El fracaso de la campaña #borrarfacebook en las redes sociales.

Tras los escándalos vividos durante los últimos meses en torno a Facebook y el modo en que se comercian con los datos personales, toca rendir cuentas sobre nuestra propia coherencia. ¿Qué efectos ha tenido toda esa indignación tras conocer escándalos como el de Cambridge Analytica? De cara a Facebook, poca cosa. Esta misma semana, Facebook ha anunciado a bombo y platillo que ahora está usando la red social más gente que nunca. Los escándalos no pasan factura. Si miramos a las estadísticas con fecha 31 de marzo, el número de personas que entran en Facebook, al menos, una vez al mes, supera los 2.200 millones de personas, lo que supone un crecimiento respecto al mismo periodo del año anterior del 13%.

David Bollero

A la luz de estas cifras, los efectos de la campaña #deletefacebook (#borrafacebook) en redes sociales no ha tenido ningún efecto; más bien al contrario, porque en el último trimestre la cantidad de usuarios activos mensuales ha aumentado en 70 millones.
Asimismo, observando las estadísticas de personas que acceden a esta red diariamente, también comprobamos que ha subido en un 13% o, lo que es lo mismo, un total de 1.450 millones de usuarios.
La cosa no queda ahí… en Norte América dónde el fundador Mark Zuckerberg tuvo que comparecer incluso ante el Senado, las cifras también se ha disparado. EEUU y Canadá han visto cómo durante los tres últimos meses han visto crecer en un millón de usuarios Facebook. ¿Saben qué es lo más curioso? Que el escándalo ha roto, precisamente, la tendencia del trimestre anterior -previo a la polémica de fuga de datos-, cuando por primera vez los usuarios estadounidenses habían caído.
El único dato coherente con la desconfianza que ha vuelto a generar Facebook con sus ‘problemillas’ de respeto a la privacidad es el número de horas que pasan las personas usuarias conectadas: concretamente, 50 millones de horas menos.
Por lo demás, seguimos haciendo de oro a Zuckerberg : el último trimestre la facturación superó las expectativas de los analistas con 11.970 millones de dólares (incremento del 49%) y un beneficio neto de 4.990 millones de dólares (subida del 63%).

Fuente: http://blogs.publico.es/kaostica/2018/04/27/facebook/

----------------
En cambio; La consultora Cambridge Analytica deja de operar ya que no superó el escándalo.


La compañía británica que estuvo en el ojo de la tormenta por el uso de datos de millones de usuarios de Facebook anunció el cierre de sus oficinas y un procedimiento de insolvencia.
La consultora británica Cambridge Analytica, la misma que protagonizó el escándalo por el uso de datos de millones de usuarios de Facebook, anunció ayer “el cese inmediato todas las operaciones” e inició “un procedimiento de insolvencia”, y culpó a las denuncias de manipulación política que inundaron los medios internacionales en los últimos meses.
“A lo largo de los últimos meses, Cambridge Analytica ha sido objeto de numerosas denuncias injustificadas y, pese a los esfuerzos de la compañía para corregir esa información, ha sido vilipendiado por realizar actividades que no sólo son legales, sino también ampliamente aceptadas como un componente estándar de la publicidad online, tanto en el ámbito político como en el comercial”, afirmó la empresa en un comunicado publicado en su página web.
La consultora anunció también que en breve anunciará una bancarrota para su central en Londres y sus filiales en Estados Unidos. En marzo pasado, Christopher Wylie, uno de los fundadores de Cambridge Analytica, denunció que esa consultora había utilizado de manera ilegal la información de 50 millones de usuarios en Facebook. Más tarde y cuando el escándalo tomó dimensión global, esa red social reconoció que la consultora británica había accedido a la información personal de al menos 87 millones de usuarios y la había utilizado para crear perfiles de votantes e influenciar directamente sobre campañas electorales.
En una cámara oculta, el entonces director de Cambridge Analytica, Alexander Nix, reconoció que trabajó en elecciones en países de todos los continentes, incluyendo Estados Unidos, Reino Unido, Argentina, Nigeria, Kenia y República Checa.
Wylie, el arrepentido que desnudó la mecánica interna de la consultora, denunció puntualmente la manipulación que realizó la empresa durante la campaña por la salida de Reino Unido de la Unión Europea a favor del Brexit. “Las ‘trampas’ de la campaña para salir de la Unión Europea pudieron incidir en el resultado del referéndum de la UE y propiciar la victoria del Brexit”, aseguró Wylie ante la comisión de Comisión de Asuntos Digitales, Cultura, Medios de Comunicación y Deportes de la Cámara de los Comunes, que investiga las supuestas ilegalidades cometidas en esa campaña.
AggregateIQ (AIQ), una empresa canadiense, trabajó con Cambridge Analytica durante la campaña a favor del Brexit y desarrolló un software denominado Ripon que utilizaba algoritmos de datos de Facebook para apuntar a ciertos perfiles ideológicos más abiertos al discurso anti UE, explicó Wylie.
El arrepentido sugirió que la empresa canadiense AIQ desempeñó un “papel muy significativo” en la victoria del Brexit en el Reino Unido, detrás de la cual consideró que hubo “engaño”.
Esta denuncia desató todo tipo de versiones y rumores en Estados Unidos, en donde Cambridge Analytica trabajó en la campaña presidencial de Donald Trump. El vínculo entre la consultora y el presidente republicano no es sólo laboral. Uno de los dueños de la compañía que ayer cerró es el multimillonario estadounidense Robert Mercer, uno de los principales financistas de la campaña de Trump y uno de los impulsores de la llamada derecha alternativa norteamericana, como se llamó al movimiento de extrema derecha que apoyó desde el inicio al magnate inmobiliario.
Pero Cambridge Analytica no fue la única que recibió golpes por este escándalo. Las acumulación de denuncias desataron una lluvia de críticas internacionales, una caída abrupta de Facebook en la bolsa estadounidense y una disminución igual de fuerte en su número de usuarios.
En una comparecencia ante dos comisiones del Congreso estadounidense, el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo que él era el único responsable de que consultoras como Cambridge Analytica pudieran acceder a información privada de sus usuarios y utilizarla ilegalmente con fines políticos y comerciales. Zuckerberg anunció una serie de medidas, por ejemplo, para denunciar las llamadas noticias falsas. Pero aclaró que los cambios necesarios para mejorar la seguridad de Facebook llevarán tiempo.

Fuente: Página12.com.ar


Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia