Canadá: Alertan de nuevo gas de efecto invernadero

Un nuevo gas con efecto invernadero altamente resistente fue detectado en la atmósfera por científicos de la universidad de Toronto.

El perfluorotributylamine (PFTBA) es un gas artificial utilizado, entre otros dominios, en la fabricación de equipos eléctricos y electrónicos, que según los análisis de los investigadores canadienses es, de todos los gases presentes en la atmósfera, el que tiene mayores efectos radiactivos.
El PFTBA no ha sido hasta ahora incluido en la familia de gases con efecto invernadero persistente, pero en un período de cien años tiene un impacto sobre el calentamiento climático mucho más fuerte que el del dióxido de carbono (CO2), uno de los gases de esa familia. Una sola molécula de PFTBA en la atmósfera tiene el mismo efecto que 7.100 moléculas de CO2, destaca Cora Young, una química de la universidad de Toronto.
Además, este gas tiene una muy prolongada vida en la baja atmósfera antes de disiparse en las capas más elevadas, y no se conoce ningún agente capaz de eliminarlo, afirman los cinco científicos autores del estudio. Publicada en la Geophysical Research Letters, esta investigación sostiene que el PFTBA se inscribiría en una nueva clase de gases con efecto invernadero persistente. Los autores alientan la realización de un análisis más profundo para determinar sus efectos reales sobre el clima.
EFE
----------------------------
Revelan datos sobre consecuencias de la contaminación en Europa

PL

Europeos que se exponen de forma prolongada a la contaminación ocasionada por la industria o el tráfico desarrollan un riesgo de muerte prematura más alto de lo normal, publicó The Lancet. Lo anterior ocurre, incluso, en lugares donde la contaminación es mucho más baja que el límite establecido para la Unión Europea (UE), afirmó la publicación.
La revista de la Asociación Médica británica sostuvo que son las partículas de hollín y polvo de solo 2,5 micrómetros las que se alojan en los pulmones, causando en Europa occidental una mayor probabilidad de sufrir decesos prematuros.
Los expertos llegaron a esta conclusión tras evaluar la salud de 367 mil individuos que vivieron en 13 países de la región durante 14 años.
Según la Organización Mundial de la Salud, la contaminación atmosférica constituye un riesgo medioambiental para la salud y se estima que causa alrededor de dos millones de muertes al año en todo el mundo.
De acuerdo con datos ofrecidos por esa entidad, este tipo de contaminación en interiores causa aproximadamente dos millones de muertes precoces, la mayoría en los países en desarrollo.



Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques