Douglas Tompkins donará otras 400.000 Has para crear un Parque Nacional en Chile.

Esta sería su segunda donación al país trasandino (la primera de 70.000 Has. permitió la creación del P.N. Corcovado), mientras que en Argentina también donó las tierras del primer Parque Nacional Costero: Monte León (60.000 Has ubicado en Santa Cruz) y el año pasado el Estado finalmente aceptó otras 16.000 Has que Tompkins había intentado donar desde mitad de la década del ´90, a fin de adosarlas al Parque Nacional Los Glaciares en Perito Moreno.

El Mirador de Sudamérica -

El reconocido ecologista y multimillonario estadounidense Douglas Tompkins propone entregar 410 mil hectáreas que podrían ser usadas exclusivamente para la creación de un Parque Nacional en el sur de Chile.
El Ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, evalúo positivamente la actitud mencionando, en el diario local La Tercera, que “son iniciativas muy valiosas para el país (…) nos permite aumentar las áreas protegidas y mejorar los ecosistemas valiosos que no están representados debidamente”.
La decisión fue valorada por varios sectores. Al respecto, el ecologista chileno Juan Pablo Orrego, presidente de la ONG Ecosistemas que ha trabajado personalmente con Tompkins, menciona que “nos parece un aporte fabuloso, pero hay que esperar a que se materialice”, ya que, según conversó con el Mirador, otras donaciones fueron difíciles de concretar debido a que el Estado chileno tuvo inconvenientes con las condiciones propuestas. “En administraciones anteriores no aceptaron declarar parque todo lo que Tompkins estaba ofreciendo (…) no se quería aceptar los fondos de valles como parques, porque existe la idea de que estos tienen que ser productivos”, explicó.
La reciente propuesta incluye que el Estado se haga cargo del emblemático Parque Pumalín, creado por Tompkins y que hoy es un parque privado de acceso público. Está ubicado en la Región de Los Lagos y cuenta con una superficie de casi 300 mil hectáreas.
Este anuncio se suma al hecho el lunes pasado por Conservación Patagónica (fundada por la esposa de Tompkins, Kristine McDivitt) de abrir al público el Parque Patagonia, ubicado en la Región de Aysén y de 80 mil hectáreas, para posteriormente también traspasarlo a la administración pública.
Tompkins y McDivitt, radicados en la Patagonia, han desarrollado variados proyectos para la conservación de los ecosistemas a través de acciones como creación de parques nacionales y donación al Estado, recuperación la vida silvestre en peligro de extinción, implementación de una agricultura ecológica, promoción del bienestar en las comunidades locales y apoyo al activismo ecológico.
Conservación de la biodiversidad
En Chile actualmente existen cerca de 30 millones de hectáreas protegidas a través de diferentes denominaciones (Parque Nacional, Reserva Forestal, Reserva Nacional y Monumento Natural), sumando en total 157 unidades. En su mayoría se encuentran administradas por la Corporación Nacional Forestal (Conaf), entidad de derecho privado pero dependiente del Ministerio de Agricultura.
La riqueza de ecosistemas presente en el territorio es muy alta debido a la diversidad de climas y condiciones geográficas del país. Sin embargo, existe un desequilibrio en cuanto a la protección de estos; por ejemplo, más del 80% de las áreas protegidas se encuentran sólo en las regiones patagónicas de Aysén y Magallanes.
La selva valdiviana es uno de los ecosistemas más emblemáticos de Chile. Posee gran biodiversidad y especies únicas en el mundo.
“No estamos nada de bien en términos de lo que se ha protegido, no están bien representados todos los ecosistemas del país y hay un desequilibrio (…) yo me alegro de que esté tan protegida la Patagonia.  Pero incluso en ese mismo territorio, lo que está más protegido es el borde costero y, curiosamente, lo menos protegido es el ecosistema pampeano patagónico”, menciona Juan Pablo Orrego. Además, señala que “Conaf es un organismo que cuenta con muy bajo presupuesto y personal, lo que hace ver que las áreas protegidas y la conservación de la biodiversidad no han sido una prioridad para el país”.
El mes pasado la presidenta Bachelet envío un proyecto de ley al Congreso para crear un Servicio de Biodiversidad y Áreas Silvestres Protegidas (SBAP), como una forma de mejorar la administración sobre estas zonas y promover la conservación de los diferentes ecosistemas presentes en el territorio nacional. El anuncio fue hecho como parte de su compromiso de 50 medidas para los 100 primeros días de Gobierno.
El Servicio estaría a cargo de administrar el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (incluyendo también las privadas), crear planes de manejo de esas zonas, implementar políticas y estudios de conservación de la biodiversidad, preservar ecosistemas terrestres y marinos, fiscalizar leyes de pesca, caza y agricultura, entre otras.
“Al Estado le corresponde asegurar la protección y conservación de nuestra diversidad natural, pues ella es un patrimonio público”, mencionó Bachelet al momento de firmar el proyecto.
A pesar de que el anuncio de la creación del SBAP puede ser considerado un avance, existen dudas y reticencias respecto a algunos aspectos. Entre otras, la Agrupación de Ingeniero Forestales por el Bosque Nativo ha manifestado que el proyecto podría ser una vía hacia la privatización de las áreas protegidas y que puedan ser concesionadas a “grandes grupos económicos o ilustres familias que concentran la propiedad de gran parte de nuestros recursos naturales”.
Según mencionan en su sitio oficial, el Proyecto de Ley propicia la dispersión de potestad en la administración de las áreas protegidas, cuando lo que se busca es lo contrario. “En su Artículo 27° establece la facultad de ‘delegar la administración de un Área Silvestre Protegida del Estado cuando se considere necesario’ (…) Vale decir que si mantener un Parque Nacional le sale muy caro al país, se lo entregará a un tercero. Esto es inédito en Chile y el mundo, y es una buena vía para privatizar áreas protegidas”, explica la agrupación.
“Los expertos ven venir una ley muy poco auspiciosa, no hay un cambio radical y no hay una comprensión de la urgencia del problema”, acota Orrego en relación a este tema. Agrega que “es aterrante que en Chile más gente no comprenda la necesidad de la conservación, que puede incluso convertirse en un nodo de desarrollo para las regiones, como pasa con el Parque Torres del Paine, que es un foco de desarrollo para las ciudades de Punta Arenas y Puerto Natales”.http://diarioelmirador.com.ar/14822/multimillonario-estadounidense-donara-terrenos-para-un-parque-nacional-en-chile.html#sthash.niyD39QP.dpuf

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento