Islandia caza rorcuales en peligro de extinción

Voluntarios de Sea Shepherd Reino Unido han estado trabajando en Islandia desde mediados de junio, vigilando las actividades de la notoria empresa de caza de ballenas “Hvalur hf”, propiedad de un adinerado magnate de la pesca y hijo de cazador de ballenas Kristján Loftsson.
La empresa ballenera es dueño de una estación ballenera en la cara norte de Hvalfjörður y de dos viejos barcos balleneros noruegos, el Hvalur 8 (construido en 1948) y el Hvalur 9 (construido en 1952) que se dedica a cazar exclusivamente rorcuales en peligro de extinción, el segundo animal más grande del planeta después de la ballena azul.
La cuota para el 2018 concedido a Hvalur hf por parte del gobierno de Islandia es de la asombrosa cifra de 161 ballenas rorcuales más 30 rorcuales adicionales que no se cazaron dentro de la cuota del 2017 y que pueden ser cazados durante un periodo de 100 días, a partir del 10 de junio.
La última vez que la empresa de Loftsson cazó ballenas rorcuales fue en el 2015 cuando sus dos barcos mataron a 155 ballenas. Loftsson y su empresa han tenido problemas tanto por exportar la carne de ballena y, dentro de Japón (el mercado primario para la carne de ballena rorcual, y sus derivados, cazados en Islandia), por los controles sanitarios japoneses que detectaron exceso de elementos contaminados en la carne, dictamen que prohibió la posterior venta de los productos derivados de las cacerías del 2015.
En efecto, esto cerró las puertas a futuras importaciones de ballena rorcual islandés y, por lo tanto, sus dos barcos han permanecido amarrados en el puerto de Reikiavik desde septiembre del 2015 hasta el pasado 19 de junio, cuando el Hvalur 8 partió de Reikiavik, rápidamente se abasteció de equipo en la estación ballenera de Hvalfjörður (siendo fotografiado por nuestros voluntarios) y emprendió la primera salida a la mar para la primera cacería del 2018.
Por le momento, Hvalur 8 ha regresado con siete rorcuales en peligro de extinción cazados en cinco salidas realizadas, cada una tardando unas 36 horas y llegando hasta zonas donde se encuentran las ballenas dentro de la zona de exclusión económica de Islandia, a unas 150 millas náuticas de la estación ballenera.
Desde el 19 de junio, voluntarios de Sea Shepherd han estado vigilando las llegadas y salidas a Hvalfjörður y han podido estar presentes para documentar (con vídeo, fotos y, cuando ha sido posible, transmisiones en directo por las redes sociales) cada llegada del Hvalur 8 y el despiece de las ballenas masacradas en la estación ballenera de Hvalur hf.
“El barco ballenero Hvalur 9 terminó sus tareas de reparación el 27 de junio y fue fotografiado saliendo del puerto de Reikiavik en la mañana del 29 de junio” comentaba Robert Read, Jefe de Operaciones para Sea Shepherd UK. “Pronto estará cazando ballenas junto a acompañante, el Hvalur 8, redoblando el trabajo de nuestros voluntarios que han viajado hasta Islandia desde cuatro países distintos para revelar la caza comercial y arcaica de ballenas en peligro de extinción”.

Por: ECOticias.com / Red / Agencias


Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

La enorme 'huella ecológica' de 163 millones de perros y gatos en EEUU