lunes, 26 de septiembre de 2016

Sabiduría antigua: reflexiones sobre el hombre y la naturaleza

El hombre y la naturaleza siempre estuvieron interconectados. Las culturas milenarias, como la china, siempre han dado prueba de ello a través de su sabiduría y las lecciones que nos dejaron, aunque con el tiempo al parecer se fueron olvidando.

“He aquí lo que usted puede hacer: suprimir al hombre y salvaguardar el medio ambiente, o suprimir el medio ambiente y salvaguardar al hombre. Puede suprimir juntos al hombre y al medio ambiente, o puede proteger juntos al hombre y al medio ambiente”.
Así resumió de manera muy concisa el maestro budista Ch’an Lin Zi en el siglo IX, los diferentes tipos de relaciones posibles entre el hombre y la naturaleza, que hoy constituyen el centro del debate sobre la ecología y medio ambiente.
Para saber cuál de estas afirmaciones es la más correcta, hay que comprender primero qué es el hombre, qué es la naturaleza y qué los vincula. Tal como expresó un maestro Zen: “esta hoja de papel está hecha totalmente de elementos “no hoja de papel”; del mismo modo, el hombre está hecho totalmente de elementos “no humanos”.
El budismo siempre tuvo por objeto reencontrar la naturaleza profunda de las cosas; por ejemplo, para transmitirle a su discípulo Kasyapa la esencia de su enseñanza, el Maestro Sakya Muni –creador del budismo- tomó una simple flor y se la mostró.

Fuente: Ecoportal.net

El estado de vigilancia en los países libres

Por Noam Chomsky *

En los últimos tiempos, hemos aprendido mucho sobre la naturaleza del poder del Estado y las fuerzas que impulsan sus políticas, además de aprender sobre un asunto estrechamente vinculado: el sutil y diferenciado concepto de la transparencia.

La fuente de la instrucción, por supuesto, es el conjunto de documentos referidos al sistema de vigilancia de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés) dados a conocer por el valeroso luchador por la libertad, el señor Edward J. Snowden, resumidos y analizados de gran forma por su colaborador Glenn Greenwald en su nuevo libro No Place to Hide (Sin lugar donde esconderse).
Los documentos revelan un notable proyecto destinado a exponer a la vigilancia del Estado información vital acerca de toda persona que tenga la mala suerte de caer en las garras del gigante, que viene a ser, en principio, toda persona vinculada con la moderna sociedad digital.
Nada tan ambicioso fue jamás imaginado por los profetas distópicos que describieron escalofriantes sociedades totalitarias que nos esperaban.
No es un detalle menor el hecho que el proyecto sea ejecutado en uno de los países más libres del planeta y en radical violación de la Carta de Derechos de la Constitución de Estados Unidos, que protege a los ciudadanos de persecuciones y capturas sin motivo y garantiza la privacidad de sus individuos, de sus hogares, sus documentos y pertenencias.
Por mucho que los abogados del gobierno lo intenten, no hay forma de reconciliar estos principios con el asalto a la población que revelan los documentos de Snowden.
También vale la pena recordar que la defensa de los derechos fundamentales a la privacidad contribuyó a provocar la revolución de independencia de esta nación. En el siglo XVIII el tirano era el gobierno británico, que se arrogaba el derecho de inmiscuirse en el hogar y en la vida de los colonos de estas tierras. Hoy, es el propio gobierno de los propios ciudadanos estadounidenses el que se arroga este derecho.
Todavía hoy Gran Bretaña mantiene la misma postura que provocó la rebelión de los colonos, aunque a una escala menor, pues el centro del poder se ha desplazado en los asuntos internacionales. Según The Guardian y a partir de documentos suministrados por Snowden, el gobierno británico ha solicitado a la NSA analizar y retener todos los números de faxes y teléfonos celulares, mensajes de correo electrónico y direcciones IP de ciudadanos británicos que capture su red.
Sin duda los ciudadanos británicos (como otros clientes internacionales) deben estar encantados de saber que la NSA recibe o intercepta de manera rutinaria routers, servidores y otros dispositivos computacionales exportados desde Estados Unidos para poder implantar instrumentos de espionaje en sus máquinas, tal como lo informa Greenwald en su libro.
Al tiempo que el gigante satisface su curiosidad, cada cosa que cualquiera de nosotros escribe en un teclado de computadora podría estar siendo enviado en este mismo momento a las cada vez más enormes bases de datos del presidente Obama en Utah.
Por otra parte y valiéndose de otros recursos, el constitucionalista de la Casa Blanca parece decidido a demoler los fundamentos de nuestras libertades civiles, haciendo que el principio básico de presunción de inocencia, que se remonta a la Carta Magna de hace 800 años, ha sido echado al olvido desde hace mucho tiempo.
Pero esa no es la única violación a los principios éticos y legales básicos. Recientemente, el The New York Times informó sobre la angustia de un juez federal que tenía que decidir si permitía o no que alimentaran por la fuerza a un prisionero español en huelga de hambre, el que protestaba de esa forma contra su encarcelamiento. No se expresó angustia alguna sobre el hecho de que ese hombre lleva doce años preso en Guantánamo sin haber sido juzgado jamás, otra de las muchas víctimas del líder del mundo libre, quien reivindica el derecho de mantener prisioneros sin cargos y someterlos a torturas.
Estas revelaciones nos inducen a indagar más a fondo en la política del Estado y en los factores que lo impulsan. La versión habitual que recibimos es que el objetivo primario de dichas políticas es la seguridad y la defensa contra nuestros enemigos.
Esa doctrina nos obliga a formularnos algunas preguntas: ¿la seguridad de quién y la defensa contra qué enemigos? Las respuestas ya han sido remarcadas, de forma dramática, por las revelaciones de Snowden.
Las actuales políticas están pensadas para proteger la autoridad estatal y los poderes nacionales concentrados en unos pocos grupos, defendiéndolos contra un enemigo muy temido: su propia población, que, claro, puede convertirse en un gran peligro si no se controla debidamente.
Desde hace tiempo se sabe que poseer información sobre un enemigo es esencial para controlarlo. Obama tiene una serie de distinguidos predecesores en esta práctica, aunque sus propias contribuciones han llegado a niveles sin precedentes, como hoy sabemos gracias al trabajo de Snowden, Greenwald y algunos otros.
Para defenderse del enemigo interno, el poder del Estado y el poder concentrado de los grandes negocios privados, esas dos entidades deben mantenerse ocultas. Por el contrario, el enemigo debe estar completamente expuesto a la vigilancia de la autoridad del Estado.
Este principio fue lúcidamente explicado años atrás por el intelectual y especialista en políticas, el profesor Samuel P. Huntington, quien nos enseñó que el poder se mantiene fuerte cuando permanece en la sombra; expuesto a la luz, comienza a evaporarse.
El mismo Huntington lo ilustró de una forma explícita. Según él, “es posible que tengamos que vender [intervención directa o alguna otra forma de acción militar] de tal forma que se cree la impresión errónea de que estamos combatiendo a la Unión Soviética. Eso es lo que Estados Unidos ha venido haciendo desde la doctrina Truman, ya desde el principio de la Guerra Fría”.
La percepción de Huntington acerca del poder y de la política de Estado era a la vez precisa y visionaria. Cuando escribió esas palabras, en 1981, el gobierno de Ronald Reagan emprendía su guerra contra el terror, que pronto se convirtió en una guerra terrorista, asesina y brutal, primero en América Central, la que se extendió luego mucho más allá del sur de África, Asia y Medio Oriente.
Desde ese día en adelante, para exportar la violencia y la subversión al extranjero, o aplicar la represión y la violación de garantías individuales dentro de su propio país, el poder del Estado ha buscado crear la impresión errónea de que lo que estamos en realidad combatiendo es el terrorismo, aunque hay otras opciones: capos de la droga, ulemas locos empeñados en tener armas nucleares y otros ogros que, se nos dice una y otra vez, quieren atacarnos y destruirnos.
A lo largo de todo el proceso, el principio básico es el mismo. El poder no se debe exponer a la luz del día. Edward Snowden se ha convertido en el criminal más buscado por no entender esta máxima inviolable.
En pocas palabras, debe haber completa transparencia para la población pero ninguna para los poderes que deben defenderse de ese terrible enemigo interno.

* Traducción de Jorge Majfud. Imagenes: ‪elcomercio.pe‬ - ‪www.aim.org‬

Argentina/Minería: Recién ahora el ministerio de ambiente de nación reconoce que Veladero está en una zona periglaciar restringida para la minería

La mina Veladero, que opera la empresa Barrick Argentina, está en un ambiente periglaciar. Esto siempre fue afirmado por la Asamblea Jáchal No Se Toca y el hidrogeólogo Robert Moran. Ante la grave crisis derivada por la sucesión de derrames de Barrick Gols en su mina Valadero, ahora lo confirmó el Ministerio de Ambiente de la Nación según lo que revela la última actualización del inventario de estos cuerpos de hielo en la provincia de San Juan y que se conocerá oficialmente en las próximas semanas.

La Asamblea "Jáchal no se toca" volvió a insistir con la clausura definitiva de la mina sanjuanina de Veladero tras los derrames de cianuro, ya que aseguró que está emplazada en una zona de glaciares y por lo tanto, viola la normativa ambiental.
 
"La mina debería cerrar por estar en zona de glaciares: la Ley de Glaciares prohíbe la minería en este tipo de zonas. Cuando se difunda el inventario de glaciares de San Juan se comprobará que Veladero no puede funcionar ahí", sostuvo el abogado de los asambleístas, Enrique Viale, tras las nuevas denuncias por el derrame de solución cianurada en el yacimiento que explota la multinacional Barrick Gold.
"El inventario ha identificado una serie de cuerpos de hielo, glaciares de escombro y periglaciares, en el área donde está el emprendimiento de Veladero. El próximo paso es que la provincia de San Juan actualice esta auditoría ambiental", explicó Diego Moreno, el secretario de Política Ambiental, Cambio Climático y Desarrollo Sustentable de la Nación.
Según informó la empresa a LA NACION, la mina de Veladero fue auditada y "no afecta directa ni indirectamente ninguna de las geoformas existentes en los ambientes glaciales y/o periglaciales protegidos bajo la ley". En tanto, en diarios nacionales, la compañía publica hoy una solicitada en la que ratifica, entre otros puntos, que "todos los estudios efectuados [en la zona] arrojaron resultados negativos de presencia de cianuro" luego del incidente.
Lo cierto es que existen informes que ya corroboran la violación de la Ley de Glaciares por parte de la multinacional canadiense, aunque la firma lo niegue. Incluso, la propia compañía determinó este hecho, según un reporte a pedido de la Barrick Gold. Todavía no estaba sancionada la norma que restringe la actividad en estas zonas de protección ambiental.
En el Informe e Impacto Ambiental (IIA) – Etapa de Explotación, sobre Veladero, realizado por la consultora Knight Piésold SA para Barrick Gold y publicado por Infobae, confiesa en la página 47: "En el área del Proyecto y zonas aledañas predominan las geoformas relacionadas con un ambiente actual de tipo Periglacial". Habla también de "permafrost subyacente", admite que "el hielo es el principal agente morfogenético de la región", y remata: "En varios sectores se presentan glaciares de roca". El documento está repleto con datos de este tipo.
Para el ministerio, con la publicación oficial de los datos por parte del Instituto Argentino de Nivología y Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianigla), hay que comparar los mapas y solicitar a la provincia de San Juan que realice una auditoría ambiental para que se determine si afecta estos cuerpos de hielo y roca.
Precisamente, impulsada por los abogados de la Asamblea "Jáchal no se toca" se presentaron ante la justicia federal para denunciar que Barrick viola la ley de glaciares. En ese contexto el juez Sebastián Casanello pidió informes al Ministerio de Ambiente esta semana.
"San Juan ya hizo una auditoría en 2013, pero que ahora con el inventario debería hacerse una nueva para contrastarla. Con su publicación vamos a enviar a todas las jurisdicciones la información y el pedido formal de que se haga cada uno de los contrastes en cada lugar. Para los emprendimientos que existen previos a la ley deben hacerse auditorías de impacto ambiental y quedarán prohibidos aquellos que establece la ley de aquí en adelante", agregó Moreno.
Para Diego Seguí, abogado de la asamblea sanjuanina, "el Inigla permitió que Veladero y Pascua Lama se instalen en la cuenca del río Jáchal".
"Ellos dicen que el tamaño de los glaciares son de más de una hectárea, violan la ley. Elevaron el inventario de glaciares al Ministerio de Ambiente. Por eso, le pedimos a Casanello que allane los dos lugares", indicó el letrado.
Sobre el rol del Inigla, indicó Seguí: "Ellos mismos describen lo que está en la mina Veladero como ambiente periglaciar y después ese dato no está en el inventario". Y destacó: "La empresa oculta información de los derrames, el Ianigla oculta información de glaciares, es todo un sistema. Es curioso que el CEO de la Barrick use el mismo lenguaje que el Inigla para describir los glaciares".
Ayer en tanto, el Ministerio de Ambiente se presentó ante la justicia federal sanjuanina. La acción judicial pone en tela de juicio "la aplicación del protocolo de contingencia y el procedimiento ante el hecho y por su demora en la notificación formal por parte de la empresa". Asimismo, se solicita a las autoridades judiciales la toma de medidas de prevención, en términos de monitoreo y control, para que "no se reinicie la actividad productiva hasta que no estén tomados todos los recaudos".
Además, especifica que previo a retomar los trabajos en la mina, "se disponga la implementación de un sistema de monitoreo continuo de la calidad de aguas fuera del emprendimiento, un sistema de monitoreo vía cámaras, con filmación nocturna y detección de movimiento en todo el valle de lixiviación", como condición indispensable para que la mina vuelva a operar.
Por último, el Ministerio de Ambiente solicita que la Justicia obligue a que "se aplique una auditoría ambiental y de proceso, con inspecciones cada dos meses, y que sus resultados sean informados a la autoridad ambiental de aplicación competente".

Fuente: La Nación - Imagen: ‪noticias-ambientales-argentina.blogspot.com‬.

---------
Argentina/Causa por el nuevo Derrame de Veladero: Ministros en la mira

El derrame en la mina Veladero se sigue extendiendo, ya no sobre las aguas sino sobre la administración sanjuanina y la nacional. Mientras el gobernador Sergio Uñac cambió al responsable de la Policía Minera durante un acto realizado ayer en la casa de gobierno provincial, su ministro de Minería, Alberto Hensell, no descartó que haya más cambios en esa área de gobierno. Paralelamente, los ministros del gobierno nacional de Medio Ambiente y Energía, Sergio Bergman y Juan José Aranguren, quedaron involucrados en la investigación por el derrame de cianuro que lleva adelante el juez Sebastián Casanello.


Por otra parte, la minera Barrick Gold dijo que acatará las disposiciones del gobierno en torno a las mejoras en el área de cianuración de la mina y que se presentará ante la justicia. También aseguró que mantendrá el pago de los sueldos a su personal mientras dure la suspensión impuesta por el juez Pablo Ortija.
Uñac decidió la salida del anterior secretario de Gestión y Control Ambiental Minero, del Ministerio de Minería, Marcelo Ghiglione, y lo reemplazó por Eduardo Machuca, para “restablecer la confianza de la sociedad hacia el sector minero y hacia el desarrollo de la actividad”. En la nueva gestión, Machuca estará acompañado por Eduardo Maidana como secretario técnico, en reemplazo de Juan José Balmaceda.
Los cambios realizados en la administración llegan después de las cuatro causas judiciales que pesan sobre la mina por los derrames –de 2015 y el 8 de septiembre pasado– y las manifestaciones de los asambleístas de Jáchal.
El gobernador que dijo no imaginar a San Juan sin minería, pero tampoco sólo con minería, consideró que el vertido ambiental “debe ser un punto de inflexión que debe desembocar en el fortalecimiento de la actividad”, y agregó que “decimos minería si, con el control del Estado y de la empresa”. En este sentido, remarcó que “el estado debe extremar controles, porque eso es una responsabilidad que no se debe delegar”. “No podemos estar explicando cada tanto por qué se produjo tal o cual evento, siempre entendiendo que en la industria suceden”, dijo, y marcó que “los empresarios deben entender que no podemos suplir la falta de responsabilidad con el exceso de control”.
Machuca, el nuevo responsable de la policía minera, que viene del sector privado, dijo que “nos vamos a modernizar, vamos a computarizar todo, porque hoy todo está en carpetas y las empresas se manejan con programas de control ambiental, entonces yo tengo que poder seguir en vivo y en directo lo que está pasando”.
Adelantó que se harán cambios para mejorar el control de la mina con cámaras de seguridad on line las 24 horas, que se destinará una mayor cantidad de efectivos y de vehículos al control. Y que se exigirá a la operadora Barrick Gold el mantenimiento permanente de todas las instalaciones ya que la firma hace diez años que está en el país.
A nivel nacional, el juez federal Sebastián Casanello busca saber si el gobierno de Mauricio Macri hizo gestiones para que Barrick cumpla con la ley de glaciares.
En esta investigación, será el fiscal federal Ramiro González quien deberá resolver si imputa formalmente a Bergman, a Aranguren y a funcionarios del Instituto Argentino de Nivología y Glaciología y Ciencias Ambientales y del Consejo Federal de Medio Ambiente.
Por esa causa ya están imputados funcionarios de la gestión anterior, como el ex secretario de Minería Jorge Mayoral; el presidente de la Cámara de Minería de San Juan, Santiago Bergé; el secretario ambiental provincial, Domingo Tello, y directivos de Barrick Gold.


Fuente: noalamina.org

El Acuerdo Transpacífico y las luchas sociales en Chile

Lucía Sepúlveda Ruiz y Paula Muñoz Gómez
La Diaria


La Presidenta Michelle Bachelet mantiene el secretismo sobre el Acuerdo Transpacífico (TPP) impulsado por Obama, ya que ni los ciudadanos chilenos ni los parlamentarios saben la fecha exacta en que llegará al Congreso el tratado, ni qué urgencia tendrá su tramitación. El acuerdo, que incluye a Australia, Brunei, Canadá, Chile, México, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam sólo será válido si los países que lo aprueben, suman al menos el 85% del Producto Interno Bruto (PIB) del total de países miembros. C omo Estados Unidos ostenta el 67% del PIB, su rol es decisivo. Pero la aprobación del TPP está siendo puesta en duda precisamente allí, ya que el discurso de campaña de los candidatos a la presidencia ha sido de rechazo.
 
Bachelet acudió al rescate, y en medio del cada vez mayor descrédito de su gobierno, escogió recientemente como auditorio a la Cámara de Comercio Chileno-Norteamericana para revelar que enviará el proyecto “en el segundo semestre”, antes que concluya la actual administración norteamericana.
Su anuncio, conocido pocos días después de que millones de ciudadanos marcharon en todo el país para exigir el fin del sistema previsional chileno impuesto en dictadura, fue el eco que permitió vincular el rechazo al TPP con esas demandas. Las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) obtienen ganancias escandalosas para sus dueños, y entregan pensiones promedio de montos indignos. Entrevistado en CNN Chile, el líder del movimiento social #No Más AFP, Luis Mesina, tras ser recibido por la Presidenta Bachelet pocos días después de la segunda marcha nacional, declaró que le solicitó “la no ratificación del tratado, ya que por una parte los propios candidatos norteamericanos lo rechazan, y por otra, sabemos que las AFPs son de capitales extranjeros, especialmente tres de ellas, Principal, Metlife y Prudential, que son norteamericanas y podrían llevarnos a los tribunales internacionales con el consiguiente daño a la soberanía nacional”.
El dirigente social alude a las disposiciones del tratado que garantizan a los inversores extranjeros una “expectativa razonable de ganancia” (no definida), mediante un sistema de solución de controversias entre estos y el Estado en que han invertido. El mecanismo consiste en investigar (en secreto) y sancionar al Estado por la vía de tribunales arbitrales internacionales, los cuales no cumplen las normas del debido proceso. Sus fallos, inapelables, podrán exigir indemnización y anular las políticas estatales que hayan dado origen al reclamo.
Es primera vez que Mesina expone públicamente el efecto “candado” del TPP sobre las demandas sociales, al operar como un factor de clara inhibición a cambios estructurales, y como una suerte de gobierno de las corporaciones transnacionales que limita el ejercicio de la democracia y del propio parlamento. Patricio Guzmán, asesor de #NoMás AFPs participó en el Encuentro Nacional de la Plataforma Chile Mejor sin TPP realizado el 3 de septiembre en Santiago, donde se acordó unir las luchas a nivel comunal, regional y nacional. El calendario incluye movilizaciones el 16 de octubre y el 4 de noviembre. Para esa fecha de noviembre, #No Más AFP ha convocado a paro nacional. Junto a organizaciones sociales y ambientales como Indignados o Newen Kimun, provenientes de ciudades como Temuco, Los Angeles, Valparaíso, y Curicó, representantes de los trabajadores de la salud, presentes en el Encuentro Nacional a través de FENPRUS y del movimiento Salud para Todos se mostraron plenamente dispuestos a asegurar el éxito de la convocatoria conjunta.
Impactos en salud y otros derechos
En el caso de Chile, a través de diferentes medidas administrativas el TPP extiende de 5 a 8 años el período de vigencia de la protección de información no divulgada de los medicamentos biológicos. Eso implica que habrá una demora de 3 años para poder contar con medicamentos genéricos. El costo de esta medida para el sistema de salud chileno sería de 770 millones de dólares anuales, equivalentes al presupuesto anual de cinco leyes “Ricarte Soto”, nombre popular de una ley aprobada recientemente para asegurar el acceso a medicamentos para el cáncer y otras de altísimo costo. Es decir, también aquí se anula un logro del movimiento social que buscaba asegurar la salud como un derecho de todos y todas.
En materia de propiedad intelectual, el TPP vulnera el derecho a la libertad de expresión al poner en vigor la cláusula de notificación y bajada vigente en Estados Unidos, que en forma automática permite eliminar en forma masiva contenidos sin investigación previa. Esto puede ser utilizado para ejercer censura política por parte de gobiernos. Al mismo tiempo, el tratado obliga a los proveedores a informar e iniciar acciones penales contra quienes rompan las medidas tecnológicas de protección para acceder a materiales con propiedad intelectual, sin importar que eso se haga sin fines de lucro, por interés público, en razón de padecer impedimentos visuales o con fines de investigación y desarrollo. Innovadores, periodistas, activistas podrán ser criminalizados.

A esa privatización del conocimiento se agrega la vulneración del derecho a la alimentación. El Tratado Transpacífico obliga a la ratificación del Convenio UPOV 91 de privatización de la semilla que en Chile requiere reponer la tramitación del proyecto de ley de Derechos de Obtentores Vegetales, popularmente llamada “Ley Monsanto”. Ello afectaría la agricultura familiar campesina y la biodiversidad al imponer en la práctica el monopolio de la semilla “mejorada” y criminalizar el libre intercambio y reproducción de la semilla, un derecho ancestral de campesinos y pueblos indígenas que no han sido consultados según dispone el Convenio 169 firmado por el Estado chileno. Además, el tratado crea un Grupo de Trabajo sobre Biotecnología cuya misión es vigilar las leyes actuales y futuras y que apunta a impedir el etiquetado de alimentos transgénicos y a promover ese tipo de cultivos, que hoy en Chile no están autorizados para el mercado interno. Todo el tratado se rige bajo el principio de que lo central es no poner obstáculos al comercio, por tanto las leyes ambientales, o laborales deben subordinarse a ese predicamento.
territoriales. Nuevos parlamentarios se han pronunciado públicamente en contra del tratado en forma individual, pero aún muchos excusan su indefinición en el hecho de que aun no está en discusión el proyecto.
En las últimas entrevistas que ha sostenido la Plataforma con diputados de oposición y de gobierno, ambos coincidieron en considerar poco probable que el proyecto sea discutido este año, tanto por las iniciativas de ley pendientes de votación que figuran en el gobierno de la Nueva Mayoría (como el de educación y el del aborto) como por las señales de rechazo que llegan desde Estados Unidos. Para la Plataforma, sin embargo, lo central es unir la lucha contra el TPP a las demandas sociales urgentes, como la de #No Más AFP y las luchas estudiantiles. 

Con un parlamento puesto en tela de juicio por acusaciones de corrupción en el financiamiento de la política, la tarea de lograr el voto NO al TPP sólo puede lograrse si a través de la movilización local, los parlamentarios comprenden que está en juego su futuro político si van en contra de la voluntad popular. Y eso deberá quedar en evidencia en las calles y en los territorios, porque Chile está despertando.

Santiago de Chile, septiembre de 2016
*Las autoras son miembros de la Secretaría Ejecutiva de la Plataforma Chile Mejor sin TPP, www.chilemejorsintpp.cl @mejorsintpp
ladiaria.com.uy/articulo/2016/9/el-tpp-y-las-luchas-sociales-en-chile/

Perú: Incendios forestales y la falta de interés del Estado

Por José Carlos Díaz Zanelli

Pese a que el foco de fuego se inició hace dos semanas, el incendio forestal que consume parte de la selva central recién generó alertas este jueves. Falta de apoyo del Gobierno para la detección y atención de incendios forestales deja en estado de vulnerabilidad a los bosques tropicales del país. ¿Habrá inversión de parte de la actual gestión?

Aunque el fuego llevaba encendido dos semanas, recién ayer se encendieron las alarmas. El devastador incendio que aún tiene lugar en la selva central y que podría llegar a implicar hasta 20 mil hectáreas de bosque, ha revelado una de las carencias estructurales del país: un buen sistema de detección y aplacamiento contra incendios forestales.
Los incendios forestales son uno de los más grandes peligros que corren los bosques al interior del país. Lo que viene ocurriendo en la región de Junín esta semana, es solo una consecuencia de la falta de políticas de prevención por parte de dos sectores: Ambiente y Agricultura.
Un ejemplo claro de esta situación es lo que se vive en Cusco, donde a inicios de año el representante del Grupo Técnico Regional frente al Cambio Climático, Edwin Mansilla Ucañani, denunció que en su región debían utilizar imágenes satelitales provenientes del Ministerio del Ambiente de Brasil para poder detectar y atender los más de 600 focos de fuego que al año se presentan en los bosques cusqueños.
Falta de apoyo gubernamental
La falta de políticas públicas e inversión para la detección y aplacamiento de los incendios forestales es una carencia de las últimas gestiones. En ese sentido, la actual gestión podría ir viendo algunas experiencias internacionales.
Una bastante cercana es el caso de Chile, donde el Ministerio de Agricultura dispone de un organismo adscrito que se encarga de atender los incendios en las distintas regiones. Para esta labor dispone de hasta cinco métodos para detectar los focos de fuego, incluyendo el uso de dos satélites.
Otra experiencia internacional que podría servir como referencia es la de España, uno de los países europeos con mayor incidencia en sus bosques.
En este país existe el Sistema Integrado de Gestión de Incendios Forestales que maneja con satélites toda la cartografía forestal española y detecta al día cada foco de fuego que tiene lugar.
Según el proyecto de Presupuesto Fiscal 2017 enviado por el Gobierno al Congreso, se solicita S/. 1.589 millones de soles para el sector y apenas S/. 56 millones para el apartado de prevención y atención de incendios.
Tras lo ocurrido en Junín esta semana, sería un buen gesto de la actual gestión incrementar la inversión en materias como la detección y atención de incendios forestales.
Dato: Según una medición de Foster Brown, investigador del Woods Hole Research Center y de la Universidad Federal de Acre (Brasil), una de las zonas más sensibles es la Reserva Nacional de Tambopata (Madre de Dios) donde en los últimos años ha habido un aumento de los focos de fuego de hasta 30 veces.

Fuente: Servindi https://www.servindi.org -Gráfico: Incremento de los focos de fuego en Perú.


España: Uno de cada 6 peces que la gente consume contiene restos de plásticos en su estómago

El trabajo, publicado por investigadores de los centros oceanográficos de Murcia y Vigo del IEO, se ha llevado a cabo con muestras de peces tomadas en la costa española y Baleares

Investigadores del Instituto Español de Oceanografía (IEO) han publicado dos trabajos en los que analizan la ingestión de microplásticos de especies de peces de las costas españolas del Atlántico y el Mediterráneo.
 
Así, los científicos han estudiado en el primer trabajo un total de 212 peces de fondo de alto interés comercial. Se trata de 72 pintarrojas, 12 merluzas y 128 salmonetes de fango, y encontraron microplásticos en 37 de ellos, casi en uno de cada seis.
El trabajo, publicado por investigadores de los centros oceanográficos de Murcia y Vigo del IEO en la revista Marine Pollution Bulletin, se ha llevado a cabo con muestras de peces tomadas a lo largo de toda la costa peninsular española y Baleares.
La presencia de microplásticos resultó mayor en salmonetes, seguido de las merluzas y las pintarrojas. Por regiones geográficas, la abundancia de plásticos se demostró mayor en peces capturados en el Mediterráneo, observándose una mayor incidencia en los salmonetes capturados cerca de Barcelona, seguidos por pintarrojas del Cantábrico y del Golfo de Cádiz.
El autor del artículo, Juan Bellas, afirma que "no existen evidencias de efectos negativos en la salud humana", aunque considera que sería conveniente estudiarlo.En el segundo estudio, publicado en la revista Environmental Pollution, las investigadoras Salud Deudero y Carmen Alomar, del Centro Oceanográfico de Baleares del IEO, informan sobre la elevada presencia de microplásticos en el tracto gastrointestinal de la boga (Boops boops), un pez semipelagico común en las Islas Baleares y el Mediterráneo.
El estudio muestra que casi el 70% de las bogas tienen fibras de polimeros de plástico menores de 5 mm en sus estómagos. El plástico constituye entre el 42% y el 80% de las presas ingeridas en los peces recogidos en distintas zonas costeras de Mallorca e Ibiza.
En esta línea, los autores del estudio advierten que "los resultados son importantes y proporcionan evidencia adicional de la presencia de estos microplásticos en el medio marino, pudiendo ser ingeridos por la biota y transferidos en las redes tróficas".

Fuente: La Crónica - Imagen: Varias especies comerciales contienen plásticos.(Foto: Europa Press)

sábado, 24 de septiembre de 2016

"El bien común de la humanidad como matriz de la nueva sociedad"

Entrevista a François Houtart, sociólogo y teólogo

Cira Pascual Marquina
PolítiK


Esta conversación con el sociólogo y teólogo de la liberación François Houtart, que apareció por primera vez en el número 17 del mensuario PolítiK, explora los límites de los procesos de cambio en América Latina y el concepto de bien común de la humanidad. 
 
-Cira Pascual Marquina (CPM): En el libro Más allá de la economía, el bien común de la humanidad (2013), planteas que para asegurar la continuidad de la humanidad y de la vida en el planeta hay que construir un nuevo paradigma en el que el bien común esté por encima del bien individual. ¿Podrías explicar el concepto de “bien común de la humanidad”?
-François Houtart (FH): El concepto de bien común de la humanidad tiene varias dimensiones. La primera es la dimensión de lo que se llaman los comunes o en inglés the commons: los bienes que no son individuales sino comunes, por ejemplo la tierra antes del capitalismo y hoy en día los servicios públicos. Hay muchas luchas en el mundo para proteger, recuperar o aumentar la dimensión de los bienes públicos. Ahora tenemos como bienes públicos la educación, la salud, pero también el agua, la comunicación, etc. Este es un primer nivel de lo que podemos llamar el bien común de la humanidad.
Sin embargo hay un segundo nivel, y el segundo nivel es el concepto clásico del bien común: cosas que le pertenecen al conjunto de la sociedad y que no pueden ser propiedad de individuos como, por ejemplo, en una ciudad, los parques o los espacios verdes, etc. Eso es un bien común. Pero hay sectores que no son directamente materiales, que son más bien de tipo jurídico, por ejemplo el código de circulación (si no se organiza, es el caos). En verdad este es un concepto que existe ya desde la filosofía griega, en particular Aristóteles, que reconoce que hay espacios en la vida colectiva que son espacios comunes, de bien común, y esta fue la base sobre la que la iglesia católica construyó su doctrina social.
Pero pienso que debemos ir un poco más allá y por eso he hablado del bien común de la humanidad: un principio de organización de la vida colectiva de la humanidad en el planeta que se base sobre la vida y no sobre la muerte... así este concepto se opone al concepto fundamental del sistema capitalista. Y cuando digo que el nuevo paradigma se basa sobre la vida, esto implica la posibilidad de crear, de conservar, de mejorar la propia vida –la vida en su sentido completo, no solamente la vida física, biológica, sino también la vida cultural, la vida espiritual–. Y no solamente construir en función de la vida de los seres humanos, sino también de otros géneros: los animales, las plantas, etc. Lo que se llama hoy el derecho de la naturaleza.
Este concepto es más amplio que el concepto de los comunes y que el concepto del bien común, pero integra estos dos conceptos. Este concepto que he llamado el bien común de la humanidad, es evidentemente un nombre; no importa el nombre, lo que importa es el contenido. Podemos darle otros nombres, por ejemplo el sumak kawsay que es el buen vivir, el concepto de los indígenas andinos, o podemos llamarlo socialismo del siglo XXI.
-CPM: En el libro que mencioné anteriormente enumeras cuatro elementos clave para aterrizar el concepto del bien común de la humanidad; podríamos decir que estos elementos son una especie de hoja de ruta para organizar la tarea colectiva en cuanto a la definición de la nueva sociedad postcapitalista. ¿Puedes explicárnoslos?
 
-FH: Sí, debemos concretar las cosas porque todo esto puede parecer algo abstracto. Precisamente he tratado de ver, como sociólogo, qué significa esto en la práctica de la vida colectiva humana. Por eso he tomado cuatro realidades fundamentales de toda sociedad, que son, por una parte la relación con la naturaleza, ya que ninguna sociedad puede vivir sin la naturaleza; después la producción material de la vida, porque la vida no es una abstracción y sin producción material no hay vida; la organización social de la vida, que debe ser colectiva en lo social y en lo político; y finalmente la cultura, porque el género humano es el único que puede reflexionar sobre su propia realidad y eventualmente anticipar el futuro, y que es, como dicen los mayas, “la parte consciente de la naturaleza”.
Reflexionando sobre estos cuatro elementos fundamentales de toda sociedad podemos entrar en detalles, especialmente comparando con la situación actual del sistema capitalista. Por ejemplo, en cuanto a las relaciones con la naturaleza: ¿cómo ve el capitalismo la naturaleza? Para el capitalismo la naturaleza es recursos naturales, es decir, una naturaleza que se debe explotar, y explotar en función de los intereses del capital y de la acumulación del capital. Por el contrario, en lo que se refiere a la nueva organización del bien común de la humanidad, la naturaleza debe ser respetada: es la fuente de toda vida, de la vida física, biológica, cultural, espiritual, y en este sentido la naturaleza no es solamente un objeto de explotación.
Esto, si queremos ir más allá en la práctica, tiene muchas consecuencias para la vida cotidiana y también para la organización nacional e internacional. Por ejemplo, si aceptamos que la naturaleza es la fuente de la vida, no podemos aceptar que personas individuales o corporaciones, grandes empresas multinacionales, se apropien de la naturaleza (y en particular las riquezas naturales que son los minerales, las fuentes de energía, etc.) por la simple razón que estas cosas deben entrar en la concepción del bien común. Aquí no digo que no se debe extraer, porque la madre tierra es generosa, sino que se debe hacer respetando los derechos de la naturaleza, la posibilidad de regenerarse y de continuidad de la vida. Este es un ejemplo práctico. También, por ejemplo, no se puede aceptar la mercantilización de bienes básicos para la vida como las semillas o como el agua. Ese es un primer paso.
El segundo es la producción de la base material de la vida. Como he dicho, cada vida tiene su base material y no se puede continuar sin esta base. Ahora la base material de la vida –la economía–, está organizada por la lógica del capital. El capital es el único motor de la economía, con su necesidad inagotable de tener ganancias para poder acumularse. Frente a esto la lógica debe ser absolutamente diferente: no una lógica de acumulación del capital, de valorización única del valor de cambio. Porque hay dos tipos de valores para todo servicio o bien: el valor de uso, es decir lo que es útil para la humanidad, para la naturaleza, para el mundo, y el valor de cambio o lo que permite ganancia. Solamente el valor de cambio, es decir, si una cosa es una mercancía, contribuye a la acumulación del capital. Por eso en el capitalismo todo debe convertirse en mercancía. Esta es la lógica del capital. Debemos salir de esta lógica, con todas las consecuencias en cuanto a la propiedad de los medios de producción, significa, en lo práctico, que no podemos aceptar la dominación del capital financiero, los paraísos fiscales, etc.
Un tercer elemento es la organización social y política, que debe ser democrática, para permitir que todos los seres humanos sean actores y no solamente sujetos de una política decidida desde arriba o por una minoría. No hay nada menos democrático que la economía capitalista que concentra el poder y desconoce lo que se llaman las “externalidades”: los daños ambientales y los daños sociales, que no paga el capital. Se deben promover procesos democráticos en todas las instituciones, desde las políticas y económicas hasta las culturales, sociales, religiosas. Esto también debe extenderse a todas las relaciones sociales, como las relaciones entre hombres y mujeres. Este es el tercer aspecto que tiene muchas aplicaciones en el mundo.
Finalmente, en cuanto a la cultura, hablamos de la interculturalidad. El hecho de no permitir que la cultura occidental, totalmente inmersa en el concepto de modernización, absorbida por la lógica del capital, sea laúnica cultura aceptable en el mundo, y comprender que todas las culturas, los saberes y las espiritualidades pueden contribuir al bien común de la humanidad y a la ética necesaria para esta construcción.
Ahora, todo esto puede parecer una bella utopía pero no lo es. No es una utopía en el sentido de ilusión, porque en el mundo hay millares de grupos que luchan por construir mejores relaciones con la naturaleza, por otro tipo de economía social y solidaria, por los derechos de todos los grupos humanos y finalmente por la interculturalidad. Esto significa que existe ya en la realidad la posibilidad de perseguir valores que no son puramente abstractos, sino que ya son el proyecto concreto de muchos movimientos y organizaciones en el mundo. Por eso pienso que sobre esta base se puede construir una perspectiva nueva.

Fuente: Fragmento de una entrevista publicada en: http://rebelion.org/noticia.php?id=217095 - Imagenes: ‪australito.blogspot.com‬ - ‪www.terra.org‬