¡Paremos el acaparamiento de tierras!

A nivel global, se estima que al menos 50 millones de hectáreas –equivalente a la superficie de toda España− podrían haber cambiado de propietario en los últimos años; Intermón Oxfam elevan esta cifra hasta 227 millones de hectáreas.
Aunque no es un fenómeno nuevo, es un conflicto socioecológico que actualmente se está produciendo a un ritmo y con una extensión alarmantes sobre todo en África pero también en países como España. No te olvides del acaparamiento de tierras porque provoca hambre, pobreza y desigualdad.
A nivel global, se estima que al menos 50 millones de hectáreas –equivalente a la superficie de toda España− podrían haber cambiado de propietario en los últimos años; Intermón Oxfam elevan esta cifra hasta 227 millones de hectáreas. El acaparamiento de tierras se realiza a través de privatizaciones y de reclamaciones de titularidad pública y posterior venta o arrendamiento de terrenos a largo plazo, a 30, 50 o incluso 99 años renovables. Principalmente tiene lugar en África, Asia y América Latina, pero también en Europa (España, entre otros países).
Muchas de las transacciones de tierras se basan en la noción de que se trata de tierras “baldías”, “marginales” o “degradadas”, sin apenas población y que es poco probable que se utilicen para producir cosechas alimentarias. Así, los promotores de la agricultura industrial se ofrecen a explotar estas tierras “ociosas” y a producir alimentos en lo que serán grandes negocios de alta rentabilidad. La realidad es que no se trata de tierras marginales, sino de las más fértiles, y no están en desuso ni desocupadas, son y han sido trabajadas por sus pobladores desde hace mucho tiempo, y de ellas obtienen su sustento.
Además, los cultivos que se plantan en las tierras acaparadas no se destinan a la alimentación, sino que buena parte se dedica a la producción de agrocombustibles. En otros casos, la tierra acaparada se usa para “cultivar” bosques, es lo que se ha llamado “acaparamiento verde”, el uso de la tierra y los recursos naturales con fines ambientales.
El acaparamiento de tierras es una de las posibles expresiones de los conflictos socioecológicos que hoy atraviesan el planeta, y que son uno de los principales focos de interés de FUHEM Ecosocial.
Este informe del Transnational Institute (TNI), elaborado por especialistas en la materia, entre los que se encuentran Saturnino Borras, Jennifer Franco y Sylvia Kay, realiza un sintético pero detallado análisis del acaparamiento de tierras en el momento actual y recoge estudios de caso relevantes.

http://www.canalsolidario.org/ - ECOticias.com

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques