Fenómenos meteorológicos extremos consecuencia del cambio climático

Temperaturas extremas, intensos ciclones tropicales, extensas áreas de sequía e incremento de precipitaciones son algunos de los impactos que ya sufre el planeta. 
Un examen cuidadoso de los recientes acontecimientos meteorológicos muestra como los casos extremos, que antes se daban con una frecuencia de uno en 100 años, ahora suceden en uno de cada 20 años o menos, indica el documento elaborado en coordinación con la Academia Nacional de Ciencias y la Universidad de Columbia.
La influencia del calentamiento global en los fenómenos meteorológicos, especialmente fuertes o intensos, ya están aquí y se mantendrán, asegura un estudio coordinado por la Universidad de Harvard, Estados Unidos.
Temperaturas extremas, intensos ciclones tropicales, extensas áreas de sequía e incremento de precipitaciones son algunos de los impactos que ya sufre el planeta.
El clima es esencialmente, la distribución estadística de las variables meteorológicas (temperatura, precipitaciones, humedad del aire), o rasgos generales (calor frío, sequedad, lluvia), que se dan en una región durante un periodo de tiempo, normalmente, 30 años de datos observacionales, explican los investigadores.
Un examen cuidadoso de los recientes acontecimientos meteorológicos muestra como los casos extremos, que antes se daban con una frecuencia de uno en 100 años, ahora suceden en uno de cada 20 años o menos, indica el documento elaborado en coordinación con la Academia Nacional de Ciencias y la Universidad de Columbia.
Las series de datos temporales no son suficientemente largas como para proporcionar la certeza estadística que uno desearía, pero los resultados son sugerentes, agrega.
Destaca además el incremento de tormentas individuales acompañadas de intensas precipitaciones, así como el mayor número de sequías. En cuanto a los ciclones tropicales en el Atlántico Norte, los huracanes, los datos apuntan hacia menor número de ellos cada año, pero de mayor intensidad.
La investigación refleja el incremento significativo de las condiciones meteorológicas extremas en la última década. Todo esto es congruente con una atmósfera más húmeda y más templada debido al desequilibrio radiactivo inducido por los gases de efecto invernadero, aseguran los expertos del estudio. 
Prensa Latina http://www.prensa-latina.cu

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques