El príncipe de Liechtenstein, acusado de matar al oso más grande de Europa

 

 

El oso más grande de Europa fue asesinado en marzo a manos del príncipe de Liechtenstein, cuando salió de cacería en una zona natural protegida de Rumanía. El príncipe Emanuel von und zu Liechtenstein decidió salir de caza en marzo. Durante cuatro días, deambuló el Condado de Covasna de Rumanía, en busca de un trofeo que traer de vuelta a su palacio. Hizo caso omiso a las advertencias: se encontraba en una zona natural protegida y, si terminaba con la vida de alguno de los animales, podría tener consecuencias graves. Aún así, el día 13 de ese mes mató a uno de los osos más grandes de Europa.

Andrea Fischer

7 mil euros por un oso de 17 años

“Todos los papeles de la Guardia Nacional Ambiental irán a la policía”, dijo Octavian Berceanu, un alto funcionario del Ministerio de Medio Ambiente de Rumanía. El oficial se refería al caso del oso pardo que el príncipe de Liechtenstein cazó hace dos meses. Era un macho de 17 años, famoso en el parque nacional por ser el más masivo de sus pares.
En total, el príncipe Emmanuel pagó 7 mil euros por poder cazar ahí. Esto se traduce en más de 8 mil dólares. Tan pronto como se supo del asesinato, se abrió una investigación sobre el caso, ya que la caza furtiva es ilícita en territorio rumano. Sin embargo, Berceanu señaló que hacen falta documentos especiales requeridos después de una matanza similar: “La agencia ambiental local debería informar a la Guardia Ambiental después del tiroteo, pero esto no sucedió”, dijo Berceanu.
Durante nueve años, una organización no gubernamental, Agent Green, monitoreó la actividad de Arthur, el oso que perdió la vida en manos del príncipe. La ONG destacó que el animal vivía “en lo más profundo de la naturaleza”, por lo que no había tenido contacto con seres humanos nunca.
El país prohibió la caza de trofeos en 2016. Sin embargo, había un vacío legal para los osos problemáticos, que dañaban los campos agrícolas o a los animales domésticos. En estos casos, el Estado prefiere reubicar a los animales antes de matarlos.No obstante, es posible dispararles como último recurso.
Te sugerimos: La policía italiana desmantela un banquete en el que el plato fuerte eran 65 aves en peligro de extinción
No fue un accidente

Foto: Sergei SavostyanovTASS via Getty Images

Recientemente, una osa se había avistado en las cercanías del pueblo rumano de Ojdula. Los locales habían mostrado su preocupación, ya que podría atacar a las personas en busca de comida. A pesar de sus alertas, la hembra no había amenazado directamente a nadie. Por el contrario, parecía subir a la montaña para llevarle de comer a sus oseznos.
El príncipe de Liechtenstein quiso escudarse diciendo que había intentado cazar a la hembra que amedrentaba a la comunidad rumana. Sin embargo, de acuerdo con Gabriel Paun, presidente de Agent Green, esta aseveración es quebradiza:
“Siempre se trató de disparar al oso más grande y no de resolver el problema de la comunidad”, dijo el experto a AP. “Me pregunto cómo confundió el príncipe al macho más grande que vivía en las profundidades de la naturaleza con la hembra mucho más pequeña al lado de la aldea”.
Además, entre los cazadores deportivos, la cabeza de Arthur estaba tasada en cerca de 20 mil euros. Después de su muerte, la hembra sigue apareciéndose en las cercanías de los campos rumanos, según reportaron los agricultores de Ojdula. Sobre esto, Paun destacó que se trató de caza furtiva, “ya que el príncipe le disparó al oso equivocado, fue un asesinato”.
Después del incidente con el príncipe, diversos medios europeos prefirieron no hacer comentarios al respecto. Ninguna de las llamadas que se hicieron por parte de agencias noticiosas directamente a la finca del príncipe de Liechtenstein fueron contestadas.
La Ministra de Medio Ambiente también mostró sus reservas al respecto, así como diversas organizaciones ambientalistas dedicadas a la conservación de especies en el mundo. Entre las múltiples amenazas a las que los osos enfrentan, ya sea por la destrucción de su hábitat natural o por la crisis climática, la persecución humana es una de las más graves.
 
Fuente: https://www.ngenespanol.com/animales/el-principe-de-liechtenstein-acusado-de-matar-al-oso-mas-grande-de-europa/ Fotos:
Getty Images

Entradas populares de este blog

5 razones para entender y respetar a las babosas

Venezuela: El Parque Nacional Canaima se ve afectado por actividad minera ilegal

2021, el año en el que las pérdidas por desastres climáticos superan los 100.000 millones de dólares por sexta vez