Aceite de palma: el gobierno de Indonesia se pasea por Europa mientras continúa la deforestación

Una investigación de Greenpeace Internacional acaba de hallar con las manos en la masa a un productor de aceite de palma. Alrededor de 4.000 hectáreas de selva tropical han sido deforestadas en la concesión PT Megakarya Jaya Raya (provincia de Papúa, Indonesia) entre mayo de 2015 y abril de 2017. Imágenes y vídeos tomados entre marzo y abril de 2018 muestran la deforestación masiva en la concesión PT MJR, una concesión de aceite de palma controlada por el Grupo Hayel Saeed Anam (HSA), incluida en un área zonificada para su protección por parte del gobierno de Indonesia en respuesta a la devastadora ola de incendios forestales en 2015. En esta área estaba prohibida la conversión de bosques en plantaciones.
    •    Y, ¿lo adivinan?, este productor de aceite de palma es proveedor de grandes marcas internacionales como Mars, Nestlé, PepsiCo y Unilever.
La publicación de esta investigación coincide con la visita a Europa de una delegación del gobierno indonesio para defender a la industria del aceite de palma, en respuesta a las iniciativas del Parlamento Europeo para desalentar el uso del aceite de palma en los biocombustibles por razones ambientales.
Después de destruir gran parte de las selvas tropicales de Sumatra y Kalimantan, la industria del aceite de palma se está expandiendo hacia nuevas fronteras forestales como Papúa. Si el gobierno de Indonesia quiere defender esta industria, lo mejor que puede hacer es obligarla a cumplir la ley e impedir la deforestación, y no amenazar con iniciar una guerra comercial.
Este escándalo no sólo pone en evidencia a la industria alimentaria internacional. Es también motivo de sonrojo para la Mesa Redonda sobre Aceite de Palma Sostenible (RSPO). Muchas compañías de aceite de palma del grupo HSA son miembros de la Mesa, aunque PT MJR y las otras concesiones del grupo HSA en este distrito no lo son. Pero los miembros de la RSPO no pueden tener divisiones de aceite de palma no afiliadas, y el desarrollo observado en PT MJR también violaría varios Principios y Criterios de la RSPO.
Una vez más, se pone en evidencia que el RSPO es sólo una operación de lavado de imagen.
Llevamos más de una década escuchando a las grandes marcas internacionales como Unilever y Nestlé que quieren limpiar su cadena de suministro de aceite de palma. Entonces, ¿por qué siguen comprando a productores de aceite de palma que están actualmente deforestando la selva tropical? ¿Qué se supone que piensan sus clientes? ¿Qué hace falta para que actúen de una vez?

Fuente: https://es.greenpeace.org/es/noticias/aceite-de-palma-el-gobierno-de-indonesia-se-pasea-por-europa-mientras-continua-la-deforestacion/
Por: Miguel A. Soto

Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia