Marina de Estados Unidos Implicada en Varamiento Masivo de Ballenas

El varamiento de zifios de Cuvier se produjo hace un mes en Creta (Grecia) mientras naves de la marina de Estados Unidos realizaban ejercicios militares en la zona. Campaña internacional busca regular los crecientes niveles de ruido subacuático que afecta la vida marina.
Grecia,  (CCCNews)-- Un nuevo varamiento masivo de zifios o ballenas picudas de Cuvier ocurrido el pasado 2 de abril alrededor de la isla griega de Creta apunta a la marina de Estados Unidos como uno de los responsables.
El varamiento afectó a cerca de una decena de zifios de Cuvier, una especie de cetáceo reconocida por sus increíbles capacidades de buceo, que puede llegar a sumergirse a tres mil metros de profundidad por cerca de dos horas. Al igual que otras especies oceánicas, los zifios de Cuvier no suelen varar en la costa y menos de manera masiva.
Sin embargo eso fue lo que sucedió en abril pasado. Tres grupos de siete ejemplares en total vararon en tres localidades cercanas una de otra alrededor de la isla de Creta, coincidiendo con la realización de ejercicios militares realizados por la marina norteamericana, israelita y griega.
Esta no es la primera vez que ocurre un varamiento masivo de zifios en Grecia. En 1996 y 1997 decenas de zifios de la misma especie aparecieron varados a lo largo de la costa del Peloponeso; y luego en 2011 un episodio similar sucedió en la costa de Corfu, una de las islas del mar Jónico. Al igual que el varamiento de abril pasado, estos eventos coincidieron con la realización de ejercicios militares navales que utilizan sonares de alta intensidad y baja frecuencia que son letales para la vida marina y en particular para los cetáceos. Tanto el Instituto Smithsoniano de Estados Unidos como la Comisión Ballenera Internacional (CBI) han reconocido que este tipo de varamientos masivos están relacionados con el uso de sonares militares.
Una semana antes del varamiento masivo de abril pasado, naves de la marina de Estados unidos, Israel y Grecia realizaron ejercicios militares en los alrededores de Creta como parte de la Operación Noble Dina, que incluyeron el uso de sonares de alta intensidad.
Crónica de Muertes Anunciadas
Dadas las evidencias que vinculan los varamientos de cetáceos al uso de sonares militares de alta frecuencia y baja intensidad, en 2013 el Acuerdo sobre la Conservación de los Cetáceos en el Mar Negro, Mar Mediterráneo y Zona Atlántica Contigua (ACCOBAMS) presentó un mapa donde el uso de estos sonares debería ser evitado, que incluía el suroeste de Creta, donde se produjo el reciente varamiento de zifios de Cuvier. Sin embargo el gobierno griego se opuso a las recomendaciones y éstas finalmente quedaron sin efecto.
El resultado es la creciente preocupación de la comunidad científica, que registra con impotencia nuevos varamientos que estarían diezmando la población de zifios de Cuvier en la región. Según los investigadores, el numero de animales afectados puede ser mucho mayor a los registrados en la costa, ya que muchos mueren en el océano y no pueden registrados formalmente.
Campaña Océanos Silenciosos
Con el fin de proteger la vida marina de los impactos negativos generados por los crecientes niveles de contaminación acústica la organización suiza Ocean Care está liderando una campaña internacional para los regular los niveles de ruido subacuático. Para participar, visita la página de la campaña Océanos Silenciosos y participa sumando tu firma a esta iniciativa de conservación marina de la cual Centro de Conservación Cetacea forma parte.
Fuente: NRDC, Ocean Care, Centro de Conservación Cetacea
-----------------
Señales electrónicas y de amplitud modulada desorientan las aves
PL


Las señales de dispositivos electrónicos y la radio de amplitud modulada (AM) desorientan las aves migratorias, al interrumpir la actividad de las brújulas internas de los pájaros, indispensables para dirigir su vuelo, señala la revista Nature.
Un estudio publicado en esa revista científica plantea la posibilidad de que las ciudades, repletas de ese ruido electromagnético tiene importantes efectos en los patrones de migración de las aves.
Muchas aves canoras nocturnas dependen del débil campo magnético de la Tierra para orientarse, pero hasta ahora, había pocas evidencias de que la radiación electromagnética creada por los seres humanos afectara al sistema sensorial de esos animales.
El biólogo Henrik Mouritsen y su equipo demostraron en un experimento realizado en la Universidad de Oldenburg, una ciudad alemana de 160 mil habitantes, que las señales de radio AM y de equipos electrónicos interrumpen la brújula interna de los petirrojos europeos (Erithacus rubecula).
Los investigadores pasaron siete años realizando pruebas replicadas de manera independiente por diferentes generaciones de estudiantes, y sus resultados plantean que la actividad humana y la vida en las ciudades podrían estar modificando de alguna forma la migración de las aves y por tanto su supervivencia.

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento