Francia liquida a sus delfines

Desde enero hasta marzo, una media de 6,000 delfines son asesinados cada año en la costa occidental de Francia a manos de los grandes arrastreros industriales y barcos pesqueros emparejados (con redes extendidas entre dos barcos arrastreros). Ese cifra podría alcanzar los 10,000 delfines muertos según el Observatorio Pelagis, con base en La Rochelle. Son más delfines que los que son asesinados cada año en las Islas Feroe de Dinamarca y en La Cala de Taiji, Japón, cada año.

Estos barcos pescan mayoritariamente lubina en las zonas de cría durante su temporada. Esta práctica no solo amenaza a las poblaciones de lubina si no que es mortal para los delfines atrapados y que se ahogan en la redes como pesca accidental. Mientras patrullaba la meseta Rochebonne este fin de semana, el barco de Sea Shepherd Bob Barker ha filmado a los arrastreros Jeremi Simon y Promethée tirando de sus redes con dos delfines atrapados en ellas.
Uno de los delfines parece haberse ahogado mientras que el otro, aún vivo, emitía silbidos de angustia que se pueden escuchar en el vídeo. En vez de descartar los delfines y devolverlos al agua ante la tripulación de Sea Shepherd, los dos delfines fueron subidos a bordo de los dos barcos. Esta escena macabra se repite cada noche, durante todo el año a lo largo de la costa francesa, con mayor actividad entre enero y marzo.
¿Desaparecerán del todo los delfines de las aguas costeras de Francia?
Desde enero hasta marzo, una media de 6,000 delfines son asesinados cada año en la costa occidental de Francia a manos de los grandes arrastreros industriales y barcos pesqueros emparejados (con redes extendidas entre dos barcos arrastreros).
El Observatorio Pelagis ha estado publicando informes alarmantes sobre el declive de poblaciones de delfines durante varios años sin que se les haya hecho caso. En un informe del 2016 firmado por el Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia (CNRS), por Pélagis y por la Universidad de La Rochelle, se muestra claramente como la mortandad de delfines provocado por los barcos de pesca ha puesto en peligro la supervivencia de la población a medio plazo.
Los mamíferos marinos son particularmente vulnerables debido a su lento ritmo de fertilidad y su alta sensitividad ante la contaminación plástica y química además de la escasez de comida por culpa de la sobrepesca. Por tanto es urgente que se tomen medidas inmediatamente para protegerlos, aun así el estado francés no ha respondido a los avisos de la comunidad científica sobre el tema, mientras que los pescadores implicados están abusando de la ignorancia de la población sobre este tema.
El viaje infernal de los delfines capturados
Los delfines viven mayoritariamente junto a las lubinas que son atrapadas en las redes de pesca, redes que indiscriminadamente capturan todo los que se cruzan en su trayectoria. A partir de ahí solo les espera un muerte agónica al ahogarse los delfines atrapados en la red. Cualquier delfín que es sustraído con vida suele morir debido a las heridas infligidas por los pescadores a bordo de los barcos. Los cadáveres que habitualmente varan en las playas francesas muestra fracturas, colas y aletas rotas, y profundas incisiones en su piel debido a las redes.
Informes con intenciones opacas sobre el número de capturas accesorias dudosamente “incidentales”
"Accesorias” es un término no descriptivo que se utiliza para describir la hecatombe de delfines que tiene lugar cada año a lo largo de las costas francesas, una matanza que tiene lugar bajo una opacidad resguardad y total.
De hecho, aunque la ley exige que los pescadores declaren sus capturas de delfines, en la práctica el Estado no ha designado ningún ente que reciba y regule estos datos. Este vacío previene que se contabilice la mortalidad infligida sobre los mamíferos marinos por parte de los arrastreros. El Observatorio Pélagis esta capacitado y cualificado para recibir estos datos pero no ha obtenido el permiso para poder hacerlo.
Es más, no se han destino fondos para implementar técnicas más selectivas de pesca aunque estos fondos existen. La pesca industrial esta subvencionada en gran cantidad por Francia pero reducir la mortandad de delfines no es una de las prioridades de la política pesquera del estado.
¿Cómo se pueden salvar a los delfines?
La presidenta de Sea Shepherd Francia, Lamya Essemlali, ha hecho un llamamiento al Estado Francés para:
1/ Prohibir a los barcos arrastreros pescar lubina en zonas de cría. Francia concede autorizaciones para pesca particularmente destructiva en áreas sensibles pero, a la vez, no aplica medidas de vigilancia adecuadas
2/Establecer mejor control de la pesca y efectivamente prevenir la venta de peces juveniles. Francia ya ha sido multada varios millones de euros por su permisividad a la venta de pescado por debajo del tamaño legal, prohibido por la Unión Europea con el objetivo obvio de conservar las poblaciones.
3/Finalmente, designar a una organización (como Pelagis) para que reciba los datos relacionados con la captura accesoria de delfines en los aparejos de pesca.
Lo que puede hacer la población en general:
1/ Comer menos pescado.
2/ Evitar completamente los peces bajo tamaño legal.
3/ Boicotear el pescado derivado de la pesca de arrastrera, centrándonos exclusivamente en pescado derivado de la pesca de caña.

Fuente: http://www.ecoticias.com/naturaleza/181294/Francia-liquida-a-sus-delfines?utm_source=MailingList&utm_medium=email&utm_campaign=27%2F02%2F2018

Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia