Exxon sabía del cambio climático desde el ’81 y pagó para que fuera negado


La multinacional habría pagado durante 27 años 
a quienes negaban rotundamente el cambio climático.

De los archivos de la Exxon Mobil, la mayor compañía petrolera del mundo, salió a la luz un nuevo y oscuro secreto. Gracias a una carta, se supo que desde 1981 los científicos de la empresa ya habían advertido sobre el riesgo del cambio climático y los gases de efecto invernadero asociados a hidrocarburos. Sin embargo y pese a ello, la multinacional habría pagado durante 27 años a estudiosos para que negaran el cambio climático.

La polémica carta, publicada por el periódico The Guardian, aporta evidencia sobre la clara conexión entre los combustibles fósiles y el cambio climático, así como las potenciales regulaciones a su consumo que eventualmente podrían sobrevenir.
En aquel momento lo que preocupaba a Lenny Bernstein, autor del correo, era la inminente explotación de la mayor reserva de gas conocida hasta entonces y ubicada en Indonesia. Bernstein temía los efectos que podría llegar a tener sobre la atmósfera.
El gas de este campo contiene un nivel inusualmente alto de dióxido de carbono, un 70%, sustancia que es el principal motor del cambio climático y que normalmente se ventila a la atmósfera para que sea utilizable como combustible.
Estaba claro que el desarrollo del sitio Natuna habría desatado una enorme cantidad de contaminación, efectivamente habría representado una “bomba de carbono”, escribió Bernstein en un correo electrónico enviado a Alyssa Bernstein, directora del Instituto para la Ética Aplicada y Profesional en la Universidad de Ohio, EE.UU.
La advertencia, por supuesto, no tuvo el efecto deseado. En los años siguientes Exxon invertiría alrededor de US$300 millones para financiar científicos y centros de pensamiento que negaran la realidad del cambio climático, como lo han denunciado organizaciones medioambientales.
De acuerdo con el periódico británico, Exxon reconoció que tenía información sobre el fenómeno climático, pero negó haber pagado a los grupos negacionistas. Resulta interesante, sin embargo, saber que la compañía supo del cambio climático ocho años antes de que el asunto saliera de círculos científicos y llegara a la opinión pública.
“Las compañías de recursos naturales, como petróleo, carbón y gas, tienen que hacer inversiones a 50 o 100 años. Internamente deben hacer cálculos muy cuidadosos sobre potenciales regulaciones, incluyendo la base científica para esas regulaciones”, decía Bernstein en su carta.
El cambio climático por primera vez se convirtió en un tema de amplia discusión en 1988, cuando el climatólogo de la NASA, James Hansen, advirtió que el calentamiento global se debe a la acumulación de gases de efecto invernadero en la atmósfera debido a la quema de combustibles fósiles. Pero, según Bernstein, Exxon sabía años antes de que James Hansen lo advirtiera, que el cambio climático “era una realidad”, y hasta “lo tomó en cuenta en la toma de decisiones al hacer su cálculo económico”.

Fuente: The Guardian - Imagen: Exxon vertido en Alaska

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques