Salvar a las ballenas: un extraordinario esfuerzo que vale la pena




(De jacksonville.com)- Con todo el entusiamo sobre 'ser ecologísta', parece como que se está convirtiendo más en una tendencia que en nada más. Un tema que está pasando por alto: la extinción de múltiples especies. Dí con una organización de la que me enamoré. Su estrategia marca la diferencia con la acción en lugar de tomar fortografías y sostener pancartas, fue asombroso.
En 1986 la Comisión Ballenera Internacional promulgó una moratoria sobre toda caza comercial de ballenas. Desde entonces tres naciones, Islandia, Noruega y Japón han asesinado alrededor de 25.000 ballenas bajo la farsa de investigación científica y para propósitos comerciales.
En 2008-2009, Japón llevará a cabo su programa de 'caza científica de ballenas' en un santuario de ballenas.
Tendrán como objetivo cazar 50 ballenas Fin y 50 ballenas jorobadas, ambas especies protegidas bajo la convención sobre el comercio internacional de especies en peligro de Fauna y Flora.
El país planea también matar 935 rorcuales aliblanco. Japón está explotando un vacío legal en la regulación internacional de la convención ballenera que nunca tuvo la intención de permitir la matanza comercial.
Japón promueve con fuerza el consumo de carne de ballena, introduciendo la carne de ballena en los programas de comida de las escuelas y vendiéndola en mercados y restaurantes de sushi.
Este no es un tema de moral o división cultural si no que se trata de una carrera contra el tiempo para salvar algo que juega un papel vital en nuestro ecosistema así como en la biodiversidad.
En 1977, una nueva organización, Sea Shepherd, fue establecida para intervenir y hacer mantener las regulaciones para la conservación y protección de la fauna marina. Fue fundada por el Capitán Paul Watson, un cofundador de Greenpeace, quien dejó la organización para establecer una organización de conservación distinta.
Durante 31 años Sea Shepherd ha intervenido con éxito y detenido las matanzas de la vida marina tales como la matanza de focas, tortugas y delfines. Sea Shepherd ha estado siempre en el centro de la polémica. Han sido acusados de ser demasiado extremos y peligrosos.
Su estrategia es evitar que maten a las ballenas, a obligar a los balleneros japoneses a gastar más dinero en combustible sin poder matarlas.
El barco de Sea Shepherd, Steve Irwin, salió a finales de Noviembre de Brisbane, Australia, para enfrentarse a los balleneros.
Algunos los llaman piratas, otros los llaman héroes.
Por HANNAH COPE,
Estudiante de escuela superior,
Camden County, Ga.

http://www.oceansentry.org/ Sea Shepherd

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques