¿Carbón limpio y barato?, NO!

En la segunda semana de la Cumbre sobre Cambio Climático, Ecologistas en Acción lamenta los retrocesos debidos, entre otras, a la presencia masiva –como nunca antes- de las industrias y corporaciones más contaminantes en las negociaciones.
Ecologistas en Acción propone eliminar el carbón del mix eléctrico sumándose así a las protestas de organizaciones de varios países contra la Cumbre de la Asociación Internacional del Carbón que se celebra en Varsovia con ocasión de la Cumbre de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP19).
En la segunda semana de la Cumbre sobre Cambio Climático, Ecologistas en Acción lamenta los retrocesos debidos, entre otras, a la presencia masiva –como nunca antes- de las industrias y corporaciones más contaminantes en las negociaciones. El lobby de los combustibles fósiles, como empresas energéticas que se basan primeramente en la explotación de petróleo, gas y carbón y numerosas asociaciones empresariales de lobby están fuertemente involucradas. Gigantes del sector como Alstom, PGE y LOTOS son socios oficiales de la COP19 mientras países como Canadá, Japón y Australia recortan sus objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y anuncian nuevas inversiones en minería de carbón y extracción de petróleo.
La Asociación Mundial del Carbón (WCA por sus siglas en inglés) celebra hasta hoy una Cumbre Internacional del Carbón y del Clima en el marco de la COP19 bajo el lema “Tecnologías, oportunidades e innovaciones del carbón limpio”. Las industrias vinculadas al carbón y el Gobierno de Polonia, anfitrión del evento y conocido por su posición pro-carbón y escéptico con el cambio climático, pretenden legitimar su apuesta por la energía más nociva con una campaña de “lavado verde”. Por medio del “Comunicado de Varsovia” llaman a incrementar el uso de tecnologías altamente contaminantes, pero llamados irónicamente “tecnologías de combustión de carbón altamente eficientes y de bajas emisiones”.
La presión de la Asociación Mundial del Carbón en la COP19 tiene como objetivo de conseguir el “reconocimiento del rol fundamental que el carbón tiene para conseguir el futuro energético bajo en emisiones”. Con ello busca incrementar los subsidios públicos en tecnologías extremadamente costosos e inseguras tales como la Captura y Almacenamiento de Carbono o la gasificación bajo tierra las que -según la industria- mudarán el carbón en “energía verde”.
En realidad sólo persiguen aplazar políticas ambientales y de salud pública que protejan la población y frenen el cambio climático, sentencia Ecologistas en Acción. Ante los recientes impactos del tifón en Filipinas y los retrocesos en los compromisos vinculantes en materia climática s resulta insultante que se promueva en la COP19 el carbón como fuente de energía “limpia”, opina la confederación ecologista.
“El uso del carbón ni es limpio ni barato porque causa graves daños a la salud que son luego sufragados por los sistemas públicas de salud y las personas afectadas”.
Las centrales eléctricas de carbón están entre las peores fuentes de contaminantes tóxicos del aire en todo el mundo. Estas emisiones causan enfermedades tales como bronquitis, enfisema, cáncer de pulmón, arteriosclerosis, infarto de miocardio y accidentes cerebrovascular.
El uso del carbón no sólo compromete seriamente nuestra salud, pero miles de personas pierden sus hogares para las minas de carbón cada año, causando en las regiones afectadas altas tasas de desempleo, contaminación y problemas sociales y económicas que suman a gran parte de la población en la pobreza.
Ecologistas en Acción exige de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático (UNFCCC) excluir cualquier representante de la industria del carbón al torpedear cualquier avance político frente al cambio climático porque el carbón es la fuente de electricidad que más gases responsables del calentamiento global emite. Y además está causando graves daños a la salud de las personas. Según la convención de la Organización Mundial de Salud sobre el control del tabaco (Art. 5.3 FCTC) está prohibido la influencia de la industria del tabaco en las políticas públicas de salud. Lo mismo se debería aplicar en la UNFCCC.
“Si queremos mitigar los efectos del cambio climático tenemos que reducir significativamente el consumo energético, cerrar las centrales térmicas y las minas de carbón y mantener los combustibles fósiles bajo tierra y pasar a las energías renovables con propiedad democrática y pública de las comunidades locales donde se produce la energía”, argumentan.
Como medida urgente se debería adoptar políticas para acabar con las subvenciones al carbón –en el caso español 636 millones de euros sólo en el año 2011- y su eliminación gradual del mix eléctrico hasta –más tardar- el 2020.
Además, Ecologistas en Acción aboga por una política que exija responsabilidades a los bancos y les prohíba seguir invirtiendo en la expansión mundial de la industria del carbón. Entre 2005 y 2013 unos 89 bancos comerciales invirtieron unos 118 mil millones de euros en la extracción del carbón, esto es un incremento del 397% desde la entrada en vigor del Protocolo de Kioto, según el estudio publicado con ocasión de la COP19 por las redes internacionales BankTrack y CEE Bankwatch y las organizaciones urgewald (Alemania) y Green Network (Polonia). El 71% de este capital proveen 20 bancos, entre ellos los bancos europeos más grandes.
Es por eso que Ecologistas en Acción se suma al llamado de “Cough4Coal” invitando a la acción de protesta para extinguir el uso del carbón, mejorar nuestra salud y el clima.

http://www.ecologistasenaccion.org/


Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Ecofeminismo: “El patriarcado destruirá el planeta si no lo frenamos”