Los defensores de la pesca eléctrica movilizan a aliados científicos en un intento desesperado de evitar la prohibición total

Durante un mes, la ciencia ha sido utilizada por los políticos holandeses y la industria pesquera para tratar de legitimar la pesca eléctrica. Lejos de aportar nuevos elementos al debate, esta ofensiva científica pretende representar falsamente a la pesca eléctrica como una técnica de pesca sostenible, comparándola con uno de los peores artes de pesca que existen: el arrastre de vara. Aunque las publicaciones científicas han apuntado a numerosos problemas causados por la pesca eléctrica, los ardientes defensores de la pesca eléctrica con arrastre descartan o ignoran de forma sistemática los datos que incriminan el uso de la corriente eléctrica.
 
Al principio la ciencia fue ignorada
Desde el principio, los políticos corruptos recurrieron a la ciencia para legitimar la concesión de excepciones a una técnica de pesca destructiva y prohibida. Pero nuestra investigación ha demostrado que el asesoramiento científico utilizado por la Comisión Europea para justificar su decisión sesgada de 2006 decía lo contrario: que NO DEBEN otorgarse excepciones para capturar peces con electricidad.
Lea nuestras revelaciones sobre la decisión política corrupta inicial y nuestro documento de información detallado
Pero los políticos y la industria pesquera, actuando codo con codo, como lamentablemente con demasiada frecuencia, habían decidido que la pesca eléctrica continuaría a escala comercial en los Países Bajos. Una vez más, utilizaron la ciencia como excusa para justificar la concesión de exenciones muy por encima del umbral que habían inscrito en la ley a través de la decisión inicial escandalosa de 2006.
Ø Información sobre los trucos legales utilizados por los políticos y pescadores industriales para ampliar el número de licencias mucho más allá del marco regulatorio (a partir de la página 5)
Pero los recientes hallazgos de un periodista de investigación holandés han puesto de manifiesto que la ciencia no es más que una excusa para realizar actividades comerciales y que la gran mayoría de los arrastreros eléctricos holandeses no participó ni remotamente en la investigación científica.
Lea el artículo publicado en NOS el 25 de marzo de 2018 en holandés aquí, nuestra traducción al inglés aquí
Por lo tanto, una prohibición total de la pesca eléctrica tal y como fue aprobada por el Parlamento Europeo el 16 de enero de 2018, no sólo debería ser adoptada porque la prohibición no debería haberse levantado nunca o porque el uso de la electricidad lleva a consecuencias nocivas tanto ecológicas como sociales. También es necesario porque el dossier de la pesca eléctrica demuestra cuán profundamente sesgadas y corruptas son las cuestiones de pesca a nivel nacional y de la UE.
Como recordatorio, el Parlamento Europeo votó de forma abrumadora a favor de una prohibición definitiva de la pesca eléctrica y varios Estados miembros defienden esa posición. Además, BLOOM presentó dos denuncias contra los Países Bajos: una sobre la ilegalidad de la mayoría de las licencias de pesca eléctricaconcedidas a los buques holandeses y otra sobre el incumplimiento de los requisitos de transparencia financiera de la UE para divulgar datos sobre los subsidios públicos asignados a sus flotas entre 2007 y 2014.
Frente a esta situación, los defensores de la pesca eléctrica han movilizado la ciencia para una misión política especial: salvar a la pesca eléctrica de una prohibición en toda la UE. Las autoridades públicas (Comisión de la UE, gobierno holandés) y la industria pesquera (VisNed, Vissersbond, EMK) están tan profundamente implicadas en este escándalo europeo que ahora están obligados a hacer todo lo posible para evitar asumir la responsabilidad del desastre actual.
Ciencia bajo influencia
Esta vez han movilizado a los aliados para poder utilizar el lenguaje científico sucio en vista a un "golpe" político: concluir las negociaciones de la UE sobre la pesca eléctrica (como parte de las negociaciones "Trílogo" sobre el Reglamento "Medidas Técnicas") sin prohibir este método de pesca destructivo. Necesitaban encontrar un subterfugio lo suficientemente poderoso como para disimular el escándalo de la pesca eléctrica. Y así lo hicieron.
El subterfugio tomó la forma de una serie de informes científicos. Primero, el Instituto Belga de Investigación Agrícola y Pesquera (ILVO) publicó datos extravagantes afirmando que la electricidad permitía aumentar la supervivencia de los embriones, luego el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES) publicó su respuesta a una solicitud del gobierno holandés sobre la pesca eléctrica: no había nada nuevo en los datos que presentaron, pero el tono había cambiado, lo que permitió a los defensores de la pesca eléctrica comercializarlo como "sostenible".
Ø Lea nuestro análisis de los datos publicados el 4 de mayo de 2018 por el Instituto Belga de Investigación ILVO, cuyo objetivo era analizar los impactos de la corriente eléctrica sobre los huevos y las larvas de plantas. En ello observamos defectos fundamentales y una metodología cuestionable.
Ø Lea nuestro análisis político y científico del dictamen científico del ICES, publicado el 30 de mayo de 2018 en respuesta a la solicitud especial de los Países Bajos para comparar la pesca eléctrica con redes de arrastre con la pesca tradicional con redes de arrastre.
Según BLOOM, la opinión científica del ICES es particularmente escandalosa porque la ciencia está sirviendo objetivos políticos de manera notoria, lo que contradice la mismísima misión de este organismo científico internacional. Por lo tanto BLOOM ha solicitado a ICES una transparencia total en el proceso de redacción, lo que llevó a la producción de una pieza científica tan débil y políticamente sesgada.
Lea nuestra solicitud al ICES para obtener explicaciones y una transparencia total Simultáneamente
BLOOM solicitó al Instituto Francés de Investigación IFREMER que divulgue sus datos sobre la mortalidad juvenil debido a la corriente eléctrica. El instituto IFREMER fue convocado por un criadero de lubina (Aquastream) ubicado en Bretaña para conocer las razones de las tasas extremadamente altas de mortalidad juvenil. Una de los ellas pareció haber sido la presencia de fugas de corriente eléctrica leve. Este documento crítico, que puede arrojar luz sobre el tema, debe estar a disposición del público, pero a día de hoy no lo es. Por el contrario, IFREMER borró todas las menciones de su existencia de su sitio web.

Leer la solicitud de BLOOM al IFREMER
Las organizaciones de pescadores y las ONG se han unido para luchar por una prohibición total de la pesca eléctrica. Hoy publican su posición conjunta que se compartió con todos los decidores de la UE. Esperan que los científicos, los Estados miembros y la Comisión Europea que estén a la altura de las expectativas de los ciudadanos europeos para arbitrar las cuestiones con integridad, imparcialidad y un esfuerzo constante para cumplir los compromisos de Europa de restaurar sus ecosistemas marinos, la biodiversidad, para salvaguardar nuestro futuro común y la supervivencia de los pescadores tradicionales, así como para defender el interés general contra los intereses privados.

Leer la posición conjunta de 25 organizaciones de pescadores y ONG medioambientales
La próxima negociación en trílogo entre la Comisión Europea, el Parlamento y el Consejo se celebrará en junio de 2018. Será una verdadera prueba de fiabilidad y confianza en la toma de decisiones públicas. El Parlamento, los ciudadanos y los pescadores tradicionales y de pequeña escala no aceptarán nada menos que una prohibición total y definitiva de toda la pesca con corriente eléctrica.

Fuente: Bloom - Rebelion.org - Imagenes: ‪Estrella Digital‬ - ‪europapress.es‬ - ‪elperiodico.com‬

Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia