Argentina: Por fin las bolsas de plástico desaparecen de los supermercados de Buenos Aires

Desde el 1 de enero, los hipermercados, supermercados y autoservicios de la ciudad de Buenos Aires dejarán de entregar bolsas de plástico a sus clientes. La medida, publicada en el Boletín Oficial de la Ciudad, a través de la resolución  341/16 el 2 de septiembre, apunta a que los porteños reemplacen las clásicas bolsas plásticas por otras reutilizables (que ya se comercializan desde hace tiempo en los locales) o changuitos para hacer las compras.

La normativa, dictada por la Agencia de Protección Ambiental, establece que desde el año próximo las líneas de cajas de los supermercados no podrán dar más bolsas plásticas livianas.
Para llegar a este punto, durante los últimos meses, el gobierno local implementó la entrega de un millón de bolsas reutilizables (de material reciclable) en diferentes puntos de alta circulación de la capital federal a fin de que los usuarios se vayan acostumbrando a utilizarlas y les sea más fácil reemplazarlas.
Además de la campaña emprendida por el gobierno porteño, los supermercados también emprendieron una política de comunicación desde noviembre, con el fin de concientizar a los ciudadanos sobre este cambio.
Asimismo, las autoridades informaron pertinentemente que la prohibición de la entrega de bolsas incluirá un sistema de control a los comercios afectados con el fin de detectar algún tipo de incumplimiento, que será penado con multas que podrían rondar los 100.000 pesos argentinos.
Según datos recabados por la Agencia de Protección Ambiente, en Buenos Aires “sólo en el rubro de hipermercados, supermercados y autoservicios se entregan más de 500 millones de bolsas plásticas livianas por año, lo que resultaría suficiente para formar un sendero de 275.000 kilómetros”. Pero además, estas bolsas se han convertido en un verdadero problema que afecta de maneras desconocidas a la ciudad ya que un tercio de los residuos recolectados durante la limpieza de arroyos entubados son bolsas de plástico, que forman “diques” que retienen el agua durante la época de lluvias fuertes y provocan inundaciones en algunos barrios.
Como antecedente de esta nueva política para desalentar la el uso de bolsas de plástico, el gobierno porteño obligó en 2012 a los supermercados a cobrar sus clientes la entrega del material, lo que generó una disminución en el 50% de su uso.

El Ciudadano

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Argentina: Por fin salió ley que impide desarrollos inmobiliarios en bosques afectados por incendios