A un año de su desprendimiento, iceberg gigante en la Antártica continúa en su lugar

A casi un año de su desprendimiento, el iceberg gigante de la barrera de hielo Larsen C en la Antártica, apenas se ha movido de su lugar, informó este fin de semana Daniela Jansen, glacióloga del Instituto Alfred Wegener de Investigación Polar y Marina de Bremerhaven de Alemania.

“Aún no se ha alejado, porque a lo largo del último año el hielo marino y la corriente lo han empujado una y otra vez contra el canto de la plataforma”, dijo la especialista, quien indicó que por la parte norte parece haber llegado a una zona poco profunda en la que antes ya quedaron retenidos otros icebergs. “Ahí está poco sujeto y se sigue moviendo con la corriente y la marea”, explicó Jansen.
Hasta ahora, el iceberg, cuyo desprendimiento ocurrió entre el 10 y el 12 de julio de 2017, se ha alejado unos 50 kilómetros de la brecha que dejó en la barrera de hielo, pero aún podría tardar bastante en moverse definitivamente. “Puede que se aleje durante el próximo verano antártico. Tarde o temprano se dirigirá al norte”, añade la investigadora.
El iceberg, al que los científicos identificaron como A68, es uno de los más grandes registrados en las últimas décadas. Cuando se desprendió medía 175 kilómetros de largo y hasta 50 de ancho. Su forma tampoco ha variado mucho. En ese sentido, los investigadores temían que debido a algunos desprendimientos, toda la plataforma -placas de hielo que flotan en el mar procedentes de glaciares a los que aún están unidas- se fragmentara.
Jansen recordó que en los últimos 20 años se han fragmentado o se han reducido notablemente siete barreras en la península Antártica, entre ellas Larsen A y Larsen B. Como consecuencia, algunos glaciares lanzaron al mar corrientes de hielo de manera descontrolada, lo que finalmente llevó al aumento del nivel del mar.
De momento, la plataforma Larsen C parece relativamente estable, destacó Jansen. “Pero hay algunas grietas más grandes que estamos vigilando”, apuntó la científica.
La barrera de hielo Larsen se encuentra en el mar de Weddell. Allí el hielo glacial procedente de tierra se extiende en algunas zonas hasta cientos de kilómetros por encima del mar. Alrededor de 665.000 kilómetros cuadrados del mar de Weddell están cubiertos por el hielo de agua dulce de esta barrera, el cual la Comisión Europea decidirá en octubre si se crea una nueva zona protegida.
Este mar mide 1,8 millones de kilómetros cuadrados y es el hogar de ballenas, pingüinos, focas y albatros. La Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos ya declaró zona protegida el mar de Ross, en el Polo Sur, en 2016. Esa zona marina protegida, de 1,6 millones de kilómetros cuadrados, es la más grande del mundo. En alrededor del 72% de la superficie está prohibida la pesca comercial y en el resto se permite la pesca, aunque limitada de, bacalao antártico y krill.

Fuente: Agencias - Leer en: https://www.elciudadano.cl/chile/a-un-ano-de-su-desprendimiento-iceberg-gigante-en-la-antartica-continua-en-su-lugar/07/08/#ixzz5KlRlBO1f

Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

La enorme 'huella ecológica' de 163 millones de perros y gatos en EEUU