SALTA CRIMINALIZA LOS RECLAMOS  SOCIALES





SOBRE LA BASE DE UNA DENUNCIA FALSA, UN FISCAL DE LA PROVINCIA DE SALTA PRETENDE LLEVAR A JUICIO ORAL Y PÚBLICO A VECINOS DE CAFAYATE QUE RECLAMARON EL CUMPLIMIENTO DE LAS LEYES Y NORMATIVAS MUNICIPALES VIGENTES.



El 6 de Agosto de 2008 los vecinos de Cafayate fueron sorprendidos por la irrupción en el pueblo de cuatro camiones portando cargas de EXTRAORDINARIAS DIMENSIONES, pertenecientes a Minera Alumbrera, cuyo destino era la mina.

Los camiones, pertenecientes a la empresa Carmona, GUIADOS Y ESCOLTADOS POR GENDARMERÍA NACIONAL ENTRARON AL EJIDO URBANO MUNICIPAL SIN PEDIR PERMISO A LAS AUTORIDADES LOCALES Y EN ABSOLUTA CONTRAVENCIÓN CON LAS DISPOSICIONES REFERENTES AL TRANSPORTE DE CARGAS.

Así es que, ingresando por una calle no apta para transporte de cargas avanzan hasta el HOSPITAL NUESTRA SRA. DEL ROSARIO, rodeando el mismo. Allí quedan detenidos ya que en la siguiente cuadra había un vehículo estacionado y en reparación frente a un taller mecánico, por lo cual no podían seguir avanzando, ya que, debido al enorme tamaño de la carga, estos camiones no logran circular por calles normales donde se encuentren vehículos estacionados.

La reacción popular fue inmediata. La población está cansada de este tipo de camiones que pasan sin controles destruyendo viviendas, arboledas y calles. Se produjo una manifestación PACÍFICA y espontánea frente a LOS CAMIONES QUE SE ENCONTRABAN BLOQUEANDO TODA UNA CUADRA DEL PUEBLO A LA PAR DE LA GUARDIA DEL HOSPITAL.

Al día siguiente, y según consta en el informe realizado por la policía local, los camiones buscan otro itinerario “DEBIDO A LA INCOMODIDAD QUE PRESENTABA EL RECORRIDO DE CALLE RIOJA”. Finalmente los camiones retroceden optando por un camino rural, rodeando la ciudad. Culminando todo pacíficamente.

Sin embargo, luego de 9 meses del episodio, 11 vecinos de Cafayate son IMPUTADOS DEL DELITO DE ENTORPECIMIENTO DEL NORMAL FUNCIONAMIENTO DEL TRANSPORTE TERRESTRE y notificados del pedido de JUICIO ORAL Y PÚBLICO. Esto, en función de una denuncia que FALSAMENTE expone que a dichos camiones se les interrumpió el tránsito por esa calle durante 14 días, cuando el propio informe de la policía local contradice la denuncia.

Los imputados: algunos vecinos integran Autoconvocados del Valle Calchaquí- Cafayate, quienes desde hace casi dos años vienen denunciando públicamente las consecuencias de la minería metalífera a cielo abierto y la minería nuclear, y reclamando se respete el DERECHO A UN AMBIENTE SANO amparado en la Constitución Nacional; otros son vecinos del pueblo que se acercaron en ese momento ante la situación escandalosa de los camiones rumbo a Alumbrera estorbando el normal funcionamiento de la comunidad.

A la luz de los hechos,

pareciera que quien reclama el cumplimiento de la ley es tratado como criminal.

CAMIONES PROHIBIDOS EN CAFAYATE

La alteración y daños que este tipo de camiones produce en el pueblo es tan importante que, poco tiempo después del episodio, el Concejo Deliberante de Cafayate sancionó por unanimidad una ordenanza (Nº 13/08) prohibiendo el ingreso de los mismos al ejido urbano y prohibiendo el ingreso de sustancias peligrosas al municipio (con algunas excepciones), la cual fue rápidamente promulgada por el Ejecutivo Municipal.

Mientras los pobladores de Cafayate observan a diario que la ordenanza es permanentemente violada por camiones mineros que continúan pasando sin controles, se pretende llevar a juicio a algunos vecinos por reclamar el cumplimiento de la ley.

Entonces nos preguntamos:

la PROVINCIA de SALTA ¿GARANTIZA IMPUNIDAD A LAS EMPRESAS MINERAS?


------------------------------------------------------------------------------------------------------------

FAMATINA: Barrick demanda a los vecinos.

La canadiense Barrick Gold, pese a su anunciada intención de abandonar la zona del Famatina, presentó ante un fiscal una demanda contra los vecinos que cortan la ruta de acceso a la minera, y se niega a firmar el compromiso de retiro que le piden los asambleístas, que anuncian que tendrán que sacarlos por la fuerza. La Cordillera de los Andes sigue en peligro, con más de 60 trasnacionales de origen incierto operando a ambos lados de la frontera argentino-chilena, con un apoyo oficial que sigue la línea del menemismo: hipotecar el presente y anular el futuro.
El corte organizado por las asambleas ciudadanas de La Rioja continúa en Peñas Negras, a 1.800 metros de altura, impidiendo el acceso a las instalaciones que la minera Barrick Gold instaló a 4.200 metros de altura para explorar la zona y luego comenzar la explotación minera a cielo abierto (con cianuro y sustancias ácidas que contaminarían toda el agua de la provincia y la región, que proviene de los glaciares en las cumbres). Se trata de un triunfo de los vecinos, pero que sigue en un terreno incierto pensando hacia delante, ya que la situación no termina de definirse, y a eso juega la empresa.
“El corte se está haciendo muy duro sobre todo de noche, tenemos 5 o 6 grados bajo cero” cuenta a lavaca la profesora Carina Díaz Moreno, una de las asambleístas de Famatina, al hablar de la resistencia vecinal que permitió detener la exploración, y que la legislatura provincial firmase en marzo una ley prohibiendo la minería a cielo abierto.
Barrick anunció el abandono del Proyecto Famatina tras el corte efectuado por los vecinos. Comenzó un ligero desmantelamiento de las instalaciones, manteniendo solamente dos serenos allí. “Desde hace dos sábados ya no permitimos que haya recambio de esos guardias. Bajaron los dos que estaban y ya no subió nadie más. El campamento de Barrick está vacío” explica Carina.
El regreso de la resistencia pacífica
Barrick Gold, desde su sede en San Juan (donde lleva adelante el proyecto Veladero y el binacional Pascua Lama, que pone en riesgo los glaciares de la zona, con estentóreo apoyo oficial) ratificó una vez más al juez Alfredo Ramos que abandonaría la zona. Sin embargo esta semana pidió el desalojo del camino. Los asambleístas no piensan retirarse ya que no confían en la sinceridad de la empresa. “Nosotros vamos a impedir el paso. Nos tiraremos en el camino y vamos a resistir pacíficamente. Si el juez ordena sacarnos, van a tener que hacerlo por la fuerza”. Resistencia a lo Gandhi, versión siglo XXI. La paradoja es que los vecinos están defendiendo un derecho tantas veces olvidado: a la vida. Habrá que ver qué es lo que el juez decide hacer ante una empresa denunciada en diversos países por contaminación, sin contar el cúmulo de sospechas internacionales sobre sus aparentes propietarios, tildados de actividades relacionadas con el narcotráfico y el tráfico de armas (ver notas aparte).
“A nosotros no nos queda otra que seguir esta lucha. Lo que está en juego es la vida de toda una región, que a estas empresas no les importa nada, porque una vez que extraen los minerales se los llevan y dejan aquí la miseria”. Famatina y Chilecito ya hicieron la experiencia hace exactamente cien años, cuando la minería inglesa se instaló en el complejo La Mexicana para hacer la vieja minería de socavón. lavaca pudo comprobar en la zona cómo aún hoy aquellos yacimientos abandonados (y “nada contaminantes” en comparación con la explotación a cielo abierto) siguen drenando ácidos.
El corte se lleva a cabo en un pequeño refugio que hizo construir la intendencia de Famatina. La zona es de una belleza áspera y mágica. El frío obligó a poner una salamandra en el refugio, donde un puñado de vecinos pasa cada noche para garantizar la vida. “La nuestra y la de las próximas generaciones” dicen en la asamblea, una organización autoconvocada, horizontal y democrática, que está torciendo la historia de una provincia que gestó al menemismo (que instauró las leyes de saqueo ambiental).
La sospecha de los vecinos es que Barrick está dando apenas un paso al costado, amagando irse, pero esperando en realidad un triunfo de los candidatos kirchneristas en las elecciones provinciales, Ricardo Quintela y Fernando Rejal. El gobierno nacional no pudo evitar la caída de su favorito, el ex menemista y luego kirchnerista Ángel Maza (quien había sido secretario de Minería en tiempos de Menem, formalizando las leyes de saque minero). Maza, Quintela, Rejal, forman parte del mismo clan oficialista y empresario que, de triunfar, podría derogar la ley de prohibición de la minería a cielo abierto. A esto apuesta Barrick Gold, y es el tipo de negocio que explica la actual opinión de la sociedad sobre la llamada “clase política”.
Los Andes explotados
En esta página puede leerse Las minas de la polémica, donde se detallan 17 de los proyectos mineros que están envenenando regiones completas del país (sólo Bajo la Alumbrera, de Catamarca, contamina tres provincias), y amenazando con un tipo de explotación que el propio Estado argentino tiene prohibido realizar (traducción: la explotación es aceptada, pero sólo si queda en manos privadas). Estas empresas además no pagan impuestos, y al revés: en las boletas de luz que pagan los usuarios, se agrega un costo que sirve para financiar tendidos eléctricos que abastecen los enormes insumos de energía que utilizan las mineras.
En la revista Mu número 2, donde se detalla la historia y el presente de Bajo la Alumbrera, se entrevistó también al especialista Javier Rodríguez Pardo, quien relata que a Barrick Gold, en San Juan, se le han cedido derechos de explotación por cien años. Por otra parte, todas y cada una de las leyes menemistas siguen vigentes, y calcula que hay unas 60 trasnacionales mineras trabajando bajo diversas denominaciones en todo el país.
 

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques