jueves, 6 de octubre de 2016

Rusia planea sacrificar a 250 mil renos para evitar propagación de ántrax

De concretarse esta matanza significaría la pérdida de una tercera parte de la población total de estos animales en Siberia.

El gobierno de Rusia planea sacrificar 250 mil renos en la región de Yamalo-Nenets, en la franja ártica de Siberia, para así evitar la propagación de nuevos brotes de ántrax. La medida está siendo considerada por representantes regionales y estatales quienes están en conversaciones con ganaderos locales y tendría un tremendo impacto en la población de estos animales, la que asciende a 700 mil ejemplares en esa zona.
El carbunco, o ántrax, es una enfermedad contagiosa causada por la bacteria Bacillus anthracis. En muchos casos puede ser mortal para animales y personas.
Esta alarma ha sido provocada por el brote de carbunco del reciente verano en Siberia, considerado el más grave de los últimos 75 años. A raíz de esto, varios pastores resultaron heridos, mientras que un niño de doce años falleció.
El aumento de temperatura debido al calentamiento global provocó el descongelamiento del cadáver de un animal enfermo, fallecido hace al menos 75 años. Esto ocasionó un brote de ántrax entre los renos locales, lo que ha causado la muerte de 2.300 ejemplares hasta el momento, según indican medios europeos como El Mundo y The Guardian, citando fuentes de The Siberian Times.
Todos los años se realiza una matanza de renos, durante los meses de noviembre y diciembre. Sin embargo, debido a la gravedad de esta emergencia, las autoridades han decidido adelantar la cacería y aumentar en gran cantidad el número de ejemplares muertos, proyectando el sacrificio de una tercera parte de la cantidad total de estos animales.
Durante las últimas semanas, cerca de 58 mil renos han sido vacunados contra el ántrax en las zona limítrofes de Yamal. De todas formas, las autoridades explican que la matanza es la manera más efectiva para contener el avance del ántrax.
Por su parte, la antropóloga Olga Murashko, expresó su preocupación por lo que esta pérdida de animales puede significar para las personas que habitan en esa zona.
"Un gran número de nómades en las penínsulas de Yamal y Gydan perderán sus medios de existencia y oportunidades para mantener su forma tradicional de vida", señaló a The Siberian Times.
El gobierno propone una suerte de compensación a los pastores que se puedan ver afectados por la pérdida de sus animales debido a esta masiva cacería. El monto dispuesto asciende a 96 millones de rublos, algo así como 1,5 millones de dólares.

Fuente: veoverde.com - Imagen: Foto: Getty Images.