la ayuda de los wwoofers es fundamental: ellos aprenden de agricultura y construcción, además de disfrutar de un intercambio cultural intenso, y él con su familia va avanzando con el proyecto comunitario, abierto a todo aquel que quiera acercarse.
Inés Lopez Crook, junto con su familia, construyó Yporá, en las islas del Delta, un lugar que lentamente servirá para encuentros, talleres, retiros y hospedaje con fines educativos. Uno de los muchos wwoofers que ya pasaron por allí es Cédric Allain, un francés de 23 años, que dejó su máster en finanzas en París para hacer un viaje lo más lejos posible de Francia.
Había conocido el Wwoofing en Nueva Zelanda, pero su experiencia no había sido buena. En la Argentina, en cambio, destaca lo mucho que aprendió junto a Inés y su familia durante los tres meses que se quedó con ellos. "Tuve una experiencia maravillosa. Encontré mucha gente interesante, aprendí mucho y viví en plena naturaleza. En Nueva Zelanda mi experiencia fue muy mala. No había intercambio ni comunicación. Lo viví más como un trabajo gratis que como una experiencia de aprendizaje", describe.
Como todo sistema, el Wwoofing también tiene sus sombras. Cedric vivió algo que es un riesgo posible dentro de las buenas intenciones que encierra esta modalidad de viaje: el abuso de los anfitriones en lo que exigen de los voluntarios y las malas condiciones de vivienda, aseo y alimentación que puedan ofrecerles. Hay distintos foros que informan sobre estas cosas para denunciar los casos que trasgreden las normas tácitas de este encuentro entre ambas partes. Lo importante es informarse muy bien sobre el lugar en el que uno se va a establecer y buscar la opinión de wwoofers que ya hayan pasado por allí.
Otro de los riesgos de la falta de información es tomar esta vivencia como algo fácil, liviano, una forma "alternativa" de hacer turismo. Es una vivencia que requiere mucha fortaleza física, tolerancia y respeto por la diversidad cultural. El Wwoofer va a vivir a la casa de una familia que le abre las puertas de su hogar y que eligió vivir en armonía con la naturaleza, generalmente con un estilo de alimentación sana y con prácticas religiosas diversas. Es importante saber respetar esto y no agredir con costumbres o miradas diferentes de cómo hacer las cosas.
En el camino a un mundo más armonioso, con más conexión entre la gente, con menos impacto ambiental, el Wwoofing es un paso, un avance que permite que todos aquellos que quieran vivir en comunión con el medio ambiente y con su entorno social puedan encontrarse a lo largo y ancho del planeta. Así la comunidad se agrandará. "Piensa globalmente, actúa localmente", planteó en 1915 Patrick Geddes, un activista que en su libro Ciudades en evoluciónya planteaba una forma diferente de pensar la vida urbana. Un siglo más tarde, la humanidad empieza a sentirla más posible.

viernes, 28 de noviembre de 2014

Hacia el decrecimiento y las auditorías ciudadanas


Sergi Cutillas, David Llistar y Gemma Tarafa 

Poco a poco el movimiento anti-deuda ha ido tomando conciencia de la importancia de las auditorías ciudadanas, auditorías donde una parte de la ciudadanía es quien decida qué deudas son legítimas.

Historia antigua de las campañas por la justicia de la Deuda
La Deuda, hablando en términos económicos, es una relación entre personas, en la que unas deben responder a unas obligaciones monetarias con otras. En ocasiones estas obligaciones se originan de forma injusta, gracias a la violencia y el poder, y son deudas ilegítimas que no deberían pagarse. Las clases más poderosas utilizan la deuda para mantener el orden social jerárquico en el que vivimos, y lo hacen dando al pago de las deudas un valor prioritario dentro de las costumbres sociales y las leyes. Esto ha provocado que desde hace milenios haya habido movimientos contestatarios para revertir este uso injusto de la deuda. Las campañas contra la opresión de la Deuda tienen un origen muy antiguo. Algunos se remontan a la edad de Bronce, en Mesopotamia1. Por ejemplo, se han identificado recientemente una treintena de anulaciones generales de deuda en Mesopotamia entre 2.400 y 1.400 a.C. Éstas se llevaban a cabo por la imposibilidad en la que se encontraban periódicamente los campesinos de devolver las deudas, que podían llevarles a la esclavitud, así como a miembros de su familias. A fin de garantizar la paz social, en particular evitando un deterioro de las condiciones de vida de los campesinos, las clases poderosas anulaban periódicamente las deudas y restauraban los derechos de los campesinos. La misma práctica fue transmitida a la ley israelita, reflejada en la tradición Bíblica que pretendía evitar la desigualdad económica y que el pueblo israelita volviera a caer en la esclavitud a la que ya había sido sometida en el pasado:
la Tierra no debe ser vendida para siempre, ya que la Tierra me pertenece y vosotros sólo sois extranjeros y huéspedes. Debéis permitir el derecho a la condonación de la propiedad de las Tierras,” y devolvérselas a sus cultivadores cada cincuenta años (Levítico, 25:23-28).
En la antigüedad en Grecia y Roma otros casos de anulaciones fueron resultado de luchas sociales exacerbadas por crisis y aumentos de las desigualdades. Estas cancelaciones de deudas también estuvieron presentes en la historia medieval, no tan lejana en el tiempo si tomamos una perspectiva histórica de las sociedades civilizadas.
La Deuda: motor del crecimiento económico y del estado moderno
La historia de cancelaciones de deuda cambió de tendencia hacia el s. XV con el descubrimiento de América. La entrada en Europa de metales preciosos permitió a las economías volver al patrón oro, sistema que permite un mayor control monetario de los estados, con el consiguiente resurgimiento de las guerras, las conquistas y los imperios2. Esto sucedió cuando en China la dinastía Ming estableció un sistema de mercado, basado en monedas de oro y plata, propiciando el comercio entre Europa y China, y animando a los estados europeos a saquear el oro y la plata de América para abastecer la economía china a cambio de sedas, especias y otros bienes preciados. Este matrimonio entre China y Europa fue uno de los hechos más importantes en el nacimiento de la economía global, y, como no podía ser de otra manera, los que manejaban el dinero y las finanzas, particularmente los banqueros-mercaderes italianos, holandeses y alemanes, devinieron fantásticamente ricos. Así, los sistemas financieros y las prácticas comerciales fueron ganando complejidad con los imperios europeos y chino, desarrollando en paralelo y a la carrera sus economías, sus burocracias y su poder militar. En la base de este crecimiento frenético estaba la necesidad de devaluar su moneda, a través de la inflación, para incentivar el comercio y la producción. Las deudas, impuestos e inflación debían forzar a la gente a trabajar, ya que el salto de gigante que se daba en estas economías necesitaba toda la mano de obra disponible. La deuda realizaba pues una doble función, establecer un orden jerárquico y de dominio político, y a la vez forzar a la población a trabajar para pagar sus deudas e impuestos, alimentando con este trabajo el crecimiento del poder financiero de los imperios. En este contexto las nuevas élites financieras europeas presionaran para modificar valores culturales a favor de su nuevo modelo de enriquecimiento, aprovechando la aparición de filosofías materialistas para ensalzar el enriquecimiento material en el imaginario de la población. Fue así como prácticas como la abolición de la deuda se convirtieron en un tabú, equiparando no pagar con la humillación y la pérdida de derechos en la sociedad.
La función de la Deuda en el mundo de postguerra
Dando un salto hacia delante en el tiempo constatamos que, por si estos vestigios culturales fueran poco, con el argumento de fomentar el desarrollo global, en 1944, las élites financieras establecieron con los acuerdos de Bretton Woods la creación de instituciones internacionales como el FMI, el Banco Mundial y el establecimiento del patrón oro, con el objetivo de establecer mecanismos de dominio financiero global. El periodo neoliberal iniciado en los 1970s, caracterizado por la desregulación laboral, la apertura de los sistemas financieros y el uso del dólar como moneda mundial con la interrupción del patrón oro, nos ha llevado a una nueva fase del capitalismo, la financiarización3, en la que la esfera financiera ha pasado a ser más condicionante que la productiva. En este nuevo régimen se han acentuado la creación de deudas y otras relaciones de subordinación financiera complejas como herramientas imperialistas, asegurando que éstas se paguen y aplicando medidas de presión y violencia si las partes endeudadas, o dependientes financieramente, no se someten a las condiciones de dominio económico y político impuestas por los acreedores, extendiendo así el modelo de violencia estatal que favorece siempre a los más ricos y poderosos, y crea desigualdades y pobreza.
De esta manera las deudas han sido creadas y mantenidas desde hace siglos, gracias a la violencia y las matemáticas, como motor de un modelo de crecimiento que centrifuga, explota y esclaviza a la población. El motor da señales de haberse estropeado ya, dado que las deudas crecen más que la riqueza. La primera explicación de la crisis sería que la economía financiera creó tanto dinero, luego tanta deuda y en fórmulas tan complejas (p.e. shadow banking4), que la economía productiva no fue capaz de pagarla ni de anticiparse al estallido de la crisis financiera. Se trataría de la enésima crisis del sistema capitalista, ahora con epicentro en EEUU y Europa.
No obstante, desde el movimiento que hoy se aglutina alrededor del Decrecimiento, se apunta que en el estallido de esta nueva crisis debe considerarse un segundo desacoplamiento. La economía capitalista se desajusta de la “economía real-real” (los flujos de energía y materia), la oikonomía, en distintos planos (los cuidados, las externalidades ambientales y sociales de distinta índole). En este caso lo ha hecho por el aumento de los precios de insumos metabólicos clave como el petróleo debido a un paulatino acercamiento a sus picos de extracción, que provoca su encarecimiento. La llamada economía productiva capitalista tampoco sería una referencia adecuada dado que no tendría en cuenta los límites biofísicos del planeta ni la pronta degradación de los sumideros y otros bienes globales. Es ahí donde un nuevo modelo ecológico-económico sostenible como el del Decrecimiento se hace indispensable. He aquí el nexo deuda-decrecimiento, y el aporte que el decrecimiento podría ofrecer al movimiento por la auditoría ciudadana de la deuda.
El movimiento de Auditoría Ciudadana de la Deuda en la actualidad
Los actuales movimientos de auditoría de la deuda tienen sus orígenes modernos en los movimientos ciudadanos de todo el mundo concretados en coaliciones internacionales como Jubileo 2000, Drop the Debt y Jubileo Sur, que nacieron a principios de los 90s para reclamar la cancelación de gran parte la deuda de los países más pobres del Globo, que se encuentran sujetos a deudas injustas, fruto de la violencia de los mismos estados ricos que se las reclaman.
Esas coaliciones, campañas que en un principio trabajaron para y por la abolición de la deuda en el Sur con el paso de los años han ido transformándose y adquiriendo un carácter más global y multidimensional, ya que debido a la crisis económica-ecológica, detonada en los países más ricos en 2007, las desigualdades, las deudas opresivas e impagables, y los límites ecológicos del planeta se están evidenciando de manera ostentosa, por lo que las ciudadanas de estos países van adquiriendo consciencia del problema a gran velocidad. Las auditorías de la deuda son fruto de esta creciente consciencia del problema, identificando las deudas ilegítimas como el resultado de un orden basado en el abuso de poder, que a la vez mantiene este orden injusto en funcionamiento. Noruega y Ecuador son dos y emblemáticos precedentes a tener en cuenta. En el año 2006, el Gobierno noruego ya canceló la deuda de siete países teniendo en cuenta su corresponsabilidad como acreedor. En agosto de 2011 anunció que iba a llevar a cabo una auditoría de la deuda que los países en desarrollo han contraído con Noruega hasta esa fecha. Asimismo, también se comprometió a seguir trabajando para establecer directrices vinculantes para los préstamos responsables; aquéllos que se concederán de ahora en adelante. En el año 2007 la Comisión para la Auditoría Integral del Crédito Público (CAIC)5 realizó una auditoría de la deuda que Ecuador tenía con sus acreedores declarándola ilegítima6.
Estas no son excepciones, son ejemplos de auditorías mixtas, llevadas a cabo por una parte de la sociedad civil y por el Gobierno. Hay otras experiencias surgidas sólo desde los movimientos sociales en países como Brasil o Filipinas. En Bélgica, Portugal, Irlanda, entre otros lugares, los movimientos sociales también han iniciado procesos para realizar auditorías ciudadanas o reclamar auditorías públicas de la deuda. Estos grupos forman parte de una nueva red internacional de auditorías ciudadanas llamada ICAN7. En todos los casos existe un reclamo común: la exigencia de saber cómo se han generado las deudas, quiénes son los responsables y cuáles sus impactos, para así reclamar responsabilidades y construir modelos alternativos al del endeudamiento. La auditoría ciudadana suele englobar entre otras las siguientes fases; acceso a la información, análisis de datos, acciones de incidencia, tejer redes, difusión, educación popular y exigir responsabilidades. En el Estado español también tenemos en marcha un proceso de auditoría ciudadana, dinamizado por la Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda (PACD)8.
Poco a poco el movimiento anti-deuda ha ido tomando conciencia de la importancia de las auditorías ciudadanas, auditorías donde una parte de la ciudadanía es quien decida qué deudas son legítimas, quienes han sido los responsables de esas deudas y qué deudas deben ser abolidas para iniciar una nuevo orden, más justo y sostenible en el que no existan estos abusos entre seres humanos ni con el medio en el que vivimos.

Fuente: Rebelión (www.rebelion.org)
Notas:
1 Información extraída del texto “La amplia tradición de anulación de deudas en Mesopotamia y en Egipto del 3º al 1º milenio antes de J.C”, por Eric Toussaint basado en la síntesis histórica presentada por Michael Hudson, doctor en economía, en varios artículos y obras: “The Lost Tradition of Biblical Debt Cancellations”, 1993, 87 páginas; “The Archaeolgy of Money”, 2004.
2 Información extraída del libro “Debt: The First 5000 Years”, David Graeber, Melvillehouse, New York, 2011, 542 páginas.
3 Información extraída del libro “Profit without Producing. How finance exploits us all”, Costas Lapavitsas, Verso, London – New York, 2013, 394 páginas.
4 El shadow banking es el sistema bancario que queda fuera del marco regulatorio y que por tanto no puede ser supervisado ni medido. El mercado de derivados, por ejemplo, es parte de este sistema.
6 Deuda ilegítima: Es aquella contraída por un gobierno que no ha destinado los recursos generados al beneficio de la población. Es aquella que ha propiciado violaciones de los derechos humanos o impactos perjudiciales sobre la naturaleza. Es aquella derivada de una política fiscal regresiva, que beneficia a unos pocos, y que es permisiva con el fraude fiscal, reduciendo así los ingresos del Estado. Extraído del libro “¿Por qué no debemos pagar la Deuda?”, por la Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda. Editorial Icària, 2013. Más definiciones y ejemplos de deuda ilegítima se pueden encontrar en el libro “Els crims del deute. Deute il·legítim” por Laura Ramos. Editorial Icària, 2006.

Argentina: Manifiesto contra las Agrotóxicos


Buenos Aires, noviembre de 2014

Dadas  las evidencias  de graves daños provocados por el uso irracional de agrotóxicos,  denunciado por los docentes  de escuelas rurales de distintas provincias el martes 28 de octubre en la audiencia pública realizada en el anexo de la Cámara de Diputados de la Nación, y avaladas por pruebas científicas obtenidas por especialistas de primer nivel internacional manifestamos

1.Que el empleo generalizado e irracional de agrotóxicos constituye una parte importante de una matriz económica de carácter extractivista, que incluye también la minería a cielo abierto, el petróleo y el gas no convencionales, la práctica del monocultivo de soja y otras actividades depredadoras del medio ambiente, cada una de las cuales merece un tratamiento especifico. En esta oportunidad nos concentraremos exclusivamente en las consecuencias de los agrotóxicos. 
2.Que los agrotóxicos diseminados masivamente, aunque sea de manera controlada, están constituidos por mezclas en las que el glifosato suele constituir el ingrediente más importante, pero no el único. No existen investigaciones rigurosas para evaluar los efectos adversos de cada una de las posibles mezclas,   pero los estudios de campo y los experimentos de laboratorio demuestran de modo irrefutable que cada uno de los mencionados ingredientes producen daños crónicos y agudos directos en los habitantes de los territorios fumigados, y de manera indirecta en los habitantes urbanos que consumen los alimentos contaminados por las sustancias utilizadas en su producción o diseminadas en las inmediaciones de los sembrados. Nuestra hipótesis consiste en que las mezclas pueden potenciar la toxicidad de sus ingredientes.
3.Que indicadores fuertes de estos efectos se evidencian en el aumento significativo producido durante los últimos años de casos de enfermedades relacionadas con los efectos mutagénicos (agentes que dañan el material nuclear y producen células con un genoma nuevo, las cuales en muchos casos resultan origen del cáncer) y teratogénicos (daño que ocurre durante el proceso embriológico que lleva a malformaciones, algunas letales, que producen en tal caso abortos espontáneos) de la exposición continua y sistemática a los agroquímicos, solos o en mezcla, diseminados en dosis crecientes. Los recientes estudios dados a conocer realizados en el “Campamento Sanitario de Monte Maíz”, demuestran el incremento de más de 5 veces la tasa promedio de los casos de cáncer, de más de 8 veces la de nacimientos con malformaciones genéticas, de aumento significativo de casos de enfermedades respiratorias, dermatológicas, abortos espontáneos y autismo. El mayor daño se ubica en la banda etaria de los primeros años de vida.
4.Que a pesar de las continuas y reiteradas denuncias efectuadas por  docentes y vecinos de las comunidades afectadas a los funcionarios e instituciones  de los organismos responsables de salud, educación y ciencia y técnica, tanto municipales, provinciales como nacionales, la respuesta hasta el momento ha sido no solamente nula, sino que se expresó con persecución laboral, tanto de los organismos públicos como de las empresas privadas.
5.Que esto representa una agresión sistemática a la vida de grandes masas poblacionales, con la complicidad de los funcionarios del estado. Podría configurar un crimen de lesa humanidad; seguramente constituye una violación sistemática de los derechos humanos y puede describirse por ello como genocida y ecocida.
6.Que habida cuenta  que estos  son eventos intencionales, complejos y dolosos compuestos de múltiples acciones y diversas secuelas y consecuencias, ameritan una forma colectiva de defensa. Tal y como se la define en doctrina Fontan Balestra referida a la agresión física, se libera la posibilidad de ejercer genuinamente el DERECHO DE LEGITIMA DEFENSA.                                                                                              
7.Que debería declararse la emergencia de salud a nivel nacional que contemple las siguientes medidas en carácter inmediato:
a) Primera medida: suspensión de toda fumigación  como medida cautelar. En las jornadas de docentes de escuelas fumigadas,  se mencionó  que solo se consiguió a través de la lucha del pueblo en distintas provincias que se aumentara el perímetro de fumigación alrededor sobre distintas escuelas.  Sin embargo debemos enfatizar que tal medida es insuficiente y no alcanza para proteger la vida.
b) Segunda medida. Establecer diagnóstico  de la patología existente a todas las personas con síntomas tóxicos potencialmente derivados de los químicos utilizados, incluyendo los antecedentes ambientales del paciente en cada historia clínica. El mismo debe realizarse  en forma gratuita  por los organismos públicos pertinentes, (incorporando los datos y antecedentes ambientales a la historia clínica con el fin de establecer análisis epidemiológicos posteriores). Además en el proceso del alta, restablecer a la persona afectada a un hábitat libre del agente causante.  
c) Tercera medida. Solicitar desarrollos de investigación a las Universidades Públicas y el MinCyT, que profundicen la exploración de la conexión entre los agroquímicos y la prevalencia creciente de enfermedades incapacitantes y letales que están apareciendo cada vez con mayor frecuencia, tal como lo demostró claramente en sus investigaciones el Dr. Andrés Carrasco.
d) Cuarta medida. Realizar análisis de muestras de alimentos en las ciudades  porque los mismos pueden estar contaminados con agrotóxicos
e) Quinta medida. Etiquetar los alimentos para definir el modo de agricultura empleado para su producción.
f) Sexta medida. Exigir a las autoridades universitarias y estatales que informen exhaustivamente los datos en su poder que muestran la toxicidad de los agroquímicos.
g) Séptima medida. Denunciar al intendente de Coronel Suarez, Osvaldo Fuentes Lema, por la actitud de perseguir ideológicamente a cualquier persona que realice los presentes cuestionamientos, como actualmente ocurre con  Emanuel Garrido, recientemente despedido por denunciar la fumigación sobre las escuelas rurales

