Argentina / Misiones: No a las semillas transgénicas en la Capital Nacional de la Biodiversidad

Mantener durante miles de años la biodiversidad agrícola ha sido uno de los factores que permitió a los agricultorxs de todo el mundo y de Misiones asegurar su independencia productiva y la soberanía alimentaria de sus comunidades.

Nosotrxs ciudadanos y ciudadanas, campesinxs, productorxs de la agricultura familiar, estudiantes, trabajadores de la salud de la Provincia de Misiones, integrantes de las organizaciones y movimientos que suscriben, ante el anuncio que la Secretaría de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial dependiente de la Secretaría de Agroindustria de la Nación y la Asociación Maíz y Sorgo Argentino (Maizar), firmaron un convenio para desarrollar el cultivo de maíz transgénico, de alta productividad en Misiones y en el Nordeste de Corrientes, con el objetivo de producir y exportar –desde estos territorios- más de 1000000 de toneladas al Brasil.
Rechazamos enérgicamente este proyecto que pone en riesgo la ya amenazada biodiversidad de las semillas nativas y criollas de la provincia de Misiones y de la región, como así también la soberanía alimentaria.
La reciente ley 27494 de la Nación, promulgada el día 05 de Diciembre del 2018 que declara a la Provincia de Misiones como “capital Nacional de la Biodiversidad” fruto del esfuerzo de la sociedad misionera y de los organismos gubernamentales de preservar los bienes naturales. ha sido herida de muerte ante la confirmación y avance del Proyecto de cultivos de maíz transgénico en 7 localidades de la Provincia sin previa participación de la ciudadanía y no teniendo en cuenta la ley provincial de Fomento a la Producción Agroecológica (Ley VIII-N°68 – promulgada 16/10/2014) y tampoco la Ley provincial de prohibición del glifosato (Ley XVI- N°124 – sancionada el 18/10/2018)
Las organizaciones pueden sumarse a la Campaña desde aquí
Cuando la ONU, el máximo organismo de diplomacia internacional, adopta el lunes 17 de diciembre de 2018, en Nueva York, la “Declaración sobre los Derechos de los Campesinos y de otras personas que trabajan en las zonas rurales”, toma una medida sin precedentes y reconoce una serie de derechos para los sectores populares del campo, reivindicando el rol fundamental de la agricultura familiar para combatir el hambre, cuestionando a los agroquímicos, defendiendo el derecho a proteger las semillas (frente a los intentos de privatización), y remarcando la necesidad de la soberanía alimentaria, nosotrxs en la provincia vemos amenazada nuestra soberanía y avasallados nuestros derechos, ante este intento de introducir oficialmente semillas transgénicas.
Nos oponemos a este proyecto porque:
    •    Las semillas transgénicas son parte de un modelo productivo que ataca directamente la biodiversidad, destruye y envenena el suelo, el agua, el aire y como consecuencia pone en riesgo la salud de los animales. de las plantas y de las personas.
    •    Impide el derecho a que la población tenga una alimentación Sana segura y solidaria. Por eso es necesario aplicar, en este caso, el principio de precaución (Declaración de Río 1992)
    •    El maíz transgénico en la Provincia, viene a destruir el modelo de producción con enfoque en la agroecología ya que ambos modelos son incompatibles. Una vez que un OGM (Organismos modificados genéticamente) es liberado al medio ambiente es imposible retirarlo o prevenir su esparcimiento. La coexistencia entre los maíces de variedad y el maíz transgénico no es posible ya que este último los contamina.
    •    El cultivo de transgénicos trae consigo un paquete tecnológico, que beneficia solamente a las grandes corporaciones, ya que necesita la utilización de grandes cantidades de agrotóxicos, como el glifosato, entre otros.
    •    El glifosato está clasificado como probable cancerígeno por el IARC,(Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer dependiente de la Organización Mundial de la Salud). No quedan dudas del gran impacto que trae en el deterioro de la salud y la calidad de vida, con el gran aumento de cáncer, linfomas, hipotiroidismo, abortos espontáneos, malformaciones, constatadas en varias investigaciones realizadas en las regiones o provincias en donde se utilizan estos venenos para los monocultivos.
    •    Esta propuesta viene a agravar más el deterioro ambiental con que contamos, ya que requerirá del desmonte de miles de hectáreas de selva.
    •    La provincia de misiones cuenta con una historia reconocida en la región y en el país de recuperación de maíces criollos en manos de los productorxs y de programas / instituciones que han acompañado a lxs mismxs. Por eso necesitamos que el apoyo financiero sea para impulsar la producción con las semillas locales, con manejo desde las familias agrícolas. Permitir la implantación de maíz transgénico implica dependencia total de las grandes corporaciones que comercializan esta semilla de maíz.
Para que merezcamos seguir siendo “La capital Nacional de la Biodiversidad:
Instamos a todxs lxs misionerxs, a los gobiernos municipales, consejos deliberantes, al gobierno Provincial a no dejarnos avasallar, a no quedarnos calladxs, a defender las semillas nativas y criollas, a defender la biodiversidad, el agua, la tierra, a la agroecología como propuesta de modelo productivo para luchar por la soberanía alimentaria y por la salud de todxs.
“Las semillas patrimonio de los pueblos al servicio de la humanidad”, y deben seguir estando en manos de los agricultores y no de las grandes corporaciones.

Primeras adhesiones:
    •    Red de Agroecología de Misiones
    •    Movimiento por las semillas campesinas de Misiones
    •    Red de Agricultura Orgánica de Misiones (RAOM)
    •    MAELA (Movimiento Agroecológico de América Latina)
    •    Movimiento Nacional de salud LAICRIMPO
    •    Movimiento Mundial para la salud de los pueblos – Argentina (MSPLA)
    •    Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas de América Latina (RAPAL)
    •    Red de Organizaciones Rurales y Comunidades Originarias en Lucha
    •    Productores Independientes Piray (PIP)
    •    Cooperativa de Trabajo Parajes Unidos Puerto Libertad
    •    Movimiento de Trabajadores Excluidos MTE
    •    Productores Unidos de Delicia
    •    Comunidad Ysiry
    •    PUSALI (Organización de Productores Unidos de Santiago de Liniers)
    •    MTE Rama Rural Misiones – CTEP
    •    Frente Ciudadano Ambiental CAPUERA
    •    Acción por la Biodiiversidad
    •    GRAIN
    •    Multiversidad Popular – Misiones
    •    SERPAJ Misiones
    •    Movimiento Agrario de Misiones (MAM)
    •    Red de Agroecología – NEA
    •    Cooperativa Agrícola Rio Paraná Limitada – Misiones
    •    Casa de las semillas – Misiones
    •    Colectivo Nuestros Derechos ( Pcia. Roque Saénz Peña-Chaco)
    •    CIRAA (Círculo Argentino de Agroecología)
    •    Multisectorial Paren de Fumigarnos – Santa Fe –
    •    Museo del Hambre. Centro de Lucha por la Soberanía Alimentaria
    •    Seminario sobre el Derecho a la Alimentación Adecuada – Facultad de Derecho, UBA Cátedra Abierta Estudios Urbanos y Territoriales, UNPSJB Trelew
    •    Cátedra Abierta Ambiente y Sociedad de Saladillo
    •    Mesa Provincial No a las Represas – Misiones
    •    INCUPO (Instituto de Cultura Popular)
    •    Patria Grande – Misiones
    •    SERPAJ
    •    Conciencia solidaria
    •    Madre Tierra – Eldorado
    •    Asamblea Socio Ambiental ECOS, Saladillo
    •    Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria de 9 de Julio
    •    Conciencia Agroecológica 9 de julio
    •    Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria y Agroecología CALISAyA UNaM
    •    Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria CASA; UADES. Paraná – Entre Rios
    •    Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria de la Escuela de Nutrición de la UBA
    •    Catedra Libre de Agroecologia y Soberania Alimentaria (CLAYSA)
    •    UNC AABDA (Asociación para la agricultura Biológica-Dinámica de Argentina)
    •    Madres de barrios fumigados de Pergamino
    •    Comunidad Slow Food FloreSer |Rio Luján | Campana
    •    Cátedra de Soberanía Alimentaria de la FCN unas
    •    Corriente Nacional Emancipación Sur
    •    RENAMA (Red Nacional de Municipios y Comunidades que Fomentan la Agroecología)
    •    Red Jarilla de Plantas saludables de la Patagonia
 
Publicado en: ecoportal.net
-------------------
Se aprobó la comercialización de papas y trigo transgénicos


En base a estudios confidenciales e informes técnicos-científicos, el Gobierno nacional se encamina a aprobar la comercialización de papas y trigo transgénicos para consumo masivo en todo el país. En el caso del tubérculo, la autorización ya estaría vigente mientras que todavía hay dudas sobre la posibilidad que el cereal siga el mismo camino.

Fernando Frank, de la Asociación Campesina Valle del Conlara, explicó que hasta la actualidad hay un total de 51 alimentos transgénicos “aprobados” para su comercialización en el país: la mayoría están destinados a alimentación animal o industrialización. Es decir, la papa y el trigo serían los primeros alimentos a los que los consumidores podrán acceder de manera “directa”.
“Los estudios no han sido publicados y no podemos saber con certeza sus resultados. No han sido entregados a grupos de investigación médica para que los evalúen. Además, aunque parezca una locura, los estudios los hacen las mismas empresas (que van a comercializar los alimentos), y las comisiones que evalúan están integradas mayormente por las empresas”, explicó Frank.
El diario Página 12 alertó sobre el peligro de esta autorización, y en un artículo detalló que “el 4 de noviembre la empresa Bioceres (que cuenta entre sus accionistas a Gustavo Grobocopatel y Hugo Sigman, entre otros millonarios argentinos) presentó en Pergamino el ¨trigo HB4¨. La publicidad corporativa señala que es ¨tolerante a la sequía¨ y al agrotóxico glufosinato de amonio, más cuestionado por su toxicidad que el famoso glifosato”.
Frank agregó que “si aprueban un transgénico de resistencia herbicida, ese herbicida se va a empezar a usar mucho más, por lo que van a quedar residuos en el grano; es decir, vamos a consumir un trigo más contaminado”.
El productor consideró que este tipo de medidas tendrá un impacto aún más contundente si se aprueba la Ley de Semillas, una iniciativa que deja en manos de las grandes empresas la decisión sobre “lo que se cultiva y lo que no”.
En el caso de la papa está aprobado, pero no pudimos averiguar si ya se está comercializando. En el caso del trigo, está aprobado por la comisión técnico-científica, pero todavía falta un paso”, señaló. El freno al trigo transgénico, en realidad, está vinculado con la baja probabilidad de exportación: los potenciales países compradores se niegan a adquirir el cereal en esas condiciones.
Con los alimentos transgénicos en plena vigencia y la posible aprobación de la Ley de Semillas, los pequeños productores serán otra vez perjudicados: el trigo transgénico puede fecundar al trigo convencional; por lo que las cosechas convencionales podrán contener transgénicos, por simple contaminación. En este caso, las empresas no serían sancionadas por contaminar el trigo ajeno, sino que los productores podrán ser obligados a pagar a las grandes firmas por “robar la tecnología”.
“Si produzco mi propia semilla de trigo y estoy hace 20 años, pero de repente tengo un vecino que cultiva trigo transgénico, si me contaminan mi trigo, en vez de yo poder reclamar que me contaminaron, las empresas pueden reclamar que yo les estoy robando tecnología”, ejemplificó Frank.

Fuente: San Luis 24
   

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques