Argentina-Formosa: quieren instalar un reactor nuclear que de tener un accidente afectaría 5 provincias argentinas


La Fundación para la Defensa del Ambiente (Funam) aseguró que la Comisión Nacional de Energía Atómica de Argentina seleccionó cinco sitios en la provincia de Formosa para instalar un reactor nuclear que afectaría directamente al río Paraguay.
Según la organización los cinco lugares seleccionados son Colonia Bouvier, Monte Lindo, La Emilia y Riacho Pilagá, escalonados al norte de la ciudad de Formosa, y Riacho Tohué al sur de la capital provincial. Todos se ubican junto al río Paraguay.
El presidente de la Funam, Raúl Montenegro, realizó el anuncio en la sede de la Asociación de Médicos de la República Argentina (AMRA), en Formosa, según un comunicado divulgado a la prensa. El titular sostuvo que las localidades de los reactores fueron mantenidas en secreto por el gobierno de Formosa y la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) para evitar protestas ciudadanas y la reacción del gobierno de Paraguay.
Montenegro indicó que si el reactor denominado CAREM 150 se instalara en uno de esos sitios y sufriera el peor accidente posible podría contaminar un radio de 500 kilómetros alrededor del reactor. Esto afectaría la provisión de agua en las ciudades costeras del río Paraguay y Paraná a lo largo de 1.200 kilómetros, según datos de la organización.
Afirmó también que los cinco lugares seleccionados están detallados “en documentos oficiales que ambos (el gobierno de Formosa y CNEA) mantuvieron deliberadamente en secreto desde el año 2011”.
LOS CINCO SITIOS, SEGÚN FUNAM
Una de las regiones se ubica cerca de Colonia Bouvier, al noreste de la provincia de Formosa, unos 30 kilómetros al sur de la ciudad de Clorinda (Departamento Pilcomayo). La población en este lugar supera las 75.000 personas. El lugar seleccionado está a corta distancia de la ciudad de Asunción, capital del Paraguay, ubicada al otro lado del río Paraguay.
La segunda región supuestamente seleccionada está ubicada en el área de descarga del Riacho Monte Lindo, en el centro-este de la provincia formoseña, a 44 kilómetros de la ciudad de Formosa. Está cercana a la Reserva Natural Ictícola de Puerto Dalmacia.
La tercera región se sitúa en la localidad de La Emilia, 39 kilómetros al norte de la ciudad de Formosa. La cuarta región se encuentra próxima al área de descarga del Riacho Pilagá, 24 kilómetros al norte de la ciudad de Formosa. En esta región discurren además los riachos Guaycolec y Timbó Poré. El Centro Biológico Pilagá Zoo se ubica 10 kilómetros al este del lugar.
La quinta región está localizada en cercanías del Riacho Tohué, al sudeste de la provincia, 22 kilómetros al sur de la ciudad de Formosa. Dista apenas 3 kilómetros de la Reserva de la Biosfera de Laguna Oca. Si el reactor se ubicara en esta zona quedaría casi enfrentado a Pilar, capital del Departamento Ñeembucú en Paraguay, en la ribera oriental del río Paraguay.
“Intentan presentar al reactor nuclear CAREM como muy seguro, pero omiten indicar que puede sufrir, como cualquier otra central, un accidente o evento nivel 7 en la escala del INES, esto es, el peor posible. Fukushima Dai-Ichi y Chernobyl son ejemplos de accidente nivel 7”, sostuvo Raúl Montenegro.
SOBRE EL PROYECTO
Según la página Web oficial de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), el primer prototipo CAREM con capacidad de 25 megavatios será emplazado en la localidad de Lima, Provincia de Buenos Aires, donde ya se encuentran en avance las obras de infraestructura del predio, incluido el edificio que contendrá el reactor.
El 13 de mayo del 2010, la comisión firmó un convenio con el gobierno de Formosa para impulsar la construcción de un reactor nuclear Carem, con una capacidad de 150 megavatios. Oficialmente no se anunciaron las localidades donde estará ubicado el reactor.
Características del CAREM, un reactor que también puede sufrir el peor evento posible
El Dr. Raúl Montenegro indicó que la CNEA y los funcionarios públicos "intentan presentar al reactor nuclear CAREM como muy seguro, pero omiten indicar que puede sufrir, como cualquier otra central, un accidente o evento nivel 7 en la escala del INES, esto es, el peor posible. Fukushima Dai-Ichi y Chernobyl son ejemplos de accidente nivel 7".
"El CAREM tiene una vasija de alta presión con 11 metros de alto y 3,4 metros de ancho. La peligrosidad de lo que sucede en su interior puede calcularse a partir del espesor de su pared: 13 a 20 centímetros . Dentro de la vasija se almacenan 61 elementos combustibles, cada uno con 100 barras de uranio con bajo enriquecimiento ( 1,8 a 3,1% de uranio 235). Al producirse la fisión nuclear, esas barras dejan de ser solamente uranio para convertirse en muchos radioisótopos "creados" por el reactor, entre ellos los peligrosos estroncio 90, cesio 137 y yodo 131. Mientras el combustible nuclear virgen es de baja actividad, el combustible en proceso de fisión es altamente radiactivo. Este combustible se cambia cada año y medio, y las barras de combustible agotado –residuos radiactivos de alta actividad peligrosos por más de 200.000 años- se transfieren a piletones ubicados dentro de la misma planta. Este depósito no tiene la misma protección que el corazón del reactor. Es por lo tanto altamente vulnerable.  
El reactor tiene tres circuitos de agua, uno primario (limitado a la vasija de presión), uno secundario que conduce vapor de agua a la turbina de generación eléctrica (parte del circuito dentro de la vasija y parte afuera) y uno terciario que conduce agua de río para refrigerar el vapor del secundario. El terciario está enteramente situado fuera de la vasija. Uno de los supuestos de seguridad del CAREM se basa en barras de control que pueden ser desprendidas y caer por gravedad en caso de emergencia".
Lo que no se dice
Montenegro recalcó que "el CAREM es experimental. No hay ningún CAREM construido ni en funcionamiento. Actualmente se está construyendo ilegalmente un CAREM de 25 megavatios en Lima, provincia de Buenos Aires. Violando la normativa vigente, la construcción de su obra civil empezó sin que el Estudio de Impacto Ambiental estuviera terminado, y sin audiencia pública. La ley parece regir para los ciudadanos, no para los gobiernos".
"En cuanto al proyectado CAREM formoseño de 150 megavatios, es otro experimento pero 6 veces más peligroso por su tamaño y mayor contenido potencial de materiales altamente radiactivos. Está además convenientemente alejado de la ciudad de Buenos Aires, donde se está creando en Lima una inédita y peligrosa concentración de reactores nucleares: uno antiguo y fallado (Atucha I), un segundo que mezcla antigüedad con piezas nuevas (Atucha II) y un tercero en construcción, nunca probado (el CAREM 25)", agregó.
"Las supuestas seguridades que pretende atribuirle CNEA al CAREM no son tales. En caso de fallas, el material radiactivo de alta actividad de la vasija puede llegar desde el circuito primario al secundario y desde éste al terciario, y descargarse al ambiente (el río Paraguay). Accidentes internos por fallas de estructura pueden deformar y hasta inhabilitar el sistema automático de descarga de barras de control".
"Tampoco se dice que el combustible agotado altamente radiactivo que se iría acumulando en los piletones del CAREM formoseño aumenta el riesgo total del reactor. Todo material altamente radiactivo que se produzca en Formosa, quedará y se acumulará en Formosa. Cada nuevo año de funcionamiento agregaría más material contaminado y más peligrosidad. Recordemos que en Fukushima los problemas derivaron no solo de fallas en el corazón de los reactores japoneses, sino también del descontrol en los depósitos de combustible agotado".
"Evidentemente, hay situaciones que nunca fueron evaluadas por el gobierno de Formosa (o si lo hicieron quedó en secreto, como las posibles localizaciones). Si un avión comercial de gran porte se estrellara contra el edificio del reactor, se podría liberar al ambiente parte o la totalidad del  combustible nuclear agotado que se almacena allí. Ya sea producto de un accidente o de un acto terrorista con avión, ello generaría un desastre regional, un Fukushima latinoamericano".
Fuente: FUNAM INFORMA - Imagenes: Maqueta de un reactor instalado en Lima Perú. Unidades similares quieren montar en Formosa. / cnea.gov.ar
Encargada de prensa:
Lic. Nayla Azzinnari
Teléfono celular: 011-155 460 9860
E-mail: nay_azz@hotmail.com            

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques