BIBILONI SE CUELGA DE LAS TETAS DE LA REPÚBLICA





Una veterana y famosa vedette y actriz argentina, Moria Casán, popularizó el dicho: “se cuelgan de mis tetas”, utilizado ahora por cuanta vedetonga aparece por los canales de televisión. Traducido significaría que, aquellos que no tienen otra oportunidad de hacerse conocidos, lo hacen a través de la fama de artistas con renombre y cariño del público.
El secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Homero Bibiloni –cada vez más ausente de los acontecimientos en los que debería tener protagonismo, es decir, los ambientales-, no tienen mucho para ser famoso. Más bien todo lo contrario. Sus políticas (¿políticas?) ambientales van desde el fracaso más rotundo hasta las anodinas reuniones de entrecasa. Necesita pantalla y los festejos del bicentenario de la Revolución de Mayo parecen ser la excusa perfecta.
Es así que ni lerdo ni perezoso corrió para no perder el tren de las celebraciones y se subió al último vagón del Programa de Festejos del “El Paseo del Bicentenario” con algo que denominó: La posta de ambiente. “En esta oportunidad (la secretaría) es la encargada de aportar un recorrido sobre los temas ambientales nacionales, donde se destaca la construcción de contenidos bajo criterios educativos”, cita textualmente una gacetilla enviada por la oficina de prensa de esa secretaría.
“Bajo el lema ‘El Bicentenario de todos y cada uno de los argentinos’, le toca a esta Secretaría dar cuenta de 200 años de realidad ambiental enmarcada en hechos sociales, políticos y culturales. Como responsable de la realización de la Posta de Ambiente, el organismo nacional expondrá una experiencia integral de conocimiento e información sobre ambiente y desarrollo sustentable a partir de cuatro ejes o dimensiones: Consumo/Equidad (Dimensión Sociocultural), Producción y Trabajo (Dimensión Económica), Patrimonio Natural (Dimensión Ecológica), Producción y Trabajo (Dimensión Económica)”, agrega el comunicado.
Esta rayuela ambiental donde uno va a parar al cielo o al infierno, es lo menos parecido a lo que pasa en la Argentina. En estos 200 años que pretende recorrer el organismo, habrá seguramente referencias al estado en que se encuentra la Cuenca Matanza Riachuelo, un capítulo en el que Bibiloni ha tenido más fracasos que éxitos.
En cambio, no se sabe si en esos ejes -más al estilo de la Suiza de los Alpes que a la actual Argentina-, habrá lugar para conocer las luchas antimineras que se están desarrollando en el país; el genocidio silencioso de los agrotóxicos; la total ausencia de estrategia ambiental nacional o el fracaso de la política del organismo que encabeza Bibiloni respecto del conflicto de Botnia. Todos temas estos en los que la secretaría es más identificable con el silencio que con el compromiso.
Lo más curioso es que se pretenda dar a todo esto un envoltorio educativo, una esfera donde es notable la ausencia del organismo ambiental nacional, a pesar de las promesas que se realizaron en su momento con motivo del Congreso de Educación Ambiental que se realizó en San Clemente del Tuyú.
La posta estará ubicada entre las calles Cerrito y Perón del 21 al 25 de Mayo, de 13 a 22 hs. exceptuando el día 21 donde la apertura está programada para las 18 hs. Mientras el país mira incrédulo el deterioro ambiental que arrasa con la calidad de vida de sus ciudadanos, Bibiloni encontró en la República del Bicentenario unas buenas tetas de las que colgarse.

medioymedio.com

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques