jueves, 10 de marzo de 2016

Alarma, incendio en un depósito de residuos radiactivos en Fukushima

El suceso tuvo lugar en uno de los vertederos temporales de residuos nucleares en Namie, al noroeste de la central nuclear, donde se almacenan residuos de madera contaminada en bolsas de lona negra que se apilan en grandes montones, y que ardieron durante cinco horas.

Un incendio en uno de los almacenamientos de residuos radiactivos en las cercanías de Fukushima, sucedido el pasado sábado, ha vuelto a poner de manifiesto los riesgos radiológicos derivados del accidente nuclear que se produjo hace cinco años. El suceso tuvo lugar en uno de los vertederos temporales de residuos nucleares en Namie, al noroeste de la central nuclear, donde se almacenan residuos de madera contaminada en bolsas de lona negra que se apilan en grandes montones, y que ardieron durante cinco horas. Actualmente, existen más de 113.000 emplazamientos con residuos nucleares en la prefectura de Fukushima. Greenpeace calcula que la política del Gobierno japonés para la descontaminación habría generado nueve millones de metros cúbicos de residuos nucleares desde septiembre de 2015. “En su esfuerzo por descontaminar las tierras en Fukushima, el Gobierno japonés ha creado un enorme problema de residuos nucleares para el que no tiene solución. La quema incontrolada de residuos radiactivos puede liberar cesio y otros radionucleidos peligrosos a la atmósfera, lo que los libera de nuevo al medio ambiente en forma de partículas lo suficientemente pequeñas para ser inhaladas. El Gobierno japonés pretende forzar a miles de personas evacuadas a que regresen a estas áreas, aunque el proceso de descontaminación no solamente es ineficaz, si no que está creando nuevos riesgos”, ha declarado Marta González, portavoz de la Campaña de Energía Nuclear de Greenpeace. Más de 18.800 personas fueron evacuadas del distrito de Namie el 12 de marzo de 2011. Existen tres zonas designadas en el distrito, incluida la que tiene mayores niveles de contaminación. En el Área A, la zona con menor contaminación, las restricciones se pretenden levantar este año, y existe un plan para levantar las restricciones de evacuación en el área B en marzo de 2017. Desde ese momento, las subvenciones para vivienda de la eléctrica TEPCO se prolongarían solo un año. 
 
"En vísperas del quinto aniversario del accidente de Fukushima, y en menos de una semana, hemos visto acusar de cargos criminales a altos ejecutivos de TEPCO; el reinicio fallido del cuarto reactor nuclear en Japón y un incendio en un emplazamiento con residuos nucleares. Sin duda el accidente nuclear de Fukushima está muy lejos de ver un final. Estos hechos muestran por enésima vez que el responsable del accidente es TEPCO, que las nucleares no son seguras, y que los residuos no tienen solución" ha concluido González. Greenpeace

Fuente: http://www.ecoticias.com/