La peor ola de calor en años causa decenas de muertes en Canadá y EE.UU.

Decenas de personas han muerto en la última semana en el sur de Canadá y el este de EE.UU. por la peor ola de calor y humedad en décadas, con temperaturas superiores a los 35 grados, informaron hoy las autoridades. En Canadá, las autoridades sanitarias de la provincia de Quebec elevaron a 33 el número de fallecidos y no descartaron que la cifra pueda aumentar.

por: Julio César Rivas

Ola de calor en Canadá
La mayoría de los muertos son varones de entre 53 y 80 años de edad y, en muchos casos, tenían problemas de salud mental, además de dolencias respiratorias y cardiacas, y no contaban con aire acondicionado en sus viviendas.
En 2010, cuando otra ola de calor y humedad afectó Quebec durante exactamente las mismas fechas, más de 100 muertes fueron atribuidas a las temperaturas extremas.
Entonces, la ola de calor se prolongó durante seis días, del 4 al 9 de julio y la temperatura máxima fue de 34,8 grados centígrados, menor a la alcanzada esta semana en Quebec.
El Servicio Meteorológico de Canadá dijo que los termómetros alcanzarán este jueves los 35 grados centígrados en Montreal, aunque los meteorólogos advirtieron de que el “humidex”, el índice de humedad utilizado para describir la sensación térmica, señala que la temperatura será equivalente a entre 40 y 45 grados centígrados.
En Estados Unidos
Mientras en Estados Unidos, la ola de calor afecta a zonas en el noreste del país, así como los valles del Misisipi y de Ohio, con una población de más de 90 millones de personas.
Varias personas han perdido la vida en este país por causas relacionadas con las altas temperaturas.
La cadena de televisión CNN informó de que una mujer murió en Pensilvania de un ataque cardíaco cuando trabajaba en su jardín, mientras que un hombre, de 30 años, pereció en el estado de Nueva York cuando participaba en una carrera.
Según los médicos que le atendieron, su temperatura corporal alcanzó los 42 grados centígrados, lo que dañó su cerebro.
Tanto en Canadá como en Estados Unidos, los meteorólogos predicen que la ola de calor empezará a disminuir el viernes, tras una semana de temperaturas que han llegado en el caso de Montreal a los 36,6 grados centígrados, un nuevo récord que supera el anterior de 36,1 grados registrado en 1931.
Hasta que llegue el alivio, las autoridades de Montreal, donde se han producido 18 de las 33 muertes registradas hasta el momento, siguieron recomendando hoy a la población que extremase las precauciones y que ayude a los vecinos más vulnerables, como personas de avanzada edad o con dolencias respiratorias.
“No queremos que se produzcan más muertes”, dijo la ministra de Salud Pública de Quebec, Lucie Charlebois.
Charlebois recordó en su declaración los teléfonos a los que los ciudadanos pueden llamar para resolver dudas o ser atendidos, en caso de necesitarlo.
“Centros de refrigeración”
En la última semana, los servicios de emergencias han recibido una media de 1.200 llamadas diarias, un 33 % más de lo habitual.
Las autoridades han advertido de que tanto el 911 como el servicio de ambulancias de Montreal están colapsados por la cantidad de personas que llaman por cuestiones relacionadas indirectamente con la ola de calor.
Montreal ha habilitado 19 edificios públicos como “centros de refrigeración” para que quienes que no cuentan con aire acondicionado en sus hogares puedan buscar refugio temporal.
Charlebois lanzó también un mensaje esperanzador para los millones que llevan soportando una semana de temperaturas extremas y avanzó que las condiciones meteorológicas mejoraran en las próximas horas.
“La situación debería volver a la normalidad pronto”, afirmó.
Alivio durante el fin de semana
Los meteorólogos prevén que la temperatura máxima del viernes en Montreal se reducirá a 23 grados centígrados, situación que se mantendrá durante el fin de semana.
En el noreste de Estados Unidos, los meteorólogos coinciden en una bajada de las temperaturas a partir del viernes.
Sin embargo, los meteorólogos estadounidenses alertaron de que la costa oeste del país empezará a experimentar una subida de temperaturas a partir del fin de semana, lo que puede agravar los incendios forestales en California.

EFEverde - Imagen: Niños en una fuente en en Boston, Massachusetts (EE. UU.) por la ola de calor. EFE/CJ GUNTHER
--------
El fuego arrasa miles de hectáreas de bosque en el sur de Colorado
(EE. UU.)
Una pared de fuego de unos 90 metros de altura, que fue descrita como un "tsunami" de llamas, arrasó esta madrugada centenares de viviendas en varias localidades del sur de Colorado, informaron hoy autoridades locales.
Ben Brack, portavoz de los bomberos que combaten el llamado incendio Springs, dijo en rueda de prensa que la “respuesta humana” es “ineficaz” ante la magnitud de las llamas que enfrentan.
“(Es como) pararse frente a un tsunami o a un tornado y tratar de evitar que destruyan las casas”, describió.
Se estima que en la pasada madrugada las llamas destruyeron unas 8.000 hectáreas, para un total de más de 40.000, lo que lo convierte en el tercer peor incendio que se tiene registro en Colorado.
Hasta ahora, los casi 800 bomberos asignados a las tareas de combate a las llamas no han podido detener el avance del fuego, ni por medio de las líneas de contención que han construido en los últimos días, ni por medio de agua o de una sustancia retardante arrojada desde helicópteros o aviones.
Avance del fuego
El incendio ya consumió 119 estructuras y otras 132 viviendas fueron dañadas y deberán ser demolidas. Esa cifra no incluye la destrucción causada por el “tsunami” formado durante la pasada noche.
Y las cifras pueden seguir aumentando en las próximas horas, pues, según explicaron previamente las autoridades del condado de Costilla, donde se inició el fuego, la combinación de sequía, materia orgánica que actúa como combustible y fuertes vientos en la zona ha hecho que el fuego avance rápidamente.
Las llamas se acercan peligrosamente a dos localidades del sur de Colorado: La Veta, de 780 habitantes, y Cuchara, con 150 residentes.
Hasta el momento, más de 2.500 familias han sido evacuadas, aunque se desconoce el número de desplazados de urgencia durante la noche.
Debido a que el fuego sólo ha podido ser contenido en un 5 %, cuando el lunes pasado era el 10 %, varios condados de la zona emitieron hoy una orden de pre-evacuación para cinco áreas rurales.
Origen del incendio
El incendio se originó el pasado 27 de junio cuando un hombre, el danés Jesper Jorgensen, que fue detenido y enfrenta numerosos cargos, no apagó correctamente la fogata que había encendido para prepararse una comida.
Colorado es uno de los estados del sureste de Estados Unidos que se afana estos días para apagar los numerosos incendios que asolan esta parte del país, especialmente en California.
Brack explicó que un cambio en la dirección del viento durante la noche por la llegada de un frente frío a Colorado significó un cambio en la dirección del incendio que avanzó a una velocidad “que desafía mediciones”.
Específicamente, según el portavoz de los bomberos, la conducta del incendio “no tiene precedentes” y el fuego avanzó tan rápido que desconocen “cuán grande es ahora”.
De hecho, durante la noche se reportó una “lluvia de cenizas encendidas” sobre la ciudad de Walsenburg, 75 kilómetros al este del centro del incendio.
Magnitud del incendio
Los bomberos locales debieron talar árboles, usar espuma retardante y retirar con palas las cenizas de los techos de las casas para evitar un incendio en esa ciudad.
Brack insistió en la imagen de una “inundación de fuego”, agregando que el humo ya se parece a “nubes de tormenta”.
Además, dijo, el costo para la vida salvaje es “devastador”, y la única buena noticia es que hasta el momento no se debió lamentar ni muertos ni heridos en seres humanos.
Debido al tamaño del fuego, la nueva estrategia se enfocará en evacuar a las personas y poner en marcha un proceso de recuperación después del incendio, afirmó Brack.
El segundo mayor incendio forestal en Colorado, West Fork Complex, quemó 42.000 hectáreas en el sur del estado en 2013. Se anticipa que en cuestión de días, y quizá horas, el incendio Springs superará esa marca.
El mayor incendio forestal en Colorado, el incendio Hayman, se produjo en 2002 cerca de Colorado Springs y quemó 55.000 hectáreas.
Otro incendio en California
Bomberos avanzan contra fuego de California que ha quemado 34.800 hectáreas
Los bomberos han logrado avances en las últimas horas en su lucha contra el incendio en California (EE.UU.) que ha arrasado 34.800 hectáreas desde el pasado sábado.
El Departamento Forestal y de Protección Contra Incendios de California (Cal Fire) explicó hoy en su informe diario que este fuego, bautizado como incendio “County”, ha sido controlado al 30 %.
Las llamas han afectado principalmente al condado de Yolo, situado al oeste de la ciudad de Sacramento.
Cerca de 3.500 bomberos y miembros de los servicios de emergencia trabajan para tratar de sofocar el incendio.
Aunque algunas carreteras de la zona continúan cortadas y se han evacuado ciertas áreas en peligro por las llamas, el progreso de los bomberos contra el fuego así como la mejora de las condiciones climatológicas llevaron a las autoridades a levantar algunas de estas medidas restrictivas.
No obstante, el servicio Cal Fire indicó que el riesgo por este incendio permanece alto, ya que se espera que el clima a lo largo del fin de semana sea más caluroso y seco.
Israel Pinzon, portavoz de Cal Fire, señaló el miércoles por la noche que la situación parece “más favorable” y confió en que en los próximos días continúen los avances en las labores de extinción, informó el diario Los Angeles Times.

Fuente: EFEverde - Imagen: Un helicóptero trabaja en las labores de extinción de un incendio forestal. EFE/Bob Pearson





Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia