Guatemala y El Salvador: Ni un paso atrás



Resistencia a la minería en San José del Golfo en Guatemala, sigue pese a represión de la pasada semana
El pasado jueves 6 de diciembre en horas de la madrugada elementos policiales antimotines guatemaltecos reprimieron, golpearon y secuestraron durante unas seis horas a integrantes de las comunidades de San José del Golfo y San Pedro Ayampuc, en las inmediaciones de Ciudad de Guatemala, quienes desde hace diez meses montan vigilia para impedir el acceso al lugar de la maquinaria minera de EXMINGUA con que se pretende iniciar una extracción de oro y plata.
Sin mediar diálogo ni contar con cargos firmes, los uniformados ofrecieron a los comunitarios dejar el lugar a cambio de destruir las construcciones precarias colocadas a la vera del camino donde día a día se elaboran alimentos para unas 200 personas que diariamente y por turnos realizan la protesta. Al no ser aceptada la oferta, los antimotines arremetieron con violencia hacia los manifestantes sin permitir el diálogo ni el acceso de otros pobladores y abogados defensores de DDHH al lugar, al mantener bloqueados los caminos de acceso.
Uno de los detenidos en esa oportunidad, al encontrarse de guardia en el lugar fue Milton Carrera, quien en diálogo con Radio Mundo Real señaló que el procedimiento fue enteramente irregular, sin posibilidad de defensa legal y consideró que el período de incomunicación de seis horas a que fueron sometidos equivale a un secuestro.
“Todo estuvo basado en falsas acusaciones”, dijo Milton, “a mi casi me ahorcan”. En el desalojo, varias personas fueron afectadas por la aplicación de gases lacrimógenos, siendo golpeadas personas de edad avanzada y hasta niños, relató Milton y añadió: “Estamos en un gobierno de represión en Guatemala donde no se respeta nada: no hubo orden de desalojo de juez ni de nadie más que el Presidente Otto Pérez Molina y del Ministro de la Gobernación”.
Asimismo, señaló que el Ministro de la Gobernación (Interior) de Guatemala, Mauricio López Bonilla amenazó públicamente con expulsar a los extranjeros que se encuentren acompañando la medida de lucha de las comunidades que rechazan la minería debido a la escasez de agua en la zona y la gran demanda de ese recurso por parte de la industria extractiva. “Necesitamos más presencia internacional en el lugar como observadores de DDHH frente a un gobierno militarista”, reclamó Milton.
Precisamente un mes atrás una delegación internacional de la federación Amigos de la Tierra se hizo presente en el campamento de resistencia y manifestó su solidaridad y el compromiso de difundir internacionalmente la lucha y sus objetivos.
Carrera manifestó que el pasado domingo 9 de diciembre la comunidad realizó en asamblea permanecer en el lugar hasta las últimas consecuencias: “la lucha sigue, seguimos en el mismo lugar y a la gente no le importa dar la vida si la tiene que dar. Si (el gobierno) quiere un diálogo, queremos que sea en la Puya, en el lugar, nosotros no nos movemos de ahí, ni un paso atrás”, enfatizó el entrevistado guatemalteco.
Foto: noticiascomunicarte.blogspot.com- (CC) 2012 Radio Mundo Real

-----------------------------------------

Minera “non grata”
Con Francisco Pineda, del Comité Ambiental de Cabañas (El Salvador) y Premio Goldman 2011
Desde hace un par de años, el agrónomo Francisco Pineda, Presidente del Comité Ambiental de Cabañas (CAC) no puede prescindir de custodia personal armada para sus movimientos dentro de El Salvador.
Ello, su popularidad internacional y una fotografía en que aparece estrechando la mano de Barack Omaba en San Francisco, EEUU, en momentos en que recibía el Premio Goldman 2011 por su lucha medioambiental contra la minería en el departamento de Cabañas, han sido sus “escudos”, los garantes –siempre relativos- de su vida.
No obstante, Francisco está lejos de mantenerse enclaustrado. Por el contrario, recorre permanentemente los cantones y aldeas de Cabañas que rodean a “El Dorado”, nombre dado por la minera canadiense Pacific Rim al proyecto de extracción de oro que se encuentra paralizado debido, precisamente, a la larga y dolorosa lucha que lidera Francisco y que lo ha transformado en un referente centroamericano en la resistencia y defensa de los territorios que la extracción aurífera amenaza.
En el caso de la resistencia a la Pacific Rim, el dolor tiene nombres de mártires, que Francisco ha visto caer a su lado, llorado y reivindicado a cada paso. Nombres que hacen olvidar que su vida tiene precio: Ramiro Rivera (su “lugarteniente”, acribillado en diciembre de 2009) y su hermano Marcelo; Dora Resinos (en cuya casa comían y pernoctaban Francisco y demás integrantes del CAC en sus visitas iniciales, asesinada a balazos finalizando un embarazo cuando regresaba del río con pescado fresco, agua potable y su pequeño hijo de dos años en brazos, quien resultó herido en un pie) y Juan Francisco Durán Ayala.
Sin poder despegarse de sus guardias, Francisco camina la zona, consuela a las familias de las víctimas, visita el Congreso, se embarca una semana hacia Guatemala en una misión internacional de verificación sobre violación de DDHH organizada por Amigos de la Tierra Internacional y el Trasnational Institute de Amsterdam donde explica cuáles han sido las claves para detener a la Pacific Rim… y en diálogo con Radio Mundo Real recuerda que la minería metálica es inseparable del uso intensivo del agua, eje principal de vida en el mundo rural.
De ahí que campesinos, jornaleros rurales y demás pobladores de las comunidades, pese a necesitarlo todo, no duden: “lo que más necesitamos es que la Pacific Rim se marche de aquí”.
Foto: publicogt.com (CC) 2012 Radio Mundo Real

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia