Orden de captura de Estados Unidos para exejecutivos de Volkswagen

La Justicia de Estados Unidos libró orden internacional de captura contra cinco ex ejecutivos de la automotriz alemana Volkswagen en relación con el escándalo de la manipulación de motores diésel, según informes de prensa publicados en Alemania, que confirmó una letrada.
 
"Es algo que se esperaba", dijo una integrante del equipo legal que defiende al ex jefe de desarrollo de la marca Volkswagen, Heinz-Jakob Neusser. La abogada no se mostró sorprendida por la medida, que implica que estos cinco antiguos directivos podrían ser detenidos fuera de Alemania.
El diario alemán Süddeutsche Zeitung y las emisoras públicas NDR y WDR adelantaron la información el jueves por la tarde, pero ni el Departamento de Justicia de Estados Unidos ni Interpol quisieron comentar la información. La defensora de Neusser dijo que su cliente tampoco se pronunciará al respecto.
El Departamento de Justicia en Washington publicó en enero un llamado statement of facts (constatación de hechos) en base a pesquisas del FBI. El documento desgranaba los cargos civiles, que costarán miles de millones en multas y compensaciones a Volkswagen, y también puntos sobre responsabilidad penal.
Los acusados no pueden ser extraditados por Alemania por ser ciudadanos alemanes, pero si salen del país podrían ser detenidos de inmediato. Los cargos rezan conspiración para cometer fraude y violación de la reglamentación ambiental de Estados Unidos.
Según los medios alemanes, la orden de captura ha sido interpretada por los defensores como una nueva "escalada". La representante de Neusser lo negó y explicó que debido a que Alemania no extradita a sus nacionales, las autoridades estadounidenses no tenían otra vía que el pedido de captura a través de otros países.
Ni la Oficina de Investigación Criminal de Alemania ni Volkswagen quisieron comentar esta versión.
A principios de año fue detenido en el aeropuerto de Miami un ex gerente de Volkswagen encargado de cuestiones ambientales estadounidenses.
En mayo, un tribunal de segunda instancia confirmó la negativa a dejarlo en libertad bajo fianza. El juicio está previsto para enero de 2018 y podría acabar en una larga sentencia de cárcel.
Antecedentes
El escándalo de la manipulación de motores diésel en once millones de automóviles de Volkswagen en todo el mundo salió a la luz en septiembre de 2015 en California, Estados Unidos.
El uso de un dispositivo fraudulento para simular menores emisiones de gases contaminantes que las reales sumió a la automotriz en la peor crisis y le ha costado más de 22.000 millones de euros (US$ 24.600 millones) en concepto de compensaciones en Estados Unidos y Canadá.
También en Alemania están en marcha investigaciones penales. La fiscalía de Brunswick, cerca de la ciudad de Wolfsburgo, sede de la compañía, investiga a cerca de 40 sospechosos, incluidos los cinco buscados con orden de captura internacional.
A ello se suman una miríada de demandas civiles de propietarios de automóviles con el motor trucado.
La "constatación de hechos" de Estados Unidos sirvió de base para un acuerdo para el pago de US$ 4.300 millones de de Volkswagen con las autoridades estadounidenses. Independientemente de esta compensación se ventila la responsabilidad individual de los ejecutivos e ingenieros involucrados. También en otros países hay investigaciones en curso.

Fuente: DPA - Foto: Reuters

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente