¿Hacia la soberanía hidrocarburífera de la mano de Chevron? 



Miguel Galuccio (YPF) y Ali Moshiri (Chevron) firmaron en Houston (EE.UU.) un acuerdo multimillonario para explorar y explotar la formación Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén. En una superficie de 290km² -en las áreas Loma La Lata y Loma Campana- se construirá una planta piloto y se perforarán 100 pozos, con una inversión de mil millones de dólares; primera etapa que podría ampliarse al desarrollo de 600km² y un desembolso de US$ 15 mil millones.
El ambiente y la salud no son prioridad en política pública
El objetivo de Chevron e YPF es la extracción de hidrocarburos de formaciones shale o esquisto -yacimientos no convencionales. Estas formaciones, al tener muy baja o nula permeabilidad, deben ser intervenidas -generarle grietas- para extraer los fósiles, esto se realiza mediante la inyección de millones de litros de agua a alta presión, mezclados con arena y químicos (en gran medida tóxicos); técnica conocida como fractura hidráulica o fracking. Inmensos esfuerzos para profundizar el proceso de calentamiento global.
La acumulación de daños ambientales y sanitarios (tanto en animales como humanos) registrados en EE.UU., derivados de la aplicación de esta técnica, ha generado movimientos de resistencia a nivel global. En EE.UU. se registran numerosos casos de contaminación de aguas subterráneas,  aumento de la actividad sísmica, impactos sobre la producción agropecuaria e incremento de afecciones respiratorias, epidérmicas, psíquicas y otras más graves aún, ocasionadas por la ingesta de metales pesados. La agencia norteamericana de Protección  Ambiental (EPA) ha confirmado la contaminación de acuíferos debido al fracking e incluso en declaraciones públicas funcionarios afirman que queda mucho por hacer para que esta técnica sea inocua. En definitiva, es un procedimiento experimental sin garantías ni certezas.  
Estas situaciones han llevado a las autoridades del Estado de Vermont a prohibir el empleo de esta técnica, mientras que los Estados de Nueva Jersey y Nueva York declararon moratorias suspendiéndola. También en Europa el fracking es fuertemente cuestionado, en Francia y Bulgaria dictaron la prohibición, mientras que se dictaron moratorias en Inglaterra y otros países.
Por otra parte, la socia elegida por YPF no cuenta con las mejores cartas de presentación. Texaco (compañía contralada por Chevron) afrontó un proceso judicial en Ecuador por el cual se determinó su responsabilidad en daños socio-ambientales, registrados en la región Amazónica, y se la condenó al pago de US$ 9.500 millones en concepto de reparación y mitigación de impactos. En noviembre, la Justicia argentina hizo lugar a un embargo sobre los activos de Chevron en el país a fin de dar cumplimiento a esa sentencia que la empresa norteamericana se niega a acatar.
Asimismo, el pretendido proyecto piloto a realizarse por YPF y Chevron en Neuquén se asentará sobre territorio mapuche, el cual ya sufre la contaminación de más de tres décadas de extracción. En los años ’90, a través de diferentes estudios, se confirmaron los graves impactos en aire, agua y tierra; además de documentarse casos de cáncer, malformaciones y abortos espontáneos, entre otras patologías; y la flagrante violación de derechos colectivos de este Pueblo.
Avanzada extractivista y pérdida de soberanía
Lejos de ser la herramienta de reconversión energética que se ansía y espera en estos nuevos tiempos, la empresa mixta YPF actúa como punta de lanza del conjunto del sector para la explotación masiva de no convencionales. Como lo explicita en su plan quinquenal, el objetivo de la conducción es no sólo apuntar al autoabastecimiento sino convertir al país en exportador neto de energía. A fin de cumplir esto, los primeros pasos han sido anunciados por la presidenta Cristina Fernández en la cena anual de la Unión Industrial Argentina (UIA): aumento en más de un 300% el precio del gas en boca de pozo.
Las provincias también avanzan en las reformas de los marcos jurídicos. En Chubut, el próximo 27 de diciembre, se trataría el nuevo marco regulatorio de la actividad hidrocarburífera; tanto en la fundamentación como en el articulado, todas las expectativas están puestas en la explotación de yacimientos no convencionales. Por su parte, el gobierno de la Provincia del Neuquén ha sido el principal lobista para generar las condiciones económicas y jurídicas óptimas para el desarrollo de estos yacimientos. A tal punto llega esta convicción que la gestión de Jorge Sapag autorizó recientemente a la empresa francesa Total a perforar un pozo para la explotación de no convencionales en el área natural protegida Auca Mahuida, en el norte de la provincia.
Mientras no se detallan los impactos producidos durante años por Repsol, de acuerdo a lo expresado por el gobierno en el marco de la recuperación del control de YPF, se acepta como socia a una empresa claramente destructora de territorios y condenada por ello. Entonces, ¿a quién se beneficia con la explotación de no convencionales? Con un precio en boca de pozo mayor, ¿qué nuevas sorpresas veraniegas nos esperan? ¿Este acuerdo marca las reglas del juego para el resto de las empresas interesadas en los no convencionales? Si bien no se conocen los detalles del acuerdo firmado con Chevron, tenemos la certeza de que estas empresas avanzan cuando las condiciones son óptimas a sus intereses. A espaldas del pueblo, la empresa mixta YPF consolida el nuevo esquema de negocios para pocos y a costa de todos.
El objetivo debiera ser el autoabastecimiento energético y no necesariamente el abastecimiento hidrocarburífero. En este marco es necesaria una rediscusión de las políticas energéticas de manera de poder asignar correctamente los inmensos recursos económicos que se ponen en juego en esta alternativa depredadora. El petróleo no es el futuro.
Taller Ecologista (Rosario) / Observatorio Petrolero Sur (Buenos Aires) 
Imagen: openclipart.org
———————————–———————————–
España: Industria autorizará la extracción de gases por 'fracking'

Se trata de una técnica de extracción de gases no convencionales que se encuentran en rocas subterráneas poco porosas y poco permeables, que se emplea para liberarlos
El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha asegurado que el Gobierno continuará autorizando las extracciones de gas no convencional a través de la técnica del 'fracking' o factura hidráulica, siempre que se cumplan las cautelas medioambientales y la normativa europea.
Se trata de una técnica de extracción de gases no convencionales que se encuentran en rocas subterráneas poco porosas y poco permeables, que se emplea para liberarlos y llevaros al exterior rompiendo la roca mediante explosiones e inyectando a presión toneladas de agua y productos químicos. Así lo ha explicado en el Congreso durante la interpelación presentada por el diputado de la CHA, Chesús Yuste, sobre el desarrollo en España de esta técnica de extracción de gases no convencionales, "a pesar de las negativas consecuencias que conlleva para la salud y el medio ambiente".
Según ha explicado el responsable de Industria, esta técnica industrial, como cualquier otra, sí que implica una serie de "riesgos específicos" que, a su juicio, deben ser gestionados adecuadamente y minimizados con la última tecnología en la materia. "Siempre los hay pero la diferencia entre unos países y otros es que hay algunos como España donde las cautelas se extreman porque estamos insertos en la UE, que nos obliga por directivas a estimularlas", ha insistido. Es más, Soria ha reconocido que se trata de una técnica que necesita de grandes cantidades de agua, si bien discrepa de las críticas del diputado aragonesista de que siempre produce importantes daños a la salud y al medio ambiente a través de la contaminación de aguas subterráneas o en el aire con las sustancias químicas que se liberan. "Estaría de acuerdo si dijera que podría producirlos si no se adoptan las cautelas necesarias a la hora de permitir este tipo de prospecciones. Todo depende de si se toman las cautelas medioambientales o no", ha sentenciado.
Sobre las críticas del diputado de la CHA de "oscurantismo" a la hora de conceder los permisos de extracción, Soria ha defendido que los procedimientos están reglados y supervisados por expertos del Estado. "Le puedo dar garantías de que oscurantismo cero y transparencia infinita en la materia", ha apostillado.
RIESGO PARA LA SALUD Y EL MEDIO AMBIENTE
Mientras, el diputado de CHA, Chesús Yuste, ha insistido en que se trata de una técnica que, además de necesitar un "elevado consumo" de agua, produce "importantes daños" para la salud y el medio ambiente, a través de la contaminación tanto de las aguas subterráneas como del aire con sustancias químicas, metales pesados e incluso partículas radiactivas, en su mayor parte compuestos tóxicos e incluso cancerígenos. Yuste señala a su vez que, mientras en Francia, Irlanda, Bulgaria, Sudáfrica, Canadá o Gran Bretaña se prohíbe esta práctica o se establecen moratorias y suspensiones, en España está proliferando su desarrollo con "un enorme oscurantismo" a la hora de conceder "numerosos permisos" por todo el territorio. En este sentido, ha puesto de ejemplo las Cortes de Aragón que han declarado por unanimidad Aragón como "territorio libre de 'fracking'", a la vez que el Parlamento europeo ha abordado la cuestión recientemente y, aunque ha rechazado la prohibición de la técnica, dejando la decisión en manos de los estados, sí ha aprobado una resolución en favor de la cautela y de extremar las medidas de seguridad y el respeto al medio ambiente. "Si no quiere prohibir el fracking establezca una moratoria y paralice los permisos hasta que la comunidad científica garantice ese riesgo cero del que habla. No vale la pena empeñarse con la fractura hidráulica", ha reclamado al ministro.

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia