Rusia y China bloquean la ampliación de la gran reserva del océano Antártico

•    La reunión internacional celebrada en Australia concluye sin el consenso necesario para extender la protección en una zona de gran riqueza marina

Joaquim Elcacho

La ampliación de la gran reserva marina del océano Antártico deberá seguir esperando. La 36 reunión anual de la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR, por las siglas en inglés), celebrada en Hobart (Tasmania, Australia) del 16 al 27 de octubre, concluyó sin el acuerdo necesario para ampliar los límites de las aguas protegidas y constituir la que podría ser la reserva marina más grande del planeta.
La nota oficial publicada por la CCAMLR indica que, en palabras de su presidente, Monde Mayekiso, “si bien muchos de los 25 miembros de la CCRVMA consideraron que la propuesta de la reserva marina en la Antártida Oriental estaba lista para su adopción, existen muchas cuestiones científicas y geopolíticas complejas que se plantean en estas negociaciones”. “En consecuencia, no hemos podido lograr el consenso para adoptar la propuesta este año”, afirma Monde Mayekiso en esta nota oficial.
Andrea Kavanagh, directora de la sección de la Antártida y el Océano Austral en Pew Charitable Trusts (una de las organizaciones conservacionistas más importantes del mundo), presente en la reunión celebrada en Hobart, ha detallado que la propuesta de ampliación de las aguas protegidas en la Antártida “no obtuvo el apoyo unánime necesario ya que Rusia y China votaron en contra”, según declaraciones recogidas por Reuters.
La Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos aprobó el pasado la creación del Área Marina Protegida del Mar de Ross, con una extensión de 1,55 millones de kilómetros cuadrados.
El Mar de Ross, una bahía profunda en el Océano Austral, frente a la Antártida, es una de las áreas ecológicamente más importantes del mundo; hogar de diversas especies de pingüinos, ballenas, aves marinas y muchos otras animales emblemáticas.
Pingüinos Adelaida en aguas del Mar de Ross, en el océano Antártico (AndreAnita / Getty)

En la reunión celebrada este año en Hobart, una propuesta defendida por países como Australia y la Unión Europea pretendía la ampliación de la zona protegida en el Mar de Ross con la incorporación de una red de áreas a través del Océano Austral de la Antártida oriental.
”Las propuestas de ampliación presentadas ante la Comisión este año fueron consideradas cuidadosamente por los Miembros; y la propuesta revisada para la Antártida Oriental se basó realmente en varios años de investigación y planificación sólidas”, indica el presidente de la CCRVMA pese a reconocer que la propuesta no pudo ser aprobada.
Andrea Kavanagh considera “decepcionante que la comisión no pudiera aceptar proteger una zona más amplia del vasto y biológicamente diverso Océano Austral; durante los últimos seis años, la comisión no ha logrado un consenso sobre la protección en estas aguas antárticas orientales”.
En la parte positiva de la reunión de Hobart, los países miembros aprobaron un plan de investigación y monitoreo para el parque marino del Mar de Ross, con el objetivo de ayudar a los científicos a estudiar el ecosistema y trazar las diferencias entre las áreas protegidas y las desprotegidas.


Imagenes: El estudio y protección de la Antártida es de gran importancia en la defensa de la biodiversidad (Antarctic Circumnavigation Expedition) - La Antártida es el último gran espacio natural 'virgen' del planeta (Tusquets) -
Hielos en las aguas del Mar de Ross, en el océano Antártico (Erik Eilers / Getty)

Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

El espejismo de "reciclar" plástico

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno