La Organización "Sea Shepherd Hong Kong" denuncia envíos ilegales de aleta de tiburón

Sea Shepherd Hong Kong descubrió un enorme cargamento de aletas de tiburón que habían llegado desde Sri Lanka para la empresa Win Lee Fung Ltd en Hong Kong. El total del envío alcanzaba los 980 kgs de peso, enviados a Hong Kong a bordo de un vuelo de Singapore Airlines. Singapore Airlines ya se había adherido a otras líneas aéreas responsables que prohíben el transporte de aletas de tiburón en sus vuelos.
 
“Singapore Airlines son otra víctima más de estos contrabandistas de aletas de tiburón, que habían engañado a la línea aérea al declarar el envío como “marisco disecado” para saltarse los controles internos de la aerolínea” comentaba Gary Stokes, Director de la zona asiática para Sea Shepherd Global.
El año pasado, Sea Shepherd Global llevó a cabo una investigación durante tres meses en Hong Kong y descubrió envíos con Maersk, Virgin Australia Cargo y Cathay Pacific, todas ellas víctimas de la engañosa industria de la aleta de tiburón. En todos los casos, los envíos fueron realizados con vagas descripciones como “Marisco Disecado” o “Productos Marinos”.
Lo que empeora este caso más reciente es que Sea Shepherd encontró aletas de tiburones ballena y posiblemente de tiburones oceánicos de puntas blancas entre el envío. Estas son especies dentro del Anexo de Cites 2 y requieren de un permiso de exportación avalado por CITES Sri Lanka. Estas especies protegidas fueron escondidas entre las aletas legalizadas para evitar su detección.
Lo que hacen estos contrabandistas al usar una vaga descripción en sus envíos es, en primer lugar, permitir que su envío lo transporte una empresa con una prohibición para este tipo de envíos y, en segundo lugar, colocarlos en una posición no prioritaria para el sobrecargado Departamento de Aduanas de Hong Kong que apenas puede comprobar el 1% de todos los contenedores que llegan a Hong Kong. Al declararlo como “Marisco Disecado”, ese contenedor probablemente no sea inspeccionado por lo tanto los contrabandistas pueden colocar dentro cualquier cosa.
El año pasado, Sea Shepherd Global llevó a cabo una investigación durante tres meses en Hong Kong y descubrió envíos con Maersk, Virgin Australia Cargo y Cathay Pacific, todas ellas víctimas de la engañosa industria de la aleta de tiburón.
Sea Shepherd Global ha pedido al Gobierno de Hong Kong que exija el uso obligatorio de la Códigos de Transporte Armonizados para cualquier transporte de fauna a la hora de contratarlo con destino a Hong Kong. Solo así podrían tener posibilidad de realizar su trabajo los agentes de las Aduanas de Hong Kong y del Departamento de Agricultura, Pesca y Conservación y así llevar a cabo inspecciones más eficaces en los contenedores cuyo contenido se conoce antes de su llegada.
A día de hoy, los contrabandistas de aletas de tiburón tienen que declarar lo que han transportado 14 días DESPUÉS de que su contenedor hay llegado a Hong Kong o se enfrentan a una multa de HK$80 (US$10). Para cuando llegan a declarar sus envío, este ya se encuentra distribuido y no se puede llevar a cabo su inspección.
“Ya no se les debe llamar traficantes de aletas de tiburón si no contrabandistas de aleta de tiburón que es exactamente lo que son, y deben de ser tratados como contrabandistas en vez de ser tratados con guantes de seda por miedo a molestar su modo de vida; son criminales” añadía Gary Stokes. “Los oficiales del Departamento de Agricultura, Pesca y Conservación necesitan tener la capacidad de entrar, registrar y denunciar pero o les falta las competencias o no la iniciativa y el incentivo de hacerlo”.
Esta semana, Sea Shepherd ha presentado este caso ante el Gobierno de Hong Kong y su Consejo Legislador de Hong Kong (Legco) como un ejemplo de los fracasos y lagunas legales que los sindicatos del crimen de contrabando de fauna internacionales están usando y donde Hong Kong tiene una oportunidad para marcar una enorme diferencia en cuanto a la lucha en contra del crimen de contrabando de fauna a nivel mundial, si tan solo le diera las herramientas necesarias a Aduanas y al Departamento de Agricultura, Pesca y Conservación para que puedan realizar su labor de forma eficiente.

Por: ECOticias.com / Red / Agencias







Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia