Nubes accesorias: las nubes que nos alucinan

Muchas veces escuchamos hablar de cirros, cúmulos y estratos, pero existe otro tipo de nubes muy peculiares que siempre aparecen acompañando a otra. En esta nota describimos las nubes accesorias.

Cindy Fernández

Hace unos días les contamos sobre la biblia de los que miramos el cielo: el Atlas Internacional de Nubes. Ese documento es una recopilación de imágenes y nombres de algunos fenómenos y de todas las nubes que se identificaron hasta el momento. Entre las casi 100 variedades que figuran en este atlas, se encuentran unas nubes muy particulares que se denominan “nubes accesorias”.
Una nube accesoria generalmente es pequeña y depende de un sistema de nubes más grande para su desarrollo y continuidad. Están separadas del cuerpo de la nube principal, o bien, se encuentran parcialmente fusionadas entre ellas. Pero siempre -o casi siempre- acompaña o "decora" a otra nube distinta, de ahí que recibe su nombre de “accesoria”.
Hasta el momento se identificaron 4 tipos:
Nube Pileus
Parece un gorro o capuchón que se forma sobre las cimas de otras nubes. Tiene poca extensión horizontal y lo más común es observarlas sobre cúmulos o cumulonimbus. Se produce por el enfriamiento al ascender del aire que está por encima de la la nube cumuliforme.
Si bien es frecuente que la pileus esté sobre la cima, cuando el desarrollo de la otra nube es muy rápido, el cúmulo puede atravesarla. Suelen durar pocos minutos y muchas veces son indicadores de tiempo severo.
Nube Velum
Tienen un aspecto similar a la pileus, pero su dimensión horizontal es mucho mayor y su forma es la de un velo difuso. Aparecen rodeando la porción media de las nubes Cúmulo o Cumulonimbus.
Generalmente tiene un color más oscuro en comparación con la nube madre y puede persistir hasta después de que el cúmulo se haya disipado.
Nube Pannus
Son fragmentos irregulares de nubes que parecen “desprendidas” de la base de otras nubes, generalmente de Nimbostratus, Altocumulus, Cumulus y Cumulonimbus. A veces constituyen una capa continua situada debajo de otra nube y, otras veces, parece unida a ella.
Cuando son accesorias a los cumulonimbus, se asocian a un frente de ráfagas y puede tener un aspecto muy amenazante. En estos casos, la Pannus se genera cuando la corriente ascendente de aire más cálida (y a menudo más húmeda) de la tormenta eleva el aire cercano a la superficie condensando su humedad. Generalmente están en el límite delantero de la tormenta y pueden desplazarse muy rápido.
Nube Flumen
Son bandas de nubes bajas asociadas a una supercelda, es decir, una tormenta convectiva severa del tipo Cumulonimbus. Se disponen paralelas a los vientos de los niveles bajos y se mueven desde o hacia la supercélula.
Estas nubes accesorias se forman en la entrada de la tormenta de supercélulas y no están unidos a la nube pared. Muchas veces se las confunde con tornados, pero se las puede diferenciar porque las flumen no tienen rotación.

Fuente: Meteored.com.ar - Imagen de portada: Las nubes pileus parecen un sombrero o capuchón que cubre la cima de otras nubes.

Entradas populares de este blog

5 razones para entender y respetar a las babosas

En Ausencia de una Cultura Profunda Andino-Patagónica: La Tragedia del Bosque Nativo

Cómo el Ser Humano destruye el Planeta