Firmantes
Juan Garberi  - Dr. en Ciencias Químicas con post doctorado en Biología Molecular ex-miembro de la Carrera de Investigador del CONICET
Susana Etchegoyen - Medica farmacóloga. Docente de la UBA y de la UNLM, Legisladora de la CABA ( (mandato cumplido)
Susana Proe  - Medica
Elisa Sementuch - Medica infectóloga
Margarita Todesca - Medica siquiatra
Medardo Ávila Vázquez
Médico Pediatra Jefe de Neonatología del hospital de Clínica de La Universidad de Córdoba
Fernando Murias  - Pediatra
Pedro Politi - Medico, Profesor adjunto farmacología
Abel Bohoslavsky - Médico, Lomas de Zamora, Pcia. Bs.As
Dr. Sergio Daniel Verzeñassi - Bioquímico, Foro Ecologista de Paraná
Pedro Cazes Camarero - Farmacéutico, jefe de farmacia Htal Posadas
Ramón Sanz Ferramola - Doctor en Filosofía, Profesor Titular Regular, Facultad de Ciencias Humanas, Universidad Nacional de San Luis
Ana Brocoli - Cátedra de Soberanía alimentaria de la Universidad de Lomas de Zamora
Miriam Gorban - Cátedra de Soberanía alimentaria de la UBA
Carlos Manesi - Ing. agrónomo - CEPRONAT Santa FE
Claudio Lowy - Ingeniero Agrónomo
Hugo Brignone - Cepronat Santa Fe
Maria Eva Koutsovitis - Ingeniera Civil, Prosecretaria del Departamento de Hidráulica de la Facultad de Ingeniería de la UBA
Osvaldo Guerrica Echevarría - Arquitecto , presidente de la Asociación Amigos del Lago de Palermo
Matías Goyeneche - Ingeniero Civil, docente del Departamento de Hidráulica UBA, Coordinador de la Cátedra Libre de Ingeniería Comunitaria.
María Eva Koutsovitis - Ingeniera Civil, Pro-Secretaria del Departamento de Hidráulica de la UBA- Coordinadora de la Cátedra Libre de Ingeniería Comunitaria
Martín A. Isturiz - Investigador Superior del CONICET
Claudio Lozano - Diputado Nacional
Víctor Degenaro - Diputado Nacional
Antonio Riestra - Diputado Nacional
Mpla movimiento pedagógico liberación (misiones)
Jorge Cardelli - Diputado Nacional, (mandato cumplido)
Alcira Susana Argumedo - Diputada Nacional
Gustavo Vera - Legislador de la CABA
Pablo Bergel - Legislador de la Caba
Alejandro Bodart - Legislador de la Caba
Ruben Ortiz  - Secretario general - Sindicato docente
Marcela Escobar - Emancipación Sur Neuquén
Grupo los alquimistas, Guernica
Red de médicos de pueblos fumigados, paren de fumigar
Unión de asambleas ciudadana - Sergio Val - Fundación Che pibe
Dr. Eduardo Soares  - Gremial de abogados - Red de abogados ambientalistas
Gaby Weber - Periodista de investigación
Asociación de ex detenidos-desaparecidos
Carlos Lord Kipanidse - Graciela Draguicevich
Asociación Mutual Sentimiento
Cristian Greco - Asociación Mutual Sentimiento
Federico Arce - Centro de Abastecimiento Orgánico El Galpón
Eduardo Katz - Centro de Abastecimiento Orgánico El Galpón
Maristella Svampa - Investigadora del Conicet, Socióloga y Escritora
Jonatan Emanuel Baldiviezo - Abogado ambientalista, Integrante del Observatorio del Derecho a la Ciudad y Coordinador de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas
Dario Avila - Abogado de las Madres del Barrio ituzaingó
Enrique Matías Viale - Presidente Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas
Jorge Yabkowski - Pte de FESPROSA, Secretario de salud Laboral de CTA Autónoma
Maria Fernanda Boriotti - Sec. Gral. de FESPROSA - Pte de SIPRUS - Santa Fe
Carlos A. Vicente - Acción por la Biodiversidad

Imagenes: programacontactoconlacreacion.blogspot.com - Renace