Huevos en remojo




Santa Cruz, Argentina – Los socios de la mina de oro y plata San José (Huevos Verdes), en el noroeste de Santa Cruz, hace tiempo que no se juntan a comer. Existe una puja feroz por quedarse con la mitad de la mina, entre Minera Andes Inc.y Hochschild Mining Corporation, observada atentamente por inversores y analistas. Mientras tanto, los vecinos de Perito Moreno se preguntan por las promesas de desarrollo y "cuidado del medioambiente" de Minera Santa Cruz (subsidiaria de las dos anteriores)y descubren en qué bolsillos termina el resultado de extraer 180.000 litros de agua por hora, o sea más de 4 millones diarios, de los acuíferos subterráneos cercanos a los ríos Pinturas y Deseado.
Por Luis Manuel Claps *

Los socios de la mina de oro y plata San José, en el noroeste de Santa Cruz, hace tiempo que no se juntan a comer. Una puja feroz por quedarse con la mitad de la mina, desarrollada por Minera Andes Inc. (49%) y Hochschild Mining Corporation (51%), es observada atentamente por inversores y analistas del sector minero a nivel global. Mientras tanto, los vecinos de Perito Moreno se preguntan por las promesas de desarrollo y "cuidado del medioambiente" de Minera Santa Cruz, una entidad empresarial de futuro incierto, y descubren en qué bolsillos termina el resultado de extraer 180.000 litros de agua por hora (más de 4 millones diarios, cantidad que aumentaría con la proyectada ampliación de la mina) de los acuíferos subterráneos cercanos a los ríos Pinturas y Deseado.

El millonario Rob McEwen, ex presidente y actual accionista principal de Goldcorp (empresa que posee el 37 por ciento de Bajo La Alumbrera), es el tercero en discordia del, hasta hace poco, feliz matrimonio empresario: hizo una oferta de 40 millones por Minera Andes (de la que ya posee el 24 por ciento). Por su parte, Hochschild Mining lanzó una oferta mayor (70 millones de dóares), y denunció que los accionistas de Minera Andes están siendo obligados a aceptar la oferta de McEwen. La Bolsa de valores de Toronto podría intervenir en el caso, obligando a Minera Andes a someter la propuesta de McEwen a votación de los demás accionistas.

Minera Andes atraviesa una difícil situación financiera, que pone en riesgo su capacidad de pago de créditos bancarios (hay un vencimiento de 17,5 millones con el Macquarie Bank Limited en 2009, y un pago pendiente a Hochschild de 11,3 millones). Ante el default, la intervención de McEwen parece ser una movida para evitar que Hochschild se quede con la mina. Curiosamente, minera Santa Cruz había anunciado hace poco una ampliación (de 750 a 1500 toneladas por día), festejada por el gobierno (que también celebra los anunciados avances de Minera Andes en Los Azules, San Juan).

De acuerdo a Bloomberg, Rob McEwen tiene unos 100 millones de dólares invertidos en la industria del oro. El "emprendedor y filántropo", que en 2007 recibió la Orden de Canadá, pronosticó hace poco que la onza de oro podría alcanzar los 5 mil dóares en el mercado internacional. Los asesores financieros de Minera Andes, Capital West Partners y Scotia Capital Inc., deberán considerar la propuesta de Hochschild, a quien acusan de hacer ofertas anteriormente y después no sostenerlas.

En la provincia sureña, muy lejos de esas discusiones, se lanzó el 14 de noviembre de 2008 una Mesa de Concertación Minera encabezada por el Gobernador Daniel Peralta, para "dar un marco de previsibilidad en lo que respecta a las fuentes de trabajo, las inversiones, el cuidado del medio ambiente, y sustentabilidad de la actividad en si, a la vez que se comenzó a discutir un marco de desarrollo a futuro de la actividad, buscando preservar los recursos naturales" (sic).

¿Qué es lo que tanto desea "sustentar" el gobierno?

Durante el año 2008, la dirección de Minería de Santa Cruz recibió tan solo 1 dólar por hectárea "involucrada" a la actividad minera (que totaliza unas 4 millones de hertáreas en la provincia) en concepto de tasas, canon y regalías. Según el mismo informe oficial, "en razón de la puesta en marcha de la fase inicial de producción del yacimiento “San José” se han invertido en concepto de contratos de personal propio y empresas de servicios y compra de insumos por un monto del orden de los catorce millones y medio de pesos en 2008". Poco impresionante, teniendo en cuenta que solo en el último trimestre de 2008 las ventas de San José totalizaron 18,5 millones de dólares (producto de 990,000 onzas de plata y 12,340 de oro). Cuando se presentó el proyecto en la Casa Rosada, el 3 de abril de 2006, Julio De Vido dijo que "en la etapa de producción los puestos de trabajo alcanzarán 600 y más de 1200 de manera indirecta por un plazo de 10 años". El pronóstico resultó falso: según la propia empresa, la mina emplea a 346 trabajadores directamente, y tan solo 148 contratados.

*con notas de Financial Post, The Globe And Mail, Bloomberg, Mineweb, Reuters, CNW y Editorial RN.
Fuente: http://www.orosucio.madryn.com

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

¿Cuánto tiempo nos queda? El informe de la ONU en 60 segundos