Australia y el vertido de escombros en la Gran Barrera de Coral


Así, el informe 'La Gran Barrera de Coral Amenazada', encargado por WWF, revela que el vertido de escombros procedentes de la ampliación portuaria dentro de los límites de este espacio Patrimonio de la Humanidad podría tener "impactos devastadores" sobre el arrecife.

La organización WWF ha denunciado la "irresponsable" industrialización en la Gran Barrera de Coral en Australia, donde el vertido de escombros podría causar "daños severos" a uno de los sistemas naturales más importantes del mundo, por lo que reclama al Gobierno de ese país que prohíba esta práctica. Así, el informe 'La Gran Barrera de Coral Amenazada', encargado por WWF, revela que el vertido de escombros procedentes de la ampliación portuaria dentro de los límites de este espacio Patrimonio de la Humanidad podría tener "impactos devastadores" sobre el arrecife. El director general de WWF, Marco Lambertini, ha explicado que la Gran Barrera de Coral es uno de los hábitats oceánicos más ricos del planeta, hogar de especies en peligro, una "importante" fuente de ingresos para Australia y un "tesoro natural del mundo entero". "Convertir al arrecife en un vertedero es la decisión equivocada para el medio ambiente y no tiene ningún sentido económicamente, sobre todo porque hablamos de construir puertos innecesarios", ha denunciado. En la actualidad, los planes de expansión de los puertos d ela zona implican dragar unos 51 millones de metros cúbicos del lecho marino, lo que equivaldría a llenar 49 veces el edificio Empire State de Nueva York. La mayoría de estos desechos podrían ser vertidos en las aguas de la Gran Barrera de Coral, donde originarían "nubes" de sedimentos muy dañinas, que podrían desplazarse hasta 80 kilómetros. El dragado y vertido puede asfixiar los corales y amenazar la supervivencia de especies en peligro como las tortugas marinas. La ONG señala que en la actualidad, Australia pretende aumentar a más del doble la capacidad de exportación de carbón en el estado de Queensland, a pesar de que la capacidad del puerto de carbón del estado no se aprovecha un tercio del tiempo, según un análisis realizado por la consultora independiente Global Development Advisors. Según los planes de expansión actuales, la capacidad de exportación de carbón de Queensland se incrementaría a 637 millones de toneladas al año, mucho más de lo que exportará toda Australia según las predicciones a corto plazo. El informe concluye que la industria del carbón está sufriendo un "declive estructural" a medida que las energías renovables ganan terreno y, "por lo tanto, es poco probable que los puertos de carbón propuestos sean necesarios. El daño al arrecife, sin embargo, ya se habrá producido". En este sentido, el director de WWF Australia, Dermont O'Gorman, considera que para proteger el arrecife y salvaguardar los 69.000 empleos que este proporciona, el Gobierno "debe prohibir el vertido de escombros" en la Gran Barrera de Coral. "Además, se debería reducir el dragado y realizar mayores esfuerzos para mejorar la calidad del agua", ha advertido. 
Finalmente, la ONG señala que ha abierto la web http://reef.panda.org/es/ donde se puede firmar una petición a los líderes mundiales para que protejan este espacio declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad, con el hastagh #SOSreef ep


Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques