lunes, 2 de agosto de 2010

Cultivos transgénicos. Cosechas que no aparecen en las encuestas





Los cultivos transgénicos se siembran en nuestro país desde 1996, cuando se introdujo la soja RR de la multinacional Monsanto. A ella se sumó en el 2003 el maíz MON 810 (de Monsanto) y en el 2004 el maíz Bt11 de la empresa Syngenta.
Durante el 2009 fueron aprobados nuevos cultivos transgénicos para comercializar su semilla en Estados Unidos. Estas variedades de la oleaginosa no están autorizadas comercialmente en Uruguay, pero sí pueden ser multiplicadas y exportadas en su totalidad a dicho país. Bajo esta modalidad está la soja de Monsanto Uruguay S.A. MON89788 (RR2Y) y la soja A2704-12 (LL). Ambas variedades fueron sembraron durante la zafra 2009-2010 en 1.500 hectáreas. ¿Donde fueron a parar las semillas que no se exportaron? ¿Dónde quedó el rastrojo de dichos cultivos?
También fueron aprobados varios maíces transgénicos para realizar ensayos de “evolución nacional de cultivares” (o sea, que estos maíces serán evaluados antes de ser autorizada su siembra). En esa situación se encuentran el Maíz GA21X Bt11, Maíz GA21 y Maíz BT11XMIR162XGA21, todos ellos de la firma Yanfin SA, representante en nuestro país de la multinacional Syngenta. También se aprobaron con el mismo objetivo maíces de la empresa Monsanto (NK603 y MON810 X NK603) y el maíz TC1507 de la empresa Rutilán S.A. ¿Serán aprobados estos maíces para siembra este año en Uruguay?
Situación de los cultivos
De acuerdo a la última encuesta realizada por la Dirección de Estadísticas (DIEA) del Ministerio de Ganadería, durante la zafra 2009-2010 la soja y el maíz superaron récords históricos de superficie y cosecha respectivamente. La soja alcanzó 848.800 hectáreas y el maíz una superficie de 95.500 hectáreas. Lamentablemente no es posible tener los datos específicos de cuanta es la superficie de maíz transgénico y convencional sembrados, ya que esos datos no son consultados al momento de realizarse la encuesta agrícola.
La intención de siembra para la zafra 2010-2011 es muy similar a la realizada en la zafra anterior.
Otro dato que surge de la encuesta, es que en cerca del 40% de las chacras donde se sembraron cultivos de verano no se sembrarán cultivos de invierno y que quedarían en barbecho.
El dejar en barbecho chacras donde se ha sembrado soja es un tema muy importante a resaltar, ya que entre los técnicos de nuestro país es ampliamente conocido que la soja deja un rastrojo (lo que queda después de la cosecha) muy liviano y poco denso, resultado del uso masivo de herbicidas que no permitieron el desarrollo de ningún otro vegetal aparte de la soja. Si se mantiene desnudo el suelo, con alguna lluvia fuerte puede haber pérdidas por erosión, acumulación de sedimentos en los cursos de agua y arrastre de agrotóxicos utilizados en el cultivo de esta oleaginosa.
Uruguay cuenta con la ley 15.239, de Conservación de Suelos y Aguas, que existe desde hace mucho tiempo y según las autoridades está reglamentada. Sin embargo, pareciera que poco importa frente al avance de estos cultivos extractores de recursos naturales tales como el agua y el suelo.
Evaluación de los impactos
Desde que los cultivos transgénicos entraron a nuestro país no se han realizado evaluaciones sobre los impactos que este modelo agrícola ha causado a nivel ambiental, económico, social y mucho menos de los impactos en la salud, debido al uso masivo de agrotóxicos.
Lo que sí se sabe que un puñado de empresas, en su gran mayoría extranjeras, son quienes cultivan ambos transgénicos, las que vienen, siembran, cosechan y se van, dejando un rastrojo de contaminación y destrucción, donde a nivel de la fauna lo más visible es la mortandad de abejas y peces. Los apicultores y pescadores artesanales saben muy bien sobre estos temas. También se sabe que el aumento de las importaciones de agrotóxicos va de la mano del aumento de estos cultivos y que miles de toneladas de agrotóxicos son esparcidos sobre nuestros ecosistemas.
Sobre la contaminación del agua, las poblaciones del interior tienen la información, conocen los índices de contaminación dados por la OSE. ¿Que se pueden hacer sobre este tema? ¿Esperar que la OSE de a conocer índices de cero contaminación? ¿O cavar un pozo más profundo?
De esta cosecha de destrucción no se habla, pero sin embargo la siembra ya está hecha. www.ecoprotal.net
RAPAL Uruguay
www.rapaluruguay.org

---------------------------------------------------------------

Brasil cierra sus puertas a maíz transgénico de Bayer


La Corte federal de Paraná en Brasil prohibió la liberación comercial del maíz transgénico Liberty Link –resistente al herbicida glufosinato– de la compañía Bayer en todo el territorio nacional y cuestionó el papel regulatorio del Consejo Nacional de Bioseguridad (CTNBio) ya que la decisión de autorizar la liberación comercial de dicho grano se basó en procedimientos irregulares mientras en México el gobierno mexicano ha otorgado 24 permisos de siembra experimental de maíz transgénico.
“Mientras que la acumulación de experiencias de revocaciones y prohibiciones a variedades transgénicas sigue a la alza, en nuestro país el gobierno da carta abierta a empresas transnacionales como Monsanto, Dow AgroScience y Pioneer, denunció Aleira Lara, coordinadora de la campaña de agricultura sustentable y transgénicos de Greenpeace.
La decisión de la Corte basileña es en respuesta a la demanda civil presentada en 2007 por las organizaciones Terra de Direitos, AS-PTA, IDEC y ANPA, las cuales requerían que la CTNBio garantizara adecuadas evaluaciones de riesgos ambientales y para la salud, acceso a la información y prevención a la contaminación genética – todos ellos considerados derechos ciudadanos básicos.
La demanda cuestionó la liberación de maíz genéticamente modificado debido a la incapacidad de la CTNBio para establecer medidas de bioseguridad previas relativas a la coexistencia de cultivos transgénicos y no transgénicos y para su monitoreo, así como por la ausencia de estudios de impacto ambiental y la falta de acceso a procesos de interés público.
A su vez la jueza federal, Pepita Durski Tramontini, de la Corte Ambiental de Curitiba también revocó la autorización para la liberación de dicho cultivo en el norte y noreste de Brasil debido a la ausencia de estudios relacionados con los impactos potenciales de estas tecnologías en los biomas regionales.
Asimismo se estableció una multa para Bayer de 50,000 reales brasileños (aproximadamente 28,362.41 dólares) por día, si no suspende inmediatamente la comercialización, cultivo, transporte, importación e incluso el desecho del maíz Liberty Link.
“El caso de Brasil pone a la luz, una vez más, la falta de investigación y regulación pública suficiente para impedir que los gobiernos favorezcan los intereses de un puñado de empresas. No hay ninguna buena razón para autorizar la siembra comercial de maíz transgénico que amenaza variedades convencionales y nativas, la biodiversidad, y propiciará la dependencia y vulnerabilidad de los campesinos frente a las empresas que detentan la patente de las semillas transgénicas. El gobierno mexicano debe fomentar el bien común y salvaguardar el interés nacional prohibiendo la liberación al medio ambiente de maíz transgénico en México, gran reservorio de semillas nativas”, concluyó Lara.

Coordinación contra los peligros de BAYER
www.CBGnetwork.org