Patagonia: Negocio con marea a favor. Un astillero naval en un área protegida de Río Negro

Una empresa de reparación naval sin antecedentes en el rubro accedió por diez años al usufructo de tierras fiscales sobre la costa del Golfo de San Matías, en el puerto de San Antonio Este y con salida directa al océano Atlántico. Un ex piloto de la Fuerza Aérea argentina es la cara visible del proyecto de servicios industriales que se desarrollará en un área natural protegida por ley, donde viven especies marinas en peligro de extinción.

Por Susana Lara

El puerto de aguas profundas de San Antonio es el único de comercio exterior en Río Negro, con posibilidades de crecimiento en relación a la pesca de ultramar y los hidrocarburos. Así, la empresa creada poco antes de firmar este convenio de concesión accede no sólo a dos hectáreas sino a un emplazamiento de privilegio en el mercado por un canon de 180.000 pesos mensuales. A mil metros de una colonia de lobos marinos, el taller requerirá la modificación total e irreversible de la costa protegida por ley, advirtió un investigador del Conicet.
El gobierno municipal de San Antonio Oeste (SAO) concedió a Max Technology SRL el uso de dos hectáreas –con cien metros de frente de costa– en el sector de servicios portuarios de San Antonio Este (SAE) para la instalación de un taller de reparaciones navales de embarcaciones que operan en la plataforma continental argentina. Max Technology se inscribió como sociedad en 2017 para la explotación de vuelos privados, incorporando el rubro naval para la tramitación de este proyecto recién en agosto del año pasado, cuando estaban muy avanzadas las negociaciones e incluso con una declaración de interés público presentada en el Senado de la Nación. La consultora Palumbo administrará y gerenciará Talleres y Astillero Naval San Antonio (TANSA), según la documentación del expediente administrativo que se aprobó en el Concejo Deliberante el 11 de marzo pasado.
El intendente Adrián Casadei (Juntos Somos Río Negro, alianza provincial) impuso con su mayoría en el CD la aprobación del comodato en favor de TANSA por el uso de tierras públicas por diez años con opción a otros tantos, dentro del área natural protegida Bahía de San Antonio creada por Ley 2670/93. Los concejales de la oposición aseguran que el proyecto aprobado carece de estudio de impacto ambiental.
 
Veteranos
En 2018, Vicente Ernesto Palumbo, capitán de navío retirado, inició gestiones para la instalación de este proyecto en la pequeña localidad costera, consiguiendo despachos favorables a nombre de Consultoría Palumbo SRL. Después apareció Diego Luis Goñi, piloto militar retirado, veterano de la guerra de Malvinas, como representante de los capitales inversores. En 1998, Palumbo dirigió el componente naval argentino en un operativo conjunto con la marina de Estados Unidos, sobre una hipótesis de conflicto interno, vedada a las Fuerzas Armadas por las leyes de Defensa Nacional y Seguridad Interior («Operativo Unitas en Punta Alta. Simulacro antiterrorista con marines estadounidenses», Clarín, 28 de septiembre de 1998).
En 2017 Goñi inscribió Max Technology en sociedad con otro veterano de Malvinas, el abogado Juan Eduardo Alejandro Gatti. La empresa estaba dedicada a la realización de vuelos privados, estudios de investigación aéreos para la industria minera y la importación de aeronaves e insumos. En agosto del año pasado incorporó entre sus objetos sociales la fabricación, reparación, modificación, mantenimiento y tareas de servicios para buques, así como la comercialización de insumos para el sector y servicios de consultoría, de acuerdo a los registros públicos del Boletín Oficial. Por su parte, Gatti es director titular desde hace años de Transporte Aéreo Petroleros SA, empresa que ex profesionales de YPF formaron en la década del ’90 durante las privatizaciones.
En esta etapa, Palumbo aparece como consultor del proyecto que tiene un año para empezar a trabajar en la península Villarino, de acuerdo a los términos del convenio aprobado recientemente. Gauss Sustentabilidad Urbana hizo el estudio de impacto ambiental bajo la responsabilidad del doctor en biología Raúl A. González para el proyecto presentado en 2019, pero no para el que finalmente se aprobó, aseguraron desde el bloque de concejales de la oposición.
 
Área natural (des)protegida
El Concejo Deliberante de San Antonio Oeste autorizó el emplazamiento de este taller en área natural protegida por ley, con un plan de manejo aprobado en 2013 que resguarda ese lugar. De acuerdo a la zonificación, las hectáreas cedidas en comodato están protegida por una ley en vigencia.
Diego Luzzatto es biólogo, investigador del Conicet, investiga las especies del Golfo de San Matías. Describió la única especie de hipocampo (caballito de mar) presente en el mar argentino, con un banco a pocos kilómetros de donde emergerá TANSA. La vida de los hipocampos, como la de dos especies de tortugas marinas en peligro de extinción, es un indicador de biodiversidad, como consta en el plan de manejo del área Bahía de San Antonio.


Especie de caballito de mar nativa del mar patagónico. Foto Diego Luzzatto.

Antes de la sesión en que se aprobó el convenio de comodato, Luzzatto emitió un informe a pedido del bloque de concejales del Frente de Todos, donde advirtió que “el proyecto que consta en el expediente 220/2020 se localiza dentro de una zona nominada como primitiva. Este tipo de zonificación implica una de las máximas categorizaciones de conservación en cuanto al uso de suelo y actividades que allí puedan desarrollarse. El convenio a celebrarse entre la empresa solicitante de este sitio de implantación y la Municipalidad de San Antonio Oeste en su cláusula séptima versa que la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable Provincial debe aprobar el proyecto por Resolución ambiental. Si bien dicha Secretaría se constituye como Autoridad de Aplicación de las citadas leyes y decretos, no tiene competencia en la modificación de la zonificación determinada por el Plan de Manejo ni en el cambio de las atribuciones de cada zona en particular, por tener éstas fuerza de ley vía decreto provincial”.
Ex director de Ambiente del municipio local, Luzzatto fue desplazado de su función poco antes de aprobarse este proyecto a fines del año pasado. Lo reemplazó Oscar Echeverría, ex funcionario provincial del área por años y partícipe del deterioro institucional en materia ambiental en Río Negro.
La Península Villarino, escenario de valor histórico y de alto valor paisajístico, alberga una jugada de negocios en la que la marea sube en contra de la preservación de los bienes de la naturaleza.

 Infografía de Javier Grosso, geógrafo investigador de la UNC.


Fuente: https://www.elcohetealaluna.com/negocio-con-marea-a-favor/ - Imagen de portada: El lugar de emplazamiento de TANSA en San Antonio Este. Foto Diego Luzzatto.

Entradas populares de este blog

5 razones para entender y respetar a las babosas

En Ausencia de una Cultura Profunda Andino-Patagónica: La Tragedia del Bosque Nativo

Cómo el Ser Humano destruye el Planeta