QUE LASTIMA: Una de las mayores explotadoras de uranio del mundo se va del país



La canadiense Cameco decidió retirarse de un proyecto de investigación en tres provincias argentinas. Otras empresas han cambiado sus inversiones en función de las políticas encaradas por el Gobierno nacional con YPF.

La empresa canadiense Cameco, uno de los mayores productores de uranio del mundo, decidió retirarse de un proyecto de exploración en Argentina que compartía desde hace dos años con la empresa Calypso Uranium en las provincias de Chubut, Mendoza y Neuquén.
A través de un comunicado, la firma chilena Calypso dijo que su par norteamericano le informó que no ejercerá su derecho a proceder con el tercer año de un acuerdo con su subsidiaria Energía Mineral.
Según el convenio, firmado en 2010, Cameco tenía el derecho a un 51% de Energía Mineral a cambio de una inversión de nueve millones de dólares en tres años.
Calypso Uranium añadió que la compañía canadiense informó que su decisión no está relacionada con el desempeño de éstas, sino con "un cambio estratégico en las regiones y proyectos en los que Cameco concentrará sus esfuerzos de exploración".
La decisión de la empresa norteamericana se produce después de que otras mineras de ese país hayan mostrado preocupación por la situación del clima inversor del país sudamericano, tras el conflicto de Buenos Aires con la empresa española Repsol.
Hace una semana, la minera Pan America Silver, dedicada a la extracción de plata, dijo que reduciría sus inversiones en Argentina a la espera de una clarificación de la situación.
Otras empresas canadienses han advertido que las decisiones del Gobierno argentino sobre inversiones extranjeras pueden afectar grandes proyectos de recursos naturales.
Por ejemplo, McEwen Mining informó a sus accionistas a mediados de mayo que "la incertidumbre relacionada a la repatriación de fondos de la mina San José podría obstaculizar la capacidad de financiar internamente sus proyectos".
La semana pasada, el principal periódico canadiense, "The Globe and Mail", publicó una editorial crítica con las medidas de la administración de la Presidenta Cristina Fernández sobre restricciones comerciales y monetarias, así como la decisión de expropiar YPF a Repsol.
"Expropiar YPF no ayudará a Argentina, un país del G20, a largo plazo, es improbable que haga el sector petrolífero más eficiente y daña aún más la reputación global del país", decía.

Boletin: Noticias ambientales
-------------------------------------
Un festejo con minas y vino
Grandes empresas mineras y bodegas lograron más tiempo para vender los dólares de sus exportaciones. El Gobierno atendió a su pedido y tomó nota de la fuerte caída de las ventas al exterior que habían registrado esas firmas el mes pasado. Otras excepciones.
Por Javier Lewkowicz

El Gobierno extendió a grandes empresas mineras el plazo para que liquiden exportaciones en el sistema financiero local, luego de la fuerte caída en la venta de metales vinculada con las nuevas exigencias oficiales. El lapso pasó de 30 a 120 días. También se beneficiaron en un sentido similar bodegas de vino, empresas del sector alimentario y autopartistas. Desde que se estableció a fines de abril el plazo máximo de 15 días para liquidar divisas, una serie de disposiciones relajaron esa exigencia. Para obtener una ampliación del plazo, las empresas deben presentar ante el Ministerio de Economía documentación que respalde su pedido.
El recorte en el plazo para liquidar las divisas de las exportaciones se reflejó en las cuentas del comercio exterior del sector minero. En mayo, según datos del Indec, el rubro piedras, metales preciosos y sus manufacturas mostró una caída de 71 por ciento de forma interanual por la baja de las ventas de oro para uso no monetario a Canadá. También se redujeron las colocaciones de minerales metalíferos, escorias y cenizas un 80 por ciento por las menores ventas de mineral de cobre y sus concentrados hacia Corea y Alemania. Las empresas del sector, aseguran, dejaron de exportar ante la posibilidad de incumplir con el plazo impuesto por el Gobierno.
Lo cierto es que las multinacionales del sector como Barrick Gold, que explota el yacimiento de Veladero en San Juan y Xstrata, que opera Bajo La Alumbrera en Catamarca, conjugaron la suspensión de las ventas con sucesivas reuniones con el ministro de Planificación, Julio De Vido; el viceministro de Economía, Axel Kicillof, y el secretario de Minería, Jorge Mayoral, para pedir una ampliación del plazo para liquidar las divisas. El grado de concentración del capital en la producción de oro y cobre define que el retraso en las exportaciones no dañe la operatoria de las empresas, a diferencia de bienes como el vino o autopartes, donde las compañías deben ante todo cumplir con los contratos de exportación para no perder mercados. Las mineras tienen un margen mayor para retrasar envíos.
Según la resolución 305 publicada ayer en el Boletín Oficial, la minera sudafricana Anglo Gold A-shanti, que opera Cerro Vanguardia, tendrá 90 días corridos como máximo para liquidar exportaciones, mientras que Xstrata, Barrick Gold, Pan American Silver (que explota Manantial Espejo en Santa Cruz), Silver Standard (que extrae plata de Mina Pirquitas, en Jujuy) y Minera Santa Cruz, tendrán 120 días. Las empresas justificaron la necesidad de extender el plazo de liquidación en función del largo viaje en barco hacia destinos como Canadá, China o Suiza. También advirtieron que la certificación del precio y la calidad del mineral se realiza en la refinería que lo adquiere, situación que alarga los tiempos y que también constituye una de las principales críticas hacia el sector, ya que esa modalidad se presta a maniobras de subfacturación. “En general estamos satisfechos, es bueno que se haya escuchado al sector”, indicaron a este diario desde una de las mineras. Sin embargo, la postura de las firmas no es del todo uniforme, ya que Minera Alumbrera, que exporta concentrado de cobre, reclamaba un plazo todavía mayor y no quedó conforme con la medida.
Además de las mencionadas, 66 empresas que exportan maíz pisingallo, maní partido, frutas, vinos, autopartes y preparados en base a harina de trigo podrán liquidar divisas en un plazo máximo de entre 90 y 180 días. Bodegas como Danto Robino o Norton, las alimentarias Molinos, Humberto Canale y Peñaflor, firmas agrícolas del Grupo Werthein, y las autopartistas SZ Sachs y Tres Ases, dos grandes exportadores de pistones y amortiguadores, resultaron beneficiados.
Sucesivas flexibilizaciones se introdujeron a la resolución 142, de fines de abril, que estableció para muchos sectores un máximo de 15 días para liquidar exportaciones. Primero, el Gobierno permitió que las empresas que exportaran menos de dos millones de dólares por año no cumplan con la exigencia. A su vez, en los últimos días de mayo se resolvió pasar de 15 a 30 el período de liquidación. Ese plazo rige en la actualidad para las empresas que no fueron exceptuadas en resoluciones posteriores, como sucedió en el caso de firmas puntuales que exportan granos, harina de trigo, medicamentos para animales, autopartes, vinos, frutas y semillas, bodegas, productos farmacéuticos, alimentos. También YPF puede liquidar los dólares a los 90 días. A las excepciones se sumó ayer la minería.
Fuente: Pagina 12

Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia