Comunidades de Perú y Ecuador se unen para frenar avance de industrias extractivas

Servindi

Representantes de organizaciones y comunidades indígenas del norte de Perú y del sur de Ecuador intercambiaron experiencias de lucha en la defensa de sus territorios y recursos en el marco de un foro que culmina hoy con la generación de compromisos y alianzas para trabajar juntos.
El mismo se viene desarrollando en la provincia de San Ignacio, en la región peruana de Cajamarca. Hasta el lugar llegaron cerca de ciento cincuenta dirigentes de los dos países.
En encuentro, que se inició el lunes 7 de abril, apunta a fortalecer procesos de autonomía territorial, organizativa, política y de libre autodeterminación, acordes a la cosmovisión y formas de vida ancestral de los pueblos indígenas de la frontera norte.
En ese sentido y como primer paso el foro binacional analizó la actual situación de los conflictos socioambientales en esta zona, generadas por megaproyectos de represamiento e hidroeléctricas y proyectos de empresas petroleras, mineras, madereras e hidroeléctricas.
El foro cuenta con la participación de representantes de las regiones, para el caso de Perú, de Piura, Amazonas, Cajamarca y de la cuenca del río Marañón. Y para el caso de Ecuador, de las provincias de Morona Santiago y Zamora Chinchipe.
Para el caso del primer país, destacaron las experiencias de Río Blanco y los bosques secos de Locuto en Piura, el proyecto minero Conga en Cajamarca, la hidroeléctrica Chadín II, también en Cajamarca y en la región Amazonas, el caso de minera Águila Dorada y lo que viene ocurriendo en la cuenca del Cenepa por la minería ilegal.
Entre los casos expuestos por los representantes de Ecuador figuraron el cierre de la Fundación Pachamama, la minería en la frontera en la Cordillera del Cóndor, la XI Ronda petrolera, el Parque Nacional del Yasuní, la minería en territorio Shuar, entre otros.
La primera fase del foro sirvió para reconocer cómo la política de concesiones en ambos países afecta en igual medida a las comunidades en la zona de frontera.
Al respecto Elqui Cruz, de CooperAcción, sostuvo que el foro busca minimizar “las formas de intromisión de las industrias extractivas (en territorios de comunidades) y hacer que se empoderen las organizaciones sociales para que puedan generar argumentos propositivos.”
Los mismos que se abocarían al “cuidado del medio ambiente, la protección de bosques, del agua y generar y promover otro tipo de desarrollo económico alternativo a las industrias extractivas.”
Víctor Castillo Correa, presidente del Seguro social campesino de la provincia de Zamora Chinchipe, se expresó también sobre este punto.
“Necesitamos que el gobierno ecuatoriano incentive la producción en agricultura en vez de estar promocionando la minería, nosotros vivimos del campo, la zona de Zamora es muy productiva, la minería que nos imponen hace que peleemos entre comunidades”, sostuvo.
Castillo llegó al Perú mucho antes del foro para visitar junto a otros dirigentes de su país la zona donde la empresa Yanacocha busca operar el proyecto minero Conga, en Cajamarca.
Pero no solo se trataron estos aspectos, el foro abordó también el modo de fomentar la unidad y hermandad de las naciones originarias, para reafirmar la unidad de acción y resistencia frente a todo ataque y violación a los derechos fundamentales.
Los acuerdos que se suscriban hoy servirán para promover iniciativas para la vigilancia de los procesos de intervención de las actividades extractivas y de los megaproyectos en la zona de frontera norte de Perú con Ecuador.
El encuentro contó con la participación de organizaciones de indígenas achuar, wampis, awajún ,kichwa, entreo otros, así como de organizaciones y comunidades del ande y de mujeres. Asimismo contó con la organización de CooperAcción, Forum Solidaridad, entre otras instituciones.

Fuente: http://servindi.org/actualidad/103999

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques