Hallaron en Francia las pinturas rupestres más antiguas del mundo

Son dibujos de vulvas, animales y formas geométricas de hace unos 37 mil años.

Un equipo internacional de antropólogos descubrió en el sur de Francia pinturas rupestres que, según consideran, son las muestras más antiguas de arte mural conocidas hasta ahora . Los resultados de la investigación, que demandó cerca de cinco años, se publicaron ayer en la revista estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).
Hasta ahora, las pinturas rupestres de la gruta de Chauvet, situada en el departamento de Ardèche, se consideraban, con sus 32 mil años, las mas antiguas del mundo (ver La cueva de los sueños ).
Las nuevas imágenes, que muestran vulvas, animales y formas geométricas grabadas en un bloque de piedra caliza de 1,5 tonelada, datan de hace unos 37 mil años y, según los científicos, ofrecen una muestra del papel que el arte desempeñaba en las vidas cotidianas de los humanos del período Auriñaciense.
La cultura Auriñaciense sustituyó hace unos 38 mil años a la cultura Musteriense y en otros lugares al Châtelperroniense, en el inicio del Paleolítico superior extendiéndose desde el sureste de Europa (actual Grecia) hacia el nordeste llegando Italia, Francia y el este de España.
Un equipo de más de una docena de arqueólogos y antropólogos de universidades e institutos de Europa y Estados Unidos excavó durante tres lustros en el sitio del descubrimiento , llamado Abri Castanet. “Durante mucho tiempo se reconoció al Abri Castanet y su sitio hermano Abri Blanchard entre los emplazamientos que en Eurasia mostraron los artefactos con símbolos humanos más antiguos”, señala el artículo de PNAS.
Entre los objetos que muestran la presencia humana se encontraron dientes de animales perforados, conchas perforadas, cuentas de marfil y piedra, tallas, marcas y pintoras en superficies de piedra caliza.
“Los primeros humanos auriñacences funcionaban más o menos igual que los del presente” , explicó Randall White, profesor de antropología en la Universidad de Nueva York y uno de los autores del estudio. “Los auriñacenses tenían complejas identidades sociales que se comunicaban mediante la ornamentación personal y practicaban la escultura y las artes gráficas”, agregó.
En 2007 el equipo descubrió un bloque de piedra caliza, con imágenes grabadas, en lo que había sido una caverna ocupada por un grupo de cazadores de renos . Los análisis geológicos posteriores mostraron que el techo de la cueva, ahora colapsado, había estado a unos dos metros por encima del suelo. Mediante el proceso de carbono 14, que determina la antigüedad de los compuestos orgánicos por la radiación, calcularon la edad de las pinturas.
PARÍS. EFE Y DPA 

Entradas populares de este blog

Cómo el Ser Humano destruye el Planeta

El calentamiento global y las montañas

¿Cuánto tiempo nos queda? El informe de la ONU en 60 segundos