Más malas noticias sobre el cambio climático

A pesar de su importancia en el balance de la energía del planeta, es difícil medir la eficacia de una superficie que emite energía en el infrarrojo lejano. Además, su influencia en el clima del planeta no está bien representada en los modelos climáticos. 

Científicos han identificado un mecanismo que podría llegar a ser un gran contribuyente al calentamiento en la región del Ártico y el derretimiento del hielo marino. La investigación fue dirigida por científicos del Departamento de Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley de la Energía . Estudiaron una región de la onda larga del espectro electromagnético llamada infrarrojo lejano. Es invisible a nuestros ojos pero representa aproximadamente la mitad de la energía emitida por la superficie de la Tierra. Este proceso equilibra la energía solar entrante. A pesar de su importancia en el balance de la energía del planeta, es difícil medir la eficacia de una superficie que emite energía en el infrarrojo lejano. Además, su influencia en el clima del planeta no está bien representada en los modelos climáticos. Los modelos asumen que todas las superficies son completamente eficientes en la emisión de energía en el infrarrojo lejano. Ese no es el caso. Los científicos descubrieron que los océanos abiertos son mucho menos eficientes que el hielo marino cuando se trata de emisores en la región del infrarrojo lejano del espectro. Esto significa que el Océano Ártico atrapa gran parte de la energía de la radiación de infrarrojo lejano, un fenómeno hasta ahora desconocido que probablemente está contribuyendo al calentamiento del clima polar. Su investigación aparece en la revista Proceedings. "La emisividad de la superficie de infrarrojo lejano es un tema inexplorado, pero merece más atención. Nuestra investigación encontró que las superficies no congeladas son emisores pobres en comparación con las superficies congeladas. Y esta discrepancia tiene un impacto mucho mayor en el clima polar de lo que los modelos actuales indican", dice Daniel Feldman, un científico de la División de Ciencias de la Tierra del Laboratorio de Berkeley y autor principal del artículo. "En base a nuestros resultados, se recomienda que se hagan más esfuerzos para medir la emisividad de la superficie de infrarrojo lejano. Estas mediciones ayudarán a los modelos climáticos a simular mejor los efectos de este fenómeno en el clima de la Tierra mejor", dice Feldman. ep 

--------------------
El grosor de la capa de hielo influye en el clima global 

Un equipo de científicos de la Escuela de Ciencias Geográficas de la Universidad de Bristol, en Reino Unido, utilizó modelos informáticos para simular un evento Heinrich (episodios que sucedieron durante la última glaciación con desprendimientos de icebergs de los glaciares atravesando el Atlántico Norte) en la bahía de Hudson, Canadá. 

 Un estudio cuyos resultados se publican en 'Proceedings of the National Academy of Sciences' revela que los cambios en la altura de las capas de hielo podrían influir en el clima mundial. Un equipo de científicos de la Escuela de Ciencias Geográficas de la , en Reino Unido, utilizó modelos informáticos para simular un evento Heinrich (episodios que sucedieron durante la última glaciación con desprendimientos de icebergs de los glaciares atravesando el Atlántico Norte) en la bahía de Hudson, Canadá. Los autores de esta investigación ajustaron los modelos para tener en cuenta la afluencia de agua dulce solamente, el cambio de altura de la capa de hielo solo o ambos factores juntos. El líder del trabajo, el doctor William Roberts, de Bristol, explica: "Hay un montón de pruebas que sugieren que el cambio de la altura de las capas de hielo podría alterar la circulación atmosférica o incluso la circulación oceánica, pero se ha pasado por alto el papel que esta fuerza podría jugar durante los eventos Heinrich en general". Un estudio cuyos resultados se publican en 'Proceedings of the National Academy of Sciences' revela que los cambios en la altura de las capas de hielo podrían influir en el clima mundial. Un equipo de científicos de la Escuela de Ciencias Geográficas de la , en Reino Unido, utilizó modelos informáticos para simular un evento Heinrich (episodios que sucedieron durante la última glaciación con desprendimientos de icebergs de los glaciares atravesando el Atlántico Norte) en la bahía de Hudson, Canadá. Los autores de esta investigación ajustaron los modelos para tener en cuenta la afluencia de agua dulce solamente, el cambio de altura de la capa de hielo solo o ambos factores juntos. El líder del trabajo, el doctor William Roberts, de Bristol, explica: "Hay un montón de pruebas que sugieren que el cambio de la altura de las capas de hielo podría alterar la circulación atmosférica o incluso la circulación oceánica, pero se ha pasado por alto el papel que esta fuerza podría jugar durante los eventos Heinrich en general". ep Fuente: http://www.ecoticias.com/

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques