India: La contaminación de Nueva Delhi se asemeja a Beijing


NUEVA DELHI.- A mediados de enero, la contaminación del aire en Pekín fue tan fuerte que el gobierno emitió una urgente alerta sanitaria y clausuró cuatro grandes autopistas, lo que impulsó la compra frenética de purificadores de aire y el uso extensivo de barbijos. Pero en Nueva Delhi, donde el denso esmog generó un aire que según ciertas mediciones es todavía más venenoso, hubo pocas señales de alarma en los bulliciosos medios de prensa o en su efervescente tuitósfera.
A pesar de la extendida reputación de Pekín de tener una de las atmósferas más contaminadas, un repaso de las cifras de contaminación diarias de ambas ciudades sugiere que el aire de Delhi suele estar más cargado de pequeñas y peligrosas partículas contaminantes que el de Pekín. En los últimos tiempos, las cifras de los peores días de Pekín en términos de contaminación del aire se corresponden con las cifras promedio de cualquier día en Nueva Delhi.
La embajada de Estados Unidos en Pekín emitió advertencias a mediados de enero, cuando una medición de las dañinas partículas de materia fina en suspensión conocidas como PM2,5 superó la marca de 500, al tope de la escala, por primera vez en el año. También conocidas como "partículas respirables", las PM2,5 son partículas en suspensión de menos de 2,5 micrones de diámetro, que, según se cree, son las que implican el mayor riesgo para la salud, ya que son capaces de penetrar profundamente en los pulmones.
Pero durante las primeras tres semanas del año el promedio de las lecturas de picos máximos diarios de partículas en suspensión de Punjabi Bagh, un monitor cuyas lecturas suelen estar por debajo de las de otras ciudades y mediciones independientes, llegó a 473, más del doble del promedio de 227 para Pekín durante el mismo período. Cuando el índice alcanzó los 500 puntos por primera vez en el año en la capital china, la noche del 15 de enero, Nueva Delhi ya había tenido ocho días con esa marca.
"Siempre me desconcertó que se hable de la contaminación en China y no en la India", dijo Angel Hsu, director del programa de mediciones de comportamiento medioambiental del Centro de Legislación y Políticas Medioambientales de la Universidad de Yale. "China se dio cuenta de que no puede escudarse detrás de su habitual opacidad, mientras que la India no se siente obligada a divulgar mejores mediciones y datos."
Hace tiempo que los expertos saben que el aire de la India es de los más irrespirables del mundo. Un estudio reciente de los investigadores de Yale reveló que 7 de los 10 países donde el aire está más contaminado están en el sudeste asiático. Y se acumula la evidencia que indica que los indios pagan un precio más alto que cualquier otra población por la contaminación de su atmósfera. Un estudio reciente reveló que tienen los pulmones más frágiles del planeta y menos capacidad pulmonar que los chinos.
La India tiene la tasa de muertes por enfermedades respiratorias crónicas más alta del mundo y más muertes por asma que cualquier otro país, según la OMS. La mitad de todas las visitas al médico en el país son a causa de problemas respiratorios, según Sundeep Salvi, director de la Fundación de Investigaciones del Tórax, de la ciudad de Pune.
La agrupación civil Aire Limpio en Asia descubrió que otro medidor común de la contaminación, conocido como PM10, por las partículas en suspensión de menos de 10 micrones de diámetro, promedió los 117 puntos en Pekín durante un período de seis meses en 2011. En Nueva Delhi, el Centro Científico y Medioambiental estudió las cifras oficiales del gobierno y descubrió que la medición promedio de PM10 durante 2001 en esa ciudad fue de 281, casi dos veces y media más alta que en Pekín.
Lo que tal vez sea más preocupante es que los niveles del pico diario de partículas contaminantes en suspensión en Delhi durante el año en curso son un 44% más altos que el año pasado. Las partículas en suspensión han sido fuertemente asociadas con la muerte prematura, los infartos, los ACV y fallas cardíacas. En octubre, la OMS declaró oficialmente que las partículas en suspensión producen cáncer de pulmón.
En China la preocupación por la calidad del aire obsesiona a muchos en las urbes, y algunos funcionarios de gobierno dicen que disminuir la contaminación es una prioridad. Pero en la India el flamante gobierno regional de Delhi no mencionó la contaminación en sus 18 prioridades y el ministro de Medio Ambiente renunció en diciembre en medio de críticas que lo señalaban como responsable de demorar varios proyectos industriales de envergadura. Su reemplazante aprobó casi de inmediato varios proyectos que podrían sumar aún más contaminación.
En las conversaciones sobre cambio climático global realizadas en noviembre en Varsovia, tanto la India como China se opusieron rotundamente a la imposición de límites de emisión de contaminantes.
Frank Hammes, director ejecutivo de IQAir, un fabricante suizo de filtros de aire, dijo que las ventas de su empresa a China multiplicaban cientos de veces las ventas a la India. "En China la gente está sumamente preocupada por la calidad del aire, especialmente en los entornos donde hay chicos -dijo Hammes-. Es desconcertante que en la India no exista la misma preocupación."
Los vecinos de Delhi entrevistados expresaron una mezcla de desconocimiento y desesperación respecto de los niveles de contaminación de la ciudad. "No creo que la contaminación sea una preocupación importante en Delhi", dijo Akanksha Singh, estudiante de ingeniería de 20 años que vive en Ghaziabad, en las afueras de Delhi.
Las deficiencias pulmonares de los ciudadanos indios es conocida desde hace tiempo, pero durante años los investigadores supusieron que se trataba de una diferencia genética. Luego, en 2010, un estudio reveló que la funcionalidad pulmonar de los hijos de inmigrantes indios nacidos y criados en Estados Unidos era mucho mejor que la de aquellos nacidos y criados en la India.
"No es genético, es mayormente medioambiental", dijo el doctor MyLinh Duong, profesor asociado de respirología de la Universidad McMaster de Hamilton, Ontario.
A partir de todo esto, muchos ciudadanos ricos de la India están considerando abandonar su país.
Fuente: lanación.com.ar - Traducción de Jaime Arrambide - Imagenes: http://mexico.cnn.com

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

¿Cuánto tiempo nos queda? El informe de la ONU en 60 segundos