Argentina-Chubut. Pelea por una orca: buscan liberarla, pero el acuario donde vive no la suelta


Por Carlos Guajardo
Se llama Kshamenk y desde hace 20 años habita una pileta.

La orca Kshamenk lleva 20 años de cautiverio en un acuario de San Clemente del Tuyú. Y ahora el gobierno de Chubut reclamará su custodia para devolverla a su hábitat natural, en Península Valdés. La iniciativa es del guardafauna Roberto Bubas, un experto en orcas que elevó un proyecto al gobierno chubutense para que comience las gestiones ante el gobierno nacional. Según Bubas, “la orca pertenece al pueblo argentino, a la Nación. Y no a un acuario privado”.
Bubas le dijo a Clarín que Kshamenk “es el único ejemplar de orca cautivo en Sudamérica” y como ha sobrevivido 20 años “tenemos muchas posibilidades de recuperarla y otorgarle una larga sobrevida en el mar”. Ahora, todo depende de las gestiones del gobierno, cuyos funcionarios se mostraron de acuerdo en iniciarlas para la liberación.
De todas maneras, nada será fácil para el animal.
Si se logra su liberación, deberá cumplir con un período de recuperación y adaptación de al menos dos años en Punta Norte, un lugar donde las orcas llegan cada año en el mes de abril para alimentarse cazando crías de lobos marinos mediante una técnica única en el mundo: el varamiento intencional.
La historia de Kshamenk no es demasiado clara. La versión del acuario Mundo Marino es que fue rescatada de un varamiento. Pero para los estudiosos de estos animales, fue capturada junto a tres orcas mientras deambulaban por una playa de la provincia de Buenos Aires. Desde 1992 se escribió una larga historia: de las cuatro capturas, un macho habría sido liberado, un segundo animal murió en el traslado y un tercero habría muerto el mismo día que fue llevado al acuario al chocar su cabeza contra las paredes del estanque. Kshamenk, que es macho, compartió durante largo tiempo su cautiverio con una hembra llamada Belén. Pero debido al estrés que les provoca el encierro no tuvieron crías. Belén murió en febrero de 2000 por causas que no fueron confirmadas. La necropsia habría determinado que estaba preñada de 4 meses.
Bubas estudió durante más de 20 años el comportamiento de orcas. Ayer le dijo a Clarín que en estado salvaje “una orca vive 55 años, pero el promedio de vida es de 11 años si están en cautiverio. Cuando fue capturada, Kshamenk tenía 5 años y pasó los últimos 20 encerrada. Por lo tanto todavía podrían quedarle unos cuantos años de vida en libertad si logramos recuperarla”.
Ahora, el gobierno provincial comenzará las gestiones para liberarla a partir del proyecto presentado por Bubas para después iniciar el período de rehabilitación. El acuario Mundo Marino respondió vía e-mail que el tema fue tratado durante varios años por autoridades nacionales y provinciales desde 2001 y que “es un caso resuelto y cerrado”. Por lo que no estarían dispuestos a liberarla. Adjuntaron un informe de expertos en donde se señala que el animal está bien y justifican su permanencia en el acuario. “Mundo Marino siempre ha tomado y tomará las decisiones que sean más seguras para la salud de los animales que se encuentran bajo su cuidado”, escribieron.
Imagenes: visitingargentina.info - keiko.com

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia