lunes, 16 de enero de 2017

Vivir sencillamente: simplicidad voluntaria



Podemos ver que la simplicidad voluntaria es revolucionaria en la medida que es la antítesis del sistema que necesita el crecimiento continuado por subsistir. Como ya alertaba Illich en los años setenta, delante de los límites del sistema, nos encontramos en la posibilidad de una reconstrucción convivencial fundada en la austeridad voluntaria que emerge de la ética individual y colectiva, llevando a la renuncia voluntaria de toda producción y consumo de objetos/instrumentos que malogren la armonía dinámica del sistema.

En el otro extremo, el ecofascismo, la respuesta autoritaria y represiva que emerge de la imperiosa necesidad de preservar los delicados y complejos equilibrios sociales y ecológicos a partir del control y la imposición tecnocrática y policial de normativas, restricciones y todo tipos de controles sobre la acción individual y colectiva allá dónde estos limites no son logrados en función de la conciencia individual y colectiva de las personas.
Tener menos por vivir más allá de nuestra supervivencia social y biológica; la simplicidad voluntaria se justifica por si misma como un elemento central del arte de vivir y vivir bien. Contrariamente a la creencia moderna que ve en el crecimiento y la acumulación ilimitadas la base del progreso y de la mejora cualitativa, el bien (la ética) y el bueno (l’estética) se basan en el equilibrio entre las partes de un sistema y no en el crecimiento desenfrenado de una de sus partes.
Así, tal y como muestra Max-Neef en su Desarrollo a escala humana, las necesidades humanas son finitas y limitadas, no ilimitadas. Lo que pueden ser infinitos son los satisfactores, es decir, los medios que diferentes sociedades tienen para satisfacerlos. Tenemos una necesidad limitada de ingestión de alimentos e incluso de necesidades intangibles como la libertad o la participación. De hecho, una vez que llegamos a un grado adecuado de libertad y autonomía a la hora de estructurar nuestra existencia, abdicamos con placer de parte de nuestra libertad individual en pro de la participación y las relaciones con las demás.
De hecho, más allá de un determinado límite, la satisfacción de determinadas necesidades se traduce no en bienestar, sino en enfermedad. La sobrealimentación se convierte en obesidad y la sobrelibertad en soledad y, tal y como muestran Maturana y Varela, en la pérdida de todo que nos caracteriza como humanos en la medida que somos el fruto de una historia individual y colectiva dónde nos (re)creamos continuamente en nuestras interrelaciones con los demás.

Traducción de un extracto del artículo Viure simplement per simplement viure escrito por Andri W. Shahel en el número 162 de la revista Illacrua monogràfic decreixement - Imagen:
Tourian... FrK

Patagonia Argentina: La Justicia declara ilegal el loteo en la reserva de El Bolsón


Finalmente, luego de tantas ilegalidades cometidas durante años por la empresa Laderas, la justicia hizo lugar al amparo presentado por los vecinos (y respaldado con más de cinco mil firmas) en contra del loteo en las fuentes de agua que nutren la zona de El Bolsón. El fallo del Juzgado de Bariloche anula las ordenanzas 165/2016 y 194/2016 y la resolución del intendente municipal 295/2016.
 
En la Cámara de apelaciones en lo civil, comercial y minería de la Tercera circunscripción judicial, Bariloche, los jueces Emilio Riat, Carlos Rinaldis y Gregor Joos fallaron anulando las ordenanzas 165/2016 y 194/2016 y la resolución del intendente municipal 295/2016. Esta zona tiene múltiples protecciones legales: es reserva municipal NP6 Cumbreras de Mallín Ahogado, donde se prohíben, entre otras cosas, los asentamientos humanos. Además es reserva de biósfera declarada por la UNESCO. Además, las tierras fueron mal habidas en 2009, violando la Ley de tierras 279/61 que le otorga tierras solamente a los pobladores que no poseen tierras a su nombre, e impide la venta de las mismas antes de los cinco años de haberla adquirido, evitando así la especulación inmobiliaria. En este caso, la pobladora Mirta Soria, a la que se le adjudicaron estas tierras, ya poseía tierras anteriormente, y las vendió al presidente de la empresa a los seis meses de haberlas adquirido (cuando dicha Ley exige que se haga luego de los cinco años).
 
El proyecto de Desarrollo del centro de esquí del cerro Perito Moreno explica claramente en las Leyes 3358/00 y 4335/08 que la inversión debe hacerse a través de una licitación en las tierras destinadas a tal fin, sin embargo, la empresa insiste en atar un loteo privado en tierras privadas como condición sine qua non para desarrollar el centro de esquí.
Este proyecto ilegal ni siquiera se molestó en cumplir con la Ley 3266/99 de Evaluación de Estudio de Impacto ambiental: primero se aprobó el loteo y luego se propusieron hacer audiencias públicas, doblemente ilegales por confundir una licitación con un loteo privado y también por preguntar luego de decidir. Y desde 2011 gracias a los políticos y empresarios locales cómplices, la empresa intentó por todos los medios continuar con su proyecto, afortunadamente con muchos palos en la rueda que le puso el pueblo.
El fallo del Juzgado de Bariloche anula las ordenanzas 165/2016 y 194/2016 y la resolución del intendente municipal 295/2016, como se había pedido en el amparo. Además, refuerza la medida de no innovar que viene violando la empresa desde el fallo del Superior Tribunal de Justicia de Río Negro el 5 de septiembre de 2012 y declara la notación de Litis en las tierras en cuestión.
“Nos da un poco de aire para ir al fondo del problema”, nos dice Alejandro, integrante de la Asamblea del Agua y de la Tierra. “Es increíble pensar en todo lo que tuvimos que pasar hasta llegar hasta acá. Hubo amenazas y provocaciones, cuando nos quemaban la bandera y Agostina estaba adentro de la carpa que rociaron con gasoil, tuvimos mucho pánico y bronca. Pero eso nos fortaleció como acampantes y creo que también fortaleció los lazos con la comunidad, que cada día nos ayudó más. Y así salieron más de 10.000 personas a la marcha y ahora nos dicen que nos aceptan el amparo y más”, señaló Ariel, integrante del Acampe Pacífico y Popular en Defensa del Agua y de la Tierra.
Ahora queda avanzar en el uso de las tierras de una forma realmente sustentable, como puede ser un plan de manejo del lugar con las comunidades mapuche. Y por supuesto festejar, probablemente con otra marcha masiva e histórica.

Fuente: La Izquierda Diario - Foto: Lucas Chiappe

Argentina: Barrick Gold anunció que cerrará el túnel que contaminó San Juan con drenajes ácidos

En el hasta ahora frustrado mega proyecto Pascua Lama, Barrick Gold construyó un túnel en el que iba a haber una cinta transportadora, pero de sus paredes emana agua con un altísimo nivel de acidez que provocó daño ambiental en las vegas de la zona, cuya existencia fue insólitamente negada por la Dirección de Evaluación Ambiental Minera provincial. En un comunicado en el que la minera admitió un supuesto nuevo derrame de sedimentos, anunció que "en las próximas semanas se pondrán en marcha los trabajos para el sellado del túnel, que tendrá una duración aproximada de cuatro meses". 

Como todo lo que ocurre en las minas de Barrick Gold, no está claro qué pasó. La única certeza es que la minera reconoció un nuevo derrame, esta vez en su proyecto Lama, en San Juan, y que cerrará el túnel binacional que montó para transportar roca de Chile a Argentina, que destruyó un ambiente periglacial protegido por ley y que, como informó este medio la semana pasada, contaminó la zona.
 
Lama es parte de un proyecto más ambicioso, que se llama Pascua Lama, un yacimiento binacional argentino-chileno que frenó la justicia trasandina cuando constató, entre otras cosas, que el polvo minero cubrió dos glaciares. Allí Barrick Gold montó un túnel en el que iba a haber una cinta transportadora, pero de cuyas paredes empezó a emanar agua con un altísimo nivel de acidez que provocó daño ambiental en las vegas de la zona, cuya existencia fue insólitamente negada por la Dirección de Evaluación Ambiental Minera provincial. Aún no se sabe si su director renunciará por semejante disparate.
Lo cierto es que pese a que Infobae basó su investigación en documentos de la propia Barrick Gold que confirman que la zona está contaminada, la empresa emitió un comunicado diciendo que "es totalmente falso" que haya daño ambiental en las vegas. Sin embargo, en un comunicado en el que admitió un supuesto nuevo derrame de sedimentos, anunció que "en las próximas semanas se pondrán en marcha los trabajos para el sellado del túnel, que tendrá una duración aproximada de cuatro meses". Al parecer, la empresa contratada para encargarse de las obras ya está movilizando equipos a la zona.
En esa nota, Barrick Gold informó que "aproximadamente a las 18 horas de ayer tuvo lugar un evento en Lama, a raíz del deshielo de uno de los inviernos más intensos de las últimas décadas en esa zona de la cordillera". Y agregó: "El evento se originó por la crecida del río Turbio cuyo caudal y arrastre de sedimentos alcanzó la capacidad máxima de las piletas de sedimentación, por lo que el agua fue conducida a través de un canal de contingencia construido para este propósito hacia el dique impermeabilizado, antes de su descarga en el río Las Taguas".
No obstante, no todo es color de rosas en el "evento" que anunció la empresa. "La mayor parte del agua que drena naturalmente del túnel en Lama sigue siendo tratada en la planta construida a tales efectos. Sin embargo una parte excedente no está ingresando al sistema para no sobrepasar la capacidad de tratamiento", reconoció la minera. Aunque Barrick Gold no lo haga explícito, esto quiere decir que una parte está siendo derramada en el medio ambiente, con su consecuente contaminación. Es así: la empresa no aclaró la composición de los sedimentos derramados, el volumen ni el lugar en el que cayeron.
El comunicado agrega que arrojar agua con un alto nivel de acidez al medio ambiente increíblemente "no trajo aparejado ningún tipo de consecuencia para el medioambiente o la salud de los trabajadores".
Entre algunos ambientalistas empezó a sonar la idea de que este "evento" del que no hay mayores precisiones es un invento de Barrick Gold. Una fuente consultada lo interpretó así: "Después de la nota de Infobae quedaron expuestos y saben que si sube alguna comisión, sobre todo judicial, van a detectar que está drenando ese cóctel químico al río Las Taguas, entonces dicen que el río superó el límite ahora de manera natural, porque se están resguardando. Esto pasa todos los días y por eso van a cerrar el túnel".
A confesión de Barrick, relevo de pruebas
Los documentos que reveló Infobae la semana pasada, confeccionados por Barrick Gold y por una consultora que trabaja para la minera, precisan, entre otras cosas, que "los análisis de vegetación en las vegas localizadas en el río de Las Taguas evidencian una intoxicación con metales en las vegas" y que la vegetación presenta "concentraciones tóxicas muy elevadas", de los metales pesados cobre, hierro, manganeso, molibdeno y zinc, lo que "genera efectos fisiológicos letales en las plantas".

    Estas son las vegas inundadas con agua ácida que el gobierno de San Juan aseguró que no existen.
Copiando la estrategia de Barrick Gold de negar la situación y asegurar que el agua que emana del túnel es naturalmente ácida, la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM) inició una tarea de cabildeo entre periodistas intentando instalar la idea de que este cronista había malinterpretado los documentos y que desconocía los principios más básicos de la química. Sin embargo, el hidrogeólogo estadounidense Roberto Moran, uno de los expertos más preparados del mundo en pasivos mineros, destruyó ese argumento y explicó que las aguas se volvieron ácidas por culpa exclusiva de la falta de previsión de Barrick Gold y por el túnel que construyó.
El túnel fue montado en pleno ambiente periglacial, según documentos de la propia Barrick Gold. El agua que emana de sus paredes estaba congelada.
Un dato importante: el pH de 7 es neutro. Cuanto menor da esa cifra, más ácida es el agua. El pH que emana de las paredes del túnel oscila entre 2 y 3.
"Mi experiencia indica que es probable que el agua subterránea que se encontró durante la construcción del túnel no era fuertemente ácida (por ejemplo, tenía un pH de 6). Situaciones similares alrededor del mundo (y a través de los años) muestran que el agua subterránea sólo se vuelve fuertemente ácida después de ser expuesta al oxígeno del aire, al agua líquida, y a las bacterias oxidantes de hierro y azufre", evaluó.
"Antes de la construcción del túnel, la roca metalífera rica en sulfuros estaba enterrada profundamente dentro de Los Andes, con la mayor parte del agua congelada y las concentraciones de oxígeno disuelto cerca de cero. Varios ejemplos de antiguos túneles mineros similares muestran que el agua encontrada tenía originalmente un pH de entre 7 y 8", añadió.
Aun así, el punto es que el agua, ácida o no, estaba contenida en la montaña. Y que empezó a contaminar luego de que Barrick Gold construyera el túnel.
Irónicamente, en una clara burla a los ambientalistas, el túnel fue bautizado "Marcelo" en honor a Marcelo Ghiglione, el ex secretario de Gestión Ambiental y Control Minero de San Juan, desplazado luego del último derrame de metales pesados en la mina Veladero, de Barrick Gold, que se produjo por una serie de groseras fallas en la fiscalización. Por allí, cada segundo que pasa emanan entre 60 y 70 litros de agua que provienen de un ambiente periglacial. Ahora la empresa anunció que lo cerrará, luego de negar que tenga algún impacto ambiental y luego de montar un costoso dispositivo para intentar paliar la contaminación. Hace ocho días, Infobae reveló su existencia y su daño ambiental, y los ambientalistas Ricardo Vargas y Diego Seguí pidieron su cierre en sede judicial. ¿Casualidad?


 Fuente: Infobae - Publicado en: nonalamina.org

Indígenas de Australia le hacen frente a proyecto de megaminería

Por Stephen de Tarczynski

En la lucha contra el proyecto de extracción de carbón que impulsa una compañía india en el estado australiano de Queensland, se destaca el papel de Murrawah Johnson, de 21 años, del pueblo indígena wangan y jagalingou, propietario original del terreno donde estaría la mina Carmichael. Si la mina opera 60 años, produciría 2,3 gigatoneladas de carbón, lo que generaría 4,73 gigatoneladas de dióxido de carbono cuando se quema el producto.

“Nuestro pueblo es el único originario de este país”, puntualizó la joven Murrawah, cuyo nombre significa arcoíris en lengua gubbi gubbi. “Eso somos, es nuestra identidad, nuestra cultura, nuestras canciones y nuestras danzas”, apuntó en diálogo con IPS.
El pueblo wangan y jagalingou, con unos 500 integrantes, considera a la mina Carmichael como una amenaza a su propia existencia, y ha rechazado en reiteradas oportunidades los avances de la compañía Adani Mining.
Los dueños tradicionales arguyen que la mina destruiría sus tierras, “lo que quiere decir que destruirá nuestra historia, y también a nosotros como pueblo y nuestra identidad”, observó Murrawah, portavoz del Consejo de Familia de su comunidad
Adani Mining es una subsidiaria del Grupo Adani, la multinacional india con operaciones en India, Indonesia y Australia, que opera en distintos sectores, desde recursos naturales, pasando por proyectos de logística, energía y agronegocios hasta el inmobiliario. En marzo, la compañía anunció su primera incursión en defensa.
El proyecto Carmichael se extiende por 40 kilómetros, contaría con una mina de 10 kilómetros de ancho y seis fosos abiertos, además de cinco operaciones subterráneas, durante seis años.
La compañía apuesta a transportar el carbón a India para cubrir sus necesidades eléctricas. Según la Agencia Internacional de Energía, 244 millones de personas, 19 por ciento de los más 1.200 millones de habitantes, carecen de electricidad en ese país.
De concretarse, sería el mayor proyecto de extracción de carbón en Australia, que ya es un gran productor y exportador del mineral. Además, este país estaría entre los más grandes del mundo con una producción de unas 60 millones de toneladas de carbón térmico al año, en el máximo de su capacidad.
Pero en el marco de la mayor conciencia sobre los efectos del recalentamiento global, la mina Carmichael generó una importante oposición. Desde el anuncio del proyecto, en 2010, hubo más de 10 apelaciones y procesos judiciales contra la iniciativa.
La activista Shani Tager, de Greenpeace Australia, no tienen dudas de que el carbón que quiere extraer Adani debe permanecer bajo tierra.
La centrales de generación eléctrica a carbón emiten grandes cantidades de dióxido de carbono, uno de los gases que más contribuyen a recalentar la atmósfera, los que generan el fenómeno del cambio climático, agravado por las actividades humanas.
El Instituto de Australia concluyó en un informe en 2015, que el proyecto de Adani liberaría más dióxido de carbono a la atmósfera que muchas grandes ciudades del mundo, y hasta que algunos países.
El documento estima que las 79 millones de toneladas de emisiones contaminantes que liberará al año la mina son tres veces más que las de Nueva Delhi, seis veces más que las de Ámsterdam y el doble de las de Tokio. Además, superaría a las emisiones anuales de Sri Lanka y sería similar a las de Austria y Malasia.
Sin embargo, tanto el gobierno estadual de Queensland como el de Australia están a favor de la mina Carmichael. Además, se corrió el rumor de que el gobierno central apoyaría el proyecto con un préstamo de 722 millones de dólares estadounidenses.
Además, el gobierno de Queensland, que prevé un alza en el empleo, la mejora de la economía y de los ingresos a sus propias arcas por las regalías, anunció en octubre que otorgaría al proyecto el estatus de “infraestructura fundamental” para acelerar su aprobación.
“El gobierno se toma en serio el inicio de las operaciones de la mina de Adani. Queremos que se concrete”, declaró entonces el ministro de Minas, Anthony Lynham.
A principios de diciembre, Adani recibió lo que el gobierno estadual calificó de “gran aprobación definitiva”: a la vía férrea de la compañía hacia el puerto de Abbot Point, desde donde el carbón partirá hacia India.
En 2011, Adani suscribió un arrendamiento por 99 años con la terminal de carbón de Abbot Point, ubicada al lado del parque marino de la Gran Barrera de Coral, que es el mayor ecosistema de coral del mundo y está entre los más diversos y ricos de la Tierra.
En noviembre, científicos de la Universidad James Cook, de Queensland, confirmaron la peor pérdida de corales en ese arrecife tras una masiva decoloración sufrida a principios de este año. El estrés por el calor, derivado de las altas temperaturas, es la principal causa, y se pronostica que el fenómeno del blanqueamiento de corales se volverá más frecuente y más severo con el recalentamiento planetario.
Adani tiene previsto ampliar la terminal de Abbot Point para embarcar grandes cantidades de carbón, lo que implica dragar el lecho marino pegado a la Gran Barrera de Coral.
“La mina de carbón Carmichael tendrá un efecto dominó de impactos negativos sobre el arrecife, desde instalar la necesidad de ampliar el puerto y realizar más dragados y vertidos hasta aumentar el riesgo de accidentes” en el arrecife, precisó Cherry Muddle, de la Sociedad Australiana de Conservación Marina.
En el sector turístico, que genera unos 65.000 empleos, numerosos operadores también se quejaron en los últimos tiempos de la mina y de las obras de ampliación del puerto.
Las garantías ofrecidas por el ministro Lynham de que las “200 condiciones rigurosas impuestas en los procesos jurídicos” protegerán el arrecife, no convencen a sus detractores.
“Adani tiene antecedentes realmente preocupantes en materia de destrucción ambiental, violaciones de derechos humanos, corrupción y evasión fiscal”, detalló Adam Black, de GetUp, un movimiento activo en varios asuntos sociales.
Entre las acusaciones presentadas contra las operaciones de Adani en India, detalladas en un informe de 2015 de Environmental Justice Australia, figura la destrucción de manglares, la falta de previsión de la intrusión de agua salada en las reservas subterráneas, las exportaciones de mineral de hierro ilegales y soborno, el uso de relaciones políticas para comprar tierras más baratas y la obtención de deducciones impositivas ilegales.
Además, el gerente general de Adani en Australia, Jeyakumar Janakaraj, estuvo a cargo de una mina de cobre en Zambia, propiedad de Konkola Copper Mines (KCM) cuando en 2010 vertió contaminantes peligrosos al río Kafue. La compañía fue hallada culpable y debió pagar el equivalente a unos 2.900 dólares estadounidenses.
Unos 1.800 ciudadanos zambianos demandaron a KCM y a la sociedad matriz, Vedanta Resources, en un alto tribunal de Londres, acusándolas de haberles causado problemas de salud y de haber destruido sus tierras cultivables durante 10 años a partir de 2004; Janakaraj trabajó en KCM de 2008 a 2013.
En la actualidad, que Adani se prepara para poner la piedra fundamental a su proyecto a mediados de 2017, los detractores se preparan para continuar con su hasta ahora exitosa campaña para disuadir a los posibles capitalistas de que aporten entre 11.500 y 15.800 dólares estadounidenses.
“Si no consiguen el dinero, no podrán construir la mina”, subrayó Murrawah Johnson.
El pueblo wangan y jagalingou creó hace poco lo que llamó una “línea legal de defensa” contra Adani y el gobierno de Queensland, que incluye la presentación de cuatro demandas, además de sus planes de llevar el asunto hasta el Tribunal Supremo, de ser necesario.
Para Murrawah, esta lucha se trata de mantener relación con el pasado y con el futuro. “Me niego a ser el eslabón roto de esa cadena”, setenció.

Fuente: http://www.ipsnoticias.net/- Imagenes: ‪www.livemint.com‬ - http://ayayay.tv Traducido por Verónica Firme

Anuncian el cierre de una controvertida planta nuclear de Nueva York

 
La controvertida planta nuclear de Indian Point, cerca de Nueva York, cerrará en 2021 como consecuencia de los bajos precios de la energía y las incesantes críticas de los ambientalistas, anunció este lunes su empresa energética.
 
Tras un acuerdo con el estado de Nueva York, Entergy planea cerrar una de las dos unidades operacionales de Indian Point antes del 30 de abril de 2020, y la otra un año después.
Entergy atribuyó la decisión del cierre a los cambios en la economía energética, como la caída de hasta 45% del precio de la energía debido al gas natural de la formación Marcellus Shale, en Nueva York y Pensilvania, parte del boom del esquisto.
"Entre las consideraciones clave de nuestra decisión de cerrar Indian Point antes de lo previsto figura los bajos precios, actuales y previstos, de la energía, que han provocado una reducción de los ingresos y un aumento de los costes de operación", dijo Bill Mohl, presidente de ventas mayoristas de Entergy. La empresa dijo que buscará otras oportunidades laborales para los 1.000 empleados de Indian Point.
El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, y los ambientalistas se congratularon por la noticia.
La planta, situada a 30 millas de Nueva York, ha sido una preocupación recurrente debido a los problemas de seguridad y los temores de un posible accidente en la envejecida instalación, que podría afectar a unos 20 millones de personas.
"Durante 15 años he estado profundamente preocupado por las continuas violaciones de la seguridad en Indian Point, sobre todo teniendo en cuenta su ubicación, en la región metropolitana más grande y más densamente poblada del país", dijo Cuomo en un comunicado.
Entergy ha defendido la seguridad de la planta, lo cual no ha detenido las críticas feroces durante encuentros públicos en la región.
El año pasado, los ambientalistas criticaron a la compañía por la degradación de cientos de tornillos de acero inoxidable. También aseguran que el sistema de refrigeración perjudica a la vida marina del río Hudson.
El cierre de la planta "es una victoria para la seguridad de nuestras comunidades, una victoria para el río Hudson y para toda la rica variedad de vida que incluye, y una victoria para un futuro limpio y de energía sostenible", dijo Paul Gallay, presidente de Riverkeeper, el principal grupo ambientalista en la región del río Hudson.

Fuente: http://www.prensa.com/mundo/Anuncian-controvertida-nuclear-Nueva-York_0_4663033723.html Imagen:
Vista de la planta nuclear Indian Point, localizada en Buchanan, cerca de Nueva York, el 22 de marzo de 2011
----------------
España: No hay sitio para las viejas nucleares


Juantxo López de Uralde
Público


Hoy hemos conocido a través de una publicación que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ya tiene preparado el informe técnico que dictaminará si ampliar o no la vida útil de la central nuclear de Santa María de Garoña y que se hará público a finales de enero. Se han ido manejando diversas fechas: julio, noviembre y ahora enero. Es posible que esta sea la definitiva, o no. A pesar de la petición de la mayoría absoluta del Parlamento para que el informe sobre Garoña se paralizara, el CSN con el apoyo del gobierno de Rajoy ha seguido adelante, eludiendo el mandato del Congreso.
 
Pero es muy probable que efectivamente pronto se conozca el informe final, ya que la industria nuclear ha apostado muy fuerte para que 2017 sea el año en el que definitivamente se “oficialice” el alargamiento de la vida de las centrales nucleares. Desde hace años llevan preparando el camino para que la vida de las nucleares pueda aumentarse de 40 a 60 años, o incluso más allá.
Incluirá condiciones más o menos estrictas, pero todo el mundo sabe que el informe del CSN será favorable a que Garoña se reabra, ya que hace tiempo que el Consejo de Seguridad Nuclear dejó de ser un organismo regulador independiente, para convertirse en cómplice de la industria nuclear. El PP se encargó de remachar ese clavo con el nombramiento hace un año de Javier Dies Llovera como tercer consejero del PP, de un total de cinco.
Garoña es una central amortizada. Inaugurada en 1971 y, tras funcionar hasta el año 2012, lleva cerrada los últimos cuatro años. En este tiempo nadie la ha echado de menos, lo que demuestra que su sustitución es un hecho consumado. Pero la decisión sobre su futuro es clave, debido a que ofrecerá a la industria eléctrica el argumento que necesita para que pueda alargarse la vida útil del resto de centrales. Por cierto, que también puede sentar un precedente para que la industria reclame indemnizaciones millonarias por lucro cesante en caso de que no se permitiera su puesta en marcha.
Garoña es vieja, obsoleta y por tanto su puesta en marcha puede ser un ejercicio muy peligroso, y muy caro. Es posible que aún con informe favorable del CSN no vuelva a ponerse en marcha. Además, así lo reclama la mayoría del Congreso. Pero la industria no va a dejar escapar la oportunidad de conseguir el ansiado informe favorable al alargamiento de la vida de la central, para allanar el camino a las que vengan después.
Por ello 2017 será un año clave para el futuro de las nucleares en España. Y en definitiva para el futuro energético. Con un mix en el que la nuclear genera el 22% de la energía eléctrica que se produce, no hay espacio para que las renovables aumenten. La cuestión clave es que frente a unas nucleares cada vez más envejecidas y por tanto más peligrosas, la alternativa renovable está disponible y pide paso. Ya no hay sitio para las viejas nucleares.
 
Juantxo López de Uralde es coportavoz de EQUO. @juralde
Fuente: http://blogs.publico.es/malas-hierbas/2017/01/11/no-hay-sitio-para-las-viejas-nucleares/


Paraquat, un pesticida letal que se exporta

Una planta Syngenta en Huddersfield, Inglaterra, que produce un herbicida exportado para su venta. 
(Phil Hatcher-Moore para The New York Times)
 
POR DANNY HAKIM

HUDDERSFIELD, Inglaterra — La fábrica en esta ciudad celebró su centenario hace poco. Produce paraquat, uno de los herbicidas más perdurables del mundo —pero uno que no se puede comprar en Gran Bretaña o el resto de la Unión Europea.
 
Así que será enviado a una parte del planeta que aún permite que sea rociado sobre las malezas. En 2016, Gran Bretaña exportó paraquat a Brasil, Colombia, Ecuador, Guatemala, India, Indonesia, Japón, México, Panamá, Singapur, Sudáfrica, Taiwán, Uruguay y Venezuela, además de Estados Unidos, según la Agencia de Salud y Seguridad de Gran Bretaña.
El paraquat ha sido controvertido durante mucho tiempo debido a su uso en los suicidios, ya que tomar un solo sorbo puede ser letal. Pero ahora los reguladores en EE.UU. lidian con una oleada de investigaciones que lo vinculan con el mal de Parkinson. En una reciente presentación regulatoria, la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) señaló: “hay un gran cuerpo de datos epidemiológicos sobre el uso del dicloruro de paraquat y el mal de Parkinson”.
La agencia estadounidense sopesa si seguirá permitiendo que la sustancia química se use en tierras de cultivo, aunque no se prevé una decisión hasta 2018. Entre tanto, muchos de los países que prohíben el paraquat y otros agentes químicos cuyo uso es controvertido aún permiten su manufactura siempre y cuando se exporte a campos lejanos. La planta en Huddersfield es propiedad de Syngenta, gigante de los pesticidas con sede en Suiza, que permite el paraquat desde 1989. Incluso China, un país que no es conocido por su apego a la regulación ambiental, dijo en 2012 que lo eliminaría gradualmente “para salvaguardar la vida de las personas”. Pero aún permite que se produzca para la exportación.
El paraquat, un herbicida, es fabricado en Gran Bretaña, pero no puede usarse allí o en la UE. Rocían en Malasia. (Zainal Abd Halim/Reuters)
Al tiempo que Europa y China se alejan del paraquat, se está restableciendo en EE.UU. El herbicida más popular del mundo es Roundup de Monsanto; unos 100 millones de kilos de su ingrediente activo se usaron en EE.UU. en 2015, de acuerdo con la EPA. Pero las malezas están desarrollando resistencia a él, y el paraquat fue promocionado como una alternativa.
Aunque la posibilidad de un vínculo con el mal de Parkinson ha sido citada en estudios que se remontan a más de dos décadas, la investigación en los últimos 5 años se intensificó, incluyendo un importante estudio realizado por una dependencia estadounidense, los Institutos Nacionales de Salud, y el metaanálisis de un gran cuerpo de investigación. Los estudios han examinado la exposición de quienes rocían el paraquat así como de quienes viven cerca de donde se usa.
Freya Kamel, científica en una rama de los Institutos Nacionales de Salud, dijo que le parecía que el alcance de la investigación es “de lo más persuasivo posible”. Personalmente, añadió, cree que debería prohibirse el paraquat.
“Nunca comercializaríamos o seguiríamos comercializando un producto químico que genuinamente sintiéramos que representa un riesgo de salud o ambiental”, dijo Philip A. Botham, director de seguridad de productos en Syngenta.
El paraquat es usado en más de 100 cosechas a nivel global, entre ellas naranjas, café y caña de azúcar.
Burkina Faso alguna vez buscó la regulación internacional del herbicida, al citar investigaciones que demuestran su participación en una quinta parte de los casos de envenenamiento accidental por pesticidas de ese país.
El asunto del mal de Parkinson es más complicado. Los síntomas de la enfermedad, como los temblores y el movimiento más lento, derivan de una pérdida de neuronas en parte del cerebro. Aunque las causas no son del todo comprendidas, típicamente son vistas como resultado de una combinación de factores ambientales y genéticos.
Un estudio de 2011 se basó en una encuesta a agricultores y sus cónyuges en Iowa y Carolina del Norte, así como otros que manejaban pesticidas. Las personas estudiadas tenían dos veces y medio más probabilidades de desarrollar el mal de Parkinson si usaban el paraquat o la rotenona, otro pesticida.
Un estudio de 2012 halló que quienes usaban el paraquat y que también tenían cierta variante genética tenían 11 veces más probabilidades de desarrollar el mal de Parkinson.
Vikram Khurana, neurólogo en el Instituto de Células Madre de Harvard y médico clínico en el Hospital Brigham and Women’s quien estudia el mal de Parkinson, dijo que el cuerpo de investigación que establece un vínculo entre el paraquat y la enfermedad ha “convergido para presentar un argumento bastante convincente de que el paraquat realmente representa una exposición ambiental que puede aumentar el riesgo del mal de Parkinson o colaborar con otros factores, entre ellos los factores genéticos”.

Hari Kumar y Cao Li contribuyeron con reportes. - Fuente: The New York Times

Agroecología:“Menos agrotóxicos y más alimentos sanos”

Mariana Mampeay, médica y productora rural, alerta sobre las consecuencias sanitarias que se padecen en Misiones (Argentina) y muestra, desde su chacra, la posibilidad de otro modelo.
 
  Por Darío Aranda*
    

Una gran trampa en la producción agropecuaria es dedicarse a un solo cultivo. Es lo que sucede en buena parte de Misiones, donde muchas chacras hacen solo yerba, o tabaco, o forestal u otro monocultivo. Pero no es el caso de Mariana Mampeay, médica de la localidad de Ruiz de Montoya que desde hace veinte años volvió a las fuentes, a las producciones diversificadas de antaño. Madre de tres hijos de vientre y otros tres también del corazón. Abuela y sostenedora de una granja agroecológica de 45 hectáreas, llamada “El Hormiguero”, que incluye monte nativo, cría de búfalos, hierbas medicinales, alimentos sanos y yerba sin químicos. Confirma que se puede producir sin agrotóxicos, explica los beneficios de la yerba mate agroecológica y advierte sobre las nuevas enfermedades que se reproducen en Misiones.
 
  -¿Qué es “El Hormiguero”?
  -Intentamos hacer una granja agroecológica (sonríe). Son 45 hectáreas y seis las dejamos como no productivas, optamos dejarla como parque, es un humedal donde hay orquídeas en extinción y dejamos esa parte de la granja como reserva. Hay praderas, parte de plantas medicinales que vendemos en laboratorios, huerta con alimentos sanos.
 -¿Cómo funciona económicamente la granja?
  -Tenemos dos sueldos y medio en blanco y varios rubros para entrada de dinero. Búfalos, leche, subproductos de leches (ricota, yogur, queso, dulce de leche), un poco de yerba. También hacemos cursos y dos casas que son albergues de alquiler. También tenemos alimento con productos de la granja, nos evita comprar afuera, y vivimos en esta granja sana, que también es un gran beneficio. Tenemos los huevos en varias canastas. Nos autoabastecemos. Si un año no hay buen precio de leche, remontamos con los cursos o turismo. O al revés.
  -¿Y el albergue?
  -Tiene una doble función. Cuando indígenas vienen a hacer trámite al pueblo caminan quizá 25 kilómetros, con caminatas de hasta cinco horas. Ahí se cumple una función social y alberga a indígenas de manera transitoria. Y también las alquilamos para turistas.
  -¿Cuál es la situación sanitaria de la región?
  -Acá casi no veo infartos ni ACV. O patologías que tengan que ver con hipertensión. Todas estas son patologías de las ciudades o zonas urbanas. Acá hay otro tipo de alimentación, más sana, y la gente camina mucho. Pero lastimosamente sí hay enfermedades infecciosas e intoxicaciones.
  -¿Qué tipo de intoxicaciones?
  -Con agroquímicos. En los últimos años vi muertes por intoxicación y malformaciones que antes no se veían. Problemas de aplasia medular, donde la médula ósea ya no produce glóbulos blancos, rojos ni plaquetas. Ves pacientes con barbijo porque no pueden estar en contacto con bacterias y virus.
  -¿A qué lo atribuye?
  -Hay mucho trabajo con agrotóxicos, tanto en cultivos de yerba como en mandioca. Se usa mucho glifosato. También en aserraderos, donde al pino se le hacen baños químicos para que no lo agarren hongos, muchos clorados, que se depositan en grasas, médula ósea. Estas patologías las estoy viendo en el último tiempo. Es un cambio que se ve en las zonas rurales. Ante esa situación, la agroecología trae soluciones.
  -¿En qué sentido?
  -La agroecología es menos agrotóxicos y más alimentos sanos. Y la idea es producir alimentos sanos pero integrando lo social, a los indígenas, con chicos que hacen capacitaciones y pasantías, con trabajo social.
  -Un discurso contrario dice que los alimentos agroecológicos son más caros.
  -¿Cuánto cuesta un río contaminado? ¿Una aplasia medular? ¿Un trasplante de médula? Los tratamiento son de miles de dólares. Hay que pensar en eso cuando decimos que un alimento es caro y cuando decimos que un alimento con químicos es barato. Un alimento agroecológico es un poco más caro si se lo ve solo, pero no en comparación con el impacto ambiental y en la salud.
  -¿Y la yerba mate?

  -La yerba es uno de los huevos que ponemos en la canasta. Bebida que tomé durante mis estudios y que se comparte con compañeros. Es rica en vitaminas y oligoelementos. Y tiene un contexto social, la compartís con la gente que te ves, es nativa de acá, adelgazante, es buena para la digestión, diurética, es buena tomarla antes de comer, como aperitivo para digerir bien.
  -¿Qué sucede con el uso de químicos en la yerba mate?
  -No hay dudas de que la yerba ecológica es mejor que la convencional. Los residuos de agroquímicos quedan en la yerba. Tomar yerba agroecológica es más saludable. Como la soja, la yerba absorbe mucho si se usa agroquímicos.
  -¿También realizan manejo de suelos?
  -Es recontra importante que el suelo no esté al descubierto. Si la tierra está en contacto directo con el sol las raíces se estresan, no están sanas y las hormigas atacan eso. Lo ideal es en verano cubrirla con poroto y en invierno con avena. Que en el suelo quede mucha sustancia orgánica. Entre los surcos de la yerba se puede sembrar plantas medicinas y mandioca, entre otras posibilidades. Con eso se evita la erosión, no se pierde materia orgánica y las plantas crecen más saludables. Por sobre todo, decimos que siempre vamos aprendiendo, la agroecología es una meta en la que se van dando pasos y aprendemos todos juntos.

*Darío Aranda es periodista especializado en extractivismo (petróleo, minería, agronegocios y forestales). Trabaja en el diario Página/12, la cooperativa de comunicación La Vaca y las radios FM Kalewche (Esquel), la Cooperativa La Brújula (Rosario) y Los Ludditas (FM La Tribu). Escribe sobre pueblos indígenas, organizaciones campesinas y asambleas socioambientales. Además es autor de “Argentina originaria: genocidios, saqueos y resistencias” y “Tierra Arrasada. Petróleo, soja, pasteras y megaminería.” En el marco de la campaña de Agroecología, escribió una serie de artículos vinculados a la temática de la agricultura ecológica. Todos los jueves publicaremos en nuestro blog una nota contando diferentes aspectos y testimonios sobre este tema. No te pierdas este especial sobre el futuro de los alimentos en la Argentina. Leé más sobre este tema: Agricultura ecológica. Caso Misiones: La cuna de la yerba mate. Fuente: http://www.greenpeace.org.ar/blog/agroecologiamenos-agrotoxicos-y-mas-alimentos-sanos/17915/ 
Fotos Martin Katz