sábado, 2 de abril de 2016

México: Los Cardones, la minera que no quiere irse



Varias fotografías que señalaban el inicio irregular de trabajos mineros en la Reserva de la Biosfera Sierra La Laguna se filtraron. La Profepa sabía desde hace semanas. Sin embargo, ni una sola frase salió de la boca de Saúl Colín Ortiz, delegado de Profepa en BCS. Los Cardones no desiste, y como una fastidiosa tonadilla que se mete a la cabeza y nunca sale, así, la mina de oro de Desarrollo Zapal otra vez se convirtió en el estribillo incómodo de la protección del medio ambiente en Baja California Sur.

Incluso, Ricardo Millán, representante de la Secretaría de Gobernación fue el primero en defender a Los Cardones, y el trabajo de Colín Ortiz. Ante la presión mediática, como es costumbre con la autoridad ambiental, emitió un boletín.
La Profepa en el que explicaba que no eran ciertas las acusaciones al realizar una inspección: “Inspectores de la Profepa constataron que se trata del banco de materiales pétreos “El Cañon”.
A los miembros del Frente Ciudadano en Defensa del Agua y la Vida no dejó convencidos el dictamen. Ellos consideraron que la inspección aún no acaba, porque ellos reportaron cinco zonas con afectaciones del suelo, e insistieron en que la Profepa debe visitar los cuatro puntos restante.
El proyecto de minería a tajo abierto continúa bajo el brazo protector del gobierno federal. Sin importar los episodios en los que se demostró el repudió una gran parte de los habitantes de La Paz, Todos Santos y Los Cabos, la Semarnat conducida desde el inicio del sexenio por el “Partido Verde” otorgó una autorización condicionada para operar, luego de dos negativas.
Sin lugar a dudas, 2016 será un año decisivo en la historia de más de más ocho años de lucha por detener la ambición de Invecture Group. Ricardo Salinas Pliego por nada quiere dejar tirada su inversión y, sea legal o ilegalmente, pretenderá recuperarla.
Lamentablemente, don Jorge Cordero murió. El ranchero y su familia fueron amenazados por guardias de seguridad, porque habitan unas tierras en litigio con la compañía minera; aunque la Conanp aún sigue al mismo tiempo reclamando las tierras para la conservación, juicio por los predios en manos de la Sedatu y, que de manera extraña, esta dependencia mantiene congelado.
La mala suerte del millonario, quizá, se deba a que no mantuvo una buena relación con el gobernador en turno, primero, con Marcos Covarrubias Villaseñor y, ahora, por la cercanía con el sector hotelero e inmobiliario en desacuerdo con Los Cardones, Carlos Mendoza Davis, quien manifestó su rechazo total a la minería tóxica en varias ocasiones.
Por cierto, Rafael Pacchiano Alamán, titular de la Semarnat, sostuvo una reunión a puerta cerrada con Mendoza Davis hace unos días. Algunos rumoran que el funcionario federal trajo un mensaje claro desde arriba: no molesten a Salinas Pliego.
Y es que apoyar la minería a cielo abierto en BCS es arriesgar capital político para las siguientes votaciones, pero hay personajes como el senador priista Isaías González Cuevas que no les importa poco verse salpicados.
Para el líder sindical aguanta, porque tiene de su lado al voto duro de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), y le es suficiente para convertirse en publirrelacionista de megaproyectos irresponsables como Los Cardones. Así lo hizo con Cabo Cortés en Cabo Pulmo, y así lo seguirá haciendo mientras le genere unos cuantos ceros más en sus cuentas bancarias.
En fin, Salinas Pliego no sacará sus manitas de Baja California Sur hasta que recupere cada centavo que invirtió, y como las cosas no van tan bien en México, no desistirá.
Creo que creyó que sería fácil vender espejitos a un grupo de provinciano, pero esta vez se equivocó.

Fuente: SDP Noticias