Alerta, amenaza a la diversidad biológica


Con el término biodiversidad se hace referencia a la amplia variedad de seres vivos que habitan la Tierra y los patrones naturales que la conforman, incluyendo igualmente los distintos ecosistemas y las diferencias genéticas dentro de cada especie, que en todo caso permiten la combinación de múltiples formas de vida, garantizando la supervivencia del planeta. 

El, 22 de mayo, se conmemora el Día Internacional de la Diversidad Biológica, que este año se difunde bajo el lema “Biodiversidad para el Desarrollo Sostenible” con la pretensión de poner de relieve la importancia que ésta tiene en la Agenda de Desarrollo de las Naciones Unidas para el período 2015-2030, toda vez que se reconoce como el más importante patrimonio humano. ¿QUÉ ES? Con el término biodiversidad se hace referencia a la amplia variedad de seres vivos que habitan la Tierra y los patrones naturales que la conforman, incluyendo igualmente los distintos ecosistemas y las diferencias genéticas dentro de cada especie, que en todo caso permiten la combinación de múltiples formas de vida, garantizando la supervivencia del planeta. Perder biodiversidad significa perder bienestar y calidad de vida, de ahí que en una jornada como la que nos ocupa se intente sensibilizar a la población sobre la importancia que tiene la preservación de las especies, concienciándola sobre cómo la actividad humana afecta a los medios naturales y apelando a la responsabilidad individual y colectiva para salvaguardar los ecosistemas y garantizar su sostenibilidad en el tiempo. Pero la pérdida de biodiversidad avanza a un ritmo nunca visto: mil veces superior a los registros históricos, encontrándose la mayor amenaza en la destrucción de los ecosistemas (bosques, humedales, arrecifes de coral, lagos, manglares costeros) por causas que tienen su origen en acciones humanas, incluyendo el cambio climático. LOS DATOS Según el PNUMA, casi 48.000 especies están amenazadas y 17.000 de ellas se encuentran en peligro de extinción. El riesgo afecta al 21 por ciento de los mamíferos, al 30 por ciento de los anfibios, al 12 por ciento de las aves, al 28 por ciento de los reptiles, al 37 por ciento de los peces de agua dulce, al 70 por ciento de las plantas y al 35 por ciento de los invertebrados. Los bosques tropicales, templados y boreales son el hogar de la gran mayoría de las especies terrestres del mundo, pero el hombre se ha convertido en una amenaza potencial para la integridad de los mismos: - Un 80 por ciento de las personas que habitan en países en desarrollo confían en las medicinas tradicionales que tienen su origen en plantas que se encuentran principalmente en los bosques tropicales. - Dos tercios de todas las ciudades principales en países en desarrollo dependen de los bosques que las rodean para el suministro de agua potable. - En los últimos 8.000 años, el 45 por ciento de los bosques originales de la Tierra han desaparecido y la mayor parte se aclararon durante el siglo pasado. - Aproximadamente 14 millones de hectáreas de bosques del mundo (el tamaño de Grecia) se pierden cada año debido a la deforestación. - Se cree que desaparecen hasta 100 especies de animales y plantas por día. - Las emisiones resultantes de la deforestación pueden contribuir a un 20 por ciento de las emisiones globales anuales de gases de invernadero. - Más de las tres cuartas partes del agua potable mundial proviene de los cursos de agua forestales. - Más de seis millones de hectáreas de bosques tropicales primarios, que son especialmente ricos en diversidad biológica, se pierden cada año. Fuente original: http://www.sogama.es/

--------------------------

22 de mayo, Día Internacional de la Diversidad Biológica, con la destrucción de los bosques primarios y de los océanos 

En el Día Internacional de la Biodiversidad, que se conmemora en todo el mundo el 22 de mayo, Greenpeace denuncia que continúa la alarmante pérdida de diversidad biológica en los ecosistemas terrestres y marinos debido a la sobreexplotación de estos ecosistemas, frecuentemente a través de actividades ilícitas, y pide su protección. 

Solo queda una quinta parte de bosque original primario y cada año se deforestan 13 millones de hectáreas en todo el mundo. El 90% de los océanos están plenamente explotados o sobreexplotados. Especies como el gorila, el orangután, el tigre de sumatra, la vaquita marina, el atún rojo o la ballena gris, en peligro de extinción por la caza y la destrucción de su hábitat. En el Día Internacional de la Biodiversidad, que se conmemora en todo el mundo mañana 22 de mayo, Greenpeace denuncia que continúa la alarmante pérdida de diversidad biológica en los ecosistemas terrestres y marinos debido a la sobreexplotación de estos ecosistemas, frecuentemente a través de actividades ilícitas, y pide su protección. "La diversidad biológica nos brinda muchos servicios a la humanidad, desde medicinas a alimento, pasando por materiales para la construcción, calentarnos o fabricar objetos como lo instrumentos musicales"ha declarado Miguel Ángel Soto, responsable de la Campaña de Bosques de Greenpeace. "Por eso el Día de la Diversidad Biológica debe ser un día para caer en la cuenta que destruir este tesoro es destruirnos a nosotros mismos". Los bosques del planeta siguen desapareciendo. Según la Organización Mundial para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en el decenio 2000-2010 se deforestaron anualmente 13 millones de hectáreas en todo el mundo. Las mayores tasas de deforestación están teniendo lugar en las zonas tropicales de América del Sur, el centro del África occidental, y en el sur y el sudeste asiático. Pero también los bosques vírgenes en zonas templadas y boreales, en países como Rusia o Canadá, esté sufriendo los efectos de la tala industrial para alimentar el mercado mundial de productos forestales. Las mayores amenazas para los bosques son la degradación forestal, la deforestación y el cambio climático. La explotación forestal, frecuentemente ilegal en muchos países tropicales, es la antesala de la expansión de la frontera agrícola (para cultivo de soja, palma de aceite, plantaciones para pasta de papel, ganadería, etc.). "Aunque en España la superficie forestal haya aumentado en el último siglo, debemos ser conscientes de que nuestros hábitos de consumo están vinculados con la deforestación planetaria", ha señalado Soto. Una de las mayores preocupaciones de Greenpeace son los bosques primarios o vírgenes, aquellos que no han sufrido todavía el impacto de la actividad humana industrial.. Hace ocho mil años cubrían casi la mitad de la superficie terrestre, pero hoy solo queda una quinta parte del bosque original intacto. Los bosques primarios proporcionan servicios ecosistémicos vitales, como la regulación del ciclo hidrológico y los ciclos de nutrientes. En estos bosques originarios viven 150 millones de personas y el 65% de la biodiversidad terrestre y alberga las últimas regiones de naturaleza salvaje que aún no se han visto afectadas por el hombre. Especies como el gorila, el orangután o el tigre de sumatra están amenazadas por la destrucción de su hábitat. La Amazonia, el bosque primario más extenso del planeta, ha perdido en las últimas cuatro décadas solo en Brasil un 20% de su superficie (un área más grande que toda Francia). Pero no solo la biodiversidad terrestre está amenazada, los océanos también. El 90% de los océanos están plenamente explotados o sobreexplotados. Naciones Unidas ha alertado del agotamiento de las reservas pesqueras (1) y señaló la sobrecapacidad como factor crítico de la sobrepesca. De hecho la Comisión Europea cifra la reducción de las poblaciones sobreexplotadas de peces en un 48% de las poblaciones evaluadas en el Atlántico y los del Mediterráneo en un 80% (2). Este descenso de las poblaciones de peces en algunas zonas, es debido a la sobrecapacidad, o la gran cantidad de barcos pesqueros que hay en el mar que pescan con una capacidad de pesca que excede las posibilidades de la población de peces para recuperarse. De hecho, la New Economic Foundation señaló que para el 9 de mayo se terminaría el pescado nacional para lo que queda de 2015. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) en 2010 (3) había alrededor de 3,2 millones de buques pesqueros faenando en el mar, esto es,alrededor de un 75% más que hace tres décadas (4). Aunque los grandes buques industrializados suponen solo el 2%, su capacidad de capturas es abrumadora y sus actividades sumamente destructivas. No solo los peces, como el atún rojo, son los animales marinos afectados sino que especies como la vaquita marina o la ballena gris estén en peligro de extinción por la sobrepesca, por la destrucción de sus hábitats y por la contaminación marina. El modelo de gestión de las pesquerías a corto plazo que ha primado la pesca industrial y destructiva queno solo ha destruido la biodiversidad marina sino también el modo de vida de muchas comunidades locales y ha provocado una gran pérdida de empleos. Sin embargo un modelo pesquero 100% sostenible donde se recuperen las poblaciones de peces, se creen Reservas Marinas, se eliminen las grandes flotas industriales y destructivas convirtiendo a la flota de altura en sostenible y se promueva la pesca sostenible, tendría unos resultados muy positivos tanto en términos económicos y sociales como ambientales. 

Notas: (1) UN General Assembly (2014) Resolution A/RES/68/71; and the regular reports on the state of fish stocks by the UN Food and Agriculture Organisation (FAO). (2) Comisión Europea (2012), Comunicación de la Comisión relativa a una consulta sobre las posibilidades de pesca para 2013, COM(2012) 278 final. (3) Food and Agriculture Organisation of the United Nations FAO (2010). Fisheries and Aquaculture Department. The State of World Fisheries and Aquaculture, 2010. (4) FAO & World Bank (2009) The Sunken Billion: the economic justification for fisheries reform. The International Bank for Reconstruction and Development / The World Bank.

Entradas populares de este blog

Cómo el Ser Humano destruye el Planeta

El calentamiento global y las montañas

¿Cuánto tiempo nos queda? El informe de la ONU en 60 segundos