Chile Con plantación de araucarias comienza restauración en Parque Nacional Tolhuaca

Equipo de la UACh y guardaparques del lugar plantaron esta especie en siete módulos para evaluar su desarrollo y supervivencia.
 
La respuesta de los bosques a los incendios que han afectado el Parque Nacional Tolhuaca y la Reserva Nacional Malleco ha sido estudiada desde 2003 por el académico del Instituto de Conservación, Biodiversidad y Territorio de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la Universidad Austral de Chile (UACh), Dr. Mauro González. Frente a la severidad del daño provocado por este desastre, se decidió iniciar la realización de una restauración activa, plantando araucarias en uno de los sectores afectados.
“En 2002, incendios provocados por rayos afectaron a varios parques nacionales. Establecimos desde entonces un monitoreo en el Parque Nacional Tolhuaca y la Reserva Malleco, para observar la respuesta de estos bosques de araucaria a través del tiempo”, explicó el profesor González, según consigna la nota publicada por la universidad.
Sin embargo, en 2015 un nuevo incendio, esta vez de origen antrópico, volvió a quemar este ecosistema que tras el primero había comenzado a recuperarse naturalmente. “Un 60% del área quemada en 2002 se quemó nuevamente en 2015 con una alta severidad y eso impactó fuertemente la vegetación que ya llevaba 13 años de recuperación. En vista de esto, planificamos hacer una restauración activa ya que la respuesta del bosque a dos incendios consecutivos ha sido muy escasa”, afirmó.
El académico explicó que cuando ocurren incendios sucesivos de alta severidad el ecosistema forestal se transforma en un ecosistema arbustivo, ya que las especies que tienen la capacidad de restablecerse son las que rebrotan vegetativamente y la cobertura arbórea, que depende comúnmente de semillas, se pierde. En consecuencia, se produce un cambio desde un bosque a un matorral, que se perpetúa en el tiempo.
Proceso de restauración
En 2016, en coordinación con guardaparques del Parque Tolhuaca se colectaron semillas de araucaria en sectores no quemados del Parque, las que se viverizaron en el vivero Bosques del Sur, a cargo del profesor Bernardo Escobar de la UACh. Luego de un año, se seleccionaron las plantas más vigorosas para establecer un primer ensayo.
“La plantación se hizo con una pequeña cantidad de plantas, las que no medían más de diez centímetros. Establecimos siete módulos, en núcleos de 20 plantas cada uno. El área elegida para plantar había sido fuertemente quemada, y tenía un gran atractivo y belleza escénica”, señaló.
Para el académico, este es un primer paso, que pretende además de generar información y experiencias de restauración postfuego, impulsar una mayor preocupación por estos bosques, los que luego de estos desastres son olvidados o no reciben la atención suficiente por parte del Estado. “Tenemos que pasar de la planificación y discusión a la acción, antes que los bosques de Araucaria terminen degradándose y desapareciendo completamente”, manifestó.

Fuente: Boletin de ecosistemas.cl - Imagen: ‪meusdevaneiosescritos.blogspot.com‬

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Argentina: Por fin salió ley que impide desarrollos inmobiliarios en bosques afectados por incendios