Solastalgia: Lo que sigue es el resultado obvio pero sobreseído del basureo planetario.







Que hace el clima con nuestras cabezas?
Por Sanjay Khanna.


Existe un aún pequeño- pero creciente- conjunto de evidencias que sugieren que la forma de pensar y sentir de la gente se encuentra influenciado fuertemente por la transformación de ecosistemas relacionado con el cambio climático y el desplazamiento industrial del hombre sobre la tierra. Estos estresores poderosos están ocurriendo con cada vez mayor frecuencia alrededor del mundo.

Un caso al canto: cuando investigadores del Centre for Rural and Remote Mental Health de la Universidad de Newcastle de Australia entrevistaron a comunidades afectadas por la sequía en Nueva Gales del Sur en el 2005, las respuestas sugirieron que alguno de los sujetos podrían estar padeciendo un estado psicológico recientemente descripto llamado solastalgia

La solastalgia describe una palpable sensación de dislocación y pérdida que perciben las personas cuando sienten cambios dañinos en su ambiente local.Es un neologismo creado por Glenn Albrecht, un filósofo ambiental en el 2003 en la Escuela de Ciencias Vitales y Ambientales de la Universidad de Newcastle.
El trabajo de Albrecht entre las comunidades que padecieron la minería de carbón a cielo abierto en la Upper Hunter Region de Nueva Gales del Sur, lo convenció que la lengua inglesa requería un término nuevo que relacionase la experiencia de pérdida de ecosistema con la salud mental.
"La sensación era de que la violación del paisaje (por la minería de superficie) parecía haber alterado la ecología social de la región al punto de afectar la salud psíquica o mental de muchas persona que vivían en la zona de impacto"

Albrecht expresa que podrían existir una gran variedad de cambios en la salud del ecosistema- desde sutiles cambios en el paisaje relacionados con el calentamiento global a desiertos desolados creados por la minería de superficie extensa- que menoscaben la salud mental.

En Australia del Este, donde el efecto de una sequía de seis años ha sido devastadora, las entrevistas con los granjeros proveyeron argumentos que avalaron el concepto de solastalgia.
En una de estas entrevistas, una granjera crudamente describió la pérdida de su oasis: "Nuestros jardines han tenido que morir" dijo " Porque nuestro tajamar esta seco...así que es deprimente para una mujer porque un jardín es un oasis aquí, con toda esta tierra...
Uds. saben, volver a casa y tener un césped verde...
Se fue todo...Así que tenés polvo en tu patio trasero"

Si bien la sequía persistente y la minería a cielo abierto pueden ser casos extremos, si se toma en cuenta la degradación ambiental de los últimos 100 años, nuestros estilos de vida contemporáneos (construidos sobre una base de escasez de recursos), se ha pasado por alto en que medida se encuentran relacionados la salud mental y el medioambiente.
Esto podría sugerir que el persistente enfoque mediático sobre los aspectos económicos y el cambio climático no toma en cuenta adecuadamente el reto de mitigar el impacto psicológico del calentamiento global.

¿Como nos podremos sentir cuando el calor no afloje y el ambiente cambie irrevocablemente?
¿Como se verá afectada nuestra salud mental?

En un artículo reciente de la revista "Wired" sobre Albrecht y el concepto de solastalgia: "Luto Global: Como la próxima víctima del cambio climático será nuestra mente" el autor Clive Thompson sensiblemente caracterizó como "luto global" el impacto potencial sobrecogedor de la transformación ambiental causado por el cambio climático.
Thomson resumió el punto de vista de Albrecht de que aspecto tendría la solastalgia si es que se convirtiese en una epidemia de inestabilidad psíquica y emocional ligado causalmente a los cambios climáticos y ecosistémicos.
Albrecht también enfatiza que los sentimientos de melancolía y añoranza han sido descriptos en pueblos aborígenes de America y Australia que fueron obligados a migrar de sus tierras por los gobiernos de Canadá y Australia en los siglos 19 y 20

Sanjay Khanna: UD habla de enfermedades psicoterápicas y somatoterraticas. ¿Que son?.
Glenn Albrecht: La enfermedad psicotterratica involucra la psiquis o mente y terra o tierra. Así una enfermedad psicoterrática sería una enfermedad mental vinculado con la tierra, donde tanto la nostalgia como la solastalgia son ejemplos de personas enfermados mentalmente por haber cortado los vínculos con su hogar o territorio. La enfermedad somatoterratica por el otro lado se relaciona con el daño acaecido al cuerpo humano, su fisiología o genética como resultante de la salud ambiental por, por ejemplo las poluciones tóxicas en cualquier pedazo de tierra.
SK: UD refiere en su Blog que existen antecedentes a solastalgia
GA: Sí, David Rapport, anteriormente profesor en la Universidad de Guelph, Ontario, Canadá, es pionero en el estudio de la salud de ecosistemas naturales y su relación con humanos. En los 70 describió el "sistema de distress del ecosistema" (NT: el "Stress" es el conjunto de reacciones que desarrolla un sistema para superar una adversidad).
El "distress" es cuando estas reacciones producen enfermedad), que es lo que ocurre cuando un ecosistema no puede reestablecer su equilibrio luego de una agresión externa. (NT. falta de resiliencia).
Una vez que logré apreciar completamente este concepto, comencé a pensar que debería existir un equivalente humano al sindrome de distress ambiental, es decir, un ambiente domestico tan profundamente alterado que afecte el balance de bienestar, o la salud mental de las personas dentro de su ecología social.
La entrevistas a personas afectadas que hice junto con Nick Higginbotham y Linda Connor en zonas minadas en superficie del alto valle Hunter mostraron que su sentido de pertenencia estaba siendo violada y esto les significaba una profunda perturbación.
Su ambiente doméstico se estaba desolando, y nos pareció que el eslabón vital entre la salud de ecosistema y la salud humana se estaba partiendo.
SK: ¿Puede contarnos un poco mas sobre los orígenes de solastalgia?
GA: Las raíces latinas de solastalgia combinan tres ideas: El solaz que nuestro ambiente provee, la desolación causado por la degradación de ese ambiente y el dolor o distress resultante de la ruptura.
La palabra solastalgia trae al idioma inglés algo muy necesitado que une un estado mental a un estado del ambiente biofísico. La necesidad de un concepto nuevo de cara a lo que está ocurriendo bajo el cambio climático ha recibido de otras culturas palabras que tienen afinidad con solastalgia. Los Inuit por ejemplo, tienen una palabra nueva, "uggianaqtuq", que relaciona el cambio climático y tiene connotaciones con el clima que antes era un amigo confiable y regular y que ahora se portaba en forma extraña o impredecible. La palabra portuguesa "saudade" que describe el sentimiento que uno tiene por la persona amada que está ausente o ha desaparecido. La semejanza es que bajo la presión de cambio climático su clima y ecosistema preferido bien puede parecerse a un amante desaparecido o traicionante.
SK: ¿Como podría sus investigaciones impactar sobre la psiquiatría y el diagnóstico de enfermedades psicoterráticas como la solastalgia?
GA: Junto a otros cinco investigadores, nuestro equipo de cuatro escribimos un sumario de nuestras investigaciones sobre los impactos en la salud mental de la minería y sequía para psicólogos y psiquiatras. El trabajo, Solastalgia: the distress caused by climate change fue publicado en "Australasian Psychiatry" una publicación del Royal Australian and New Zealand College of Psychiatrists, en noviembre 2007. Nuestro equipo ha asumido que las personas muy afectadas por solastalgia podrían beneficiarse por un juego de herramientas diagnósticas de modo que la enfermedad pueda ser clasificada como una patología que requiere diagnóstico y tratamiento profesional.
No sentimos felices que otras personas hayan asumido el reto y existen otros psiquiatras académicos que están interesados en profundizar el tema. No obstante, dado que los aspectos claves de la solastalgia son existenciales, pueda ser que las tradiciones de la filosofía ambiental y la psiquiatría médica tengan dificultades en juntarse armoniosamente.
La melancolía de la solastalgia no es igual que la depresión clínica, pero bien puede ser un precursor de la de una alteración psíquica seria.
Dicho esto, vale la pena recordar que hasta los mediados del siglo veinte, la profesión médica consideraba a la nostalgia como una enfermedad psico fisiológica diagnosticable en el cual por ejemplo, los soldados combatientes en tierras extrañas añoraban tanto que la melancolía podía matarlos. Hoy, los psiquiatras verían las consecuencias de una rápida y no deseada partida del hogar como un Desorden de Stress Post Traumático (DSPT), un efecto de un estresor agudo como la guerra o el huracán Katrina. Por otro lado la solastalgia es mas comúnmente el resultado del stress ambiental crónico. Es la experiencia vivida de la pérdida gradual del solaz alguna vez provisto por un ambiente hogareño estable. Es por lo tanto, apropiado diagnosticar a la solastalgia ante el hecho de fuerza insidiosas y lentas tales como un cambio climático o la minería a cielo abierto.
SK:¿ Podría UD contarnos un poco sobre el equipo transdisciplinario del cual participa?
GA: Nick Higginbotham, un colega psicólogo social especializado en epidemiología y temas de salud se encuentra trabajando para reunir datos para nuestra investigación. Ha desarrollado una muy esperada Escala de Distress Ambiental. (EDA) que extrae los componentes ambientales específicos de todas las otras cosas que forman parte de una vida humana. Estaremos usando en esta escala la beca de AUS$ nuevos 430.000 que el equipo recibió del Consejo Australiano de Investigación para extender nuestro trabajo anterior respecto a "La experiencia vivida (etnografía) del cambio climático" en la población de Hunter Valley. Linda Connor, etnógrafa y antropóloga social y médica se encarga de la experiencia etnográfica y cultural de todo esto. Así que colectivamente tenemos interpretaciones empíricas (Higginbotham), culturales, (Connor) y filosóficas (yo) de la salud y cambio climático. Finalmente Sonia Freeman, nuestra asistente en investigación ha sido co autora de varios trabajos.
SK: ¿Que implicancias podrían tener las recientes disculpas ofrecidas por el nuevo Primer Ministro Kevin Rudd a las "generaciones robadas" de aborígenes australianos, buscando el perdón por haber retirado mediante medida gubernamental a los niños indígenas de sus tierras natales (su patria) desde 1909 hasta 1969?.
Han habido profundos impactos en la salud física y mental por este proceso y muchos de las remanentes generaciones robadas, actualmente ancianas, pero con una expectativa de vida 17 años menor que los australianos no aborígenes. Aquellos que aún viven hoy en día pueden estar experimentando una nostalgia genuina de un pasado sustentable y solastalgia dentro de ambientes domésticos patológicos y depresivos.
SK: ¿ Ve UD alguna relación entre la conquista de pueblos indígenas de las Américas y Australasia, el estado de deterioro del medioambiente y la sensaciones de pérdida que estamos viendo actualmente?. De ser así ¿Cual es la relación desde su perspectiva e investigación?
GA: La respuesta es , sí. Existe una relación entre las dos culturas coloniales: ambos continentes fueron colonizados fundamentalmente por la desposesión de sociedades anteriormente indígenas y sustentables. Las culturas indígenas de América y Australasia mostraron una apreciación profunda entre la salud humana y medioambiental, algo que la cultura global se encuentra tratando de redescubrir bajo la etiqueta de sustentabilidad. Las cultura aborígenes remanentes aun están siendo desplazadas por el modelo dominante de crecimiento económico y progreso. Aún hoy, sus problemas de salud crónicos mas probablemente se encuentren relacionados con temas sociales y políticos relacionados a la desposesión. He tenido experiencias de primera mano reciente de las vidas de gente que vive en forma Demi-tradicional en Australia del norte como para poder apreciar la importancia de las relaciones entre la salud humana y la salud ecosistémica. En Arnhem Land, los aborígenes que viven en los llamados puestos periféricos han logrado mantener vínculos mucho mas firmes y saludables con su tierra tradicional. Su estado de salud mental y físico por lo tanto se ha mantenido mucho mejor que aquellos que separados forzosamente de su tierra ahora viven en ambientes hacinados y disfuncionales
SK: Algunos de los síntomas de solastalgia que UD describe son similares a la perdida de identidad cultural, incluidos la pérdida de idioma y memoria ancestral. La pérdida de lugar parece ser una extensión de esta nueva experiencia global de identidades culturales y amarres de base terrestre debilitados.
GA: He escrito en una publicación científica sobre este tema, expresando la idea de tener un andamiaje de base- tierra ético que podría contribuir al engrandecimiento del potencial creativo de la complejidad y diversidad cultural humana, sin destrozar la complejidad y diversidad de los sistemas naturales en el intento. Nuestra historia muestra que existen pueblos y culturas que tienen la tendencia de crear formas de pensamiento patológico, pero si hemos de promover una ética Pro-vida en el siglo 21estamos necesitados de una reforma y cambio.
SK: En este contexto de aceleración de cambio climático.¿Qué le diría a los jóvenes acerca de planeta que están heredando? ¿Que significa la sustentabilidad en el contexto del paso acelerado de cambio ambiental y económico que se está viviendo?
GA: Esta sí que es una difícil porque los niños de hoy en día encaran el doble golpe de las fuerzas globales de desarrollo y aquellos de caos climático. Le he sugerido a mis propios adolescentes que lo que esta ocurriendo es práctica y éticamente inaceptable y que deben estar en un estado de revuelta avanzada contra el asunto. Desde mi perspectiva, sostener y mantener el estado de cosas no es ya mas una respuesta razonable a los cuadros grandes que se nos presentan. En cada punto debemos cuestionar y refutar este tipo de pensamiento en una sociedad que claramente se encuentra en un camino no- sustentable.
Lamentablemente lo que le toca a la juventud actual es deshacer mucho de lo que se ha hecho en el nombre del progreso en los últimos 200 años.
No obstante, esto no significa un retorno al pasado: Como dijo Herman Daly (el economista ecológico) alguna vez, podemos tener desarrollo económico sin crecimiento
En un plano personal, soy un profesor optimista enérgico y creo que debemos tener valores mas orientados a la vida. No estoy dispuesto a abandonar la persecución de un cambio hacia la sustentabilidad, aun frente a lo que parecen ser fuerzas negativas sobrecogedoras.
La beca por cuatro años otorgada recientemente a nuestro equipo nos permitirá estudiar la experiencia vivida de cambio climático en un nivel regional. Estamos felices de poder contribuir datos acerca de como el cambio climático está corriendo las actitudes valores y cultura
Los próximos 4 años son críticos. Como miembro de un equipo de investigación, creo que estaremos justo en la delantera de la ola del cambio, y nos encontramos muy cometidos a sustentar la red de relaciones sociales y ecológicas que promocionan la salud humana. Existe esperanza de reconocer y derrotar la solastalgia creando formas de reconectarnos con nuestro ambiente local y sus comunidades.

Traducido por Miguel Webb. Comodoro Rivadavia.

Sanjay Khanna is a writer and foresight researcher based in Vancouver, Canada. He can be reached at sk AT khannaresearch DOT com. His blog is at www.realisticsanctuary.com . More articles are available at www.huffingtonpost.com/sanjay-khanna . 









Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques